Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Alexander Tsiaras: de la concepción al nacimiento… todo para ver – Charla INK Conference

Alexander Tsiaras: de la concepción al nacimiento… todo para ver – Charla INK Conference

Charla «Alexander Tsiaras: de la concepción al nacimiento… todo para ver» de INK Conference en español.

El creador de imágenes Alexander Tsiaras comparte una visualización médica de gran alcance, demostrando el desarrollo humano desde la concepción hasta el nacimiento y más allá (hay algunas imágenes explícitas).

  • Autor/a de la charla: Alexander Tsiaras
  • Fecha de grabación: 2010-12-02
  • Fecha de publicación: 2011-11-14
  • Duración de «Alexander Tsiaras: de la concepción al nacimiento… todo para ver»: 577 segundos

 

Traducción de «Alexander Tsiaras: de la concepción al nacimiento… todo para ver» en español.

Me ofrecieron una posición como profesor asociado de medicina y jefe de visualización científica en la Universidad de Yale, en la facultad de medicina.

Y mi trabajo era muchos de los algoritmos y del código de cirugía virtual de la NASA para los astronautas que van al espacio profundo, de modo de mantenerlos en las cápsulas robóticas.

Una de las cosas fascinantes en lo que estábamos trabajando era ver, mediante nuevas tecnologías de exploración, cosas nunca antes vistas.

Digo, no sólo en la cura de enfermedades, sino en esas cosas para ver en el cuerpo que nos maravillan.

Recuerdo una de las primeras veces que mirábamos el colágeno.

Todo el cuerpo, todas sus partes…

el pelo, la piel, los huesos, las uñas…

todo hecho de colágeno.

Es como una estructura de cuerdas que rota y gira así.

El único en el que el colágeno cambia su estructura es en la córnea del ojo.

En el ojo, adopta una forma de grilla por eso, se hace transparente, en vez de opaco.

Es una estructura tan organizada que era difícil no atribuirla a la divinidad.

Porque seguimos viendo esto una y otra vez en distintas partes del cuerpo.

Una de las oportunidades que tuve…

fue una persona que trabajaba en el Instituto Nacional de Salud con una máquina realmente interesante, una micro-resonancia magnética.

Queríamos explorar un nuevo proyecto sobre el desarrollo del feto, de la concepción al nacimiento usando estas nuevas tecnologías.

Entonces escribí los algoritmos en código, y Paul Lauterbur construyó el hardware; él ganó el Nobel por inventar la resonancia magnética.

Yo conseguí los datos.

Les mostraré el video promocional: «De la concepción al nacimiento».

(Música) Texto del video: «De la concepción al nacimiento».

Ovocito.

Esperma.

El óvulo inseminado.

24 horas: la primera división del bebé El óvulo fertilizado se divide pocas horas después de la fusión…

y sigue dividiéndose cada 12 a 15 horas.

El embrión.

El saco vitelino todavía alimenta al bebé.

25 días: desarrollo de la cavidad del corazón.

32 días: desarrollo de los brazos y las manos.

36 días: aparecen las primeras vertebras.

Este es el período del desarrollo más rápido del feto.

Si el feto continuara creciendo a esta velocidad los nueve meses, pesaría 1.500 kilos al nacer.

45 días: el corazón del embrión late dos veces más rápido que el de la madre.

51 días.

52 días: desarrollo de la retina, la nariz y los dedos.

El movimiento continuo del feto en el útero es necesario para los músculos y el esqueleto.

12 semanas: genitales no definidos; niña o niño, no se sabe aún.

8 meses.

El parto: la etapa de la expulsión.

El momento de nacer.

(Aplausos) Alexander Tsiaras: Gracias.

Pero como ven, cuando empezamos a trabajar estos datos, es bastante espectacular.

A medida que exploramos cada vez más en este proyecto, vemos estas dos células simples una maquinaria increíble que produce la magia que somos.

Conforme trabajamos en estos datos, mirando los rincones del cuerpo, estos pedacitos de tejido, trofoblastos que salen de un blastocito, de repente todos se hacen camino en el útero diciendo: «vine para quedarme».

Conversan y se comunican los estrógenos, las progesteronas; dicen: «vine para quedarme, plántame».

y forman este feto trilineal increíble que en 44 días podremos reconocer y en nueve semanas es un pequeño ser humano.

La maravilla de esta información: ¿Cómo funciona este mecanismo biológico dentro de nuestro cuerpo para ver realmente esta información? Voy a mostrarles algo bastante único.

Este es un corazón humano de 25 [semanas].

Hay dos elementos.

Y como un origami magnífico, las células se desarrollan a un ritmo de un millón de células por segundo en 4 semanas como si se plegasen sobre sí mismas.

En cinco semanas, empezaremos a ver el atrio temprano y los primeros ventrículos.

Seis semanas, estos dobleces ahora están comenzando la papila en el interior del corazón que puede tirar hacia abajo cada uno de esas válvulas del corazón hasta que logra un corazón formado y luego sigue el desarrollo de todo el cuerpo.

La magia de los mecanismos dentro de cada estructura genética que dice exactamente dónde debe ir esa célula nerviosa, la complejidad de estos modelos matemáticos que determinan cómo debe hacerse va más allá de la comprensión humana.

Si bien soy matemático, observo maravillado cómo estas instrucciones no se equivocan al construir lo que somos.

Es un misterio, es magia, es la divinidad.

Empecemos a ver la vida del adulto.

Miren este mechón de tubos capilares.

Es una subestructura minúscula, microscópica.

Pero a los nueve meses, cuando nos dan a luz, tenemos casi 96.000 km de vasos en el cuerpo.

Pero sólo se ve un kilómetro; por 95.999 km ingresan los nutrientes y se elimina la basura.

La complejidad de esta construcción dentro de un solo sistema va, otra vez, más allá de nuestra comprensión o de la matemática actual.

Esta serie de instrucciones del cerebro a las otras partes del cuerpo…

miren la complejidad de los pliegues.

¿De dónde viene esta inteligencia de saber que un doblez puede llevar más información? Miren el desarrollo del cerebro de un bebé…

esta es una de las cosas que estamos haciendo ahora.

Estamos lanzando dos nuevos estudios de cerebros de bebés al nacer cada seis meses hasta que cumplen seis años -vamos a estudiar unos 250 niños- Estudiaremos los pliegues de los giros y los surcos del cerebro para ver cómo este desarrollo magnífico se transforma en memoria y en la maravilla que somos.

Y no sólo nuestra existencia, sino cómo hace el cuerpo de la mujer para tener la estructura genética que no sólo construya la propia, sino que además le permita volverse un sistema inmunológico y cardiovascular viviente, en esencia un sistema móvil, capaz de nutrir y albergar al bebé de un modo maravilloso que va más allá, otra vez, de nuestra comprensión…

la magia de la existencia que nos constituye.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/alexander_tsiaras_conception_to_birth_visualized/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *