Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Arthur Ganson hace escultura en movimiento – Charla TED2002

Arthur Ganson hace escultura en movimiento – Charla TED2002

Charla «Arthur Ganson hace escultura en movimiento» de TED2002 en español.

El escultor e ingeniero Arthur Ganson habla sobre su trabajo — arte kinético que explora profundas ideas filosóficas y que son ingeniosamente divertidas.

  • Autor/a de la charla: Arthur Ganson
  • Fecha de grabación: 2004-03-03
  • Fecha de publicación: 2008-05-27
  • Duración de «Arthur Ganson hace escultura en movimiento»: 944 segundos

 

Traducción de «Arthur Ganson hace escultura en movimiento» en español.

Unas palabras sobre cómo comencé y tiene mucho que ver con la felicidad, de hecho.

Cuando pequeño era un niño extremadamente introvertido me encerraba en mí mismo.

Como una manera para sobrevivir me metía en mi propio espacio personal y construía cosas.

Hacía cosas para las personas como una forma de dar…

de mostrarles mi amor.

Me iba a estos lugares privados y ponía mís ideas y mis pasiones en los objetos aprendiendo cómo hablar con mis manos.

Toda la actividad de trabajar con mis manos y de crear objetos está muy conectada no sólo con el reino de las ideas sino mucho también con el reino de los sentimientos.

Las ideas son muy diversas.

Voy a mostrarles diferentes clases de piezas donde no hay una conexión real entre una y otra excepto que ellas salen de mi cerebro y todas son diferentes clases de pensamientos detonados al mirar la vida, ver la naturaleza y observar los objetos manteniendo pensamientos juguetones y aleatorios sobre las cosas.

Cuando era un niño comencé a explorar el movimiento.

Me enamoré de cómo las cosas se mueven y comencé a explorar el movimiento haciendo folioscopios.

Este es uno que hice probablemente cuando estaba en séptimo grado.

Recuerdo que mientras lo dibujaba pensaba en esa pequeña roca ahí y la trayectoria de los vehículos al volar por los aires y cómo los personajes…


(Risas)
saldrían disparados fuera del automóvil por lo que pensaba acerca de la trayectoria de los vehículos.

Y claro, cuando eres un niño siempre hay destrucción.

Así que tiene que terminar así…


(Risas)
con violencia gratuita.


(Risas)
Así fue como empecé a explorar la forma en que las cosas se mueven y a expresarla.

Ahora, cuando fui al colegio me encontré haciendo máquinas algo complicadas y frágiles.

Esto realmente sucedió al tener muchos intereses de distinta índole.

Cuando estaba en preparatoria amaba programar computadoras pues me gustaba el flujo lógico de eventos.

Estaba también muy interesado en quizás estudiar cirugía y en convertirme en cirujano porque significaba trabajar con mis manos de manera muy enfocada e intensa.

Así comencé a tomar cursos de arte y encontré la manera de hacer escultura lo cual conjuntó mi amor por muy preciso con mis manos con el diseño de diferentes flujos lógicos de energía a través de un sistema.

Y también a trabajar con alambre.

Todo lo que hice era tanto una decisión visual como de ingeniería mecánica al mismo tiempo.

Así que pude practicar con todo eso.

Esta máquina es mi aproximación más cercana a la pintura.

Está repleta de muchos puntos pequeños triviales como este pequeño pie que sólo se arrastra en círculos y realmente no significa nada.

Está ahí por la alegría de su propia trivialidad.

La conexión que tengo con la ingeniería es la misma que la de cualquier ingeniero que ama resolver problemas.

Me encanta desentramar las cosas pero el resultado final de lo que hago es totalmente ambiguo.


(Risas)
Eso es muy ambiguo.


(Risas)
La siguiente pieza que aparecerá enseguida es un ejemplo de una máquina bastante compleja.

Yo me asigné el problema.

Dado que me gusta resolverlos me di a la tarea de girar una manivela en una dirección y resolver todos los problemas mecánicos para hacer que este hombrecito caminara de ida y vuelta.

Cuando comencé no tenía un plan completo para la máquina pero sí tenía un sentido del gesto y una sensación de la forma y de cómo ocuparía el espacio.

Y entonces fue asunto de empezar desde un punto e ir construyendo hasta aquel punto final.

Ese pequeño engrane ahí cambia la dirección de atrás a adelante.

Ese es un pequeño objeto que encontré.

Muchas de las piezas que he hecho involucran objetos que he encontrado.

Y es como hacer siempre juegos de palabras visualmente.

Cuando miro objetos los imagino en movimiento e imagino lo que puede decirse con ellos.

La siguiente es una máquina con un hueso de la suerte que surgió después de estar jugando con ese hueso tras la cena.

Ya saben, dicen que nunca juguemos con la comida pero yo siempre juego con las cosas.

Así que tenía este hueso y pensé: es como un vaquero que ha estado montado en su caballo mucho tiempo.


(Risas)
Y comencé a hacerlo caminar por la mesa y pensé: «Oh, puedo hacer una pequeña máquína que haga eso».

E hice este dispositivo, los conecté y el hueso camina y porque el hueso de la suerte es un hueso, es animal es un punto en el que pienso que podemos entrar.

Esa es toda la pieza.


(Risas)
Eso es así de alto.


(Aplausos)
Este trabajo es muy parecido a las marionetas donde el objeto encontrado es en esencia la marioneta y yo soy el titiritero; primero porque juego con un objeto, pero después construyo la máquina que me sustituye y es capaz de lograr la acción que yo quiero.

La siguiente pieza que mostraré es una idea mucho más conceptual, es una pieza llamada «La silla amarilla de Cory».

Tenía esta imagen en mente cuando vi la pequeña silla de mi hijo y la vi explotar hacia arriba y afuera.

Y…

la forma en que vi esto primero en mi mente, fue que las piezas explotarían hacia arriba y afuera a velocidad infinita y las piezas se alejarían bastante y después comenzarían a jaladas de regreso con una sensación gravitacional al punto en el que se aproximarían a velocidad infinita volviendo al centro.

Y coincidirían por sólo un instante para que se pudiese percibir que ahí había una silla.

Para mí es como una sensación acerca de lo efímero del momento presente y quería expresar eso.

La máquina es en este caso una aproximación real de ello porque obviamente no se puede mover la materia física inifinitamente a velocidad infinita y detenerla instantáneamente.

Todo esto mide como 1.2 metros de ancho y la silla en sí misma sólo mide unos cuantos centímetros.


(Aplausos)
Esto es una especie de cosa conceptual chistosa y ayer hablábamos del reloj de 10 mil años de Danny Hillis Así que tenemos un motor a la izquierda y se pasa por un tren de engranes.

Hay 12 pares de reducciones de 50 a 1 lo que significa que la velocidad de ese engrane al final es tan lenta que tomaría dos billones de años girar una sola vez.

Así que lo hice en concreto porque realmente no importa.


(Risas)
Porque podría funcionar todo el tiempo.


(Risas)
En otra línea de pensamiento siempre me imagino a mí mismo en situaciones diferentes.

Me imagino a mí mismo como una máquina.

¿Qué es lo que encantaría?

Me encantaría bañado en aceite.


(Risas)
Esta máquina no hace nada sino bañarse a sí misma en aceite.


(Risas)

(Aplausos)
Y realmente se trataba de…

para mí realmente era sólo lo seductor del aceite.


(Risas)
Y después recibí la llamada de un amiga que quería hacer una muestra de arte erótico y yo no tenía ninguna pieza.

Cuando ella me sugirió presentarme al evento imaginé esta pieza; está casi relacionada pero pueden ver que es abiertamente erótica y a esta la llamo «Máquina con grasa».

Contínuamente está eyaculando y su…


(Risas)
esta es una máquina feliz, déjenme decirles.


(Risas)
Es definitivamente feliz.

Desde un punto de vista de la ingeniería esta es sólo una unión de cuatro barras.

Y de nuevo este es un objeto encontrado, un abanico que encontré y pensé en cómo sería el gesto de abrir el abanico y de cómo simplemente podría puntualizar algo.

En un caso como este trato de hacer algo que es pero también que no sea sugestivo de una especie particular de animal o planta.

Para mí el proceso es muy importante porque estoy inventando máquinas, pero también estoy inventando herramientas para hacer máquinas y todo esto está de alguna manera involucrado desde el principio.

Esta es una para doblar alambre.

Tras muchos años de doblar engranes con un par de pinzas hice esa y después esta otra herramienta para centrar los engranes rápidamente desarrollando mi propio pequeño mundo de tecnología.

Mi vida cambió completamente cuando encontré un soldador.


(Risas)
Y fue esta herramienta.

Cambió completamente lo que podía hacer.

Aquí voy a intentar hacer un trabajo muy pobre soldando plata.

Soldar plata así no es la manera como la enseñan en la escuela, yo sólo pongo un pedazo.

Los verdaderos joyeros usan poca soldadura y este es un engrane final.

Cuando me mudé a Boston me uní a un grupo llamado la Sociedad Mundial de Escultura de Carreras.


(Risas)
Y la idea, la premisa de lo que queríamos era mostrar piezas de escultura en las calles sin ninguna discusión subjetiva sobre cuál era la mejor.

Cualquiera que llegara primero a la línea de meta sería la ganadora.


(Risas)
Hice esto…

mi primera escultura de carreras y pensé: «Oh, voy a hacerle una carretilla y voy a hacer que…

voy a hacer que mi mano escriba «más rápido» así que conforme corra por la calle, la carretilla me hablará y me dirá, «¡Más rápido, más rápido!».

Y eso es lo que hace.


(Risas)
Pero al final lo que decidí era que cada vez que terminara de escribir eso me detendría a darle una tarjeta a una persona a la orilla del camino; así que nunca iba a ganar la carrera porque me detenía frecuentemente, pero me divertí mucho.


(Aplausos)
Ahora sólo me quedan dos y medio minutos…voy a jugar con esto.

Esta es una pieza que para mí de varias maneras es la pieza más completa.

Porque cuando era niño también tocaba mucho la guitarra.

Y cuando me llegó esta idea imaginaba qué podría hacer…

tener toda una tarde de teatro con puras máquinas donde yo podría…

podría tener una audiencia la cortina se abriría y máquinas en el escenario saldrían a entretenernos.

Así que imaginé una simple danza gesticular que sería realizada entre una máquina y una simple silla…

Cuando estoy haciendo estas piezas trato de encontrar un punto donde digo algo muy claramente y que es muy simple pero también al mismo tiempo que es muy ambiguo.

Y creo que hay un punto entre la simplicidad y la ambigüedad que permite al observador quizás tomar algo de ello.

Y eso me conduce a la idea de que todas estas piezas comienzan en mi propia mente, en mi corazón y hago lo mejor posible por encontrar cómo expresarlas con materiales y siempre se sienten muy burdas.

Siempre es una batalla pero de alguna forma logro obtener una idea y meterla en un objeto y entonces está ahí.

Bien.

No significa nada en absoluto, el objeto en sí no significa nada.

Una vez que es percibido y alguien lo lleva a su propia mente entonces ahí hay un ciclo que se ha completado.

Y para mí eso es lo más importante porque desde que era niño he querido comunicar mi pasión y mi amor y eso significa completar el ciclo que comienza dentro de mí al exterior hacia lo físico, a la persona percibiéndolo.

Así que sólo dejaré que esta silla baje.


(Aplausos)
Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/arthur_ganson_moving_sculpture/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *