Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » George Dyson nos habla sobre el Proyecto Orion – Charla TED2002

George Dyson nos habla sobre el Proyecto Orion – Charla TED2002

Charla «George Dyson nos habla sobre el Proyecto Orion» de TED2002 en español.

El autor George Dyson explica la historia del Proyecto Orion, una enorme nave espacial propulsada por energía nuclear, que podría habernos transportado a Saturno en cinco años. Su perspectiva desde adentro y una colección secreta de documentos dan vida a un sueño de la era atómica.

  • Autor/a de la charla: George Dyson
  • Fecha de grabación: 2002-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-02-14
  • Duración de «George Dyson nos habla sobre el Proyecto Orion»: 518 segundos

 

Traducción de «George Dyson nos habla sobre el Proyecto Orion» en español.

Soy un historiador.

Steve nos habló sobre el futuro de las pequeñas tecnologías.

Yo les mostraré un poco sobre el pasado de las grandes tecnologías.

Este fue un proyecto para construir una nave espacial de 4,000 toneladas propulsada por bombas nucleares para ir a Saturno y a Júpiter.

Ocurrió durante mi niñez — de 1957 al ’65.

Fue clasificado de muy secreto.

Les monstraré algunas de las cosas que no sólo han sido des-clasificadas, sino que han vuelto a ser re-clasificadas.


(Risas)
Si todo va bien, volveré el año que viene y tendré mucho más para mostrarles.

y si no va bien, estaré en la cárcel como Wen Ho Lee.


(Risas)
Básicamente esta nave tenía el mismo tamaño que el Marriot Hotel, un poco más alto y un poco más grande.

Y una de las personas que trabajaron en ella, al principio, fue mi padre, Freeman — ahí en el medio.

Este soy yo y mi hermana, Esther, quien frecuenta mucho TED…

No me gustaban las naves espaciales propulsadas por bombas nucleares.

Quiero decir, pensaba que era una gran idea, y empecé a construir kayaks.

Teníamos algunos kayaks.

sólo para que sepan, no soy el Dr.

Stangelove.

Pero todo este tiempo estuve por ahí haciendo estas raras travesías por lugares extaños y hermosos de este planeta, pero en el fondo siempre pensaba en el Proyecto Orion, y sobre cómo mi padre y sus amigos iban a construir estas enormes naves.

Iban a ir en serio.

Realmente iban a ir.

Ted Taylor, quien dirigió el proyecto, iba a llevar a sus hijos.

Mi padre no iba a llevar a sus hijos.

Esa es una de las razones por las que estuvimos en desacuerdo algunos años.


(Risas)
El proyecto empezó en el ’57 en General Atomic, en la costa de La Jolla.

Miren el edificio central justo en el medio de esa foto.

Esa es la biblioteca con un diámetro de 130 pies.

Es exactamente el tamaño de la base de la nave espacial.

Poniendo la biblioteca al pie de la nave — muestra lo grande que iba a ser esa cosa.

Requeriría dos o tres mil bombas.

Muchas de las personas que trabajaban eran de Los Alamos y habían trabajado en la bomba de hidrógeno.

Fue el primer proyecto financiado por ARPA.

Ese es el contrato, donde ARPA dió el primer millón de dólares para empezar el proyecto.

«El proyecto de la nave espacial ha empezado oficialmente.

El trabajo te espera.

Dyson.» Era julio del ’58.

Dos días después: el manifiesto del viajero del espacio explicando el porqué — así como oímos ayer —

¿por qué necesitamos ir al espacio?

«Viajes a los satélites de los planetas más lejanos» — 20 de agosto de 1958.

Esas son las estadísticas de cuáles serían buenos lugares para ir y parar.

Algunos de los tamaños de las naves, hasta alcanzar 8 milliones de toneladas.

Ese fue el límite máximo.

Aquí estaba la segunda versión — 2,000 bombas.

Estas son bombas de cinco kilotones, aproximádamente del tamaño de un Volkswagen.

Se necesitarían 800 para alcanzar la órbita.

Aquí vemos una nave de 10,000 toneladas — transportará 1,300 toneladas a Saturno y de regreso.

Esencialmente un viaje de cinco años.

Posibles fechas de salida: octubre de 1960 hasta febrero de 1967.

Éstas son trayectorias para ir a Marte.

Todo se hizo a mano, con reglas de cálculo.

La pequeña nave Orion — y lo que se requeriría para hacer lo que hacía Orion con químicos, tienes una nave del tamaño del edificio Empire State.

La NASA no mostró ningún interés.

Intentaron cerrar el proyecto.

Fue la Fuerza Aérea la que apoyó, lo que significaba que todo era secreto.

Por eso, cuando se des-clasifica algo, se ve así.

Versiones con armas militares que cargaban bombas de hidrógeno capaces de destruir la mitad del planeta.

Hubo otra versión que lanzaba contraataques hacia la Unión Soviética — esto fue lo realmente secreto: cómo producir explosiones de energía dirigida, Pues, estás mandando la energía de una explosión nuclear — no como con dinamita, sino que estás dirigiéndola a la nave.

Y este tema sigue muy activo.

Es bastante peligroso, pero creo que es mejor las cosas peligrosas abiertas al público que pensar en que podrías mantenerlas ocultas.

Éso es lo que pasa a 600 microsegundos.

La Fuerza Aérea construyó modelos más pequeños y empezaron a probarlo.

Los hombres en La Jolla dijeron, «Tenemos que empezar ahora.» Construyeron un modelo propulsado por explosivos de altas potencia.

Estos son fotogramas de películas que fueron conservadas por alguien quien debía destruirlas, pero no lo hizo, y las guardó en su sótano durante los últimos 40 años.

Estas son cargas de C4 de tres libras.

Eso es aproximádamente 10 veces lo que tenía el chico en sus zapatos.

Este es Ed Day poniendo — cada una de estas latas de café contiene tres libras de C4.

Están construyendo un sistema que lo expulsa en intervalos de un cuarto de segundo.

Este es mi papá, con una americana, llevando el maletín.

Se divirtieron un montón haciéndolo, pero los niños no estaban permitidos.

Mi padre pudo decirme que estaba construyendo una nave espacial y que iba a ir a Saturno, pero no pudo decir nada más que eso.

Toda mi vida he querido averiguar estas cosas, y pasé los últimos cuatro años localizando a estos tipos.

Estos son fotogramas del video.

Jeff Bezos amablemente ayer me dijo que pondría este video en la página de Amazon, un fragmento.

Por eso, gracias.

Fueron bastante serios con la ingeniería de esto.

El tamaño de la masa, saben, para nosotros es realmente una gran tecnología, de una manera en la que no vamos a volver.

Si vieron la 1959 — eso es como se sentirían en la cabina de pasajeros.

Este es un perfil de aceleración.

Y rendimientos del sistema de impulso.

Estamos viendo una bomba de 20 kilotones con un efecto de 10 millones de newtons.

Pues, aquí tenemos un pequeño problema: las dosis de radiación en la cabina — 700 rad por explosión.

Rendimientos de fisión durante el desarrollo: esperaban producir bombas puras.

Pero no lo consiguieron.

Ojos quemados — eso es lo que les pasa a las personas en Miami que están mirando hacia arriba.

La cabina de pasajeros.

Noten que no es tan malo.

Es una frecuencia muy baja.

Basicamente como estos altavoces.

Y ahora tenemos las evaluaciones de los daños del terreno cuando hay una explosión en la plataforma.

Finalmente, en 1964, la NASA interviene y dice, «Bueno, apoyaremos un estudio de viabilidad para una versión pequeña que podría lanzarse en partes con Saturnos V para ser montada luego.» Pues eso es que hizo la NASA, obteniendo, ya saben, una versión de 8 hombres que iría a Marte.

Les gustó porque los hombres podrían vivir allí — como vivir en un submarino.

Esta es la cabina de los tripulantes.

Gira, para que lo que está al revés quede derecho cuando entra en el modo de gravedad artificial.

Los científicos todavía iban a ir, e iban a llevar siete astronautas y siete científicos.

Esta es una versión con 20 hombres para ir a Júpiter.

literas, refugios para tormentas, gimnasio.

Saben, iba a ser un bonito y largo viaje.

Aquí la versión de la Fuerza Aérea.

Tenemos una versión militar.

Este es el tipo de cosas que no han sido des-clasificadas, simplemente es que la gente logró sacarlas a escondidas y, ya saben, en sus lechos de muerte, me las dieron.

Una especie de concepción artística — Estas son básicamente presentaciones en Power Point dadas a la Fuerza Aérea hace 40 años.

Miren a los hombrecitos allí, del vehículo.

Y una parte de la NASA se interesó, pero la oficina central de la NASA, puso fin al proyecto.

Pues, al final, podemos ver al proyecto siguiendo su itinerario programado hasta 1965.

Entonces todo se truncó.

¿Resultados?

Ninguno.

Este proyecto es declarado terminado.

Ese es el final.

Lo que puedo decir para terminar es, ayer oímos que una de las 10 cosas malas que nos pueden pasar es que un asteroide lleve nuestro nombre.

Y una de las cosas malas que podría pasarle a la NASA es que este asteroide con nuestro nombre aparezca en nueve meses, y todo digan, «

¿Pues, qué vamos a hacer?

» Y Orion es verdadamente unas de las únicas, sino la única, tecnologías disponibles que podría hacer algo.

Pues les diré una buena noticia y una mala.

La buena noticia es que la NASA tiene una pequeña y secreta división de planes de contingencia que está examinando esta cuestión.

e intentando conocimientos de Orion en caso de tan malaventura.

Quizás guarde unas pocas bombas de plutonio por ahí.

Esa es la buena noticia.

La mala noticia es que cuando me puse en contacto con ellos para intentar recolectar algunos documentos suyos se volvieron locos, porque yo tenía todas las cosas que no tenían ellos.

Y la NASA me compró 1,759 páginas de estas cosas.

Pues es la situación que tenemos.

No es — no es bastante buena.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/george_dyson_the_story_of_project_orion/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *