Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Joel Lavine: Por qué necesitamos volver a Marte. – Charla TEDxNASA

Joel Lavine: Por qué necesitamos volver a Marte. – Charla TEDxNASA

Charla «Joel Lavine: Por qué necesitamos volver a Marte.» de TEDxNASA en español.

En TEDxNASA, el científico planetario Joel Levine muestra algunos descubrimientos interesantes, y a la vez desconcertantes, sobre Marte: cráteres llenos de hielo, huellas de antiguos océanos y sugerencias de peso de la presencia de vida, en algún momento del pasado. Él argumenta en favor de volver a Marte y averiguar más.

  • Autor/a de la charla: Joel Levine
  • Fecha de grabación: 2009-11-20
  • Fecha de publicación: 2010-03-25
  • Duración de «Joel Lavine: Por qué necesitamos volver a Marte.»: 974 segundos

 

Traducción de «Joel Lavine: Por qué necesitamos volver a Marte.» en español.

Quiero hablar de 4600 millones de años de historia en 18 minutos.

Eso es 300 millones de años por minuto.

Comencemos con la primera fotografía que obtuvo la NASA del planeta Marte.

Este es el sobrevuelo de la Mariner IV.

Fue tomada en 1965.

Cuando apareció esta foto ese diario científico de renombre The New York Times, escribió en su editorial «Marte no es interesante.

Es un mundo muerto.

La NASA ya no debería gastar tiempo ni esfuerzo estudiando Marte».

Por suerte nuestros líderes de Washington en la sede de la NASA no se engañaron.

Y comenzamos un estudio muy profundo del planeta rojo.

Una de las preguntas clave de la ciencia es: «

¿Hay vida fuera de la Tierra?

» Creo que Marte es el objetivo más probable para la vida fuera de la Tierra.

Voy a mostrarles en pocos minutos algunas mediciones asombrosas que sugieren que podría haber vida en Marte.

Pero déjenme comenzar con la foto de la Viking.

Es una fotocomposición tomada por la Viking en 1976.

El Viking fue desarrollado y dirigido en el Centro de Investigaciones Langley de la NASA.

Enviamos dos orbitadores y dos módulos de aterrizaje en el verano de 1976.

Teníamos cuatro naves, dos alrededor de Marte, dos en la superficie, un logro asombroso.

Esta es la primera fotografía tomada de la superficie de un planeta.

Esta es una fotografía desde el Viking Lander de la superficie de Marte.

Y sí, el planeta rojo es rojo.

Marte es de la mitad del tamaño de la Tierra.

Pero dado que 2/3 de la Tierra está cubierta de agua, la superficie de Marte es comparable a la parte de tierra de la Tierra.

Así, Marte es un lugar bastante grande aún si es la mitad del tamaño.

Hemos obtenido mediciones topográficas de la superficie de Marte.

Entendemos las diferencias de elevación.

Sabemos mucho de Marte.

Marte tiene el volcán más grande del Sistema Solar: Olimpo.

Marte tiene el gran cañón del Sistema Solar: Valles Marineris.

Un planeta muy, muy interesante.

Marte tiene el más grande cráter de impacto del Sistema Solar, la Cuenca Hellas.

Tiene 3200 km de ancho.

Si de casualidad uno estaba en Marte cuando sucedió el impacto fue realmente un día malo en Marte.


(Risas)
Este es Olimpo.

Es más grande que el estado de Arizona.

Los volcanes son importantes porque producen atmósferas y producen océanos.

Estamos viendo los Valles Marineris el cañón más grande del Sistema Solar superpuesto en un mapa de los Estados Unidos, 4800 km de ancho.

Una de las características más intrigantes de Marte dice la Academia Nacional de Ciencias uno de los diez mayores misterios de la Era Espacial es por qué ciertas áreas de Marte están tan altamente magnetizadas.

Lo llamamos magnetismo de la corteza.

Hay regiones de Marte, donde, por alguna razón, no comprendemos por qué en este punto la superficie está muy, muy altamente magnetizada.

¿Hay agua en Marte?

La respuesta es no, no hay agua líquida en la superficie de Marte hoy.

Pero hay evidencia intrigante que sugiere que la historia temprana de Marte podría haber habido ríos y torrentes de agua.

Hoy Marte es muy, muy seco.

Creemos que hay agua en los casquetes polares.

Hay casquetes polares del Polo Norte y del Polo Sur.

Aquí hay algunas imágenes recientes.

Estas son de Spirit y Opportunity.

Estas imágenes muestran que en un momento hubo rápidas corrientes de agua en la superficie de Marte.

¿Por qué es importante el agua?

El agua es importante porque si uno quiere vida tiene que tener agua.

El agua es el ingrediente clave en la evolución, el origen de la vida en el planeta.

Aquí hay algunas fotos de la Antártida y una foto del Olimpo características muy similares, glaciares.

Así, este es agua congelada.

Esta es agua helada en Marte.

Esta es mi foto favorita.

Fue tomada hace unas pocas semanas atrás.

No ha sido vista en público.

Esta es la Agencia Espacial Europea.

Una imagen de Mars Express de un cráter marciano y en el medio de un cráter tenemos agua líquida, tenemos hielo.

Una foto muy intrigante.

Ahora creemos que en la historia temprana de Marte que es hace 4600 millones de años hace 4600 millones de años, Marte era muy parecido a la Tierra.

Marte tenía ríos, Marte tenía lagos, pero más importante, Marte tenía océanos de escala planetaria.

Creemos que los océanos estaban en el hemisferio norte.

Y este área en azul que muestra una depresión de unos 6,4 km era el área del antiguo océano en la superficie de Marte.

¿Dónde se fueron los océanos de agua de Marte?

Bien, tenemos una idea.

Esto es una medida que obtuvimos hace unos años de un satélite que orbita Marte llamado Odyssey.

El agua bajo la superficie de Marte congelada en forma de hielo.

Y esto muestra el porcentaje.

Si el color es azulado significa el 16% del peso, 16% del peso del interior contiene agua congelada, o hielo.

Así, hay un montón de agua bajo la superficie.

La medición más intrigante y desconcertante que hemos obtenido en Marte, en mi opinión, fue comunicada con anterioridad este año en la revista Science.

Lo que estamos viendo es la presencia de gas, metano, CH4, en la atmósfera de Marte.

Y como pueden ver hay tres regiones distintas de metano.

¿Por qué es importante el metano?

Porque en la Tierra, casi todo, el 99,9% del metano es producido por organismos vivos no por hombrecillos verdes, sino por vida microscópica bajo la superficie o en la superficie.

Ahora tenemos evidencia que el metano está en la atmósfera de Marte un gas que, en la Tierra, es de origen biogénico: producido por organismos vivos.

Estas son las tres columnas eruptivas: A, B1, B2.

Y este el terreno que aparece encima.

Y sabemos por estudios geológicos que estas regiones son las más antiguas de Marte.

De hecho, la Tierra y Marte tienen 4600 millones de años.

La roca más antigua de la Tierra tiene sólo 3.600 millones.

La razón de esta brecha de mil millones según nuestra comprensión geológica es a causa de la tectónica de placas La corteza de la Tierra se ha reciclado.

No tenemos registro geológico anterior para los primeros mil millones de años.

Ese registro existe en Marte.

Y este terreno que estamos mirando está datado en 4.600 millones de años cuando se formaron la Tierra y Marte.

Fue un «martes».


(Risas)
Este es un mapa que muestra dónde pusimos nuestra nave en la superficie de Marte.

Aquí están Viking I, Viking II.

Esta es Opportunity.

Esta es Spirit.

Este es Mars Pathfinder.

Este es Phoenix, que pusimos hace sólo dos años.

Observen que nuestros vehículos y módulos de aterrizaje han ido al hemisferio norte.

Eso se debe a que el hemisferio norte es la región de la antigua cuenca oceánica.

No hay muchos cráteres.

Porque el agua protegió la cuenca del impacto de asteroides y meteoritos.

Pero miren en el hemisferio sur.

En el hemisferio sur hay cráteres de impacto, hay cráteres volcánicos.

Esta es la Cuenca Hellas, geológicamente, un lugar muy, muy diferente.

Miren dónde está el metano, el metano está en un área muy inhóspita.

¿Cuál es la mejor forma de desentrañar los misterios que existen en Marte?

Nos hicimos esa pregunta hace 10 años.

Invitamos a 10 científicos expertos en Marte al Centro de Investigaciones Langley, por dos días.

Escribimos en la pizarra las preguntas principales todavía no respondidas.

Y pasamos dos días resolviendo la mejor respuesta a esta pregunta.

Y el resultado de nuestro encuentro fue un avión robótico impulsado por cohete, llamado ARES.

Siglas de: Reconocedor Ambiental Aéreo a escala Regional.

Hay un modelo de ARES aquí.

Este es un modelo a escala del 20%.

Este avión fue diseñado por el Centro de Investigaciones Langley.

Si algún lugar en el mundo puede construir un avión que vuele en Marte es el Centro de Investigaciones Langley.

Durante casi 100 años ha sido un centro pionero en astronáutica en el mundo.

Volamos cerca de 1,6 km sobre la superficie.

Cubrimos cientos de kilómetros y volamos a unos 720 km por hora.

Podemos hacer cosas que los vehículos no pueden que los módulos de aterrizaje no pueden.

Podemos sobrevolar montañas, volcanes, cráteres de impacto.

Sobrevolamos valles.

Podemos sobrevolar el magnetismo de superficie los casquetes polares, el agua sub-superficial.

Y podemos buscar vida en Marte.

Pero, igual de importante, a medida que volamos la atmósfera de Marte transmitimos ese viaje, el primer vuelo de un avión fuera de la Tierra, transmitimos esas imágenes de vuelta a la Tierra.

Y nuestro objetivo es inspirar a los estadounidenses que están pagando esta misión con sus impuestos.

Pero más importante, inspiraremos a la próxima generación de científicos tecnólogos, ingenieros y matemáticos.

Y esa es un área crítica de la seguridad nacional y de la vitalidad económica, que producimos la próxima generación de científicos, ingenieros, matemáticos y tecnólogos.

Así se ve ARES volando sobre Marte.

Lo pre-programamos.

Volaremos hacia donde está el metano.

Tendremos instrumentos a bordo del avión que recogerán muestras, cada tres minutos, de la atmósfera de Marte.

Buscaremos metano así como otros gases producidos por organismos vivos.

Identificaremos de dónde emanan esos gases.

Porque podemos medir el gradiente de dónde vienen.

Y allí podemos dirigir la próxima misión para que aterrice en ese área.

¿Cómo transportamos un avión hasta Marte?

En dos palabras, muy cuidadosamente.

El problema es que no lo hacemos volar hasta Marte lo ponemos en una nave y lo enviamos a Marte.

El problema es que el diámetro más grande de la nave es de 2,7 metros.

ARES tiene 6 metros de envergadura, 5 de largo.

¿Cómo lo llevamos a Marte?

Lo doblamos y lo transportamos en una nave.

Y lo ponemos en algo llamado una «aerocáscara».

Así es como lo hacemos.

Tenemos un pequeño video que describe la secuencia.

Video: Placa verde.

5, 4, 3, 2, 1.

Arranca motor principal.

Despegue.

Joel Levine: Esto es controlado por el Centro Espacial Kennedy de Florida.

Esta es la nave viajando 9 meses para llegar a Marte.

Ingresa a la atmósfera marciana.

Mucha temperatura.

por fricción.

Va a 28800 km por hora.

Un paracaídas se abre para frenarlo.

La cerámica térmica se desprende.

El avión queda expuesto a la atmósfera por primera vez.

Se despliega.

Arranca el motor-cohete.

Creemos que en un vuelo de una hora podemos reescribir el manual de Marte tomando mediciones de alta resolución de la atmósfera buscando gases de origen biogénico buscando gases de origen volcánico estudiando la superficie, estudiando el magnetismo sobre la superficie, que no comprendemos, así como otra docena de áreas.

La práctica hace al maestro.

¿Cómo sabemos que podemos hacerlo?

Porque hemos probado la maqueta de ARES varias maquetas en media docena de túneles de viento en el Centro de Investigaciones Langley de la NASA durante 8 años bajo condiciones marcianas.

E, igual de importante, probamos ARES en la atmósfera terrestre a 30 mil metros comparable a la densidad y presión de la atmósfera marciana en la que volaremos.

Ahora, 30 mil metros, si uno atraviesa el país hasta Los Ángeles vuela a 11100 metros.

Hacemos nuestras pruebas a 30.000 metros.

Y quiero mostrarles una de las pruebas.

Este es una maqueta a media escala.

Este es una sonda de helio de gran altitud.

Esto es sobre Tilamook, Oregon.

Pusimos el avión plegado en el globo.

Llevó cerca de tres horas llegar allí.

Y luego lo liberamos por comandos a 30.900 metros.

Y desplegamos el avión y todo salió perfecto.

Y hemos hecho pruebas de alta y baja altitud sólo para perfeccionar la técnica.

Estamos listos para ir.

Tengo una maqueta a escala aquí.

Tenemos un modelo a escala natural guardado en el Centro de Investigaciones Langley de la NASA.

Estamos listos para ir.

Sólo necesitamos un cheque de la sede de la NASA
(Risas)
para cubrir los costos.

Estoy preparado para donar mis honorarios de la charla de hoy para esta misión.

No hay en realidad honorarios para nadie en esto.

Este es el equipo de ARES.

Tenemos unos 150 científicos, ingenieros, donde estamos trabajando, con el laboratorio de propulsión a chorro, el Centro de Vuelos Espaciales Goddard el Centro de Investigación Ames y media docena de universidades y empresas para desarrollar esto.

Un gran esfuerzo, todo en el Centro de Investigaciones Langley de la NASA.

Y permítanme concluir diciendo, no muy lejos de aquí, justo en las calles de Kittyhawk, North Carolina, hace poco más de 100 años atrás se hizo historia cuando tuvimos el primer vuelo propulsado de un avión en la Tierra.

Estamos a punto ahora mismo de hacer el primer vuelo de un avión fuera de la atmósfera de la Tierra.

Estamos preparados para volar esto en Marte, para escribir el manual de Marte.

Si tienen interés en más información tenemos un sitio web que describe esta emocionante e intrigante misión, y por qué queremos hacerlo.

Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/joel_levine_why_we_need_to_go_back_to_mars/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *