Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Jonathan Drori: Por qué estamos almacenando miles de millones de semillas – Charla TED2009

Jonathan Drori: Por qué estamos almacenando miles de millones de semillas – Charla TED2009

Charla «Jonathan Drori: Por qué estamos almacenando miles de millones de semillas» de TED2009 en español.

En esta breve charla de TED U 2009, Jonathan Drori nos anima a salvar la biodiversidad semilla a semilla y nos recuerda que las plantas sostienen la vida humana. Drori comparte el punto de vista del Banco de Semillas del Milenio, el cual hasta ahora ha almacenado más de 3.000 millones de semillas de especies de plantas que están en vías de extinción, pero que son esenciales.

  • Autor/a de la charla: Jonathan Drori
  • Fecha de grabación: 2009-02-06
  • Fecha de publicación: 2009-05-28
  • Duración de «Jonathan Drori: Por qué estamos almacenando miles de millones de semillas»: 394 segundos

 

Traducción de «Jonathan Drori: Por qué estamos almacenando miles de millones de semillas» en español.

Toda la vida humana, toda la vida, depende de las plantas.

Permítanme intentar convencerlos de ello en unos segundos.

Solo piensen por un momento.

Da igual si viven en una aldea de África, o en una gran ciudad.

Al final, todo nos remite de nuevo a las plantas.

Ya sea por alimento, medicina, combustible, materiales de construcción, vestido, todas las cosas obvias, o ya sea por las cosas espirituales y recreativas que nos importan tanto, o ya sea por la formación de suelos, o su efecto en la atmósfera, o la producción primaria.

¡Si es que hasta los libros están hechos de plantas! Todas estas cosas nos remiten a las plantas.

Y sin ellas no estaríamos aquí.

Las plantas ahora están en peligro.

Están en peligro debido al cambio climático.

Y también porque comparten un planeta con personas como nosotros, que hacemos cosas que destruyen las plantas y sus hábitats.

Y ya sea por la producción de alimentos o por la introducción de plantas ajenas en lugares donde no deberían estar, o porque se están empleando los hábitats para otros propósitos, todas estas cosas obligan a las plantas a adaptarse, a morir o a moverse.

Y a las plantas a veces les resulta bastante difícil moverse porque puede haber ciudades u otras cosas de por medio.

Así que si toda la vida humana depende de las plantas, ¿acaso no tendría sentido que intentáramos salvarlas? Yo creo que sí.

Y quiero hablarles de un proyecto para salvar las plantas.

Y es que la manera de salvar plantas es almacenando semillas.

Porque las semillas, en toda su gloriosa diversidad, son las plantas del futuro.

Toda la información genética para las generaciones futuras de plantas se encuentra en las semillas.

Este es el edificio.

Parece bastante sencillo, la verdad.

Pero tiene varios pisos bajo tierra.

Y es el banco de semillas más grande del mundo.

No solo está en el sur de Inglaterra, sino que está distribuido por del mundo.

Luego se lo explicaré.

Esta es una instalación a prueba de radiación nuclear.

Dios quiera que nunca tenga que soportar eso.

Así que si vas a construir un banco de semillas, tienes que decidir qué vas a almacenar en él, ¿no? Y decidimos que lo que queremos almacenar antes que nada son las especies que están más en peligro, que son las especies de tierras áridas.

Así que primero llegamos a acuerdos con 50 países diferentes.

Lo cual supuso negociar con Jefes de Estado y ministros de 50 países para firmar tratados.

Contamos con 120 instituciones asociadas en todo el mundo, en todos esos países en color naranja.

Vienen personas de todo el mundo para aprender.

Y luego se van y planifican exactamente cómo van a recolectar estas semillas.

Tienen miles de personas en todo el mundo etiquetando lugares en los que se cree que existen esas plantas.

Las buscan y las encuentran floreciendo.

Y después regresan cuando las semillas están listas.

Y las recolectan por todo el mundo.

Las semillas…

algunos procesos son muy poco técnicos.

Se las amontona en bolsas y se las deja secar.

Se etiquetan y se hacen algunas cosas de alta tecnología aquí y allá.

Algunas cosas de tecnología aquí y allá.

Y lo principal es que hay que secarlas con mucho cuidado, a temperatura.

Y después hay que almacenarlas aproximadamente a -20 °C.

Eso equivale a -4 °F, creo, con un contenido muy reducido de humedad.

Y esas semillas serán capaces de germinar, creemos, en el caso de muchas de las especies, en miles de años, y, ciertamente, en cientos de años.

No sirve de nada almacenar semillas si no se sabe si siguen siendo viables.

Así que cada 10 años hacemos pruebas de germinación a cada muestra de semillas que tenemos.

Y esto es una red distribuida.

Así que por de todo el mundo se está haciendo lo mismo.

Lo cual nos permite desarrollar nuevos protocolos de germinación.

Y significa que conocemos la combinación correcta de calor y frío, y los ciclos necesarios para hacer germinar las semillas.

Y esa información es muy útil.

Y luego las hacemos crecer.

Y les decimos a las personas de los países de donde vinieron las semillas: «Es que no solo estamos almacenando semillas para contar con ellas más adelante, sino que podemos darles esta información sobre cómo hacer germinar estas plantas difíciles».

Y esto ya está ocurriendo.

Así que, ¿en qué punto nos encontramos? Me complace anunciar que ya hemos almacenado nuestra semilla tres mil millonésima, es decir, la semilla número tres mil millones.

El 10 % de las especies de plantas en el planeta.

24.000 especies están a salvo.

30.000 especies lo estarán el año que viene si recibimos la financiación.

25 % de todas las plantas del mundo para 2020.

No se trata solo de plantas para cosechar, como quizá han podido ver almacenadas en Svalbard, Noruega.

Allí están haciendo un gran trabajo.

Aunque este es al menos 100 veces mayor.

Hemos enviado miles de colecciones de semillas a todo el mundo.

Se han enviado especies forestales resistentes a la sequía a Pakistán y Egipto.

Y se envían plantas de alta eficiencia fotosintética aquí a Estados Unidos.

Las especies de resistentes a la sal se envían a Australia.

Y la sigue y sigue.

Estas semillas se usan para la restauración vegetal.

Así que en hábitats que han sufrido daños, como la pradera de hierba alta aquí en Estados Unidos, o en tierras mineras en varios países, ya se está realizando la restauración gracias a estas especies.

Y gracias a esta recolección.

De algunas de estas plantas, como las de abajo y a la izquierda de su pantalla, solo quedan sus últimos ejemplares.

Del árbol del se están recolectando semillas desde un camión solo quedan 30 ejemplares.

Es una planta muy útil, tanto por la proteína como para la medicina.

Ofrecemos actividades de formación en China, Estados Unidos, y en muchos otros países.

¿Cuánto cuesta? De media, unos 2.800 dólares por especie.

A mí me parece barato.

Y con ello se consigue toda la información científica que ello conlleva.

La investigación futura es: «¿Cómo podemos encontrar los marcadores genéticos y moleculares para la viabilidad de las semillas sin tener que plantarlas cada 10 años?» Y ya casi lo hemos logrado.

Muchas gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/jonathan_drori_why_we_re_storing_billions_of_seeds/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *