Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Lisa Margonelli: La química política del petróleo – Charla TEDxOilSpill

Lisa Margonelli: La química política del petróleo – Charla TEDxOilSpill

Charla «Lisa Margonelli: La química política del petróleo» de TEDxOilSpill en español.

Luego del derrame de petróleo en el Golfo, Lisa Margonelli dice que las moratorias en excavaciones y los éxters ejecutivos constituyen un buen teatro pero distraen la atención del meollo de la cuestión: nuestro consumo ilimitado de petróleo. Ella comparte su plan audaz para destetar a los Estados Unidos del petróleo, enfrentado a los consumidores con su costo real.

  • Autor/a de la charla: Lisa Margonelli
  • Fecha de grabación: 2010-06-28
  • Fecha de publicación: 2010-08-26
  • Duración de «Lisa Margonelli: La química política del petróleo»: 1034 segundos

 

Traducción de «Lisa Margonelli: La química política del petróleo» en español.

Les voy hablar de la química política de los derrames de petróleo por qué es importante este verano largo, pegajoso, ardiente, por qué necesitamos estar atentos y no distraernos.

Pero antes de hablar de la química política, necesito hablar de la química del petróleo.

Esta es una foto de cuando visité la bahía Prudhoe en Alaska en el 2002 para ver el Departamento de Administración de Minerales, probar su habilidad para quemar derrames de petróleo en el hielo.

Lo que ven aquí es un poco de petróleo crudo, ven algunos cubos de hielo, y dos bolsas de sándwich de napalm.

El napalm se está quemando bien.

Y la cosa es que el petróleo es para nosotros los consumidores de EE.UU.

Somos el 4% de la población mundial; utilizamos el 25% de la producción mundial de petróleo.

Y no entendemos qué es el petróleo, hasta que chequeamos sus moléculas; y no lo entendemos hasta que lo vemos arder.

Esto es lo que sucede mientras está ardiendo.

Se va; desaparece.

Les recomiendo que alguna vez vean quemar petróleo crudo.

Porque nunca más necesitarán escuchar una charla poli-científica sobre la geopolítica del petróleo.

Quemará sus retinas.

Así que ahí está, las retinas se están quemando.

Permítanme decirles algo acerca de esta química del petróleo.

El petróleo es un cocido de moléculas de hidrocarburo.

Comienza con las más pequeñas, que son un carbono, cuatro hidrógenos, eso es metano…

se esfuma.

Luego están las de tipo intermedio con cantidades medias de carbono.

Probablemente han escuchado de los anillos de benceno; son cancerígenos.

y van desde estos grandes, gruesos y torpes que tienen cientos de carbonos, tienen miles de hidrógenos, tienen vanadio, metales pesados, sulfuro y todo tipo de cosas colgando a sus lados.

Esos son llamados asfaltenos; son los ingredientes del asfalto.

Son muy importantes en los derrames de petróleo.

Permítanme hablarles un poco de la química del petróleo en el agua.

Es la química que hace que el petróleo sea desastroso.

El petróleo no se hunde, flota.

Si se hundiera, en cuanto a los derrames, sería una historia diferente.

Lo otro es que se esparce en cuanto toca el agua.

Se esparce como una capa muy delgada, haciéndola muy difícil de acorralar.

Lo siguiente que sucede es que lo liviano se evapora, y algunos de los contaminantes flotan en la columna de agua matando huevos de peces, peces pequeños, camarones y cosas por el estilo.

Y luego los asfaltenos, y esto es crucial, los asfaltenos son agitados por las olas convirtiéndose en una emulsión cremosa como la mayonesa.

Eso triplica la cantidad de residuos de grasa en el agua, y la hace muy difícil de manejar.

También la hace muy viscosa.

Cuando el Prestige se hundió en la costa española, hubo grandes manchas flotantes del tamaño de almohadones de sofás de petróleo emulsificado, con la consistencia o viscosidad de la goma de mascar.

Es increíblemente difícil de limpiar.

Todos los petróleos son diferentes cuando tocan el agua.

Cuando la química del petróleo y el agua toca la política, es absolutamente explosiva.

Por primera vez, los consumidores de EE.UU.

se verán frente a la cadena de suministro de petróleo.

Tendremos un momento «¡eureka!», cuando repentinamente entendamos el petróleo en un contexto diferente.

Así que les voy hablar un poco de los comienzos de estas políticas, porque es realmente crucial entender por qué este verano es muy importante, por qué necesitamos estar enfocados.

Nadie se levanta en la mañana pensando: «¡Guau! Voy a comprar de 3 a 12 moléculas de carbono para poner en el tanque y conducir feliz a mi trabajo».

No, pensamos «¡Uh! Tengo que comprar combustible.

Eso me molesta.

Las compañías de petróleo me están arruinando.

Ellos fijan el precio, y ni siquiera me entero.

Estoy indefenso».

Y esto es lo que nos sucede en un surtidor.

Realmente, los surtidores están diseñados específicamente para disipar esa rabia.

Pueden notar que muchos surtidores, incluyendo éste, están diseñados como cajeros automáticos.

He hablado con ingenieros.

Están para disipar nuestra rabia, porque supuestamente nos sentimos bien con los cajeros automáticos.


(Risas)
Eso demuestra lo malo que es.

Quiero decir, ese sentimiento de impotencia viene porque muchos estadounidenses sienten que el del petróleo se debe a una conspiración.

Y no a las vicisitudes del mercado petrolero.

Y la cosa es que también nos sentimos impotentes con la cantidad que consumimos, lo cual, de alguna manera es razonable, porque, de hecho, hemos diseñado este sistema donde, si uno quiere conseguir trabajo, tener y mantener un trabajo, es mejor que tenga un automóvil que funcione, en de tener un diploma.

Y eso es realmente perverso.

Bien.

Existe otra forma perversa en cómo compramos el combustible: preferiríamos estar haciendo algo diferente.

Esta es la estación de Gasolina de BP en el centro de Los Ángeles.

Es verde.

Es el santuario de lo verde.

Pensarán: «

¿por qué algo tan burdo funciona con gente tan inteligente?

» Bien, la razón es que cuando estamos comprando combustible estamos metidos en esta disonancia cognitiva.

Estamos molestos con esto y querríamos estar haciendo otra cosa.

No queremos estar comprando combustible; queremos estar haciendo algo bueno por el medioambiente.

Y quedamos atrapados en nuestras contradicciones.

Quiero decir, es chistoso.

Se ve divertido.

Por eso funcionó el eslogan «más allá del petróleo».

Pero es una parte inherente de nuestra política energética, en la cual no hablamos de reducir la cantidad de petróleo que usamos.

Hablamos de independencia energética; de autos a hidrógeno; de combustibles biológicos que no han sido inventados.

Y por tanto, la disonancia cognitiva es parte de la forma en que lidiamos con el petróleo.

Es muy importante que lidiemos con este derrame de petróleo.

Bien, la política petrolera es muy moral en Estados Unidos.

La industria del petróleo es como un pulpo gigantesco de economía e ingeniería y todo lo demás, pero realmente lo vemos en términos morales.

Esta es una fotografía vieja.

Pueden ver que tenemos estos torrentes.

Los primeros periodistas vieron estos derrames, y dijeron: «esta es una industria sucia».

Pero también vieron en ella que la gente se enriquecía sin hacer nada.

No eran agricultores, se enriquecían de lo que salía de la tierra.

Beverly Ricos, Rústicos en Dinerolandia.

Pero en un principio fue visto como un problema ético antes de que se convirtiera en algo divertido.

Y entonces, por supuesto, ahí está John D.

Rockefeller.

Y la cosa con John D.

es que se metió en esta salvaje industria del petróleo y la racionalizó en una compañía vertical integrada y multinacional.

Fue aterrador.

¿Creen que hoy Wal-Mart es un modelo de negocio de temer?

Imagínense como era en 1860 ó 1870.

También es el inicio de cómo vemos el petróleo como conspiración.

Lo que realmente es asombroso es que Ida Tarbell, la periodista, investigó y puso al descubierto a Rockefeller y realmente logró poner en su la leyes antimonopólicas.

Pero en muchos sentidos, aún permanece la imagen de la conspiración.

Esta es una de las cosas que dijo Ida Tarbell: «Tiene una nariz delgada como una espina.

No tiene labios.

Tiene bolsas debajo de sus ojitos sin gracia; con arrugas que salen de ellos».


(Risas)
Bien.

Ese hombre todavía existe.


(Risas)
Quiero decir, es muy dominante…

esto es parte de nuestro ADN.

Y además este tipo…

así que uno se pregunta por qué cada vez que sube el del petróleo o hay derrames llamamos a estos ejecutivos a Washington y los bombardeamos con preguntas públicas y tratamos de avergonzarlos.

Es algo que hemos estado haciendo desde 1974 cuando por primera vez les preguntamos:

¿por qué existen estas ganancias grotescas?

» Y casi que personalizamos la industria petrolera en estos ejecutivos.

Lo tomamos como que lo miramos en el nivel ético, más que en el nivel económico y legal.

No quiero decir que no son responsables de responder a estas preguntas, sólo estoy diciendo que si uno se centra en si son o no pedazos de bastardos avariciosos realmente no está yendo al grano de hacer que las leyes lleguen a cambiar la forma en que operan o llegar al punto de reducir realmente la cantidad de petróleo y nuestra dependencia.

Quiero decir esto es una distracción es muy bueno para una obra de teatro, y es muy catártico, como probablemente lo vieron la semana pasada.

La cuestión de los derrames de petróleo en el agua es que son impulsados políticamente.

Quiero decir, estas fotos son del derrame de Santa Bárbara.

Tienen estas fotos de pájaros.

Realmente influyen en las personas.

Cuando ocurrió el derrame de Santa Bárbara en 1969 dio al movimiento medioambiental en su forma actual.

Nació el Día de la Tierra.

También nació la ley de política nacional medioambiental, la ley de aire puro, la ley de agua limpia.

Todo lo que pedimos se dio.

Pienso que es importante que miremos estas fotos de los pájaros y entendamos lo que nos sucede.

Aquí estamos normalmente; parados en el surtidor, sintiéndonos indefensos.

vemos estas fotos, y entendemos por primera vez nuestro rol en esta cadena.

Unimos eslabones en la cadena.

Y tenemos este tipo de…

como votantes, tenemos un momento eureka.

Es por eso que estos momentos de derrames son tan importantes.

Igualmente es muy importante que no nos distraigamos con el teatro o la ética.

Necesitamos continuar trabajando en las raíces del problema.

Una de las cosas que sucedieron con los dos derrames anteriores fue que realmente trabajamos en algunos de los síntomas.

Reaccionamos, en de ser más proactivos con lo que sucedió.

Y lo que realmente hicimos fue hacer más pausas en las excavaciones de las costas este y oeste.

Dejamos de excavar en el refugio ártico pero no redujimos la cantidad de petróleo que consumimos.

De hecho, continuó aumentando.

Lo único que puede reducir la cantidad de petróleo que consumimos es el aumento de precios.

Como pueden ver, nuestra producción ha caído al tiempo que nuestras reservas se envejecen y se hace más costoso excavar.

Sólo tenemos el 2% de las reservas petroleras mundiales.

El 65% de ellas están en el Golfo Pérsico.

Una de las cosas que sucedieron a causa de esto es que desde 1969, Nigeria, o la parte de Nigeria que saca petróleo, el delta, de dos veces el tamaño de Maryland, ha tenido miles de derrames al año.

Quiero decir, esencialmente hemos exportado derrames de petróleo cuando importamos petróleo de otros lugares sin regulaciones medioambientales rígidas.

Es el equivalente al derrame de Exxon Valdez cada año desde 1969.

Podemos hacer la vista gorda a los derrames porque eso es lo que vemos aquí, pero de hecho, estos hombres realmente viven en zona de guerra.

Existen miles de muertes al año relacionadas con las guerras en esta zona de dos veces el tamaño de Maryland, y todo está relacionado con el petróleo.

Y estos hombres, si estuvieran en EE.UU.

puede que estuviesen en esta sala.

Tienen títulos en ciencias políticas, en negocios.

Son emprendedores.

No quieren realmente hacer lo que están haciendo.

Y es uno de los otros grupos de personas que pagan el por nosotros.

La otra cosa que hemos hecho, al tiempo que incrementamos la demanda, es jugar a esconder los costos.

Uno de los lugares en los que hay un gran proyecto petrolero es en Chad, con la Exxon.

Los contribuyentes de EE.UU.

lo pagan.

el Banco Mundial, Exxon lo paga.

Lo pospusimos.

Existió un problema grande de vandalismo.

Estuve allí en el 2003.

Conducíamos por este camino oscuro, y salió un tipo de verde y yo pensé: «¡Ahhh, esto es el fin!» Y salió el hombre con el uniforme de Exxon, y nos dimos cuenta que todo estaba bien.

Tienen su propio ejército privado alrededor de los campos petroleros.

Pero al mismo tiempo Chad se ha vuelto muy inestable y no pagamos en el surtidor ese precio.

Lo pagamos cuando pagamos los impuestos el 15 de abril.

Hacemos lo mismo con el costo de vigilar el Golfo Pérsico para mantener las líneas de envío abiertas.

Esto es en 1988.

Bombardeamos dos plataformas iraníes ese año.

Ese fue el inicio de la incursión de EE.UU.

allí; no pagamos por eso en el surtidor.

Lo pagamos el 15 de abril.

Ni siquiera podemos calcular el costo de la incursión.

Otro sitio que está sosteniendo nuestra dependencia del petróleo y nuestro mayor consumo es el Golfo de México, que no fue parte de las moratorias.

Lo que ha pasado con el Golfo de México, como ven, este es el diagrama de Administración de Minerales de pozos de gas y petróleo.

Se ha convertido en una zona altamente industrializada.

No tiene la misma resonancia en nosotros como la tiene el Refugio de Fauna Silvestre Nacional Ártico, debería…

es un santuario de aves.

También, cada vez que uno compra combustible en Estados Unidos, la mitad está siendo refinada en la costa, porque el Golfo tiene cerca del 50% de la capacidad de refinación y muchas de nuestras terminales marinas también.

Así que, en realidad, la gente del Golfo ha estado subsidiándonos a través de un medioambiente no muy limpio.

Y finalmente, las familias de EE.UU.

también están pagando el del petróleo.

Por un lado, el precio en los surtidores no es realmente muy alto considerando el costo real del petróleo, y por otro lado, el hecho de que las personas no tienen otras opciones de transporte significa que gastan gran parte de sus ingresos en ir y volver al trabajo, generalmente en un coche malo.

Si observan a las personas que ganan $50.000 al año, tienen 2 hijos, probablemente tienen 3 trabajos o más, y tienen que desplazarse de trabajo en trabajo.

Están realmente gastando más en sus coches y combustible que lo que pagan en impuestos o salud.

Lo mismo le sucede al 50% de los de $80.000.

El costo del combustible es un gasto tremendo en la economía de EE.UU., y también un gasto en las familias, es terrible pensar en lo que sucederá cuando los precios aumenten.

Así que de lo que les voy hablar ahora es:

¿qué tenemos que hacer ahora?

¿Cuáles son las leyes?

¿Qué tenemos que hacer para mantenernos en foco?

Una cosa es que tenemos que alejarnos del teatro.

Necesitamos alejarnos de las moratorias.

Necesitamos centrarnos de nuevo en las moléculas.

Las moratorias están bien, pero necesitamos enfocarnos en las moléculas de petróleo.

Otra coas que necesitamos hacer es, no engañarnos en pensar que podemos tener un mundo verde, sin disminuir la cantidad de petróleo que consumimos.

Necesitamos concentrarnos en disminuir el petróleo.

Lo que ven en este dibujo es un esquema del uso de petróleo en la economía de EE.UU.

Las cosas útiles están de color gris oscuro.

y las inútiles, la energía rechazada, el desperdicio, va en la parte superior.

Pueden ver como el desperdicio es más grande que la parte útil.

Y una de las cosas que tenemos que hacer es no sólo incrementar el uso eficiente del combustible en nuestros autos y hacerlos más eficientes, sino también arreglar la economía en general.

Necesitamos eliminar los incentivos perversos para usar más combustible.

Por ejemplo, tenemos un sistema de seguros en el que las personas que conducen 30.000 kms por año pagan igual que una persona que conduce 5.000 kms.

En realidad incentivamos a que las personas conduzcan más.

Tenemos políticas que incentivan la expansión urbana.

Tenemos todo tipo de políticas.

Necesitamos tener más alternativas de transporte.

Tenemos que hacer que los precios del combustible reflejen el costo real del petróleo.

Tenemos que cambiar los subsidios de la industria petrolera, que son al menos 10 mil millones de dólares al año, por algo que permita que la clase media encuentre mejores formas de desplazarse.

Ya sea consiguiendo un coche más eficiente o creando mercados para nuevos autos y nuevos combustibles, es allí adonde necesitamos llegar.

Necesitamos racionalizar todo esto, y pueden buscar más acerca de esta política.

Se llama STRONG, por sus siglas en inglés «Secure Transportation Reducing Oil Needs Gradually», y la idea es, en de sentirnos impotentes, necesitamos ser más fuertes.

Están en newamerica.net Lo importante en esto es tratar de pasar del sentimiento de impotencia frente al surtidor, a estar realmente activos y pensar quiénes somos, tomarnos ese momento para atar cabos frente al surtidor.

Supuestamente los impuestos al combustible son el tercer riel de la política de EE.UU., la zona de No vuelo, estoy de acuerdo, 1 dólar los 4,5 lts (1 galón) probablemente sea mucho, pero pienso que si empezamos este año con 3 cvos el galón (4,5 lts), y lo subimos a 6 cvos el próximo año, 9 cvos al otro, hasta 30 cvos en el 2020, podríamos reducir significativamente el consumo de combustible.

Y al mismo tiempo le daremos a las personas tiempo para preparase, tiempo para responder, podríamos recaudar dinero y elevar la conciencia al mismo tiempo.

Déjenme mostrarles algo de cómo funcionaria esto.

Este es un recibo de combustible, hipotéticamente hablando, en un año La primera cosa que tiene es el impuesto, uno tiene un impuesto por unos EE.UU.

más fuertes, 33 cvos.

Así que no está impotente frente al surtidor.

La siguiente cosa que uno tiene una señal de alerta.

Muy similar a la que encuentra en un paquete de cigarros.

Y lo que dice es: «la Academia Nacional de Ciencias estima que cada galón de combustible que usas en tu coche crea 29 cvos en costos sanitarios».

Eso es un montón.

Y en esto pueden ver que están pagando considerablemente menos que los impuestos en salud.

Y también, la esperanza es que uno empiece a conectarse con el sistema más grande.

Y, al mismo tiempo, uno tiene un número al cual llamar para conseguir más información sobre formas de desplazamiento, o sobre préstamo a bajo interés para un coche diferente, o lo que sea que vaya a necesitar para reducir la dependencia al combustible.

Con todo este tipo de políticas, podríamos reducir en consumo de combustible, nuestro consumo de petróleo, en un 20% para el 2020.

3 millones de barriles al día.

Pero para hacer esto necesitamos recordar que somos la gente del hidrocarburo.

Necesitamos tener en mente las moléculas y no distraernos con el teatro, no distraernos con la disonancia cognitiva de las posibilidades medioambientales que hay afuera.

Necesitamos ir al meollo y hacer el trabajo valiente de reducir nuestra dependencia de este combustible y esas moléculas.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/lisa_margonelli_the_political_chemistry_of_oil/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *