Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Mathieu Lehanneur muestra inspiración científica – Charla TEDGlobal 2009

Mathieu Lehanneur muestra inspiración científica – Charla TEDGlobal 2009

Charla «Mathieu Lehanneur muestra inspiración científica» de TEDGlobal 2009 en español.

Tomando la ciencia como su máxima inspiradora, Mathieu Lehanneur muestra una selección de sus ingeniosos diseños: una pelota neutralizadora de ruidos interactiva, un tratamiento antibiótico en una pastilla laminada, un tratamiento de asma con recordatorio para niños, un filtro de aire viviente, un cultivo de peces para la sala de estar, entre otros.

  • Autor/a de la charla: Mathieu Lehanneur
  • Fecha de grabación: 2009-07-23
  • Fecha de publicación: 2009-11-17
  • Duración de «Mathieu Lehanneur muestra inspiración científica»: 1084 segundos

 

Traducción de «Mathieu Lehanneur muestra inspiración científica» en español.

Una mañana, en el año 1957, el neurocirujano Walter Penfield se vio a si mismo así, un tipo extraño con manos enormes, una boca enorme, y un trasero diminuto.

En realidad esta criatura es el resultado de la investigación de Penfield.

Le llamó homúnculo.

Básicamente el homúnculo es la visualización de un ser humano donde cada parte del cuerpo es proporcional a la superficie que ocupa en el cerebro.

Entonces, por supuesto, un homúnculo no es en realidad alguien insólito.

Son ustedes.

Soy yo.

Es nuestra realidad invisible.

Esta visualización podría explicar, por ejemplo, por qué los recién nacidos o los fumadores se ponen, instintivamente, los dedos en la boca.

Desafortunadamente no explica por qué muchos diseñadores siguen tan interesados en diseñar sillas.

Por lo tanto, aún sin entender completamente la ciencia, en mis diseños, basicamente me beneficio de ella.

Estoy fascinado por su habilidad para investigar en profundidad el ser humano, su forma de trabajar, su forma de sentir.

Y realmente me ayuda a comprender cómo vemos, cómo oímos, cómo respiramos, cómo nuestro cerebro puede informar o confundirnos.

Es de gran utilidad para mí comprender cuales son nuestras necesidades reales.

La gente de marketing no ha sido nunca capaz de hacerlo.

El marketing reduce las cosas.

El marketing simplifica.

El marketing crea grupos de usuarios.

Y los científicos, entre la complejidad, entre la fluctuación y la singularidad piensan:

¿Cuáles podrían ser nuestras verdaderas necesidades?

Quizás el silencio.

En nuestra vida diaria nos perturban constantemente sonidos agresivos.

Y ya saben que toda esa clase de sonidos nos lleva al estrés, y nos impide estar tranquilos y concentrados.

Por eso quise una especie de filtro de sonido, capaz de protegernos de la contaminación acústica.

Pero no quise hacerlo para aislar a las personas, sin EMF (campos electromagnéticos) o ese tipo de cosas.

O ni siquiera incluyendo tecnología compleja.

Solo quería usar la complejidad y la tecnología del cerebro, del cerebro humano.

Por lo tanto trabajé con ruido blanco.

D.B.

es básicamente — D.B.

es el nombre del producto, básicamente un difusor de ruido blanco.

Esto es ruido blanco.

El ruido blanco es la suma de todas la frecuencias que el ser humano escucha, llevadas a la misma intensidad.

y este sonido es como un «shhhhhhhhhh», así.

Y este sonido es el más neutro.

Es el sonido perfecto para nuestros oidos y cerebro.

Entonces cuando se escucha este sonido se siente como una protección, que aisla de la contaminación acústica.

Y al oir el ruido blanco el cerebro se concentra de inmediato en él.

Invalidando el sonido agresivo.

Parece mágico.

Pero es sólo fisiología.

Todo está en su cerebro.

Y en el mío, espero.

Entonces para que este ruido blanco resulte más activo y reactivo, creé una pelota rodante capaz de analizar y ubicar el origen del sonido agresivo, y rueda, en casa o en el trabajo, hacia el sonido agresivo y emite el sonido blanco para neutralizarlo.


(Risas)
Y funciona.

¿Sienten el efecto del ruido blanco?

Hay mucho silencio.

Si hacen ruido podrán sentir el efecto.

Aunque este objeto, aunque este producto incluya tecnología, como altavoces, micrófonos, y aparatos electrónicos, este objeto no es muy inteligente.

Mi intención no es un objeto muy inteligente.

No quiero un objeto perfecto en plan robot perfecto.

Quiero un objeto como ustedes o como yo.

Por lo tanto, definitivamente imperfecto.

Imagínense, por ejemplo, que están en casa, en medio de una disputa amorosa con su pareja.

Se gritan.

Uno dice, «Bla, bla, bla,….

¿Quién es ese tipo?

» Y D.B.

probablemente rodará hacia usted.

Y girando a su alrededor hará «shhhhhhhhhh,» así
(Risas)
Definitivamente no es perfecto.

Entonces probablemente en ese momento le dará una patada.


(Risas)
Bueno, siguiendo en esta misma línea diseñé K.

K es un transmisor receptor de luz natural.

Este objeto se coloca sobre el escritorio, sobre el piano o donde ustedes pasen la mayor parte del día.

Y este objeto podrá saber exactamente la cantidad de luz que recibe durante el día, y emitirá la cantidad correcta de luz que necesiten.

Este objeto está completamente cubierto por fibras ópticas.

Y el objetivo de esas fibras ópticas es informar al objeto y la idea de una sensibilidad visual del objeto.

Quiero, con este diseño, que sientan, cuando ustedes lo vean instintivamente, que este objeto es muy sensible y muy reactivo.

Y este objeto sabe, mejor que ustedes, y probablemente antes, lo que necesitan.

Se sabe que la carencia de luz natural puede provocar problemas de energía o libido.

Por lo tanto, un gran problema.


(Risas)
Muchos de los proyectos en los que trabajo los comparto con científicos.

Soy un mero diseñador.

Los necesito.

Por lo tanto, pueden ser biólogos, psiquiatras, matemáticos, etc.

Y les transmito mis intuiciones, mis hipótesis, mis primeras ideas.

Y ellos reaccionan.

Me dicen lo que es posible y lo que no.

Y juntos mejoramos el concepto original.

Y construimos el proyecto final.

Y esta clase de relación entre diseñador y científico empezó cuando estaba en el colegio.

Al comienzo de mis estudios fui conejillo de indias para la industria farmacéutica.

Y lo irónico para mí fue, por supuesto, que no lo hice por el progreso científico, sino porque necesitaba dinero.

De todos modos, este proyecto o experiencia me incitó a un nuevo proyecto de diseño en medicina.

Deberían saber que hoy, aproximadamente una de cada dos pastillas se ingiere de forma incorrecta.

Aunque los constituyentes activos en la farmacología han progresado continuadamente en cuanto a química, objetivos y estabilidad, el comportamiento de los pacientes es cada vez más inestable.

Ingerimos muchas pastillas.

Tomamos dosis irregulares.

No seguimos las instrucciones, etc.

Por eso quise una nueva clase de medicina, para establecer una nueva relación entre paciente y el tratamiento.

Entonces transformé las pastillas tradicionales en esto.

Les pondré un ejemplo.

Esto es un antibiótico.

Y su propósito es ayudar al paciente, a llegar al final del tratamiento.

Y la idea es algo como una cebolla, una clase de estructura en capas.

Así pues, se empieza con la más oscura.

Y esto ayuda a visualizar la duración del tratamiento.

También le ayuda a visualizar la disminución de la infección.

Por lo tanto, el primer día, la más grande.

Y ustedes tienen que pelar e ingerir una capa por día.

Y su antibiótico se hace más pequeño y transparente.

Esperan su mejoría igual que esperan el día de Navidad.

Y siguen el tratamiento de esta forma hasta el final.

Y así llegan hasta el centro blanco.

Esto significa que se mejoraron.


(Aplausos)
Gracias.


(Aplausos)
Este es un «tercer pulmón,» Es un artículo farmacológico para tratar el asma a largo plazo.

Lo diseñé para ayudar a los niños a seguir el tratamiento.

Por lo tanto, el objetivo es una relación entre el paciente y su tratamiento pero una relación de dependencia.

Pero en este caso no es la medicina la que es dependiente del paciente.

Es el niño quien sentirá que el objeto terapéutico lo necesita.

Entonces la idea es que durante la noche la piel elástica del tercer pulmón se infle lentamente, de aire y moléculas.

Y cuando el niño despierte pueda ver que el objeto lo necesita.

Y lo lleve hacia su boca, y respire el aire que contiene.

Así de este modo, el niño se cuida a sí mismo, al cuidar este objeto viviente.

Y él no sentirá nunca más que requiere un tratamiento contra el asma, sino que el tratamiento del asma lo necesita a él.


(Aplausos)
En este concepto de objeto viviente, me gusta la idea de un diseño invisible.

Como si la función del objeto Estuviera en un campo invisible alrededor de los objetos mismos.

Podríamos hablar de una clase de aura, de un fantasma que los dirija.

Y casi como un efecto poltergeist.

Entonces cuando un objeto pasivo como este parece tomar vida, es porque se empieza a mover.

Y recuerdo una exposición de diseño, que hice para John Maeda y para la fundación Cartier en París.

Se suponía que John Maeda mostraría varias animaciones gráficas en esta exposición.

Y mi idea para esta exposición de diseño era un juego pong como éste.

Mi intención era crear algunos escaños vivientes en la sala principal de la exposición.

Por lo tanto los escaños vivientes debían ser igual que la pelota.

Y John estaba tan contento con esta idea que me dijo, «De acuerdo, hagámoslo.» Recuerdo el día de la inauguración.

Llegué un poquito tarde.

Cuando llevé los 10 escaños vivientes a la sala de exposición, John estaba junto a mí pensativo , «Emm, Emm.» Y me dijo, después de un largo silencio, » Mathieu, me pregunto si la gente estará más fascinada con tus escaños que con mis videos.»
(Risas)
Hubiera sido un gran honor, un gran cumplido para mí, si él no hubiera decidido sacarlos dos horas antes de la inauguración.

Así pues todo un drama.

Creo que no se sorprenderán si les digo que Pinocho es una de mis grandes influencias.

Pinocho es probablemente uno de mis mejores diseños, mi favorito.

Porque es al clase de objeto con conciencia, capaz de adaptarse a su entorno, y capaz de modificarlo también.

La otra gran influencia es el canario de la mina.

En las minas de carbón, este canario se suponía que estaba cerca de los mineros.

Y cantaba todo el día.

Y cuando paraba, significaba que había muerto.

Este canario era una alarma viviente, muy eficiente.

Una tecnología muy natural, para decirle a los mineros, «El aire es muy malo.

Deben irse.

Es una emergencia.» Por eso para mí es un gran producto.

Y traté de diseñar una especie de canario.

Como Andrea.

Andrea es un filtro de aire viviente que absorbe gases tóxicos del aire contaminado del interior.

Usa algunas plantas para hacer su trabajo, seleccionadas por su capacidad de filtrar el aire.

Deben saber o quizá ya lo saben, que la contaminación del aire interior es más tóxico que del aire Así, mientras les estoy hablando, la butaca en la que están sentados actualmente está emitiendo un gas tóxico invisible e inodoro.

Con perdón… Por lo tanto ahora están respirando formaldehído.

Me pasa lo mismo a mí con la alfombra.

Y esto ocurre exactamente igual en casa.

Porque todo los productos de nuestro alrededor constantemente emiten los componentes volátiles que los forman.

Así es que echaremos un vistazo a su casa.

Su sofá, su silla de plástico, los juguetes de los niños tienen una realidad invisible propia.

Y es muy tóxica.

Por eso, creé con Davis Edward, un científico de la Universidad de Harvard, un objeto capaz de absorber los elementos tóxicos usando esas plantas.

Pero la idea es vehicular el aire hacia la parte efectiva de la plantas.

Porque las raíces de la planta no lo son.

Bill Vorveten* de la NASA lo investigó inteligentemente en la década de los 70.

De ese modo, la idea es crear un objeto capaz de conducir el aire y estar en contacto a la velocidad correcta en el lugar correcto, en la parte efectiva de la planta.

Por lo tanto, este es el objeto final.

Será lanzado en septiembre.


(Aplausos)
Y este incorpora, en principio, el mismo concepto porque incluyo en el producto, como en Andrea, algunas plantas.

En este, las plantas se usan para filtrar el agua.

Y contiene además peces.

Pero aquí, a diferencia de Andrea, se supone que se comen.

Realmente, este objeto es una granja doméstica, para peces y hortalizas.

La idea pues de este objeto es lograr producir en casa alimento de la zona.

Los localívoros acostumbraban a obtener el alimento en un radio de unos 160 kms.

El río local es capaz de proporcionarle comida directamente en su sala de estar.

El sentido de este proyecto es crear un ecosistema llamado acuapónico.

Y lo acuapónico es el agua sucia de los peces que mediante una bomba de agua, alimenta las plantas de la superficie.

Y las plantas filtrarán mediante las raíces el agua sucia de los peces, volviendo limpia al estanque.

Después de estas dos opciones, O se sienta delante a observarlos como si se tratara de un televisor, canal asombroso, o comienza a pescar.

Y prepara algunos sushis con un pescado con las plantas aromáticas de la superficie.

Porque puede cultivar patatas.

No, no patatas, sino tomates, plantas aromáticas, etc.

Por lo tanto, podemos respirar sanamente, podemos consumir alimento local, podemos recuperarnos con medicina inteligente, y podemos equilibrar bien nuestro biorritmo con la luz del día.

Pero era importante crear un lugar perfecto, lo probé, para trabajar y crear.

Así que diseñé para un científico estadounidense afincando en París, una oficina muy estimulante para el cerebro; Quise crear un lugar perfecto donde se pudiera trabajar y jugar, y donde el cuerpo y el cerebro pudieran trabajar juntos.

Así es que, en esta oficina no se trabaja en un escritorio como un político.

Uno se sienta, duerme y juega en una gran isla geodésica hecha de cuero.

¿Ven?

como esta.

En esta oficina no se trabaja, ni se escribe y ni dibuja en hojas de papel, sino que se dibuja directamente en una gran pizarra tipo caverna, como un científico prehistórico.

De esta manera se hace deporte al mismo tiempo que se trabaja.

En esta oficina no necesita salir para contactar con la naturaleza.

Se incluye, directamente, la naturaleza en el piso de la oficina.

Como pueden ver aquí.

Esta es una imagen de inspiración que guió este proyecto de la oficina.

Realmente me ayudó a diseñarla.

Nunca lo muestro a mis clientes.

Podrían ofenderse.


(Risas)
Sólo para mi taller.

Creo que puede ser la venganza del conejillo de indias que fui.

Pero puede ser la convicción de mono y homúnculo que somos.

Todos necesitamos que se nos considere de acuerdo a nuestra naturaleza real.

Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/mathieu_lehanneur_science_inspired_design/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *