Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Paul Collier acerca del «Club de la Miseria» – Charla TED2008

Paul Collier acerca del «Club de la Miseria» – Charla TED2008

Charla «Paul Collier acerca del «Club de la Miseria»» de TED2008 en español.

Alrededor del mundo, en este instante, mil millones de personas están atrapadas en países pobres o fallidos. ¿Cómo podemos ayudarles? El economista Paul Collier ha diseñado un plan audaz y compasivo para reducir la distancia entre ricos y pobres.

  • Autor/a de la charla: Paul Collier
  • Fecha de grabación: 2008-03-03
  • Fecha de publicación: 2008-05-28
  • Duración de «Paul Collier acerca del «Club de la Miseria»»: 1011 segundos

 

Traducción de «Paul Collier acerca del «Club de la Miseria»» en español.

Entonces,

¿podemos atrevernos a ser optimistas?

Bien, la tésis de «The Bottom Billion» es que mil millones de personas están atrapadas en economías que llevan estancadas 40 años, y por tanto alejándose del resto de la humanidad.

Así que, la verdadera pregunta a plantearse no es

¿podemos ser optimistas?

Es

¿cómo podemos dar esperanzas creíbles a esos mil millones de personas?

Eso, para mí, es el reto fundamental hoy día para el desarrollo.

Lo que voy a ofreceros es una receta, una combinación de las dos fuerzas que cambiaron el mundo para bien, que es la alianza de compasión e interés propio inteligente.

Compasión, ya que mil millones de personas están viviendo en sociedades que no les han ofrecido una esperanza creíble.

Esto es una tragedia humana.

El interés propio inteligente, debido a que si esta divergencia económica continúa durante otros 40 años combinado con la integración social global, se generará una pesadilla para nuestros hijos.

Necesitamos compasión para que comencemos, y un interés propio inteligente para que nos pongamos serios.

Esa es la alianza que cambia el mundo.

Entonces,

¿qué significa ponerse serios acerca de proporcionar esperanza para «el club de la miseria»?

¿Qué podemos hacer en realidad?

Bien, una buena guía es pensar, «

¿Qué hicimos la última vez que el mundo rico se puso serio para desarrollar otra región del mundo?

» Esto nos da, lo que resulta, una pista bastante buena, excepto que tenemos que regresar bastante en el tiempo.

La última vez que el mundo rico se puso serio para desarrollar otra región fue a finales de los años 40.

El mundo rico érais vosotros, Ámérica, y la región que necesitaba desarrollarse era mi mundo, Europa.

Era la Europa de la posguerra.

¿Por qué América lo tomó en serio?

No era sólo compasión por Europa, aunque la había.

Era que sabíais que teníais que hacerlo, porque a finales de los años 40, país tras país en la Europa Central estaba cayendo en el bloque soviético, y por tanto sabíais que no teníais opción.

Europa tenía que ser arrastrada al desarrollo económico.

Entonces

¿qué hicísteis, la última vez que os pusísteis serios?

Bien, sí, teníais un gran programa de asistencia.

Muchas gracias.

Fue el Plan Marshall; necesitamos hacerlo de nuevo.

La ayuda es parte de la solución.

Pero

¿qué más hicísteis?

Bien, echásteis abajo vuestra política comercial, y le dísteis la vuelta Antes de la guerra, América fue muy proteccionista.

Tras la guerra, abrísteis vuestros mercados a Europa, arrastrásteis a Europa a la economía global de entonces, que era vuestra economía, e institucionalizásteis ese libre comercio.

mediante la fundación del Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles Así que, un cambio total de política comercial.

¿Hicísteis algo más?

Sí: un cambio total en vuestra política de seguridad.

Antes de la guerra, vuestra política de seguridad había sido aislacionista.

Tras la guerra, le dísteis la vuelta, pusísteis 100.000 soldados en Europa durante más de 40 años.

Así que, cambio total de la política de seguridad.

¿Algo más?

Sí, echásteis abajo el Undécimo Mandamiento — la soberanía nacional.

Antes de la guerra, tratábais la soberanía nacional como sacrosanta de manera que ni siquiera estabaís dispuestos a uníros a la Liga de Naciones.

Tras la guerra, fundáis las Naciones Unidas, fundáis la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico fundáis el FMI, alentásteis a Europa a crear la Comunidad Económica Europea.

Todos ellos sistemas para la ayuda mutua entre gobiernos.

Estas son aún las bases de las políticas efectivas: ayuda, comercio, seguridad, gobiernos.

Por supuesto, los detalles de la política serán diferentes, porque el reto es diferente.

No se trata de reconstruir Europa, es revertir la divergencia del club de la miseria de manera que puedan realmente alcanzarnos.

¿Es esto más fácil o más difícil?

Tenemos que ser al menos tan serios como lo fuimos entonces.

Ahora, hoy voy a tomar sólo uno de esos cuatro.

Voy a tomar el que suena como el más débil, el que es de Perogrullo — gobiernos, sistemas de soporte mutuo entre gobiernos — y voy a mostrarles una idea de cómo podríamos hacer algo para fortalecer los gobiernos, y voy a mostrarles que es enórmemente importante ahora.

La oportunidad en la que vamos a fijarnos es una verdadera para el optimismo acerca del club de la miseria, y esa es el boom de las materias primas.

El boom de las materias primas está llevando cantidades sin precedentes de dinero a muchos, aunque no todos, los países del club de la miseria.

En parte están llevando dinero debido a que los precios de las materias primas son altos, pero no es sólo eso.

También hay una variedad de nuevos descubrimientos.

Uganda acaba de descubrir petróleo, en una de las ubicaciones más desastrosas de la Tierra, Ghana ha descubierto petróleo, Guinea ha logrado una nueva explotación enorme de mineral de hierro que sale de su suelo.

Por tanto nuevos descubrimientos masivos.

Al lado de ellos, estos nuevos flujos de ingresos dejan pequeña a la ayuda.

Sólo para dar un ejemplo: Sólo Angola obtiene 50 mil millones de dólares al año en ingresos por petróleo.

El flujo entero de ayuda a los 60 paises del club de la miseria el año pasado fue de 34 mil millones.

Por lo que el flujo de recursos del boom de las materias primas al club de la miseria no tiene precedentes.

Entonces hay optimismo.

La pregunta es,

¿cómo va a ayudar a su desarrollo?

Es una enorme oportunidad para el desarrollo transformacional.

¿Se llevará a cabo?

Aquí viene un poco de ciencia, y es un poco de ciencia que he hecho desde El Club de la Miseria, por tanto es nuevo.

He estudiado para ver cuál es la relación entre precios mayores de materias primas de exportación, y el crecimiento de países exportadores de materias primas.

Y lo he observado globalmente, he tomado todos los países del mundo durante los últimos 40 años, y he investigado cuál es su relación.

Y a corto plazo — digamos, los primeros cinco a siete años, es bastante buena.

De hecho, es muy buena: todo sube.

Se consigue más dinero porque los términos de comercio mejoran, pero también aumenta la producción de forma generalizada.

De manera que el PIB sube mucho — ¡fantástico! Esto a corto plazo.

¿Y a largo plazo?

Regresemos 15 años después.

Bien, a corto plazo es muy bueno, pero a largo plazo, es frágil.

Se sube a corto plazo, pero entonces la mayoría de las sociedades historicamente han terminado peor que si no hubiera habido ningún boom.

Esto no es una previsión de cómo cambia el precio de las materias primas, es una previsión de las consecuencias, consecuencias a largo plazo, para el crecimiento de un incremento en precios.

Entonces

¿qué ha ido mal?

¿Por qué hay una «maldición de los recursos», como se le suele llamar?

Y de nuevo, he investigado esto, y el resultado es que el punto crítico es el nivel de gobernabilidad, el nivel inicial de gobiernabilidad económica, cuando el boom en recursos se acumula.

De hecho, si se tiene un gobierno suficientemente bueno, no hay un boom de recursos.

Se sube a corto plazo, y luego se sigue subiendo incluso más a largo plazo.

Esto es Noruega, el país más rico de Europa.

Es Australia, es Canadá.

La maldición de los recursos está reservada enteramente a los países por debajo de un umbral de gobernabilidad.

Aún así suben a corto plazo.

Esto es lo que estamos viendo en el club de la miseria en estos momentos.

Las mejores tasas de crecimiento que hayan tenido nunca.

Y la pregunta es si el corto plazo persistirá.

Y con un mal gobierno históricamente en los últimos 40 años, no lo ha hecho.

Son países como Nigeria, que están peor que si nunca hubieran tenido petróleo.

Entonces hay un umbral por encima del cual uno sube a largo plazo, y baja si está por debajo.

Sólo para referenciar este umbral, está entorno al nivel de gobierno de Portugal a mediados de los 80.

Por tanto la pregunta es,

¿está el club de la miseria por encima o por debajo de este umbral?

Ahora hay un gran cambio respecto al boom de las materias primas de los 70, y es la propagación de la democracia.

Entonces pensé que, bien, quizás esa es la clave que ha transformado el gobierno del club de la miseria.

Quizá podamos ser más optimistas debido a la propagación de la democracia.

Así que investigué.

La democracia tiene efectos significativos — y desafortunadamente son adversos.

La democracias complican incluso más estos booms de recursos que las autocracias.

En este punto ya quería abandonar la investigación, pero —
(Risas)
— resulta que la democracia es un poco más complicada que esto.

Porque existen dos aspectos distintos de la democracia.

Está la carrera electoral, que determina cómo adquieres el poder, y está el equilibrio de poder, que determina cómo usas el poder.

Resulta que la carrera electoral es el aspecto que está dañando a la democracia, mientras que un fuerte equilibrio de poder beneficia al boom de recursos.

Y entonces, lo que los países del club de la miseria necesitan es un fuerte equilibrio de poder.

No lo tienen.

Consiguieron una democracia instantánea en los años 90: elecciones sin equilibrio de poder.

¿Cómo podemos ayudarles a mejorar sus gobiernos e introducir equilibrio de poderes?

En todas las sociedades del club de la miseria, hay intensas luchas para hacer esto.

La propuesta sencilla es que deberíamos tener algunos estándares internacionales, que serían voluntarios, pero que explicarían con detalle los puntos clave de decisión que serían necesarios tomar para asegurar estas fuentes de ingresos.

Sabemos que estos estándares internacionales funcionan porque ya tenemos uno.

Se llama Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas.

Que es la idea muy sencilla de que los gobiernos deberían reportar a sus ciudadanos qué ingresos tienen.

Tan pronto fue propuesta los reformistas de Nigeria la adopatron, la promocionaron y publicaron los ingresos en los periódicos.

Las tiradas de los periódicos Nigerianos se dispararon.

La gente quería saber lo que estaba obteniendo su gobierno en términos de ingresos.

Entonces sabemos que funciona.

¿Cuál debería ser el contenido de estos estándares internacionales?

No puedo examinarlos todos, pero os daré un ejemplo.

El primero de ellos es cómo sacar los recursos de la tierra — los procesos económicos, al sacar los recursos de la tierra y poner los activos encima de la tierra.

Y el primer paso en esto es vender los derechos de extracción de recursos.

¿Sabéis cómo se venden los derechos de extracción de recursos en estos momentos?

¿Cómo se han vendido durante los últimos 40 años?

Una compañía vuela allí, hace un trato con un ministro, y es magnífico para la compañía, y bastante a menudo magnífico para el ministro —
(Risas)
— y no tan magnífico para el país.

Existe una sencilla tecnología institucional que puede transformar esto, y se llama subastas verificadas.

El organismo público con la mayor experiencia en la Tierra es por supuesto el Tesoro — esto es, el Británico.

Y el Británico decidió que vendería los derechos de la tercera generación de telefonía móvil calculando el valor de estos derechos.

Calcularon que valían dos mil millones de libras.

Justo a tiempo, un grupo de economistas llegó y dijo, «

¿Por qué no probáis una subasta?

Esta revelará su valor».

Se vendieron por 20 mil millones de libras mediante subasta.

Si el Británico puede equivocarse en un factor de diez, imaginen por cuánto lo haría el ministro de finanzas de Sierra Leona.


(Risas)
.

Cuando expuse esto al Presidente de Sierra Leona, al día siguiente pidió al Banco Mundial que le enviara un equipo para instruirles sobre cómo realizar subastas.

Existen cinco puntos decisivos como este, cada uno de los cuales necesita un estándar internacional.

Si pudieramos hacerlos, cambiaríamos el mundo.

Estaríamos ayudando a los reformistas en estas sociedades que están luchando por el cambio.

Este es nuestro modesto papel.

No podemos cambiar esas sociedades, pero podemos ayudar a la gente de esas sociedades que estan luchando y generalmente fallando, porque las probabilidades están muy en contra de ellos.

Y aún así, no tenemos estas reglas.

Si lo pensáis, el coste de promulgar reglas internacionales es nada de nada — nada.

¿Por qué demonios no existen?

Me he dado cuenta de que la razón para no existir es que hasta que no tengamos una masa crítica de ciudadanos informados en nuestras propias sociedades, los políticos se escabullirán con gestos.

Eso a menos que tengamos una sociedad informada, lo que los políticos hacen, especialmente en relación a África, son gestos: cosas que tienen buena pinta, pero que no funcionan.

Y entonces me di cuenta que teníamos que afrontar la cuestión de formar una ciudadanía informada.

Por eso rompí todas las reglas de conducta profesional de un economista y escribí un libro de Economía que se pudiera leer en la playa.


(Risas)
.

Sin embargo, tengo que decir, que el proceso de comunicación no es algo natural en mi.

Esta es la razón por la que estoy en este escenario, pero es alarmante.

Crecí en una cultura de discreción.

Mi me mostró un comentario de blog sobre una de mis últimas charlas, y el comentario del blog decía, «Collier no es carismático —
(Risas)
— pero sus argumentos son convincentes».


(Risas)
.


(Aplausos)
.

Si estáis de acuerdo con esta opinión, y si estáis de acuerdo con que necesitamos una masa crítica de ciudadanos informados, os daréis cuenta de que os necesito.

Por favor, convertios en embajadores.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/paul_collier_the_bottom_billion/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *