Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Ray Kurzweil: Una universidad para la singularidad que viene – Charla TED2009

Ray Kurzweil: Una universidad para la singularidad que viene – Charla TED2009

Charla «Ray Kurzweil: Una universidad para la singularidad que viene» de TED2009 en español.

Los últimos gráficos de Ray Kurzweil muestran que los rápidos avances en tecnología sólo van a acelerarse — con o sin recesión. Nos devela su nuevo proyecto, la Universidad de la Singularidad, para estudiar la tecnología que viene y guiarla para beneficio de la humanidad.

  • Autor/a de la charla: Ray Kurzweil
  • Fecha de grabación: 2009-02-07
  • Fecha de publicación: 2009-06-02
  • Duración de «Ray Kurzweil: Una universidad para la singularidad que viene»: 527 segundos

 

Traducción de «Ray Kurzweil: Una universidad para la singularidad que viene» en español.

La tecnología de información crece exponencialmente.

No es lineal.

Y nuestra intuición es lineal.

Al caminar por la sabana hace mil años predecíamos linealmente donde estaría un animal y nos funcionaba bien; está programado en nuestro cerebro.

Pero el ritmo de crecimiento exponencial es lo que realmente describe a las tecnologías de información.

Y no sólo en la computación.

Hay una gran diferencia entre crecimiento lineal y exponencial.

Si doy 30 pasos lineales: uno, dos, tres, cuatro, cinco llego a 30.

Si doy 30 pasos exponenciales: 2, 4, 8, 16 llego a mil millones.

Es una enorme diferencia.

Esto describe realmente a la tecnología de información.

Cuando era estudiante en MIT compartíamos una computadora que ocupaba un edificio completo.

La computadora en su celular es un millón de veces mas barata un millón de veces más pequeña y mil veces más poderosa.

Es un incremento de mil millones de veces la capacidad por dólar que hemos visto desde que yo era estudiante.

Volveremos a verlo nuevamente en los próximos 25 años.

La tecnología de la información progresa en una serie de curvas con forma de «S» donde cada una es un diferente.

La gente dice, «¿Qué va a pasar cuando termine la Ley de Moore?» Lo cual ocurrirá del 2020.

Pasaremos al siguiente paradigma.

La Ley de Moore no fue el primer que introdujo el crecimiento exponencial a la computación.

El crecimiento exponencial de la computación comenzó décadas antes del nacimiento de Gordon Moore.

Y no sólo se aplica a la computación.

Aplica a cualquier tecnología donde podamos medir las propiedades subyacentes de la información.

Aquí tenemos 49 computadoras famosas.

Las puse en un gráfico logarítmico.

La escala logarítmica oculta la escala del incremento.

Porque representa un incremento billonario desde el censo de 1890.

En la década de 1950 reducíamos los tubos de vacío haciéndolos más pequeños.

Al final topamos con un muro.

Ya no se podía reducir el tubo y mantener el vacío.

fue el fin de los cada vez más pequeños tubos de vacío.

Pero no fue el fin del crecimiento exponencial de la computación.

Pasamos al cuarto paradigma, transistores, y finalmente a los circuitos integrados.

Cuando lleguen a su fin pasaremos al sexto circuitos moleculares tridimensionales autoorganizados.

Pero lo que es aún más asombroso, más que esta fantástica escala de progresión es observar lo predecible que es.

Pasó por las buenas y las malas por la guerra y la paz, por épocas de crecimiento y recesión.

La Gran Depresión no hizo mella en su crecimiento exponencial.

Sucederá lo mismo durante la recesión económica que vivimos ahora.

El crecimiento exponencial en la capacidad de la tecnología de información continuará sin desaceleración.

Acabo de estos gráficos.

Porque los tenía hasta el 2002 en mi libro, «La Singularidad está Cerca.» De modo que los actualizamos hasta 2007 para que pudiera presentarlos aquí.

Y me dijeron: «Bueno, ¿no estás nervioso? Tal vez el crecimiento no se mantuvo en esa progresión exponencial».

Estaba un poco nervioso porque tal vez los datos estaban incorrectos.

pero he trabajado en ello durante 30 años, y la progresión exponencial se ha mantenido.

Miren este gráfico.

Podía comprarse un transistor por un dólar en 1968.

Hoy pueden comprarse 500 millones.

Y son en realidad mejores, porque son más rápidos.

Pero vean qué predecible es.

Yo diría que este conocimiento abarca datos anteriores.

He realizado predicciones de cara al futuro durante unos 30 años y el costo de un ciclo de transistor, una medida de desempeño en el precio de la electrónica, disminuye aproximadamente cada año.

Equivale a un ritmo de deflación del 50 por ciento y ello también es cierto para otros ejemplos como para los datos del ADN o del cerebro.

Y más que compensamos eso.

En realidad despachamos más del doble de todo tipo de tecnologías de información.

Hemos tenido un crecimiento del 18 por ciento en dólares constantes en todas las tecnologías de información en el último medio siglo a pesar de que se puede conseguir el doble de ella cada año.

Este es un ejemplo totalmente distinto.

No es la Ley de Moore.

La cantidad de datos del ADN que hemos secuenciado se ha duplicado cada año.

Su costo se ha disminuido a la mitad cada año.

Ha sido una progresión constante desde el inicio del proyecto del genoma.

A la mitad del proyecto los escépticos dijeron «Esto no va a funcionar.

El proyecto del genoma está a medio camino y han completado un uno por ciento del proyecto.» Pero en realidad estaba en tiempo.

Porque al duplicar uno por ciento siete veces más que es exactamente lo que sucedió se tiene el 100 por ciento.

Y el proyecto se terminó a tiempo.

Tecnologías de la comunicación: 50 modos distintos de medirlas.

La cantidad de bits movilizados, el tamaño de la internet…

Ha progresado a un paso exponencial.

Esto es profundamente democratizante.

Escribí, hace más de 20 años en «La Era de las Máquinas Inteligentes», cuando la Unión Soviética era fuerte, que ésta sería arrasada por el crecimiento en la comunicación descentralizada.

Y tendremos mucha computación a medida que avanza el siglo XXI para hacer cosas como simular regiones del cerebro humano.

¿Pero dónde conseguiremos el software? Algunos críticos dicen: «Oh, el software está atascado en el lodo.» Pero estamos aprendiendo más y más sobre el cerebro humano.

La resolución espacial de la tomografía cerebral se duplica cada año.

La información que obtenemos del cerebro se duplica cada año.

Y demostramos que en realidad podemos transformar los datos en modelos funcionales y simulaciones de regiones del cerebro.

Hay 20 regiones del cerebro que han sido modeladas simuladas y probadas: la corteza auditiva, regiones de la corteza visual el cerebelo donde se forman las habilidades partes de la corteza cerebral donde llevamos a el pensamiento racional.

Y todo esto ha alimentado un incremento, muy constante y predecible, de la productividad.

Hemos pasado de 30 dolares a 130 dólares en dólares constantes el valor promedio de una hora de trabajo humano impulsado por las tecnologías de información.

Y todos estamos preocupados por la energía y el medio ambiente.

Bueno esta es una gráfica logarítmica.

Representa la duplicación constante cada dos años, del aumento de energía solar que estamos creando.

Particularmente ahora a medida que aplicamos nanotecnología una forma de tecnología de información, a los paneles solares.

Y estamos a sólo ocho duplicaciones de satisfacer todas nuestras necesidades energéticas.

Hay 10 mil veces más luz solar de la que necesitamos.

Finalmente nos fusionaremos con esta tecnología.

Ya se encuentra muy cerca de nosotros.

Antes estaba al otro lado del campus.

Ahora cabe en nuestros bolsillos.

Lo que ocupaba un edificio ahora cabe en nuestros bolsillos.

Lo que hoy cabe en el bolsillo cabrá en una célula sanguínea en 25 años.

Y comenzaremos a influir profundamente en nuestra salud y nuestra inteligencia a medida que nos acercamos más y más a esta tecnología.

Basado en ello anunciamos aquí en TED en la verdadera tradición de TED, la Universidad de la Singularidad.

Es una nueva universidad fundada por Peter Diamandis, quien está aquí en el público y por mí.

Cuenta con el apoyo de NASA y Google y de otros líderes de la comunidad científica de la alta tecnología.

Nuestro objetivo era reunir a los líderes tanto a maestros como estudiantes de estas tecnologías de información crecientes y de su aplicación.

Pero Larry Page hizo un discurso apasionado en nuestra reunión de organización donde dijo que deberíamos dedicar los estudios a atender algunos de los mayores retos que enfrenta la humanidad y que si lo hacíamos, entonces Google los apoyaría.

Y eso es lo que hemos hecho.

El último tercio de las sesiones intensivas de verano de nueve semanas serán dedicadas a un proyecto en grupo para atender uno de los mayores desafíos de la humanidad.

Como por ejemplo, la internet que ahora es ubicua, en áreas rurales de China o África para llevar información sobre salud a las áreas en desarrollo del mundo.

Los proyectos continuarán más allá de las sesiones utilizando comunicación colaborativa interactiva.

Toda la propiedad intelectual que se cree y enseñe estará en línea y disponible y será desarrollada en línea de manera colaborativa.

Esta es nuestra reunión inicial.

Pero esto lo anunciamos hoy.

Su sede permanente se ubicará en Silicon Valley en el Centro de Investigación Ames de la NASA.

Hay distintos programas para estudiantes de posgrado para ejecutivos de distintas compañìas.

Las seis primeras líneas son: inteligencia artificial tecnologías avanzadas de computación, biotecnología, nanotecnología que son las distintas áreas básicas de la tecnología de información.

Después vamos a aplicarlas a las otras áreas como energía, ecología política legislativa y ética, a emprendedores para que las personas puedan llevar estas nuevas tecnologías al mundo.

De modo que estamos muy agradecidos por el apoyo que hemos recibido tanto de los líderes intelectuales, líderes de la alta tecnología en particular de Google y NASA.

Esta es una emocionante nueva empresa.

Y los invitamos a participar.

Muchas gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/ray_kurzweil_a_university_for_the_coming_singularity/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *