Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Richard St. Jphn: «El éxito es un viaje continuo» – Charla TED2009

Richard St. Jphn: «El éxito es un viaje continuo» – Charla TED2009

Charla «Richard St. Jphn: «El éxito es un continuo»» de TED2009 en español.

En su estilo típicamente franco, Richard St. John nos recuerda que el éxito no es una calle de un sólo sentido, sino un constante. Utiliza la historia de subidas y bajadas de su negocio para ilustrar una valiosa lección — cuando dejamos de intentarlo, fallamos.

  • Autor/a de la charla: Richard St. John
  • Fecha de grabación: 2009-02-06
  • Fecha de publicación: 2009-06-12
  • Duración de «Richard St. Jphn: «El éxito es un continuo»»: 237 segundos

 

Traducción de «Richard St. Jphn: «El éxito es un continuo»» en español.

¿Por qué tantas personas alcanzan el éxito, y luego fallan?

Una gran razón es, porque creemos que el éxito es una calle de un solo sentido.

Así que hacemos todo lo que nos lleva al éxito.

Pero cuando lo alcanzamos, creemos que lo hemos logrado, nos recostamos en nuestra zona de comodidad, y dejamos de hacer todo lo que nos hizo exitosos.

Y no tarda en decaer.

Y yo puedo decirles que esto sucede.

Porque me sucedió a mi.

Mientras alcanzaba el éxito, trabajé duro, me presioné.

Pero entonces me detuve, porque pensé, «Oh

¿sabes?

lo logré.

Puedo recostarme y relajarme.» Mientras buscaba el éxito, siempre trate de mejorar y hacer un buen trabajo.

Pero entonces me detuve porque creí, «Hey, soy suficientemente bueno, no necesito mejorar más.» Mientras buscaba el éxito, era bastante bueno en crear buenas ideas.

Porque hice todas estas cosas simples que me llevaban a las ideas.

Pero entonces me detuve.

Porque creí ser este tipo brillante y no tenía porque esforzarme con las ideas.

Ellas debían aparecer como magia.

Y lo único que apareció fue el bloqueo creativo.

No pude sacar ninguna buena idea.

Mientras alcanzaba el éxito, siempre estaba enfocado en los clientes y proyectos, e ignoraba el dinero.

Y entonces todo este dinero comenzó a surgir.

Y me distraje con él.

Y de pronto estaba al teléfono con mi corredor de la bolsa y mi agente de bienes raíces, cuando debí estar hablando con mis clientes.

Y alcanzando el éxito, siempre hice lo que amaba.

Pero entonces me metí en cosas que no amaba, como administración.

Soy el peor administrador del mundo.

Pero supuse que debía hacerlo.

Porque yo era, después de todo, el presidente de la compañía.

Bueno, pronto una nube se formó sobre mi cabeza Y aquí estaba, por fuera bastante exitoso, pero deprimido por dentro.

Pero soy hombre, se como solucionarlo.

Compré un auto velóz.


(Risas)
No ayudó.

Era más veloz , pero igual de deprimido.

Así que fui con mi doctor, y le dije, «Doc, puedo comprar lo que desee.

Pero no soy feliz.

Estoy deprimido.

Es verdad lo que dicen, y no lo creí hasta que me ocurrió a mi.

Pero el dinero no puede comprar la felicidad.» El dijo, «No.

Pero puede comprar Prozac.» Y me recetó anti-depresivos.

Y la nube se desvaneció un poco.

Pero también todo el trabajo.

Porque estaba flotando.

No me importaba si los clientes llamaban.


(Risas)
Y los clientes no llamaron.


(Risas)
Porque vieron que ya no les prestaba servicios a ellos, Me servía sólo a mi mismo.

Así que llevaron su dinero y sus proyectos a otros que les sirvieran mejor.

Bueno, no tomó mucho al trabajo para caer como una piedra.

Mi socio y yo, Thom, debimos despedir a todos nuestros empleados.

Se redujo solamente a nosotros dos, y estábamos a punto de hundirnos.

Y eso era grandioso.

Porque sin empleados, no había nadie a quien administrar.

Así que volví a los proyectos que amaba.

Y me divertí nuevamente.

Trabajé más duro.

Y para resumir la historia: hice todas las cosas que me llevaron de vuelta al éxito.

Pero no fue un rápido.

Tomó siete años.

Pero al final, el negocio creció más que nunca.

Y cuando volví a seguir estos ocho principios, la nube sobre mi cabeza desapareció por completo.

Y desperté un día y dije, «Ya no necesito más Prozac.» Y lo boté, y no lo he necesitado desde entonces.

Aprendí que el éxito no es una calle de una sola vía.

No lo parece, pero realmente es así.

Es un continuo.

Y si queremos evitar el «síndrome del éxito al fracaso.» Sólo debemos seguir estos ocho principios.

Porque no es sólo la forma en que alcanzamos el éxito es como lo sostenemos.

Así que aquí está su éxito continuo.

Muchísimas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/richard_st_john_success_is_a_continuous_journey/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *