Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Rodney Brooks dice que los robots invadirán nuestras vidas – Charla TED2003

Rodney Brooks dice que los robots invadirán nuestras vidas – Charla TED2003

Charla «Rodney Brooks dice que los robots invadirán nuestras vidas» de TED2003 en español.

En esta charla profética, del 2003, el experto en robótica Rodney Brooks nos habla de cómo los robots van a entrar en nuestras vidas — comenzando por los juguetes y pasando a los electrodomésticos para el hogar… y más allá.

  • Autor/a de la charla: Rodney Brooks
  • Fecha de grabación: 2003-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-09-29
  • Duración de «Rodney Brooks dice que los robots invadirán nuestras vidas»: 1127 segundos

 

Traducción de «Rodney Brooks dice que los robots invadirán nuestras vidas» en español.

De lo que quiero hablarles hoy es de cómo veo a los robots invadiendo nuestras vidas en múltiples niveles y líneas de tiempo.

Y cuando miro hacia el futuro, no puedo imaginarme un mundo, 500 años a partir de ahora, en el cual no tengamos robots por todas partes, suponiendo que — a pesar de todas las espantosas predicciones que mucha gente hace sobre nuestro futuro — suponiendo que todavía estemos por aquí, no puedo imaginar el mundo no estando poblado por robots.

Y luego la pregunta es, bueno, si ellos van a estar por aquí en 500 años,

¿estarán por todas partes antes de ese tiempo?

¿Estarán por aquí dentro de 50 años?

Sí, pienso que es muy probable — habrá muchos robots por todas partes.

Y, de hecho, pienso que eso ocurrirá mucho antes.

Pienso que estamos a punto de que los robots se vuelvan cosa común y pienso que estamos como en 1978 ó 1980 en años de las computadoras personales cuando los primeros robots están comenzando a aparecer.

Las computadoras comenzaron a llegar a través de juegos de video y de juguetes.

Y, saben, la primera computadora que muchas personas tuvieron en sus casas puede haber sido una para jugar Pong, con un pequeño microprocesador integrado, y luego algunos otros juegos de video que vinieron después de ese.

Y estamos comenzado a ver el mismo tipo de cosas con los robots: LEGO Mindstorms, Furbies — los cuales —

¿alguien aquí tuvo un Furby?

Claro, hay 38 millones vendidos a nivel mundial.

Son muy comunes, y son un pequeño robot, un robot simple con algunos sensores.

Es un poco de procesamiento causal.

A la derecha vemos otra muñeca robot, la que podían obtener hace un par de años.

Y tal como en los primeros días, cuando había mucha interacción de aficionados a las computadoras, pueden obtener ahora muchos juegos para armar robots, y libros de cómo armar robots.

Y a la izquierda hay una plataforma de Evolution Robotics, a la cual conectas una PC, y programas esto con una Interfaz Gráfica para moverse por tu casa y hacer diversas cosas.

Y luego hay un punto de más alto precio, una especie de robots de juguete — el Aibo de Sony.

Y a la derecha ahí, hay uno desarrollado por NEC, el PaPeRo, el cual no creo que vayan a lanzar.

Pero, sin embargo, ese tipo de cosas están ahí afuera.

Y hemos visto, durante los últimos dos o tres años, robots para cortar el césped, Husqvarna en la parte de abajo, Friendly Robotics aquí arriba, una empresa israrelí.

Y, luego, en los últimos 12 meses, aproximadamente, hemos comenzado a ver aparecer muchos robots para la casa.

Arriba y a la derecha hay un robot muy bueno para la casa de una empresa llamada Dyson, de Reino Unido.

Excepto que era tan caro — US$3,500 dólares — que no lo lanzaron al mercado.

Pero abajo a la izquierda ven el Electrolux, que sí está de venta.

Otro de Karcher.

Y abajo a la derecha está uno que yo construí en mi laboratorio hace unos 10 años, y que finalmente convertimos en un producto.

Y permítanme mostrarles eso.

Vamos a regalar éste, creo que Chris dijo, al final de la charla.

Este es un robot que puedes salir y comprar, y que limpiará tu piso.

Y arranca moviéndose en círculos cada vez más amplios.

Si golpea con algo —

¿vieron eso?

Ahora está comenzando a seguir la pared, está siguiendo el contorno de mis pies para alrededor de mí.

Veamos, vamos a — oh,

¿quién se llevó mis Rice Krispies?

¡Se robaron mis Rice Krispies!
(Risas)
¡No se preocupen, relájense, no, relájense, es un robot , es inteligente!
(Risas)
Ven, los niños de tres años no se preocupan por él.

Son los adultos los que de verdad se sienten incómodos.


(Risas)
Vamos a poner algo de basura aquí.


(Risas)
Bien.


(Risas)
No sé si lo pueden ver — bueno, puse un poco de Rice Krispies allí, puse algunas monedas, movámos el robot hacia allá, a ver si lo limpia.

Sí, bien.

Así que — dejaremos esto para luego.


(Aplausos)
De hecho, parte del truco fue construir un mejor mecanismo de limpieza; la inteligencia a bordo era bastante simple.

Y eso es igual con muchos robots.

Nos hemos convertido todos, pienso, en una especie de chauvinistas computacionales, y piensan que la computación lo es todo, pero, la mecánica todavía es importante.

Aquí hay otro robot, el PackBot, que hemos estado construyendo durante algunos años.

Es un robot militar de vigilancia, para ir delante de las tropas, y examinar cavernas, por ejemplo.

Pero, tuvimos que hacerlo muy robusto, mucho más robusto que los robots que construimos en nuestros laboratorios.


(Risas)
A bordo de ese robot hay una PC que corre Linux.

Esto puede soportar un golpe de 400G.

El robot tienen inteligencia local: puede voltearse boca arriba él solo, y puede ubicarse dentro del rango de alcance de comunicaciones, puede subir escaleras por sí solo, etcétera.

Bien, aquí está haciendo navegación local.

Un soldado le da un comando de subir las escaleras y lo hace.

¡Ese no fue un descenso controlado!
(Risas)
Ahora se va.

Y la gran prueba para estos robots, realmente, fue el 11 de Septiembre.

Llevamos los robots hasta el World Trade Center tarde esa noche.

No pudieron hacer mucho en la montaña de escombros, todo estaba muy — no había nada que hacer.

Pero, sí penetramos en todos lo edificios circundantes que habían sido evacuados, y buscamos posibles sobrevivientes en esos edificios en los cuales era peligroso entrar.

Veamos este video.

Reportera: …

unos compañeros del campo de batalla están ayudando a reducir los riesgos del combate.

Nick Robertson tiene esa historia.

Rodney Brooks:

¿Podemos tener otro de estos?

OK, bien.

Bien, este es un soldado que ha visto un robot hace dos semanas.

Está enviando robots dentro de cuevas, viendo lo que ocurre.

El robot es totalmente autónomo.

Lo peor que ha ocurrido dentro de la cueva, hasta ahora, es que uno de los robots cayó diez metros.

Así que, hace un año, el ejército de los Estados Unidos no tenía estos robots.

Ahora están en servicio activo en Afganistán todos los días.

Y esa es una de las razones por las que dicen que se está dando una invasión de robots.

Hay un gran cambio ahora en cómo — hacia dónde la tecnología está caminando.

Gracias Y en los próximos meses, vamos a estar enviando robots que están en producción a perforar pozos de petróleo para sacar de la tierra esos pocos años de petróleo que quedan.

Son ambientes muy hostiles, 150 grados centígrados, 10,000 PSI.

Robots autónomos descendiendo y haciendo este tipo de trabajo.

Pero, robots como éstos, son un poco difíciles de programar.

¿Cómo, en el futuro, vamos a programar nuestros robots y a hacerlos más fáciles de usar?

Y, de hecho, quiero usar un robot en este momento — un robot llamado Chris — ponte de pie.

Sí.

¡Bien! Ven aquí.

Ahora fíjense, él cree que los robots tienen que ser un poco tiesos.

Él hace un poco eso.

Pero voy a — Chris Anderson: Es sólo que soy inglés.

RB: Oh.


(Risas)
(Aplauso) Voy a enseñarle a este robot una tarea.

Es una tarea muy compleja.

Ahora, fíjense, él asintió con la cabeza, dándome una indicación de que estaba comprendiendo el flujo de comunicación.

Y, si hubiese dicho algo totalmente extraño él me habría mirado de lado, con dudas, y habría regulado la conversación.

Bueno, ahora traje esto frente a él.

Miré sus ojos y ví que sus ojos miraron la tapa de la botella.

Y estoy realizando esta tarea aquí, y él está observando.

Sus ojos van y vienen hacia mi para ver qué estoy mirando, así que tenemos atención compartida.

Y entonces, realizo esta tarea, y él observa, y me mira para ver qué ocurrirá luego.

Y ahora le pasaré la botella, y veremos si puede la tarea.

¿Puedes hacer eso?


(Risas)
Bien.

Lo hace muy bien.

Sí.

Bien, bien, bien.

No te enseñé a hacer eso.

Ahora veamos si lo puedes armar todo de nuevo.


(Risas)
Y piensa que un robot tiene que ser muy lento.

¡Buen robot, bien hecho! Bien, aquí vimos unas cuantas cosas.

Vimos que cuando interactuamos, tratamos de enseñarle a alguien cómo hacer algo, dirigimos su atención visual.

Lo otro que nos comunica es su estado interno, si nos está comprendiendo o no, regula nuestra interacción social.

Hubo atención compartida al mirar el mismo tipo de cosas, y reconocimiento del refuerzo social al final.

Y hemos estado tratando de incluir eso en los robots de nuestro laboratorio porque pensamos que es así como ustedes querrán interactuar con los robots en el futuro.

Sólo quiero mostrarles un diagrama técnico aquí.

Lo más importante para construir un robot con el cual se pueda interactuar socialmente es su sistema de atención visual.

Porque a lo que le presta atención es a lo que está viendo y con lo que está interactuando, y es así que comprendes lo que está haciendo.

Así que, en los videos que voy a mostrarles, van a ver un sistema de atención visual de un robot el cual tiene — busca tonos de piel en el HSV, así que trabaja a través de todos los, bueno, los colores humanos.

Busca colores muy saturados, en los juguetes.

Y busca cosas que se mueven.

Y compara todo eso en una ventana de atención, y busca el lugar de mayor puntuación — aquello en donde lo más interesante está ocurriendo.

Y es a eso a lo que sus ojos siguen.

Y mira directo hacia eso.

Al mismo tiempo, toma decisiones comunes: : puede decidir que se siente solo y buscar tono de piel, o podría decidir que está aburrido y buscar un juguete para jugar.

Así que estos pesos cambian.

Y aquí arriba, a la derecha, esto es lo que llamamos el módulo en memoria de Steven Spielberg.

¿Vieron la película IA?

Audiencia: Sí.

RB: Sí, era bastante mala, pero —

¿recuerdan, especialmente cuando Haley Joel Osment, el pequeño robot, miró al hada azul por 2,000 años sin quitar sus ojos de ella?

Bien, esto elimina ese asunto, porque esto es una habituación Gaussiana que se vuelve negativa, y más y más intensa cuando mira algo.

Y se aburre, así que entonces mira hacia otro lado.

Así que, una vez que tienes eso — y aquí está un robot, aquí está Kismet, mirando alrededor buscando un juguete.

Puedes darte cuenta de lo que está mirando.

Puedes estimar la dirección de su mirada por esos globos oculares que cubren la cámara, y puedes darte cuenta de cuándo está viendo directamente al juguete.

Y tiene algo de respuesta emocional aquí.


(Risas)
Pero, aún así va a poner atención si algo más significativo penetra en su campo visual — como, por ejemplo Cynthia Breazeal, quien construyó este robot — desde la derecha.

La mira, le presta atención a ella.

Kismet tiene, subyacente, un emocional tridimensional, un espacio vectorial, de dónde se encuentra emocionalmente.

Y en diferentes lugares de ese él expresa —

¿podemos tener volumen aquí?

¿Pueden escuchar eso ahora, ahí?

Audiencia: Sí.

Kismet:

¿Realmente piensas eso?

¿Realmente piensas eso?

¿Realmente lo piensas?

RB: Así que está expresando su emoción mediante su cara y la prosodia en su voz.

Y, cuando yo estaba trabajando con mi robot aquí, Chris, el robot, estaba midiendo la prosodia en mi voz, así que hicimos que el robot midiera la prosodia a partir de cuatro mensajes básicos que las madres dan a sus hijos de forma pre-lingüística.

Aquí tenemos sujetos ingenuos elogiando al robot, Voz: Lindo robot.

Eres un robot tan lindo.


(Risas)
Y el robot está reaccionando adecuadamente.

Voz: …

muy bien, Kismet.


(Risas)
Voz: Mira mi sonrisa.

RB: Se sonríe.

Imita la sonrisa.

Esto pasa muchas veces.

Esos son sujetos ingenuos.

Aquí les pedimos que captaran la atención del robot y que indicaran cuándo tenían la atención del robot.

Voz: Hey, Kismet, ah, ahí está.

RB: Así que se da cuenta de que tiene la atención del robot.

Voz: Kismet,

¿te gusta el juguete?

Oh.

RB: Ahora aquí les pedimos que prohibieran algo al robot, y la primera mujer realmente empuja al robot hacia un rincón emocional.

Voz: No.

No.

No debes hacer eso.

¡No!
(Risas)
Voz: No es apropiado.

No.

No.


(Risas)
RB: Lo voy a dejar ahí.

Integramos todo eso.

Luego agregamos el tomar turnos.

Cuando conversamos con alguien, hablamos.

Luego levantamos nuestras cejas, movemos nuestros ojos, para darle a la otra persona la idea de que es su turno de hablar.

Y luego ellos hablan, y nos pasamos la batuta el uno al otro.

Así que ponemos esto en el robot.

Buscamos un grupo de sujetos ingenuos, no les dijimos nada acerca del robot, los sentamos frente al robot y les dijimos «habla con el robot».

Ahora, lo que no sabían era que, el robot no comprendía ni una palabra de lo que ellos le decían, y que el robot no estaba hablando Inglés.

Sólo pronunciaba fonemas de Inglés que eran aleatorios.

Y quiero que vean con atención, al inicio de esto, cuando esta persona, Ritchie, quien habló con el robot por 25 minutos —
(Risas)
— dice «Quiero mostrarte algo.

Quiero mostrarte mi reloj.» Y coloca el centro del reloj dentro del campo visual del robot, lo señala, le da una pista emocional, y el robot mira al reloj exitosamente.

No sabemos si él entendió o no que el robot — Fíjense en la toma de turnos.

Ritchie: Bien, quiero mostrarte algo.

Bueno, esto es un reloj que mi novia me regaló.

Robot: Oh, bien.

Ritchie: Sí, mira, tiene incluso una pequeña luz azul aquí.

casi lo pierdo esta semana.


(Risas)
RB: Así que hace contacto visual con él, siguiendo sus ojos.

Ritchie:

¿Puedes hacer lo mismo?

Robot: Sí, claro.

RB: Y ellos tienen este tipo de comunicación con éxito.

Y aquí hay otro aspecto del tipo de cosas que Chris y yo estuvimos haciendo.

Este es otro robot, Cog.

Ellos primero hicieron contacto visual, y luego, cuando Christie mira hacia este juguete, el robot estima la dirección de la mirada de ella y mira el mismo objeto que ella está mirando.


(Risas)
Vamos a ver más y más de este tipo de robots en los próximos años en los laboratorios.

Pero, entonces las grandes preguntas, dos grandes preguntas que la gente me hace son: si hacemos a estos robots cada vez más parecidos a los humanos,

¿los aceptaremos?

¿tendrán derechos eventualmente?

Y la otra pregunta que la gente me hace es,

¿querrán ellos tomar el control?


(Risas)
En cuanto a la primera — saben, esto ha sido mucho un tema de Hollywood en muchas películas.

Probablemente reconozcan a estos personajes aquí — en cada uno de estos casos, los robots querían más respeto.

Bueno pero, realmente necesitamos respetar a los robots?

Son sólo máquinas, después de todo.

Pero creo que, bueno, tenemos que aceptar que nosotros somos sólo máquinas.

Después de todo, eso es en verdad lo que la biología molecular moderna dice sobre nosotros.

Tú no ves una descripción de cómo, bueno, la Molécula A, bueno, llega y se une a esta otra molecula.

Y entonces se mueve hacia adelante, bueno, impulsada por varias cargas, y luego el alma entra y pellizca esas moleculas para que se conecten.

Es todo mecánico, somos mecanismos.

Si somos máquinas, entonces en principio al menos, deberíamos ser capaces de contruir máquinas con otros materiales, que estén tan vivas como estamos nosotros.

Pero creo que para que podamos admitir esto, debemos renunciar a ser especiales, de alguna manera.

Y hemos tenido una retirada de esto de ser especiales bajo la descarga de artillería de la y de la tecnología muchas veces en los últimos cientos de años, al menos.

Hace 500 años tuvimos que abandonar la idea de que éramos el centro del universo cuando la Tierra comenzó a girar alrededor del Sol; hace 150 años, con Darwin, tuvimos que abandonar la idea de que éramos diferentes de los animales.

Y que, bueno, imaginar — saben, siempre es difícil para nosotros.

Incluso, recientemente nos han maltratado con la idea de que tal vez ni siquiera tuvimos nuestro evento de creación, aquí en la Tierra, lo cual a la gente no le gustó mucho.

Y luego el genoma humano dijo que tal vez sólo tenemos unos 35,000 genes.

Y eso fue realmente — a la gente no le gustó, tenemos más genes que eso.

No nos gusta abandonar nuestra especialidad, así que, saben, la idea de que los robots puedan en verdad tener emociones, o que los robots puedan ser criaturas vivientes — creo que eso va a ser difícil de aceptar para nosotros.

Pero, lo aceptaremos de aquí a los próximos 50 años, más o menos.

Y la segunda pregunta es,

¿querrán las máquinas tomar el control?

Y aquí el escenario es que nosotros creamos estas cosas, ellas crecen, las alimentamos, ellas aprenden mucho de nosotros, y ellas comienzar a que nosotros somos muy aburridos, lentos.

Ellas quieren controlarnos.

Y para aquellos de ustedes que tienen adolescentes, saben lo que se siente.


(Risas)
Pero, Hollywood lo extiende hasta los robots.

Y la pregunta es, bueno,

¿construirá alguien, accidentalmente, un robot que quiera tomar el control?

Y es un poco este tipo solitario, en el patio trasero de su casa, y, bueno, «accidentalmente construí un 747.» No creo que eso vaya a pasar.

Y no creo que —
(Risas)
— no creo que vamos deliberadamente a construir robots con los cuales nos sintamos incómodos.

Bueno, pues, no van a construir un robot súper malvado.

Antes que eso tendrá que haber, bueno, un robot medianamente malvado, y antes que ese uno que casi no sea malvado.


(Risas)
Y no vamos a dejar que eso ocurra.


(Risas)
Así que lo voy a dejar ahí: los robots ya vienen, no tenemos mucho de qué preocuparnos, será muy divertido, y espero que todos ustedes disfruten el viaje de los próximos 50 años.

(Aplauso)

https://www.ted.com/talks/rodney_brooks_robots_will_invade_our_lives/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *