Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Rogier van der Heide: ¿por qué la luz necesita de la oscuridad? – Charla TEDxAmsterdam

Rogier van der Heide: ¿por qué la luz necesita de la oscuridad? – Charla TEDxAmsterdam

Charla «Rogier van der Heide: ¿por qué la luz necesita de la oscuridad?» de TEDxAmsterdam en español.

El arquitecto de iluminación Rogier van der Heide ofrece una nueva forma hermosa de mirar el mundo: prestando atención a la luz (y a la oscuridad). Ejemplos de edificios clásicos ilustran una visión profunda del juego de luces que nos rodea.

  • Autor/a de la charla: Rogier van der Heide
  • Fecha de grabación: 2010-10-10
  • Fecha de publicación: 2011-03-17
  • Duración de «Rogier van der Heide: ¿por qué la luz necesita de la oscuridad?»: 1011 segundos

 

Traducción de «Rogier van der Heide: ¿por qué la luz necesita de la oscuridad?» en español.

Hay una hermosa declaración en la pantalla que dice: «La luz crea ambiente, la luz da un sentido de espacio, y es también la expresión de la estructura».

Bueno, esto no lo digo yo.

Esto lo dijo, claro, Le Corbusier el famoso arquitecto.

Y aquí pueden ver lo que quería decir en uno de sus hermosos edificios la capilla de Notre-Dame du Haut de Ronchamp donde puede crear esta luz sólo gracias a que también hay oscuridad.

Y creo que esa es la quintaesencia de esta charla de 18 minutos: no existe buena iluminación, que sea saludable y nos dé bienestar, sin una adecuada oscuridad.

Así iluminamos por lo general nuestras oficinas.

Tenemos códigos y normas que nos dicen que la luz tiene que tener tantos lux y gran uniformidad.

De ese modo creamos iluminación de una pared a la otra en una cuadrícula regular de lámparas.

Es algo muy diferente de lo que acabo de mostrarles de Le Corbusier.

Si aplicáramos estos códigos y normas al Panteón de Roma nunca se hubiera visto así porque este hermoso rasgo lumínico que deambula por ahí con entidad propia sólo puede aparecer porque hay también oscuridad en ese mismo edificio.

Y es más o menos lo mismo que dijo Santiago Calatrava con eso de: «la luz es algo que pongo en mis edificios para mayor comodidad».

Y no se refería a la comodidad de una cena de cinco platos en lugar de una comida de un solo plato sino realmente a la comodidad de la calidad de la construcción para la gente.

Quería decir que uno pueda ver el cielo y experimentar el sol.

Y creó estos edificios magníficos donde puede verse el cielo y experimentar el sol y eso nos da una vida mejor en el entorno construido simplemente por la importancia de la luz en sus brillos y en sus sombras.

Todo se reduce, por supuesto, al sol.

Y esta imagen del sol puede sugerir que es algo malo y agresivo.

Pero no deberíamos olvidar que toda la energía del planeta en realidad viene del sol.

Y la luz es sólo una manifestación de esa energía.

El sol es para la dinámica, para los cambios de color, el sol es para la belleza de nuestro entorno como en este edificio: el High Museum de Atlanta, creado por Renzo Piano, de Italia, junto con Arup Lighting, un equipo brillante de diseñadores de iluminación que crearon una modulación muy sutil de luz a través del espacio en respuesta a la acción del sol en el exterior gracias a esas espléndidas aberturas del techo.

Así que indirectamente puede verse el sol.

Y para eso crearon un elemento edilicio integral para mejorar la calidad del espacio que rodea a los visitantes del museo.

Crearon esta sombra que pueden ver aquí que en realidad cubre el sol pero se abre de par en par a la luz del cielo.

Y aquí pueden ver cómo idearon un hermoso proceso de diseño con modelos físicos con métodos tanto cuantitativos como cualitativos para llegar a una solución final verdaderamente integrada y completamente holística a la arquitectura.

Y se permitieron algunos errores en el trayecto.

Como pueden ver aquí hay partes de iluminación directa en el piso pero es fácil adivinar de dónde viene.

Y le permiten a la gente de ese edificio disfrutar realmente del sol, de la parte buena del sol.

Y disfrutar del sol puede hacerse de muchas maneras, claro.

Puede ser de este modo o quizá así, un modo bastante peculiar, pero esto es en 1963: el avistaje de un eclipse solar en Estados Unidos.

Y está un poco brillante allí así que estas personas han encontrado una solución muy interesante.

Creo que esta es una imagen muy ilustrativa de lo que trato de decir: que la hermosa dinámica del sol al incorporar esto a la construcción crea una calidad en nuestro entorno construido que de verdad mejora nuestras vidas.

Y se trata tanto de oscuridad como de iluminación, por supuesto, porque, de lo contrario, no se ven estas dinámicas.

A diferencia de la primera oficina que mostré al principio de la charla esta es una oficina muy conocida, del White Group.

Hacen consultoría en energía ecológica, o algo así.

Y realmente ponen en práctica lo que predican porque esta oficina no tiene ningún tipo de iluminación eléctrica.

Tienen por un lado este gran ventanal para permitir que la luz solar penetre en el espacio y cree allí una hermosa calidad y un gran rango dinámico.

Así puede que sea muy tenue por allá, y uno hace su trabajo, y que sea muy brillante por allá, y uno hace su trabajo.

Pero en realidad el ojo humano resulta ser notablemente adaptable a todas estas diferentes condiciones de iluminación que juntas crean un ambiente que nunca es aburrido y nunca es apagado y, por lo tanto, nos ayudan a mejorar nuestras vidas.

Debo presentarles brevemente a este hombre.

Es Richard Kelly; nació hace 100 años, razón por la cual lo saco a relucir dado que es un año de aniversario.

En la década de 1930 Richard Kelly fue la primera persona en describir realmente una metodología del diseño moderno de iluminación.

Y él acuñó 3 términos que son: «resplandor focal», «luminiscencia ambiente» y «juego de brillantes» mediante ideas bien diferenciadas sobre la luz en la arquitectura y todas juntas componen esta hermosa experiencia.

Empecemos con el resplandor focal.

Él quería decir algo como esto…

donde la luz da dirección al espacio y nos ayuda a movernos.

O algo como esto, que es el diseño de iluminación que hizo para General Motors y su exposición de autos.

Uno entra a ese espacio y se sorprende: «¡Es tan impresionante!» precisamente por este punto focal, por esta enorme fuente de luz del centro.

Para mí es algo del teatro y voy a volver a esto un poco más adelante.

Es el reflector sobre el artista que nos ayuda a concentrarnos.

Podría ser también la luz solar colándose entre las nubes que ilumina una parcela de tierra resaltándola del entorno mortecino.

O en el comercio minorista, en el entorno de las ventas…

iluminando la mercadería y creando los acentos que nos ayudan a desplazarnos.

La luminiscencia ambiente es algo muy diferente.

Richard Kelly la veía como algo infinito, algo sin foco, algo en lo que todo detalle se disuelve en el infinito.

Y yo la veo como un tipo de luz muy cómodo que nos ayuda a relajarnos y a contemplar.

Y podría ser también algo como esto: el Museo Nacional de Ciencias de Londres donde este azul abraza todas las exhibiciones y galerías en un gesto enorme.

Y, finalmente, la actitud del juego de brillantes de Kelly.

Ese juego del perfil de la ciudad de Hong Kong, o quizá de la araña del teatro de la ópera, o en este teatro que es una decoración, la guinda de la torta, algo lúdico, algo que es sólo una adición al entorno arquitectónico, yo diría.

Estos 3 elementos distintos juntos crean un entorno de iluminación que nos ayuda a sentirnos mejor.

Y sólo podemos crearlos a partir de la oscuridad.

Voy a explicarlo en detalle.

Supongo que es algo que Richard Kelly, aquí a la izquierda, estaba explicándole a Ludwig Mies Van der Rohe.

Y detrás de ellos está el Edificio Seagram que posteriormente se volvió un ícono del diseño moderno de iluminación.

En esos tiempos ya hubo algunos intentos tempranos de fototerapia.

Aquí puede verse una foto de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos de personas expuestas al sol para que se mejoren.

La historia hoy es un poco diferente; este aspecto sanitario de la luz del que les estoy contando hoy.

En la medicina moderna de hoy hay una comprensión real de la luz de una forma casi bioquímica.

Y existe la idea de que cuando miramos las cosas es la luz amarilla la que más nos ayuda, a la que somos más sensibles.

Pero nuestros ritmos circadianos, los ritmos que nos ayudan a despertar, dormir, estar alertas y relajarnos, etc., etc., son muchos más activos bajo la luz azul.

Y modelando la cantidad de azul en nuestro entorno podemos ayudar a la gente a relajarse, a estar alerta, a conciliar el sueño o a permanecer despierta.

Y, de ese modo, quizá en el futuro cercano, la luz puede ayudar a los hospitales a que los pacientes se mejoren antes, a que se recuperen más rápido.

Quizá en los aviones podamos superar un jet lag como ese.

Tal vez en la escuela podamos ayudar a los niños a aprender mejor porque se concentran más en su tarea.

Y pueden imaginar muchas más aplicaciones.

Pero me gustaría hablar más sobre la combinación de luz y oscuridad como calidad de vida.

Así que la luz, por supuesto, sirve para la interacción social, para crear relaciones con las características que nos rodean.

Está en el lugar en el que nos reunimos cuando tenemos que decir algo a alguien.

Y todo tiene que ver con el planeta.

Pero si miramos el planeta de noche, se ve así.

Y creo que esta es la imagen más impactante en mi charla de hoy.

Porque toda esta luz de aquí sube hasta el cielo.

Nunca llega a la tierra para donde estaba pensada.

Nunca es en beneficio de las personas.

Sólo estropea la oscuridad.

A escala mundial se ve así.

Quiero decir, es muy sorprendente lo que se ve aquí…

la cantidad de luz que sube al cielo y nunca llega a la tierra.

Porque si miráramos a la Tierra como debería ser, sería algo como esta imagen tan inspiradora con la oscuridad al servicio de la inspiración y de la contemplación y para ayudar a identificarnos con todo.

Sin embargo, el mundo está cambiando y la urbanización es un gran impulsor de todo.

Tomé esta foto hace 2 semanas en Guangzhou y me di cuenta que hace 10 años no estaban estos edificios.

Era una ciudad mucho más pequeña y el ritmo de urbanización es increíble y enorme.

Tenemos que entender estas preguntas principales: ¿Cómo se mueve la gente por estos nuevos espacios urbanos? ¿Cómo comparten su cultura? ¿Cómo abordar cosas como la movilidad? Y, ¿cómo puede ayudar la luz en eso? Porque las nuevas tecnologías parecen estar en una posición realmente interesante para contribuir a las soluciones de urbanización y proporcionarnos mejores entornos.

No hace tanto tiempo nuestra iluminación se hacía con este tipo de lámparas.

Por supuesto, teníamos lámparas fluorescentes y de halogenuros metálicos y cosas por el estilo.

Ahora hay LEDs y aquí se ve la última en su tipo y se ve lo increíblemente pequeñas que son.

Esto es exactamente lo que nos ofrece una oportunidad única porque este tamaño tan pequeño nos permite poner la luz en donde realmente se la necesita.

Y podemos quitarla realmente de donde no se la necesita para nada donde podemos preservar la oscuridad.

Así que es una propuesta muy interesante, creo, y una nueva manera de iluminar el entorno arquitectónico con nuestro bienestar en mente.

El problema es que quiero explicarles el funcionamiento de esto…

puedo tener 4 de éstos en el dedo pero ustedes no podrían verlos.

Así que le pedí a nuestro laboratorio que haga algo al respecto y dijeron: «Bueno, podemos hacer algo».

Crearon para mí el LED más grande del mundo especialmente para TEDxAmsterdam.

Así que aquí está.

Es lo mismo que pueden ver allí sólo que 200 veces más grande.

Y voy a mostrarles muy rápidamente su funcionamiento.

Sólo a fines ilustrativos: todos los LEDs que se fabrican actualmente dan luz azul.

Esto no es muy agradable ni cómodo.

Por esa razón cubrimos el LED con una tapa de fósforo.

El fósforo se excita con el azul y produce una luz blanca, cálida y agradable.

Y luego cuando a eso le agregamos la lente podemos empaquetar la luz y enviarla a donde se la necesite sin necesidad de derramar luz hacia el cielo o a cualquier otro lado.

Se puede preservar la oscuridad y hacer la luz.

Sólo quería mostrarles eso para que entendieran el funcionamiento.

Gracias.

Podemos ir más lejos.

Por eso tenemos que repensar la manera de iluminar nuestras ciudades.

Tenemos que volver a pensar en la luz como solución predeterminada.

¿Por qué están las autopistas iluminadas permanentemente? ¿Es realmente necesario? ¿Se puede quizá ser mucho más selectivo y crear mejores entornos que se beneficien también de la oscuridad? ¿Podemos ser más sutiles con la luz? Como aquí…

este es un nivel de luz muy bajo.

¿Podemos atraer más a la gente en los proyectos de iluminación que creamos para que quieran conectarse con eso, como aquí? O, simplemente, ¿podemos crear más esculturas muy inspiradoras para estar y alrededor? Y, ¿podemos preservar la oscuridad? Porque encontrar un lugar como este hoy en la Tierra es realmente muy, muy difícil.

Y encontrar un cielo estrellado como este es aún más difícil.

Incluso en los océanos estamos creando mucha luz que podríamos prohibir en favor de la vida animal para tener mucho mayor bienestar.

Se sabe que las aves migratorias, por ejemplo, se desorientan mucho con estas plataformas de alta mar.

Y descubrimos que, cuando ponemos allí luces verdes, las aves van en la dirección correcta.

Ya no se trastornan.

Y resulta una vez más que la sensibilidad espectral es muy importante aquí.

En todos estos ejemplos, creo, deberíamos empezar a hacer luz de la oscuridad y a usar la oscuridad como lienzo…

como hacen los artistas visuales, como Edward Hopper en esta pintura.

Creo que hay mucho suspenso en esta pintura.

Cuando la veo, pienso, empiezo a pensar: ¿quién es esa gente? ¿De dónde han venido? ¿Hacia dónde están yendo? ¿Qué acaba de pasar? ¿Qué va a pasar en los próximos 5 minutos? Y eso sólo encarna todas estas historias y toda esta intriga producto de la oscuridad y de la luz.

Edward Hopper fue un verdadero maestro en la creación de la narración trabajando con la luz y la oscuridad.

Y podemos aprender de eso y crear entornos arquitectónicos más interesantes e inspiradores.

Podemos hacerlo en espacios comerciales como este.

Y también se puede salir y disfrutar del mayor espectáculo del Universo que, por supuesto, es el Universo mismo.

Por eso les presento esta maravillosa e informativa imagen del cielo que va desde el centro de la ciudad, donde puede verse una o dos estrellas y nada más, hasta llegar a los entornos rurales donde puede disfrutarse esta gran actuación, magnífica y espléndida, de las constelaciones y las estrellas.

En la arquitectura funciona de la misma manera.

Al la oscuridad en el diseño de la luz uno crea entornos mucho más interesantes que realmente mejoran nuestras vidas.

Este es el ejemplo más conocido: la Iglesia de la Luz, de Tadao Ando.

Pero pienso también en el spa de Peter Zumthor en Vals donde la luz y la oscuridad, en combinaciones muy suaves, se alteran mutuamente para definir el espacio.

O la estación de metro del sur de Londres de Richard McCormack donde realmente puede verse el cielo a pesar de estar bajo tierra.

Y por último quiero señalar que mucha de esta inspiración viene del teatro.

Y creo que es fantástico que estemos viviendo hoy TEDx en el teatro por primera vez, porque creo que realmente le debemos un gran agradecimiento al teatro.

No hubiera sido una escenografía tan inspiradora sin el teatro.

Y creo que el teatro es un lugar donde de verdad mejoramos la vida con la luz.

Muchas gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/rogier_van_der_heide_why_light_needs_darkness/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *