Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Seis maneras de salvar a internet – Charla TEDxSantaCruz

Seis maneras de salvar a internet – Charla TEDxSantaCruz

Charla «Seis maneras de salvar a internet» de TEDxSantaCruz en español.

La próxima gran transformación es ahora, y no es lo que imaginas: Facebook es el nuevo Windows; es necesario sacrificar a Google. El inversionista en tecnología Roger McNamee presenta seis maneras atrevidas para prepararse para la próxima internet.

  • Autor/a de la charla: Roger McNamee
  • Fecha de grabación: 2011-03-02
  • Fecha de publicación: 2011-11-12
  • Duración de «Seis maneras de salvar a internet»: 933 segundos

 

Traducción de «Seis maneras de salvar a internet» en español.

¿Han estado alguna vez en situación de ver las acciones de Silicon Valley dispararse y han deseado haber sabido de antemano lo que estaba por suceder?


(Risas)
Estoy aquí para hablar sobre lo que creo que será la más intensa ruptura en el mundo de la tecnología ocurrida en los últimos 15 años.

Creo que el producto final de esta ruptura tendrá que ver por completo con el involucramiento.

De hecho, creo que posiblemente sea un cambio que transformará el modo que pensamos sobre el involucramiento.

Así que,

¿qué harían Uds.

si supiesen, hoy, que en los próximos dos años estaría por comenzar un importante ciclo tecnológico y que podrían participar en él?

¿Qué harían?

(Público) ¡Involucrarnos! Pues, esta es la situación en la que me encuentro: la mitad del día soy un inversionista profesional; durante el día.

Temprano, estaba prestando mucha atención, y ahora sé que en la noche debo dormir 10 horas, lo cual es complicado, porque anoche la función terminó cerca de las 12:30, y eso fue en Santa Rosa, así que llegué a casa algo tarde.

Entiendan, he estado estudiando el mundo de la tecnología, y las cosas ya han comenzado a cambiar.

Pero no veo a ningún comentarista hacer referencia a la forma como están cambiando.

Quiero enfocarme en seis cosas que están ocurriendo.

Quiero que comprendan que cada una de estas es una hipótesis; está sujeta a revisión.

Incluso, puede estar sujeta a eliminación.

Deseo que comprendan que durante 10 meses he trabajado con este grupo de hipótesis y que es verdaderamente interesante que se las he expuesto a muchas personas de la industria y que a estas personas les ha sido muy difícil refutarlas.

Así que las compartiré con Uds., porque creo que, colectivamente, tenemos la oportunidad para descifrar esto.

Lo primero, y creo que es bastante obvio, es que Windows está muriendo.


(Aplausos)
No pretendo irrespetar a Microsoft, porque pienso que, de hecho, Microsoft como compañía, puede hacer muchas cosas para seguir creciendo, pero hacer computadoras de escritorios no está entre estas cosas.

El indicador clave aquí, el único que requieren conocer para comprender lo que ocurre, es que los teléfonos inteligentes han llevado a Windows de tener 96 % de dispositivos conectados a internet, hace 3 o 4 años, a menos del 50 % en este momento.

Y sigue decreciendo rápidamente; probablemente dentro de año y será menos de 30 %.

Microsoft puede hacer muchas cosas.

Puede regresar a Exchange y subir el precio allí.

Pero la razón por la cual esto es tan significativo, es porque Windows y el software empresarial que está relacionado con Microsoft, —piensen en SAP y similares— son negocios que representan cientos de miles de millones en ingresos.

Estoy sugiriendo que tendremos contiendas por estos ingresos.

Y en un mundo donde la economía estadounidense no crece tan rápidamente, la manera más fácil de hacer espacio para nuevas empresas, es que otra se vaya.

Y de aquí provendrán los ingresos.

Pero

¿adivinen qué?

Como en un comercial de cuchillos Ginsu, ¡hay más por venir!
(Risas)
Resulta que Microsoft no es la única empresa cuyo cuerpo yace hoy sobre los rieles del tren.

Otra es Google.

Quizá no lo hayan observado, pero hace cuatro años la búsqueda indexada representaba el 90 % de todo el volumen de búsquedas.

Pero algo interesante ocurrió.

Google fue tan exitoso, que el índice se llenó de basura.

De hecho, la Web completa se llenó de basura.

Si lo piensan, la Web se ha convertido en una Detroit digital.


(Risas)
Observándola con cuidado podrán encontrar allí cosas verdaderamente cautivadoras.

Pero si no son realmente cuidadosos, terminarán siendo atracados.


(Risas)
Y no causa sorpresa que todos hayamos explorado otros medios para encontrar las cosas que buscamos.

Comenzamos con Wikipedia, junto a ella vino Facebook para cuestiones de gustos y de dinero.

Twitter trajo noticias en tiempo real; LinkedIn, temas profesionales; Match.com, cosas menos profesionales; TripAdvisor para viajes, Yelp para restaurantes, Realto.com para buscar viviendas, Dictionary.com para las palabras, Wordnik para todo el lenguaje.

Así que las cosas realmente cambiaron.

He aquí lo interesante: al igual que Microsoft, Google tiene muchas formas de responder para hacer crecer su negocio.

Pero lo que no puede hacer es recobrar su lugar como el jugador dominante en internet.

Cuando Google apareció en 1998, internet era un mundo de código abierto, de larga cola, sin líder.

Google llenó este vacío, proporcionando liderazgo e implementando una estrategia que sistemáticamente comercializaba todas las formas de contenido.

Y la forma más simple de ver esto es en la página de resultados de Google: el único logotipo en la página es el de Google; todo lo demás luce exactamente igual entre sí.

Este modo de comercializar ha sido excelente para Google y terrible para casi todos lo demás.

Y creo, primeramente, que se acabó.

No porque las búsquedas indexadas vayan a desaparecer, sino porque, como el procesamiento de palabras, pasó de ser nuestra aplicación principal a otra cosa más que hacemos.

Esto se ve particularmente en la tecnología móvil, porque, en esta, la gente halló otras maneras de encontrar lo que buscaba.

En móviles, la búsqueda indexada es muy inconveniente, de modo que la relación de búsquedas indexadas en móviles es solo una fracción de lo que es en computadoras.

Esta es la principal indicación de que la recuperación de Google ocurrirá en algo distinto a la búsqueda.

Mi tercera hipótesis ya no genera controversias, pero es importante comprender lo que ocurrió.

Si a la izquierda de la ecuación está la World Wide Web de código abierto, con su creencia en la larga cola, en la ausencia de regulaciones, en la carencia de y control, es una verdadera frontera.

Apple vino con una visión diferente.

Dijeron, «Pensamos que la Web está muerta.

Vamos a ir hacia internet, porque este es el gran almacén de datos, y vamos a ofrecerte contenido de marca, reflexivo, con valor agregado, y protegido por derechos de autor».

Y abrumadoramente el público ha preferido esto en vez de la visión de Google.

Durante los últimos tres años, Apple ha pasado de ser un «también corre en computadoras» a este año que venderán cerca de 100 millones de dispositivos listos para internet.

Cien millones, o algo muy cercano a esta cifra.

Lo importante aquí es que el mundo es de Apple.

Tenemos suerte de ser parte de ella porque Steve es estricto sobre quiénes pueden entrar.


(Risas)
Pero piensen esto: imaginen a Georgia durante la Guerra Civil.

Apple es Sherman, World Wide Web es Joe Johnston.

Y el punto es que perdieron.

Así que la Web mira esto y dice, «Oh, Dios, tenemos que regresar».

Y el costo para lograr esto es que deben sacrificar a Google.

Google empujó el péndulo de la tecnología al punto máximo de la mercantilización, al extremo de que, personas que pasaron su vida entera desarrollando entretenimiento valioso y realmente cautivador, y periodismo real, valioso y cautivador, y novelas muy valiosas y cautivadoras, ya no pueden hacer dinero de esta manera.

Y la Web dijo, «Bien, si Google está aquí, y Apple acá, HTML 5, la próxima generación, estará al otro lado de Apple».

Y así, la nueva batalla, en vez de ser comercialización contra el App Store, será entre el App Store y contenido altamente diferenciado.

Si no saben qué es HTML 5, permítanme ayudarlos a comprender.

Es un lenguaje de programación.

Pero es uno profundo.

Porque por primera vez, será posible construir una página web en la que todo puede ser interactivo, puede tener video, audio, cualquier cosa que se desee.

Pero no más cajas de Flash.

Ese es un cambio enorme, porque ofrece un nuevo mundo de posibilidades.

Y no solo está disponible para el New York Times, está a disposición de todo el mundo en WordPress, está disponible para cada banda…

De repente, será posible crear un producto diferenciado, altamente convincente, con valor agregado, y probablemente, monetizable.

Y lo realmente interesante es que, gracias a Apple, nada pueden hacer los «mercantilizadores» acerca de esto.

Apple puede tratar de pararnos, pero dudo que lo harán.

Creo que son más inteligentes que eso.

La clave aquí es que, desconozco dónde vamos a parar cuando el péndulo regrese.

Pero creo que los días de la hipercomercialización quedaron atrás.

Y todos podemos participar.

En breve, les diré cómo lo estoy haciendo personalmente.

Las tabletas.

Esta es la otra razón por la que Windows está muerto.

Si alguno de Uds.

no posee un iPad…

No tengo acciones de Apple, así que no tengo interés personal, pero si no tienen un iPad, no es posible que comprendan lo más importante que ocurre hoy en día.


(Risas)
Lo digo muy en serio.

Creo que lo más importante es que, en este momento, los otros jugadores, hasta hoy, no han generado ningún impacto.

Tengan en cuenta que, gracias a nuestra inversión, se construyó el webOS de Palm que HP distribuirá pronto, o eventualmente, algún día.


(Risas)
Creo que es muy probable que Apple gane esto con cuotas de mercado más cercanas a las del iPod que a las del iPhone.

Sería un 70 u 80 %.

De ser correcto, Apple será en pocos años USD 50 a 100 miles de millones más grande de lo que es hoy.

Y literalmente no veo a nadie más que los desafíe.

Es importante entender que, comparando con otros, la estructura de costos de Apple es tan favorable que es impensable que otros fabricantes, especialmente los de Android, la puedan alcanzar.

Porque los márgenes brutos de Apple exceden el precio de venta de casi cualquier teléfono Android.

Ante todo, quiero dejarles esto como una idea de inversión.

La locura en Wall Street es sobre lo social.

Social es un espectáculo secundario.

Y digo esto como alguien cuyos fondos están mayoritariamente en Facebook.

Es un hecho aislado.

Esto no es…

Para tomar prestada una frase de La Guerra de las Galaxias: esta no es la manía que Uds.

andan buscando.

De la que estamos hablando será mucho mayor que ésta.

Facebook ha ganado.

Es el nuevo Windows.

Algunos otros —Twitter, Yelp, Skype, LinkedIn— están construyendo plataformas exitosas que son mucho más pequeñas que la que Facebook posee.

Y serán exitosos.

Pero los que vengan deberán seguir el modelo de Zynga.

Tendrán que subordinarse a la plataforma de Facebook.

Y la imposibilidad de Zynga para construir algo exitoso, aparte de Facebook, considero que es la clave del porqué esta plataforma es tan poderosa.

Si comienzan un emprendimiento social, háganlo sobre Facebook.

Es el único consejo que les daré.

Pero el consejo más importante es olviden lo social.

Social es ahora una característica, no una plataforma.

Así que, integren lo social, de la misma manera que Catherine dijo, «Integra gamificación en todo».

Todo consiste en involucrarse.

El futuro será diferente.

Y la pregunta central es:

¿Qué vamos a hacer al respecto?

Lo que hago es muy simple: Creo en la inversión de contacto completo.

Así que, encontré a HTML 5 hace aproximadamente un año y dije, «Esto puede ser muy importante.

¿Cómo me entero?

» Así que mi banda, Moonalice, que, hace un par de años hizo hizo un álbum con T Bone Burnett el cual pensamos que sería un gran éxito y bla, bla, bla…

Aprendimos que a nadie importa la música hippie ejecutada por viejos, así que…


(Risas)
Lo subimos todo a la red.

Fuimos a Facebook y Twitter.

Los primeros conciertos en vivo los hicimos con «Twittercasts», luego los pregrabados, distribuidos por Twitter.

Luego comenzamos con la transmisión en vivo que usamos hoy en día para hacer nuestros shows con video basado en internet.

Y luego, recientemente, compramos una red satelital.

¿Por qué?

Porque cuesta tres meses menos de lo que nuestro manager costaba.


(Risas)
Y ahora trasmitimos cada uno de nuestros shows, menos el show de U2, en vivo, en HTML 5, vía satélite, con un sistema que controlamos en su totalidad.

Tenemos una aplicación a punto de publicarse…

en el transcurso del mes entrante.

«Aplicación» es el término equivocado; nuestra web se está actualizando a HTML 5.

Con ella, desde un teléfono, desde cualquier lado, podrán escuchar cualquier canción que hayamos tocado en vivo y ver cualquier video que tengamos, que son unos 150 a 200 shows.

No cuesta casi nada hacer esto.

Y solo somos esta banda minúscula.

Conozco más sobre tecnología que la mayoría de las personas, pero solo porque sé más que la mayoría de las personas que tienen 55 años.

Pero aquellos entre los 18 y 20 que viven en este mundo podrán utilizar estas plataformas en música y en cualquier otro lugar, de una manera fundamentalmente diferente.

Creo que la creatividad ha vuelto.

Moonlice ha sido construido sobre eso.

Tenemos diseñadores de afiches para cada show.

Tenemos fotógrafos trabajando en cada show, tenemos pintores.

Y la sensación es que creo que esa creatividad ha sido asfixiada, no tanto por la tecnología, sino por el deterioro general de la cultura estadounidense.

Ya saben, la falta de voluntad de la gente para educarse, esta idea de tener que regresar a rituales y creencias, en vez de a hechos.

Pero pienso que la tecnología terminará por hacernos un favor.

Creo que finalmente terminará por darnos las herramientas para independizarnos.

Y hay pequeñas señales.

Vemos la Primavera Árabe y el impacto que Twitter y Facebook tuvieron.

Muy emocionante.

Pero imaginen un mundo en el cual todo es una aplicación.

En HTML 5, el Detroit digital se reemplaza por esta cosa en la cual cada tweet es una aplicación, cada publicidad una instancia de una tienda.

Piensen en lo que eso significa.

Así que en lugar de ver un anuncio de pantalla de Amazon, encuentran la tienda, digamos, en el New York Times Book Review Pueden generar demanda y satisfacerla en el mismo lugar.

¿Por qué?

Porque es mejor para todos.

Ahorra tiempo, incrementa la participación porque los mantiene en la página.

Vamos de una Web de elevadores, que lo llevan a sitios distintos, se va de los sitios y pierde gente, a un modelo de panel de control.

Y,

¿adivinen quiénes van a hacerlo?

Ustedes.

Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/roger_mcnamee_6_ways_to_save_the_internet/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *