Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Stewart Brand y el proyecto Long Now – Charla TED2004

Stewart Brand y el proyecto Long Now – Charla TED2004

Charla «Stewart Brand y el proyecto Long Now» de TED2004 en español.

Stewart Brand trabaja en el Reloj del Long Now (el ahora distante), un reloj que cuenta regresivamete los próximos 10.000 años. Es un proyecto hermoso que nos hace pensar en un futuro muy, muy lejano. Él aquí trata un problema lateral complicado del Reloj: ¿dónde ubicarlo?

  • Autor/a de la charla: Stewart Brand
  • Fecha de grabación: 2004-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-11-17
  • Duración de «Stewart Brand y el proyecto Long Now»: 1403 segundos

 

Traducción de «Stewart Brand y el proyecto Long Now» en español.

Bienvenidos a los 3000 metros.

Permítanme explicarles por qué estamos aquí y por qué algunos de ustedes tienen un pino cerca.

Érase una vez un libro que escribí llamado «Cómo aprenden los edificios».

Al evento de hoy podrían llamarlo «Cómo enseñan las montañas».

Un poco de historia: durante 10 años he tratado de comprender cómo modificar la civilización para lograr pensamiento de largo plazo que sea automático y común en vez de algo difícil y raro o, en algunos casos, inexistente.

Sería útil que la Humanidad adquiriese el hábito de pensar en el ahora no sólo como la próxima semana o trimestre sino en 10 mil años para adelante y atrás básicamente la historia de nuestra civilización.

Tenemos la Fundación Long Now en San Francisco.

Es la incubadora de una docena de proyectos todos relacionados con la continuidad a largo plazo.

Nuestro proyecto principal es más bien una locura ambiciosa.

una empresa mítica: construir un reloj de 10 mil años que funcione con precisión durante un período tan largo.

Los problemas de diseño de un proyecto así son simplemente deliciosos.

Vamos al reloj.

Lo que ven aquí es algo que muchos vieron aquí hace tres años.

Es el primer prototipo del reloj.

Tiene cerca de tres metros.

Diseñado por Danny Hillis y Alexander Rose, se encuentra en Londres funcionando pausadamente en el museo de ciencias.

Entonces el problema de diseño de hoy va a ser

¿cómo alojar un reloj descomunal como este para que funcione y preserve el tiempo durante cien siglos?

Bien, esta fue la primera solución.

Alexander Rose vino con esta idea de una torre en espiral con rampas de pendiente continua.

Y parecía un camino a seguir hasta que pensamos

¿cómo se corroe un edificio en tanto tiempo?

Bien, mucho tiempo produce esto en un edificio.

Este es el partenón.

Tiene sólo 2450 años y miren lo que le pasó.

Este es un proyecto hermoso.

Ellos sabían que duraría para siempre porque lo contruyeron enteramente en piedra.

Y es ahora una triste ruina que nadie sabe para qué se usaba.

Eso es lo que le pasa a los edificios.

Son vulnerables.

Incluso los edificios más duraderos e intactos como las pirámides de Giza están en mal estado si miramos de cerca.

Han sido saqueadas por dentro y por fuera.

Fueron contruidas para protejer cosas pero no lo hacen.

Entonces pensamos que si no se puede poner a salvo en un edificio

¿dónde poner las cosas a salvo?

Pensamos, bien, bajo tierra.

¿Qué tal bajo tierra con una vista?

Bajo tierra en un lugar muy sólido.

La respuesta obvia fue que necesitamos una montaña.

Pero no cualquier montaña.

Se necesita la montaña apropiada si vamos a tener un reloj durante 10 mil años.

Aquí tenemos una imagen de la vista donde buscar.

Y por varias razones pensamos que debía ser en una montaña del desierto por eso buscamos en las zonas áridas del sudoeste.

Buscamos en las mesas de Nuevo México.

Estuvimos buscando en los volcanes de Arizona.

Luego Roger Kennedy, entonces director del Servicio de Parques Nacionales nos llevó a Nevada del Este al más reciente y antiguo parque nacional de EE.UU.

llamado Parque Nacional de la Gran Cuenca.

Está justo en el límite oriental de Nevada.

Es la sierra más alta del estado, más de 3900 metros.

Y notarán que a la izquierda, al oeste, es muy empinada y a la derecha es suave.

Este lugar es remoto.

Está a más de 300 km de cualquier ciudad importante.

No hay autopistas ni ferrocarril cerca.

La única cosa que pasa cerca es la autopista más solitaria de EE.UU., la US 50.

Dentro de la línea amarilla, a la derecha, es todo parque nacional.

Dentro de la línea verde es bosque nacional.

A la izquierda hay terrenos de la Oficina de Gestión de Tierras y algunos privados.

Da la casualidad que la franja central de 3 km vertical en la foto, estaba disponible porque privada.

Y gracias a Jay Walker y Mitch Kapor que estaban aquí Long Now pudo conseguir esa franja de 3 km de tierra.

Y ahora veamos que tenemos allí.

Estamos en el cañón Pole, mirando al oeste hacia la escarpa occidental del Monte Washington, de 3500 m de altura.

Esos precipicios blancos son de piedra caliza cámbrica.

Es una formación de 600 m de espesor y podría ser un lugar hermoso para ocultar un reloj.

Habría que peregrinar para llegar allí, hacer una gran caminata para llegar al reloj.

El pasado junio, la junta de Long Now, parte del equipo, donantes y consejeros, hicieron una expedición de 2 semanas a la montaña para explorarla e investigar, 1) si es la montaña apropiada y 2) si lo es, cómo se adapta a nuestros planes.

Danny Hillis formuló el problema.

Tiene una teoría del funcionamiento global de la experiencia del reloj.

Es lo que él llama las siete etapas de una aventura mítica.

Comienza con la imagen.

La imagen es una foto que uno tiene en mente del objetivo al final del viaje.

En este caso podría ser una imagen del reloj.

Luego viene el punto de embarque, punto de transición de una vida común a la de un peregrino en una aventura.

Esta es una linda imagen del laberinto.

El laberinto es un concepto, es como una zona de ocaso un lugar donde es difícil, donde uno se desorienta, quizá uno se asusta pero tiene que por eso si quiere ir a fondo.

Siempre debería tenerse en vista un objetivo una especie de faro que nos guie por el laberinto para poder atravesarlo.

Brian Eno, quien también ha estado involucrado en el Long Now estuvo dos años haciendo un CD llamado Enero de 7003 que es «Estudios de Campana para el reloj del Long Now».

Se basa en — parte de esto se basa en un algoritmo de Danny Hillis donde el repique de 10 campanas tintinea distinto cada día durante 10 mil años.

El algoritmo de Hillis, factorial de 10, da ese número.

Y, de hecho, muy pronto oiremos el sonido.

Enero de 7003.

Allí está.

Bien, volviendo a la lista de Danny.

El número cinco de siete es la recompensa.

El climax.

El objetivo, la cosa principal que se intenta conseguir.

Danny sostiene que un gran viaje tendrá una recompensa secreta.

Algo inesperado que supera lo que esperábamos.

Luego viene el retorno.

Debe haber un retorno gradual al mundo normal para tener tiempo de asimilar lo aprendido.

Y después,

¿qué tal un recuerdo?

El número siete.

Al final hay algo físico una especie de recompensa que nos llevamos.

Podría ser una roca de la montaña.

Algo que es propiedad de uno.

¿Cómo se estudia una montaña para el tipo de cosas que estamos hablando?

No es un proyecto normal de contrucción.

¿Qué buscamos?

¿Cuáles son los elementos que más afectarán nuestras ideas y decisiones?

Primero los límites.

Si observamos el flanco izquierdo del precipicio, es un parque nacional, sacrosanto; no se toca.

A la derecha está el bosque nacional.

Hay posibilidades.

Los límites son importantes.

Otros elementos son las minas, el clima, los accesos y la elevación.

Especialmente los árboles.

Miren esas cosas en la cima.

Resulta que el Monte Washington está cubierto de pinos erizo.

Son los organismos vivientes más antiguos.

La gente piensa que son del tamaño de los arbustos, pero no es verdad.

Hay árboles en la montaña que tienen 5 mil años y todavía viven.

La madera es sólida como roca y es muy duradera.

Entonces al estudiar los anillos de los troncos de la montaña, algunos son de 10 mil años.

La piedra en sí es muy hermosa, esculpida por milenios de crudos inviernos.

Teníamos analistas de anillos de la Universidad de Arizona en la expedición.

Si tienen una piña a mano, es un buen momento para que la tomen y sientan especialmente su punta.

Es interesante.

Van a descubir por qué se llama pino erizo.

Una experiencia sensorial.

Este es Danny Hillis en medio de un bosque de coníferas en tierra del Long Now.

Tengo que decir que la del pino erizo se descubrió por una teoría.

Edmund Schulman en los ’50 había estado estudiando árboles bajo gran estrés en la adversidad y se dio cuenta que él presentó un artículo en la revista Science llamado «Longevidad de las coníferas en la adversidad».

Luego, basado en ese principio, comenzó a mirar los distintos árboles en terreno adverso y se dio cuenta que los pinos erizo — encontró algunos de más de 4 mil años en las Montañas Blancas.

La longevidad en la adversidad es un principio de diseño interesante por sí mismo.

Bueno, a las minas.

Al principio nos pidieron por la propiedad mil millones de dólares en 1998 por 70 hectáreas y un par de minas.

El vendedor decía: «Hay mil millones de dólares en berilio en esa montaña».

Le dijimos: «¡Guau, es genial! Mírelo al revés:

¿qué tal si no hay nada?

»
(Risas)
Somos una organización sin fines de lucro, nos da la propiedad y obtiene una deducción impositiva descomunal.


(Risas)
«Sólo tiene que demostrarle al gobierno que eso vale mil millones».

Bien, pasaron unos años y algunas idas y vueltas, y pronto, gracias a Mitch y Jay, pudimos comprar toda la propiedad en 140 mil dólares.

Esta es una de las minas.

No tiene berilio.

Se llama Acceso Pole y tiene tungsteno, un poco de tungsteno quedó; ese tipo de mina.

Tiene 2,5 km en línea recta, derecho al este hacia la sierra, muy interesante, salvo que como verán cuando entremos en un minuto, esperábamos caliza pero había esquisto.

El esquisto no es una roca del todo apropiada.

La roca buena se auto-sostiene sin soporte adicional.

El esquisto necesita apoyo por eso tiene partes hundidas.

Ese es Ben Roberts, el especialista en murciélagos del parque nacional.

Hay muchas maravillas allí dentro, como este hongo raro en alguna de sus vigas derrumbadas.

Bueno, aquí otra mina de la propiedad y se remonta a 1870.

Así es como se construyó la propiedad como un grupo de reclamos mineros.

una mina de plata muy productiva.

De hecho, fue la mina más activa de Nevada, y funcionaba todo el año.

Imaginen lo que en invierno a 3000 metros.

Pueden reconocer un par de mineros allí.

Está Jeff Bezos a la derecha y Paul Saville a la izquierda, buscando galena, algo de plomo y plata.

No encontraron nada.

Ambos conservaron sus jornales.

Esta es la última mina.

Se llama Acceso Bonanza.

Está abajo en un cañón.

Alexander Rose, a la izquierda, trabajó con un grupo de gente del parque nacional explorando la mina completa.

Tiene 1,6 km de profundidad.

Allí encontraron 4 especies de murciélago.

Casi todas esas minas, por cierto, se conectan bajo la montaña.

En realidad no, pero es algo para pensar.

No se conectan.

Vamos al clima.

Las montañas tienen climas muy especiales, Mucho más interesantes que el de Monterrey hoy en día.

Y entonces un martes por la mañana del pasado junio estábamos allí.

Despertamos en la mañana y la montaña estaba cubierta de nieve.

un día ideal para subir a ver nuestra estación meteorológica que, otra vez, gracias a Mitch Kapor estábamos contruyendo allí arriba.

Es una escena bastante interesante.

A la izquierda, la dama alegre es Pat Irwin jefa regional del Servicio de Bosques Nacionales y nos dio el permiso temporario para estar allí.

Queríamos un permiso temporario para el reloj, un permiso temporario de 10 mil años.


(Risas)
La estación meteorológica es bastante interesante.

Kurt Bollacker y Alexander Rose diseñaron una estación inalámbrica.

Es solar y envía señales por antena y rebota los rastros de micrometeoritos en la atmósfera a un lugar en Bozeman, Montana, donde se bajan los datos y por telefonía fija se envían a San Francisco donde subimos los datos en tiempo real a nuestro sitio.

Ahí ven una semana de clima a 2800 mts en Monte Washington.

Vayamos a los accesos.

El caso es que no hay caminos en el Monte Washington, sólo unas pocas calles mineras como esta así que uno tiene que abrirse camino.

Pero no hay osos ni robles venenosos ni gente porque el lugar ha estado vacío mucho tiempo.

Se puede caminar días sin encontrar a nadie.

Bien, este es una acceso potencial.

Hay que llegar al Cañón Lincoln.

Es un mundo maravilloso en sí, rodeado de precipicios, es una caminata fácil para pasear por el fondo del cañón hasta que se llega a esta barrera y surge el problema.

Entonces se puede acceder al Cañón Lincoln por aproximación.

Otro acceso posible es el frente occidental de la montaña.

Pueden ver por qué la llamamos Montaña Grande.

Desde donde están parados a 1800 mts en el valle, es una caminata fácil hasta el piñón maduro y el bosque de enebros hasta esa colina en el frente a 2300 mts.

Y se puede seguir hasta los prados y los bosques curvos hasta la base alta del precipicio a 3200 mts.

donde hay problemas.

Jeff Bezos nos aconsejó, al partir, al fin de la exposición: «Hagan el reloj inaccesible».

«Cuanto más difícil sea llegar más gente lo valorará».

Y vean, esas son paredes verticales de 180 mts.

Así, Alexander Rose, quería explorar esta ruta y comenzó por aquí, a la izquierda, en su camioneta a 2700 mts.

y partió a la montaña.

Cuanto mayor es la elevación menor es el CI
(Risas)
pero crece la parte emotiva algo estupendo para una experiencia mítica quiérase o no.

De hecho, Danny Hillis puede estimar la altitud en función de la matemática que no puede pensar.


(Risas)
Yo justo estaba con Alexander en la radio cuando llegó a este punto en la base del precipicio y dijo: «Hay un punto oculto.

Creo que puedo llegar».

Él es escalador pero, ya saben, es nuestro director ejecutivo.

No lo quiero muerto.

Sé que le van a gustar los precipicios.

Yo le decía: «Ten cuidado, ten cuidado, ten cuidado».

Luego comenzó a ascender y lo siguiente que escuché fue: «Estoy a medio camino.

Es como subir escaleras.

Estoy ascendiendo a 60 grados».

«Es un pasadizo secreto, como de Tolkien».

Y yo seguía: «Cuidado, cuidado.

Por favor, ten cuidado».

Y luego, lo próximo que escuché fue: «Llegué a la cima.

Puede verse toda la creación desde aquí».

Y se abalanzó a la cima de la montaña.

De hecho, allí está.

Ese es Alexander Rose.

Primer ascenso del flanco occidental del Monte Washington en ascenso solitario.

Este descubrimiento cambió todo lo que sabíamos de estos precipicios y de qué hacer con ellos.

Nos dimos cuenta que teníamos que poner nombre al descubrimiento de Alexander.

¿Qué tal Grieta de Zander?

No.


(Risas)
Finalmente decidimos llamarlo Siq de Alexander.

Siq de Zander en honor a…

algunos lo habrán visto en Petra hay un cañón estrecho que conduce a Petra llamado Siq, de ahí el nombre.

Y está realmente escondido.

No puedo encontrarlo en esta imagen y no estoy seguro que Uds.

puedan.

Sólo con nieve fresca puede verse el borde allí, la nieve lo expone.

Un día estábamos con Danny en ese mismo lugar y Danny miró a la derecha y observó algo en medio del precipicio una especie de porch o plataforma con pinos erizo y supuso que la gente que llegue al reloj de la montaña podría salir a la plataforma y mirar la vista hacia abajo.

Y la gente que trabaja arduamente en la montaña podría verla esta gente pequeña de allí, a medio camino del precipicio.

¿Cómo llegaron allí?

¿Tengo que hacerlo?

Y así, eso quizá forma parte del dibujo y del laberinto.

Otro ángulo del porch de Danny desde el sur, mirando al norte, a toda la formación.

Y tienen que que el reloj de Danny será preciso gracias a un rayo de sol que justo al mediodía con su pulso de calor configura un disparador solar que blanquea el reloj para hacerlo totalmente preciso.

Así, incluso con la desaceleración de la rotación terrestre, etc.

el reloj continuará funcionando perfectamente.

Aquí estamos mirando desde el sur, hacia el norte.

Esta son tierras del Servicio Forestal.

Si suben a la cima del precipicio hay algo de tierras del Long Now en esos árboles.

Y si suben y miran hacia atrás se darán una idea de cómo es la vista desde la cima de la montaña.

Esa es la vista grande.

Hay 130 km al horizonte.

En esa zona no crecen árboles, sólo pinos erizo y arbustos.

Ese es un lugar diferente.

A 3400 mts., un lugar exquisito.

Si vamos para la derecha de la imagen a ver el borde del precipicio tiene 180 mts, cerca de un metro a la izquierda del pie de Kurt Bollacker hay una caída de 180 mts.

Él se pasea por el Siq de Zander.

Esta es la vista mirando hacia abajo.

Deberíamos poner una baranda o algo.

Como pueden ver, del lado oriental es suave.

Y eso no es nieve, así se ve la caliza blanca.

También se ve un musmón.

La manada fue reintroducida desde Wyoming.

Y les está yendo bastante bien, pero tuvieron problemas.

Este es Danny Hillis resolviendo un problema de diseño.

Trata de determinar si la posición donde está en el Long Now aparecería desde el valle como la cima real de la montaña porque la cima real está oculta.

Esto es lo que en la infantería solíamos llamar blasón militar.

Y resulta que la respuesta es sí, que desde el valle parece ser la cima.

y podría ser importante.

poco a poco nos dimos cuenta que teníamos tres dominios importantes de diseño.

Uno es la experiencia de la montaña.

Otro es la experiencia en la montaña.

Y el tercero es la experiencia desde la montaña, que está dominada por la vista del valle detrás de Danny y si observan a la derecha 24 km de lado hasta la sierra Schell Creek.

Al frente hay 10 ranchos en la base de la montaña que usan el agua de las montañas.

De hecho, hay pozos de los que brota agua al aire.

Uno de los ranchos se llama Kirkeby y los llevaré allí un minuto.

Es muy lindo.

Alfalfa y ganado, administrado por Paul y Ronnie Brenham es bastante idílico.

También es mucho trabajo.

La mayoría de estos ranchos tiene problemas.

Esta es la vista al oeste de la sierra Schell Creek.

Y si vamos a esa línea de árboles a lo lejos, veremos como solía ser el valle.

Estos enebros de las Rocallosas han estado allí miles de años.

Long Now comenzó a vislumbrar la posibilidad de comprar el valle completo porque esos 10 ranchos con sus 6900 hectáreas con sus parcelas de pastura ocupan un valle de 130 hectáreas y había una posibilidad de comprarlo todo en 5 millones de dólares para devolverlo gradualmente a su condición natural y en algún momento devolverlo al parque nacional, podría duplicar el tamaño del Parque Nacional de la Gran Cuenca.

Sería aumentado.

Bueno, miremos nuevamente la montaña.

La experiencia del reloj debería ser profunda pero desde afuera debería ser invisible.

En la base del precipicio hay una gruta de unos 4 metros pero

¿y si fuera ahuecada desde adentro?

Excabando desde algún lado, desde adentro.

Se podría tener una entrada muy tosca y angosta al principio, gradualmente más refinada y luego muy exquisita.

Esta piedra puede ser pulida perfectamente.

Podría haber varios pasadizos y cámaras allí que finalmente conduzcan al reloj de los 10.000 años.

No es una mina.

Esto sería una evocación matizada de la estructura básica de la montaña, y se apreciaría tanto desde adentro como desde afuera.

Esta arquitectura no se hace construyendo se hace con lo que cuidadosamente se quita.

Eso es lo que nos enseñó la montaña.

Mucho de lo asombroso del reloj se lo debe a lo asombroso de la montaña.

Debemos resaltar lo que tiene de espectacular y complementarlo.

No es un reloj en la montaña sino un reloj montaña.

Los aborígenes tewa del sudoeste tienen un dicho sobre qué hacer cuando hay que pensar en el largo plazo.

Dicen: «pin peya obe», bienvenido a la montaña.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/stewart_brand_the_long_now/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *