Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Su Santidad el Karmapa: la tecnología del corazón – Charla TEDIndia 2009

Su Santidad el Karmapa: la tecnología del corazón – Charla TEDIndia 2009

Charla «Su Santidad el Karmapa: la tecnología del corazón» de TEDIndia 2009 en español.

Su Santidad el Karmapa habla sobre cómo descubrieron que era la reencarnación de una figura reverenciada en el budismo tibetano. Al contarnos esta historia, nos insta a trabajar no sólo en tecnología y diseño, sino en la tecnología y el diseño del corazón. Él es traducido en el escenario por Tyler Dewar.

  • Autor/a de la charla: His Holiness the Karmapa
  • Fecha de grabación: 2009-11-04
  • Fecha de publicación: 2010-09-01
  • Duración de «Su Santidad el Karmapa: la tecnología del corazón»: 1523 segundos

 

Traducción de «Su Santidad el Karmapa: la tecnología del corazón» en español.

Tyler Dewar: en este momento siento que todos los demás oradores han dicho exactamente lo que yo quería decir.


(Risas)
Y parece que lo único que me queda por decir es gracias a todos por su amabilidad.

TD: Pero quizá en tren de apreciar la bondad de todos Uds, podría compartir con Uds una pequeña historia sobre mí mismo.

TD: Desde muy joven, en adelante, asumí muchas responsabilidades diferentes, y siempre me pareció, de joven, que todo estaba planteado antes de mí.

Ya estaban hechos todos los planes para mí.

Me dieron la ropa que tenía que usar y me dijeron donde tenía que estar me dieron estos atuendos preciosos y sagrados para vestir con el entendimiento de que era algo sagrado o importante.

TD: Pero antes de ese estilo de vida yo vivía con mi familia en el este del Tíbet.

Y a los 7 años, de repente, llegó a mi casa un grupo de búsqueda.

Buscaban al próximo Karmapa, y me di cuenta de que estaban hablando con mamá y papá, y me llegó la noticia que me decía que yo era el Karmapa.

Y en estos días la gente me preguntaba mucho qué se siente.

¿Qué se siente al haber sido llevado tan abruptamente y al cambiar de estilo de vida por completo?

Y lo que yo digo principalmente es que, en ese momento, era una idea bastante interesante para mí.

Pensé que las cosas serían bastante divertidas y que habría más cosas con las que jugar.


(Risas)
TD: Pero no resultó ser tan gracioso y entretenido como pensaba que sería.

Me colocaron en un entorno estrictamente controlado.

Y, de inmediato, me cayeron encima un montón de responsabilidades en términos de educación y cosas por el estilo.

Estaba separado, en gran parte, de mi familia incluso de mi y de mi padre.

No tenía que tener muchos amigos personales con los que pasar el tiempo pero se esperaba que realice estas tareas prescritas.

Y resultó que mi fantasía de una vida divertida al ser el Karmapa no iba a hacerse realidad.

Para mí era como si me trataran como a una estatua y me sentaran en un lugar como a una estatua.

TD: No obstante, sentía que a pesar de estar separado de mis seres queridos y, por supuesto, ahora estoy aún más lejos…

A los 14 años escapé del Tíbet y me alejé aún más de mi y de mi padre, de mis parientes, de mis amigos, y de mi patria.

Pero, no obstante, no hay sentido real de separación en mi corazón, en términos del amor que siento por estas personas.

Todavía siento una conexión muy de amor con todas estas personas y con la tierra.

TD: Y todavía quiero mantenerme en contacto con mi y mi padre, aunque sea esporádicamente.

Hablo con mi por teléfono cada muerte de obispo.

Y, en mi experiencia, cuando hablo con ella con cada segundo que pasa durante la conversación el sentimiento de amor que nos une nos acerca cada vez más.

TD: Entonces, esas fueron sólo algunas observaciones sobre mi bagaje personal.

Y entre las cosas que quería compartir con Uds, en términos de ideas, creo que lo maravilloso de situaciones como esta es que muchas personas de distintos orígenes y lugares se reúnen a intercambiar ideas y establecer relaciones de amistad unos con otros.

Y pienso que eso es un símbolo de lo que estamos viendo en el mundo en general: que el mundo se está volviendo cada vez más chico y que todas las personas del mundo disfrutan de más oportunidades de conexión.

Eso es maravilloso pero también deberíamos recordar que debería suceder un proceso similar dentro de cada uno.

Junto con el desarrollo hacia afuera y el aumento de oportunidades debería haber un desarrollo hacia adentro y una profundización de las conexiones del corazón al igual que nuestras conexiones hacia el exterior.

Hemos hablado y oído sobre diseño esta semana.

Creo que es que recordemos que necesitamos bregando en procura del diseño del corazón.

Hemos oído mucho sobre tecnología esta semana y es que recordemos invertir gran cantidad de nuestra energía en mejorar la tecnología del corazón.

TD: Y aunque estoy en cierto modo feliz por los desarrollos maravillosos que están ocurriendo en el mundo, aún siento un impedimento, cuando se trata de la capacidad que tenemos para conectarnos a nivel de corazón a corazón, o de mente a mente.

Siento que hay algunas cosas que se interponen en el camino.

TC: Mi relación con este concepto de conexión corazón a corazón, o conexión mente a mente, es interesante porque, como líder espiritual, siempre trato de abrir mi corazón a los otros y ofrecerme para conectarme corazón a corazón o mente a mente de manera auténtica con otras personas pero, al mismo tiempo, siempre me aconsejan que tengo que resaltar la inteligencia por sobre las conexiones corazón a corazón porque, al ser alguien de mi posición, si no me baso principalmente en la inteligencia entonces algo peligroso me puede suceder.

Allí hay una paradoja interesante en juego.

Una vez tuve una experiencia realmente conmovedora cuando un grupo de Afganistán vino a visitarme y tuvimos una conversación realmente interesante.

TD: Terminamos hablando de los Budas de Bamiyán, que, como saben, fueron destruidos hace algunos años en Afganistán.

Pero la base de nuestra conversación fue el enfoque diferente a la espiritualidad por parte de las tradiciones musulmanas y budistas.

Claro, en los musulmanes, debido a las enseñanzas en torno al concepto de la idolatría, uno no encuentra tantas representaciones físicas de la divinidad o de la liberación espiritual como sí hay en la tradición budista, donde, por supuesto, hay muchas estatuas de Buda que son muy reverenciadas.

Por lo tanto, estábamos hablando de las diferencias entre las tradiciones y de lo que mucha gente percibía como la tragedia de la destrucción de los Budas de Bamiyán, pero yo sugerí que quizá podríamos mirarlo de manera positiva.

Lo que vimos en la destrucción de los Budas de Bamiyán fue la reducción de la materia, algo de sustancia sólida cayendo y desintegrándose.

Quizá podríamos verlo como algo más similar a la caída del Muro de Berlín en el que la división que había mantenido separadas a dos tipos de personas se había derrumbado y abierto una puerta para la comunicación ulterior.

Así que pienso que, de este modo, siempre es posible sacar algo positivo que nos ayude a entendernos mejor mutuamente.

TD: Así que con respecto al desarrollo del que hemos estado hablando aquí en esta conferencia realmente siento que el desarrollo que producimos no debería suponer una carga adicional para nosotros como humanos, sino que debería usarse para mejorar nuestro estilo de vida fundamental de cómo vivimos en el mundo.

TD: Por supuesto, me alegro del desarrollo, del crecimiento y del aumento de la noble tierra de la India, el gran país de la India, pero al mismo tiempo pienso, como algunos de nosotros hemos reconocido, tenemos que ser conscientes de que algunos aspectos de este aumento se produce a costa del propio suelo que pisamos.

Así, a medida que vamos subiendo al árbol, algunas de las cosas que estamos haciendo a fin de trepar por el árbol es socavar la raíz del mismo.

Y entonces creo que todo se reduce a que es una cuestión de, no sólo tener información de lo que está pasando, sino de prestar atención y dejar que eso cambie nuestra motivación para volvernos más sinceros y auténticamente positivos.

Hemos oído esta semana de los sufrimientos horribles, por ejemplo, que tantas mujeres del mundo están pasando día tras día.

Tenemos esa información pero lo que nos sucede a menudo es que, en realidad, optamos por no prestarle atención.

Optamos por no permitir que eso provoque un cambio en nuestros corazones.

Así que creo que el camino a seguir para el mundo, uno que pondrá al camino de desarrollo externo en harmonía con la raíz real de la felicidad, es que permitamos que la información que tenemos realmente produzca un cambio en nuestros corazones.

TD: Por tanto, creo que la motivación sincera es muy para nuestro bienestar futuro, o para el sentido profundo de bienestar como humanos, y creo que eso significa involucrarse en lo que sea que estemos haciendo ahora.

Cualquier trabajo que uno esté tratando de hacer en beneficio del mundo, meterse en eso, hacerse una idea completa de ello.

TD: Así, desde que hemos estado aquí esta semana, hemos respirando millones de veces, de manera colectiva, y quizá no hemos presenciado ningún cambio en nuestras vidas pero a menudo nos perdemos los cambios muy sutiles.

Y pienso que a veces desarrollamos grandes conceptos de lo que podría ser la felicidad para nosotros pero, si prestamos atención, podemos ver que hay pequeños símbolos de felicidad en cada respiración.

TD: Cada uno de de los presentes es tan talentoso y tiene tanto para ofrecer al mundo que creo que sería una buena nota para concluir que nos tomemos un momento para apreciar lo afortunados que somos de habernos reunido de esta manera para intercambiar ideas y realmente concebir una aspiración y energía dentro de nosotros mismos de que vamos a tomar lo bueno que ha surgido de esta conferencia, el impulso, la positividad, y que vamos a difundirlo y plantarlo en todos los rincones del mundo.

Su Santidad el Karmapa: Mañana es mi charla.

TD: Lakshmi ha trabajado muchísimo, incluso al invitarme, por no hablar de todo lo que ella ha hecho para que esto suceda, y por momentos me resistía un poco, y esta semana estuve muy nervioso.

Me sentía mal, con mareos, etc.

y la gente me preguntaba: por qué.

Yo les decía: «Es porque tengo que hablar mañana».

Y así Lakshmi tenía que aguantarme todo esto, pero aprecio mucho la oportunidad que ella me ha dado de estar aquí.

Y a todos Uds, muchas gracias.


(Aplausos)
HH: Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/his_holiness_the_karmapa_the_technology_of_the_heart/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *