Saltar al contenido
Deberes escolares » Literatura » Poesía » DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

 

Quiero abreviarvos, señores, la mi predicación,
ca siempre me pagé de pequeño sermón
e de dueña pequeña e de breve rrasón:
ca lo poco e bien dicho finca en el coraçón.

Del que mucho fabla rríen, quien mucho rríe es loco,
tyene la dueña chica amor grand e non de poco:
dueñas dy grandes por chicas, por grandes chicas non troco;
mas las chicas por las grandes non se rrepiente del troco.

De las chicas, que bien diga, el amor me fiso rruego,
que diga de sus noblesas e quiérolas dezir luego:
direvos de dueñas chicas, que lo tenedes en juego.
Son frías como la e arden más que’l fuego:

son frías de füera; en el amor ardientes,
en cama solaz, trebejo, plasenteras e rrientes.
En casa cuerdas, donosas, sosegadas, bienfasyentes;
muncho ál fallaredes, ado byen paredes mientes.

En pequeña girgonça yase grand rresplandor,
en açúcar muy poco yase mucho dulçor:
en la dueña pequeña yase muy grand amor:
pocas palabras cunple al buen entendedor.

Es pequeño el grano de la buena pimienta;
pero más que la nues conorta e más calyenta:
así dueña pequeña, sy todo amor consienta,
non ha plaser del mundo qu’en ella non se sienta.

Como en chica rrosa está mucha color,
e en oro muy poco grand preçio e grand valor,
como en poco bálsamo yase grand buen olor:
ansý en chica dueña yase muy grand amor.

Como rroby pequeño tyene muncha bondad,
color, vertud e precio, noblesa e claridad:
asý dueña pequeña tiene muncha beldad,
fermosura e donayre, amor e lealtad.

Chica es la calandria e chico el rroysyñor;
pero más dulçe canta, que otra ave mayor:
la muger, por ser chica, por eso non es pior;
con doñeo es más dulce, que açúcar nin flor.

Son aves pequeñuelas papagayo e orior;
pero cualquiera dellas es dulçe gritador,
adonada, fermosa, preçiada, cantador:
bien atal es la dueña pequeña con amor.

En la muger pequena non ha conparación:
terrenal paraýso es e consolaçión,
solás e alegría, plaser e bendiçión,
¡mijor es en la prueva qu’en la salutaçión!

Ssyempre quis’ muger chica, más que grand’ nin mayor:
¡non es desaguisado de grand mal ser foydor!
Del mal, tomar lo menos: díselo el sabidor:
¡ por end’ de las mugeres la menor es mijor!

 

Añade tus comentarios sobre DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN», figuras literarias que se utilizan en «DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita  y todo lo que desees aportar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.