Saltar al contenido
Deberes escolares » Literatura » Poesía » SONETO XXXV de Garcilaso de la Vega

SONETO XXXV de Garcilaso de la Vega

SONETO XXXV de Garcilaso de la Vega

 

Mario, el ingrato amor, como testigo
de mi fe pura y de mi gran firmeza,
usando en mí su naturaleza,
que es hacer más ofensa al más amigo;

teniendo miedo que si escribo o digo
su condición, abato su grandeza;
no bastando su fuerza a mi crüeza
ha esforzado la mano a mi enemigo.

Y ansí, en la parte que la diestra mano
gobierna. y en aquella que declara
los conceptos del alma, fui herido.

Mas yo haré que aquesta ofensa cara
le cueste al ofensor, ya que estoy sano,
libre, desesperado y ofendido.

 

Añade tus comentarios sobre SONETO XXXV de Garcilaso de la Vega  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «SONETO XXXV», figuras literarias que se utilizan en «SONETO XXXV», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre SONETO XXXV de Garcilaso de la Vega  y todo lo que desees aportar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.