Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » John Maeda su viaje hacia el diseño – Charla Serious Play 2008

John Maeda su viaje hacia el diseño – Charla Serious Play 2008

Charla «John Maeda su viaje hacia el diseño» de Serious Play 2008 en español.

El diseñador John Maeda habla sobre su trayectoria, de una fábrica de tofu en Seattle a RIDS (Rhode Island Escuela de Diseño), donde se convirtio en presidente en el 2008. Maeda, un experimentador incansable y un ingenioso observador, explora el momento crucial donde el diseño se encuentra con las computadoras.

  • Autor/a de la charla: John Maeda
  • Fecha de grabación: 2008-05-05
  • Fecha de publicación: 2009-01-06
  • Duración de «John Maeda su viaje hacia el diseño»: 1026 segundos

 

Traducción de «John Maeda su viaje hacia el diseño» en español.

En realidad, estoy un poco cansado de hablar sobre la simplicidad así que pensé que podría hacer mi vida mucho más complicada, a manera de un juego más serio.

Así que les quiero mostrar unas diapositivas de cuando yo era más joven y a través de ellas darles una idea de como llegué aquí.

Básicamente todo comenzó con la idea de una computadora.

¿Quién tiene una computadora? Si.

Ok, entonces todos tienen una computadora.

Inclusive un teléfono celular es una computadora.

Y, alguien de ustedes recuerda este libro de trabajo, «Actividades Instantáneas Para Tu Apple» Traía un póster gratis en cada libro ¿Recuerdan? Pues así fue como comenzó la informática.

No se olviden que sólo apareció la computadora, ésta no tenía programas.

Tu comprabas esa cosa, la llevabas a casa, la conectabas, y hacía absolutamente nada.

Así que tenías que programarla, y existían grandes programadores, como tutoriales, igual a éste.

Quiero decir, ésto era increíble.

Es como, Herbi la Apple II.

Es una gran manera de — lo que quiero decir, es que deberían de hacer libros para Java como éste y no tendríamos problema alguno para aprender un programa.

Pero esta era una gran época de la computadora, cuando solamente era algo mucho menos refinado.

Y pueden ver que esta era coincidió con mi infancia.

Yo crecí en una fábrica de tofu en Seattle.

Aquel que creció en un negocio familiar, sufrió la tortura, ¿No es así? Pero la tortura era buena.

¿Acaso no lo era? Fue un cambio de vida, saben.

Y en mi vida, como ya sabrán, estaba en el tofu; era un negocio familiar.

Mi mamá era un poco como una diseñadora también.

Ella hizo una pared, con fotos de recetas de tofu, y eso confundía a los clientes, porque todos pensaban que era un restaurante.

Algo así como un error de mercadeo, o algo similar.

Pero bueno, es ahí donde crecí, en esta pequeña fábrica de tofu en Seattle, y era un poco así: un cuarto pequeño donde más o menos crecí.

Ya estaba grande en esa foto.

Ese es mi papá.

Mi papá era un poco como MacGyver, de verdad: inventaba formas de hacer las cosas más pesadas.

Como por ejemplo, aquí está una especia de tecnología con un bloque de concreto, y el necesitaba bloques de concreto para prensar el tofu, porque el tofu, de hecho, es una cosa un poco líquida así que necesitas cosas pesadas para prensar y drenar el líquido para que se endurezca.

El tofu sale en pedazos muy grandes y mi papá tenía que cortarlos a mano.

Ya saben, la historia de un negocio familiar; ustedes entenderían esto.

Mi papá era el hombre más honesto.

Un día entró a un supermercado, se resbaló, se rompió el brazo y salió corriendo: y todo porque no quiso molestar al supermercado.

Así que mi papá estaba con su brazo roto y así estuvo por dos semanas por lo tanto esas dos semanas éramos mi hermano y yo teníamos que hacer todo.

Y eso fue una tortura, realmente una tortura.

Porque siempre habíamos visto a mi papá tomar el gran bloque de tofu y cortarlo, como con un cuchillo, zap, zap, zap.

I pensábamos ¡Guau! Así que la primera vez que lo hicimos, dije: ¡Guau! Bloques malos.

Pero de todos modos, el tofu para mi fue básicametne el origen.

Y como trabajar en un tienda es duro, ir a la escuela era el paraiso, porque me gustaba mucho.

Y era realmente bueno en la escuela.

Así que, cuando llegue al MIT, ya sabrán, como muchos de ustedes que son creativos, sus padres les dijeron que no lo fueran, ¿Tengo razón? A mi me pasó lo mismo, saben, Era muy bueno en y en matemáticas, y mi papá decía: ¡John es muy bueno en matemáticas! Fui al MIT, hice mis matemáticas, pero tuve una oportunidad increíble, porque las computadoras se habían vuelto algo visual.

La Apple Macintosh había salido al mercado; Y yo tenía una Mac a mano cuando fui al MIT.

Era un momento donde un joven podía estar de los dos lados – fue una gran etapa.

Y recuerdo que mi primer sistema importante fue una copia directa de «Aldus PageMaker».

Hice un sistema de publicación, hace tiempo, y creo que ese fue mi primer paso al descubrir que mezclar estos dos lados, éra muy divertido.

Y el problema cuando eres joven — esto es para todos los estudiantes allá afuera — es que tu mente se vuela muy fácilmente.

Y cuando hacía íconos, yo era el «Maestro» de los íconos y yo me decía, «soy muy bueno haciendo esto».

Y después, afortunadamente, tuve la oportunidad de ir a un lugar llamado «biblioteca», y en la biblioteca, me encontré con un libro y descubrí este libro, llamado «Pensamientos sobre Diseño» de Paul Rand.

Es un volumen pequeño; no estoy seguro si lo han visto.

Es un libro pequeño, muy bien hecho, acerca de Paul Rand, uno de los más grandes diseñadores gráficos, y un gran escritor también.

Y cuando vi el trabajo de este hombre me di cuenta de lo malo que era yo diseñando o como sea que lo llamara en esa época, y, de repente, tuve una meta profesional una especie de persecución.

Así que algo cambió en mí.

Fui al MIT y terminé.

Obtuve mi maestría y luego fui a la escuela de arte.

Y empecé simplemente a diseñar cosas, cosas como envolturas para palillos chinos, servilletas, menús – o lo que fuere cualquier cosa que me hiciera subir dentro del mundo del diseño.

¿Y acaso no es un momento extraño cuándo publicas tu diseño? ¿Recuerdan ese momento? Publicar sus diseños.

¿Recuerdan ese momento? Se sintió tan bien ¿Acaso no? Así que finalmente me publicaron.

¡Guau! ¡Mi diseño está en un libro! Después de eso las cosas se pusieron raras y me puse a pensar en la computadora porque la computadora siempre me ha inquietado.

Todavía no la entendía del todo.

Y Paul Rand era un diseñador consumado, ya saben, un muy buen diseñador, algo así como un buen pan francés.

Escribió en uno de sus libros: «Un estudiante de Yale dijo una vez: ‘Vine aquí para aprender diseño, no para aprender a usar una computadora’.

Las escuelas de diseño pusieron atención».

Esto fue en los años 80 en el enfrentamiento de la gente pro y anti computadora.

Un tiempo muy difícil, de hecho.

Y esto para mí fue un mensaje muy importante de Rand.

Así que me puse a experimentar con la computadora.

Esta fue la primera vez que me puse a jugar, un juego serio.

Construí una versión para trabajar parecida a Adobe Illustaror Se parece al Illustrator; se puede dibujar.

De hecho, fue muy difícil hacerlo.

Me llevó un mes hacer esta parte.

Y luego pensé: ¿por qué no le agrego esta característica…

donde yo pueda decir que este punto vuele como un pájaro? Una especia de «eres libre».

De manera que yo pudiera cambiar la estabilidad con un poco de control en el medidor y pueda verlo moverse por donde sea.

Esto esto es en 1993.

Y cuando mis profesores vieron esto se enojaron conmigo.

Me decían: ¿Por qué se mueve? Me decián: «Haz que se detenga».

Y, pues, yo les decía que esa era justamente la idea, que se moviera.

Y él me decía: Bueno, pero ¿Cuándo deja de moverse? Y yo le dije: «Nunca».

Y me dijo que esto estaba peor, que lo parara.

Así que comenzé a estudiar esta idea, ¿Qué es esta computadora? Es un medio extraño.

No es impresión.

No es video.

Dura para siempre.

Es un medio extraño.

Así que partí de este punto y comencé a buscar más cosas.

Así que, en Japón, comencé a experimentar con gente.

Lo cual no fue nada bueno: experimentos con humanos.

Hacía cosas como convertir a los estudiantes en bolígrafos: aquí está un bolígrafo azul, rojo, verde y negro.

Y alguien se sentaba y dibujaba algo.

Se están riendo porque él dijo: «dibuja del centro derecho hacia el centro medio», y lo hizo mal.

¿Lo ven? Los humanos no son buenos siguiendo órdenes; la computadora sí es muy buena en eso.

Y este hombre descubrió cómo hacer que la computadora dibujara con dos bolígrafos a la vez: ya saben, tú bolígrafo A haz esto; y tú bolígrafo B haz aquello.

Y así tuve varios bolígrafos en una hoja — otra vez, algo muy difícil de hacer con nuestras manos.

Y luego alguien tuvo un momento brillante donde descubrió que podías usar sistemas coordinados.

Y nosotros pensamos: ¡Ah, ahora sí! Al final dibujó una casa.

Fue la cosa más aburrida.

Se volvió computacional; empezamos a pensar computacionalmente el sistema X, Y — y eso fue como una revelación.

Después de esto quise construir una computadora con humanos, llamada computadora que funciona con humanos.

Esto pasó en 1993.

Le bajan al sonido, por favor.

Es una computadora donde los humanos son las partes.

Detrás de esta pared hay un lector de disco, una CPU, una tarjeta de gráficos, un sistema de memoria.

Están cargando un disco floppy gigante hecho de cartón.

Se coloca dentro de la computadora.

Y ese pequeño programa está en el disco de cartón.

Así que ella se pone el disco, lee los datos de los sectores del disco, y la computadora se enciende; es como si despertara realmente.

Y es como una computadora trabajando.

Y cuando construí esta computadora, tuve un momento — ¿Cómo se dice? una epifanía donde me dí cuenta que la computadora es muy rápida.

Esta computadora parecer ser rápida — ella está trabajando bastante duro, y la gente está corriendo de un lado a otro pensando: ¡Guau, esto está pasando rápido! Y esta computadora está programada para hacer solo una cosa, que es si tu mueves el ratón, este cambia en la pantalla.

En la computadora, cuando tu mueves tu ratón, la flecha se mueve alrededor.

En esta computadora, si tu mueves tu ratón, le toma media hora para que el cursor cambie.

Sólo para darles un sentido de la velocidad, la escala de ésta: la computadora es increíblemente veloz ¿Correcto? Y después de esto comencé a experimentar con diferentes compañías.

Esto fue algo que hice para Sony en 1996.

Eran tres dispositivos Sony H.

que respondían al sonido.

Si tu hablabas en el micrófono, podías escuchar música en tus audífonos; si hablabas por el teléfono entonces veías el video.

Así que comencé a experimentar con la industria de diferentes maneras con esta mezcla de habilidades.

Hice este anuncio.

No creo en este tipo de alcohol pero bebo a veces.

Y Chanel.

Tuve la oportunidad de realizar diferentes proyectos.

Y otra cosa que entendí es que me gusta hacer cosas.

Nos gusta hacer cosas.

Es divertido hacerlas.

Y nunca desarrollé la habilidad de tener un equipo.

No tengo un equipo; todo está hecho a mano — estas manos gastadas.

Y estas manos estuvieron influenciadas por este hombre, el Sr.

Inami Neomi.

Él fue como mi mentor.

Fue el primer productor de medios digitales en Tokio.

Él fue el hombre que me descubrió y me llevó al camino de los medios digitales.

Él era una persona que inspiraba.

Recuerdo que estábamos en su estudio y eran como las 2 de la madrugada y entonces él aparecía luego de una reunión con algún cliente.

Llegaba y decía: «si yo estoy aquí todo está bien».

Y realmente te sentías mucho mejor.

Y nunca voy a olvidar que tuvo una situación muy repentina — tuvo un aneurisma.

Y entró en coma.

Y, entonces, durante tres años estuvo fuera y sólo podía parpadear.

y pensé en ese momento, ¡Guau! que frágil es esto que traemos puesto este cuerpo y esta mente que traemos puestos.

Y pensé: ¿Cómo ir por más? ¿Cómo tomas el tiempo que te queda y vas tras él? Neomi para mi fue un pivote.

Así que comencé a pensar con más cuidado acerca de la computadora.

Este era el momento donde pensaba: tienes un programa de computadora, responde a un movimiento — X y Y y me dí cuenta de que cada programa tiene todas estas imágenes dentro del programa.

Si pueden ver aquí, ese programa que están viendo en la esquina, si lo extienden, es todas estas cosas al mismo tiempo.

Es realmetne simultáneo.

No es nada a lo que estemos acostumbrados a trabajar.

Estamos acostumbrados a trabajar en un vector.

Todo esto es al mismo tiempo.

La computadora vive en varias dimensiones.

Y también, al mismo tiempo, estaba frustrado, porque iba a todas estas escuelas de y diseño y tenían un laboratorio de computación, esto era a finales de los años 90, esto es en Basel, una de la mejores escuelas de diseño.

Y ahí está este sucio, descuidado y oscuro salón de computación.

Y comencé a pensar: ¿Este es el objetivo? ¿Es esto lo que queremos? Me entienden.

Y también, me empecé a fascinar con las máquinas — como la fotocopiadoras — esto es en Basel.

Me di cuenta de como invertimos mucho tiempo en hacerlo interactivo — esto es como una touch screen y me dí cuenta que sólo podías tocar en cinco lugares y entonces: ¿por qué estamos desperdiciando tanta interactividad? Esta se volvió una de mis preguntas, y también el sonido: descubrí que podía hacer de ThinkPad un teléfono.

¿Entienden, no? OK.

También descubrí el aeropuerto de Logan, esto realmente me estaba llamando.

¿Escuchan eso? Son como vacas.

Esto es en Logan a las 4 de la madrugada.

Entonces estuve pensando: ¿Qué es esta cosa que tengo enfrente, esta suerte de computadora? No tenía sentido.

Así que comencé a hace cosas otra vez.

Esta es otra serie de objetos hechos con computadoras viejas de mi sótano.

Tomé mis viejas Macintosh e hice diferentes objetos con ellos en Tokio.

Y empecé a perder el interés por las computadoras en sí, así que comencé a hacer pinturas con PalmPilots.

Hice esta serie de trabajos.

Eran pinturas que hacía y les ponía una PalmPilot en el centro como si fuera un visor que está pensando.

Yo soy abstracto.

¿Qué soy? Soy abstracto.

Así que sigue pensando en voz alta sobre su propia abstracción.

Comencé a fascinarme con el plástico y me pasé cuatro meses haciendo ocho bloques de plástico perfectamente transparentes como terapia para relajarme.

Gracias a eso me interesé en la cinta azul así que en San Franscisco, en CC, tuve toda una exhibición de cinta azul.

Hice toda una instalación de cinta azul — cinta azul para enmascarillar.

En este punto mi esposa se empezó a preocupar por mi así que deje de hacer cosas con cinta azul y me puse a pensar: ¿Qué más hay en la vida? Así que las computadoras, estas grandes computadoras, ahora eran pequeñas.

Son pequeñas computadoras, las computadoras de un solo chip.

Así que comencé a programar computadoras de un solo chip e hice objetos con las tarjetas de PC, LEDs.

Hice esculturas con LED que vivían dentro de pequeñas cajas de aglomerado.

Esta es una serie de cajas livianas que hice para un show en Italia.

Unas cajas muy sencillas: sólo presionabas un botón y ocurria una interacción.

Esta es una seria de lámparas que hice.

Esta en un lámpara caja Bento: es como una lápmara de plástico; es muy amigable.

Hice un show en Londres el año pasado de iPods — Use los iPods como material.

Tomé 16 iPod Nano e hice una especie de pez Nano, básicamente.

Lo más reciente es esto para Reebok.

He hecho zapatos para Reebok también, como una especie de pasatiempo.

Bueno, hay muchas cosas que puedes hacer, pero lo que más me gusta es experimentar, probar el mundo.

El mundo es bastante rico.

Pensamos en ir al museo; ahí es donde están todo los sabores.

Y no, realmente están allá afuera.

Así que esto es frente a la Torre Eiffel, realmente es cerca del área del Louvre.

Esto me lo encontré, la naturaleza había hecho una imagen para mí.

Esto es un águlo recto, perfecto, hecho por la naturaleza.

Es un momento extraño donde, simplemente, estas cosas aparecen.

Todos somos personas creativas, tenemos este defecto genético en nuestra mente.

No podemos hacer otra cosa más que detenernos, ¿no? Esta sensación es una cosa increíble.

Es como estar siempre en el museo.

Esto es en el Cabo, el año pasado.

Descubrí que tengo que encontrar la ecuación de y diseño lo que conocemos como círculo-tríangulo-cuadrado.

Descubrí que está por todos lados en la playa.

Comencé a recolectar cada ejemplo de cículo-tríangulo-cuadrado.

Devolví todo, por cierto.

También descubrí como algunas rocas son gemelas separadas al nacer.

Esto también está allá afuera, lo saben.

Todo el tiempo digo: ¿Cómo pasa esto? Los volví a juntar otra vez.

Así que hace tres años descubrí las letras M-I-T en las palabras simplicidad y complejidad.

Mi alma mater: el MIT; y tuve un momento — un momento tipo M.

Night Shayamalan — donde pensé: ¡Guau, tengo que hacer esto! Y fui tras eso con pasión.

Sin embargo, recientemente me llegó una oportunidad para el RISD — para ir a RISD — y no pude conciliar esto fácilmente porque las letras me habían dicho MIT para siempre.

Pero descubrí la palabra francesa raison d’être.

y me diee: ajá, a ver un segundo.

Y ahí apareció la palabra RISD.

Y me dí cuenta que estaba bien ir.

Así que voy a ir al RISD.

¿Hay algún alumno del RISD aquí? ¿Alguien? Sí, del RISD.

Aquí vamos, RISD, Guau RISD.

Lo siento, lo siento — Art Center también es buena.

El RISD es mi nueva pasión y les diré algo sobre eso.

Así que el RISD es — Estaba afuera del RISD y un estudiante escribió esto en un bloque, y pensé: Guau, el RISD quiere saber qué es él mismo.

Y, de hecho, no tenía idea de qué debería ser el RISD.

o qué es lo que quiere ser, pero sí les puedo decir una cosa y es que a pesar de que soy tecnológico, no me gusta mucho la tecnología.

es como el coeficiente intelectual, o algo así.

La gente dice: ¿Vas a llevar al RISD al futuro? Y les contesto: más bien voy a regresar el futuro al RISD.

Esa es mi perspectiva.

Porque, en realidad, el problema no es cómo hacer el mundo más tecnológico.

Es cómo hacerlo más humano otra vez.

Y, en todo caso, pienso que el RISD tiene un ADN extraño.

Es una exuberancia extraña sobre los materiales, sobre el mundo: una fascinación que pienso que el mundo necesita bastante ahora.

Así que muchas gracias a todos.

https://www.ted.com/talks/john_maeda_my_journey_in_design/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *