Como escribir comentarios de texto

 




 



El comentario de texto es un arte sencillo que se puede convertir en una verdadera tortura para los alumnos si no se sigue una metodología adecuada.

Son muchas las técnicas y procedimientos empleados para escribir bien un comentario de texto.

En una gran medida esta variedad se deriva de las grandes diferencias existentes entre los textos de las distintas materias.

Así, en algunas ocasiones un buen resumen podría hacer las veces de un comentario.

 

En otras en cambio, se requiere un análisis pormenorizado del texto en cuestión; es el caso, por ejemplo, de un fragmento de una obra literaria o de un texto que reclame un análisis crítico que se proponga mostrar el acuerdo o desacuerdo con las opiniones vertidas.

Como cada comentario y cada tipo de texto plantea unas exigencias diferentes es particularmente importante que estemos atentos a aquello que se nos pide.

De cualquier forma, algunas de las operaciones a las que antes hemos hecho referencia tendrán ahora su utilidad.

Será aconsejable, por ejemplo, que le echemos una rápida ojeada al texto con objeto de delimitar sus aspectos fundamentales; una vez que hayamos ultimado esa tarea procuraremos realizar una lectura mucho más cuidadosa y atenderemos de manera más concreta a las demandas del profesor, concentrándonos en el estilo, en el fondo, en el análisis de la época en que el texto fue escrito o en los propósitos del autor.

Es importante, eso sí, que nos atengamos a un esquema de realización escrita del comentario.

La capacidad para percibir los elementos más importantes y el orden y el rigor a la hora de exponerlos son probablemente los caracteres más valorados en trabajos de esta naturaleza.
No hay nada que contribuya en mayor medida a agilizar los mecanismos mentales que intervienen en la realización de un comentario que la lectura frecuente y atenta de libros.




Debes procurar leer el máximo número de líneas en el menor tiempo posible, captando, naturalmente, todas y cada una de las ideas y matices contenidos en el texto.

Debes acostumbrarte a leer por frases enteras, fijándote en su significado, dejando un tanto de lado el sentido concreto de cada palabra: la comprensión de un texto no se deriva sin más del significado de cada una de sus palabras tomadas por separado.

Haciendo un  comentario de texto
Haciendo un comentario de texto

Sin embargo, es muy posible que no alcances a percibir el sentido de una frase precisamente porque ignoras el significado de alguna de las palabras que la constituyen.

En esos casos es absolutamente imprescindible el uso de un buen diccionario.

La consulta de una enciclopedia te podrá ser también de utilidad a la hora de conseguir la aclaración de un concepto o de buscar una ampliación en las información.

El empleo de prontuarios y de los libros y apuntes de cursos anteriores te podrá sacar de un apuro en más de una ocasión.

La lectura de libros -aun cuando éstos no estén relacionados de una manera estricta con una determinada materia académica- es un ejercicio intelectual muy recomendable.




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*