Mi hijo escucha voces

Padres, no os asusteis si vuestro hijo o hija escucha voces. Esto es muy común.

 




 



 

Aunque la forma de vera las personas con problemas mentales ha mejorado a lo largo de los años, las experiencias como escuchar voces y tener visiones a menudo se siguen asociando con una “enfermedad mental severa y duradera”.
Pero lo que mucha gente no sabe sobre estas voces y visiones es que son sorprendentemente comunes, especialmente en los niños pequeños y durante distintas etapas del crecimiento.

Alrededor del 8% de los jóvenes escuchan voces en varios momentos durante la infancia, y hasta un 75% han escuchado voces al menos 1 vez de pequeño.
Esto hace que el “oir voces” sea tan comun para los niños y jóvenes como tener asma o dislexia.

Para muchos niños y niñas, escuchar voces es bastante normal durante su crecimiento.

Las investigaciones demuestran que la experiencia de oír voces que otros no pueden oír, también llamadas alucinaciones auditivas verbales (en términos psiquiátricos tradicionales), no suele molestar a muchos niños.
La experiencia de oír voces tampoco tiende a durar demasiado tiempo (a menudo es algo que los niños superan cuando crecen).

Sin embargo, para algunos jóvenes, la experiencia puede continuar durante muchos años y causar confusión y angustia – no sólo para el joven sino para toda la familia.

 

Aprender de los jóvenes

En comparación con los adultos, existe relativamente poca investigación o análisis llevado a cabo con niños y jóvenes que escuchan voces. En consecuencia, no sabemos mucho acerca de cómo los jóvenes dan sentido a estas experiencias o cómo pueden buscar ayuda (y como podemos ayudarles).

Esta es una de las principales razones por las que se ha creado recientemente el Estudio Young Voices .

Para la realización de este estudio, durante los últimos meses, se ha estado trabajando con jóvenes y sus familias para explorar sus puntos de vista sobre lo que realmente es escuchar las voces en la infancia y cómo los padres pueden apoyar y ayudar a sus hijos con estas experiencias.

Además de hablar con los niños y jóvenes y con sus padres o tutores, también han desarrollado dos encuestas online a las que se puede acceder internacionalmente, una para jóvenes que escuchan voces y otra para sus padres o tutores .

Puedes acceder al estudio para realizar la encuesta en: https://www.facebook.com/youngvoicestudy/

Acepte a su hijo y hágale saber que está bien sentirse diferente.

Aunque se está en una fase temprana de la investigación, las historias se han escuchado hasta ahora han ofrecido ideas útiles sobre la complejidad de estas experiencias.




Los jóvenes y sus padres han descrito una amplia gama de experiencias. Algunos jóvenes han explicado cómo sus voces pueden ser de apoyo, pero también intrusivas, angustiantes, útiles, reconfortantes o problemáticas

Detrás de la etiqueta

La investigación con adolescentes que escuchan voces sugiere que la forma en que los jóvenes dan sentido a sus voces desempeña un papel crucial en la angustia asociada.
Por lo tanto, alguien que considere oír las voces como un signo de “locura”, o como un poder incontrolable que puede obligarles a realizar actos contra su voluntad, es probable que experimente una tristeza y depresion.
Como tal, pueden tratar de “controlar” las experiencias a través de auto-lesión o el uso de sustancias – que son inútiles en el largo plazo.

Pero si se es capaz tener una visión “curiosa” y “aceptante” de sus voces, muchos jóvenes encuentran que sus voces pueden convertirse en una fuente útil de apoyo y ayuda con otras dificultades en su vida.
Como dijo uno de los participantes:

[Las voces] me ayudan con los problemas que estoy teniendo y realmente me han ayudado en la escuela también.

Nuestros primeros datos también ponen de relieve la importancia de las reacciones de las familias ante la experiencia de escuchar voces.
Esto se debe a que la reacción de los padres es probable que influya en cómo los jóvenes se sienten en relación con sus voces.

Por ejemplo, un joven que respondió a la encuesta online explicó cómo las reacciones de los adultos que lo rodeaban no sólo lo molestaban y lo preocupaban a él, sino que también perturbaban a las voces. Él dijo:

Nadie me creería y les asustaría [las voces].

Estas historias también pueden ayudarnos a comprender mejor los factores que pueden llevar a algunos niños a asustarse o angustiarse cuando se enfrentan con experiencias que no son fácilmente comprensibles ni aceptadas.

Estas historias personales de jóvenes y sus familias también ofrecen una oportunidad única para explorar las extraordinarias maneras en que los niños se enfrentan a los desafíos.

¿Porqué oye voces mi hijo?

La investigación ha demostrado que las voces pueden comenzar por una serie de razones, incluso después de una operación o una fiebre aguda – o en respuesta a la angustia emocional.
La audición de voz también puede ser desencadenada por traumas , como el bullying, la soledad, la pérdida de un ser querido, el abuso…

Si bien escuchar voces puede ser una fuente de preocupación, también puede ser una valiosa estrategia para algunos niños.

Fuente https://theconversation.com/parents-dont-panic-if-your-child-hears-voices-its-actually-quite-common-78964




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



1 Comment

  1. Sufro PTSD como resultado de un trauma infantil, pero yo como historiador de la psicopatología (en parte como resultado de mi necesidad de entender mis propias “experiencias inusuales”) estoy muy bien informado. Me preocupa la gente que en estas situaciones que no son capaces de colocar sus experiencias dentro de un marco explicativo seguro y útil. Así que estoy muy contento de ver algo en los medios no especializados sobre estos proyectos.
    Es raro ver algo sobre el tema en la prensa o internet.

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*