Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Bill Joy reflexiona sobre que está por venir – Charla TED2006

Bill Joy reflexiona sobre que está por venir – Charla TED2006

Charla «Bill Joy reflexiona sobre que está por venir» de TED2006 en español.

El technologico y futurista Bill Joy habla sobre las grandes preocupaciones de la humanidad — y varias esperanzas in los campos de salud, educación, y futura technología.

  • Autor/a de la charla: Bill Joy
  • Fecha de grabación: 2006-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-11-24
  • Duración de «Bill Joy reflexiona sobre que está por venir»: 1142 segundos

 

Traducción de «Bill Joy reflexiona sobre que está por venir» en español.

¿Que tecnología realmente podemos aplicar para reducir la pobreza mundial?

Y lo que aprendí era bastante sorprendente.

Hemos empezado a estudiar cosas como las tasas de mortalidad en el siglo 20.

y como mejoraron, y aparecieron unos resultados simples.

Dirías que probablemente los antibióticos impactaron más que la agua potable, pero realmente es lo contrario.

Entonces las cosas realmente simples — productos tecnológicos listos-para-usar que fácilmente encontraríamos en la red informático de antes— claramente haría una gran diferencia a ese problema.

Pero igualmente, después de considerar tecnologías más poderosos como nanotecnología, la ingeniería genética, y otros tipos de tecnologías digitales emergentes, me preocupó la posibilidad de sus abusos.

Si lo piensas bien, en la historia, hace mucho, mucho tiempo ya dimos con el problema de un individuo abusar de otro.

Entonces, hemos desarrollado una solución — Los Diez Mandamientos: No matarás.

Este tipo de solución es de uno a uno.

Hemos organizado en ciudades.

Éramos mucha gente.

Y para prevenir la masa de tiranizar a uno, hemos desarrollado conceptos como la libertad del individuo.

Y luego, para tratar con grupos grandes, digamos a nivel nacional-estatal para prevenir la agresión mutualmente, o unos series de conflictos, finalmente hemos llegado a un acuerdo internacional improvisado para más o menos guardar la paz.

Pero ahora tenemos una situación nueva, lo que la gente clasifica como una situación asimétrica, donde la tecnología es tan poderoso que se extiende más allá que el estado-nación.

No son los estados-naciones que tienen el posible acceso a la destrucción masiva, si no los individuos.

Y esto se debe a que estas tecnologías nuevas suelan ser digitales.

Hemos visto las secuencias genéticas.

Uno puede bajar las secuencias genéticas de agentes patógenos del Internet si uno quiere, y alguien recientemente — lo vi en una revista de ciencias — pues digo que la gripe de 1918 era demasiada peligrosa para enviar por mensajería.

Si la gente lo quiere usar en sus laboratorios para la investigación, solo lo tienes que reconstruir tu mismo, porque puede ser que no funcione por mensajería.

Entonces, no se puede negar que esto es posible.

Los individuos en grupos pequeños que pueden acceder estos tipos de tecnologías auto-duplicantes, tanto biológicos como otros, claramente son un peligro en nuestro mundo.

Y el peligro está en que pueden causar una pandemia.

Y realmente no tenemos experiencia con pandemias, y tampoco somos muy buenos en actuar como una sociedad con las cosas en que no tenemos experiencia directa o instintiva.

Entonces, no es nuestra naturaleza anticiparse.

Y en este caso, amontonar aun más tecnología no resuelve el problema, porque solo otorga más poder a la gente.

Entonces la solución tiene que ser, tal como lo imaginaron personas como Russell y Einstein y otros a principios del siglo 20, yo creo, que la solución tenía que estar no solo en la cabeza pero también en el corazón.

Ya sabes, la política pública y el progreso ético.

El trato que nos trae la civilización es un trato de no usar el poder.

Nosotros obtenemos nuestros derechos de la sociedad que nos protege de otros no por todas las vías posibles pero mayormente haciendo solo lo que es legal.

Y entonces, para limitar el peligro de estas cosas nuevas, tenemos que limitar la capacidad de los individuos acceder al poder epidémico.

También necesitamos tener una defensa sensible, porque ninguna limitación va prevenir a un loco de hacer algo.

Y lo preocupante es que es mucho más fácil hacer algo malo que defender contra todas las cosas malas posibles, entonces la ofensiva realmente tiene una ventaja asimétrica.

Este es el tipo de pensamiento que se me ocurrió en el 1999 y el 2000, y mis amigos me dijeron que me estaba deprimiendo, y que estaban preocupados por mi.

Luego me contrataron para escribir un libro sobre más ideas pesimistas como estos y me mudé a un hotel en Nueva York con una habitación llena de libros sobre la plaga, y bombas nucleares explotando en Nueva York donde yo estaría en el medio y lo demás.

Yo estuve allí el 11 de septiembre, y estuve en las calles con todo el mundo, y fue todo una experiencia estar allí.

Me levanté la mañana siguiente para salir de la ciudad, y todos los camiones sanitarios estaban estacionados en la calle Houston listos para bajar y llevarse los escombros.

Caminé por el medio, hasta la estación de tren, y todo al sur de la calle 14 estaba cerrado.

Era una experiencia interesante, pero supongo que no fue realmente una sorpresa para alguien que tenía su habitación lleno de estos libros.

Siempre fue una sorpresa que eso paso allí y en aquel momento, pero no fue sorprendente que sucediera.

Después todo el mundo comenzó a escribir sobre esto.

Miles de personas comenzaron a escribir sobre esto.

Finalmente abandoné el libro y luego me llamó Chris para hablar en la conferencia.

Realmente ya no hablo sobre esto porque ya hay suficientes cosas frustrantes y deprimentes que están pasando.

Pero yo acepté a venir y contar unas cosas sobre esto.

Y yo diría que no podemos abandonar nuestra base de leyes para luchar contra esta amenaza asimétrica, que es lo que esta sucediendo debido a la gente que esta en el poder, porque eso sería rechazar a lo que nos hace ser una civilización.

No podemos luchar contra la amenaza en la manera tonta que estamos haciendo, porque un acto de coste millonario causa daño de miles de millones y en consecuencia causa una respuesta billonaria que en gran parte resultaría ineficaz y casi seguro que haría el problema peor aún.

Entonces, no podemos luchar contra esto a un ratio de coste a beneficio de un millón a uno.

Después de dejar el libro tuve el gran honor de poder unirme con Kleiner Perkins hace un año para destinar capital de riesgo a la innovación y intentar encontrar unas innovaciónes que haría frente a lo que yo consideré como algunos problemas grandes.

El tipo de cosa donde un factor de diez haría una diferencia en el resultado con un factor de mil.

Me asombré en el último año con la alta calidad y entusiasmo de las innovaciones que han pasado por mi despacho.

Es abrumador a veces.

Estoy muy agradecido a Google y a Wikipedia por ayudarme a entender por lo menos un poco de lo que habla la gente que entra por la puerta.

Quisiera compartir con ustedes tres áreas que concretamente me entusiasman y que se pueden relacionar a los problemas de que mencionaba el articulo de ‘Wired.’ La primera se trata del tema de la educación, y que tiene que ver con lo que hablaba Nicholas sobre el ordenador de cien dólares.

Y es decir que queda mucho margen restante en la ley de Moore.

Los transistores más avanzados de hoy están a 65 nanómetros, y yo he tenido el gusto de invertir en empresas que me otorgan la confianza de que ampliaremos la ley de Moore hasta la escala de unos diez nanómetros más o menos.

Otro factor de seis en dimensión reducida, debiera darnos otro factor de 100 en mejoría bruta en lo que pueden hacer los chips de memoria.

Entonces, en términos prácticos, si algo cuesta sobre 1.000 dólares en el día de hoy o sea, eso es lo que nos puede costar el mejor ordenador personal Pienso que lo podríamos tener en el año 2020 por 10 dólares.

¿De acuerdo?

Ahora imaginemos lo que haría ese ordenador de cien dólares en al año 2020 como una herramienta para la educación.

Yo creo que el reto para nosotros — y estoy seguro de que eso ocurrirá —, el reto es

¿desarrollaremos el tipo de herramienta educacional y cosas con la red que nos permitiría aprovecharnos de esa herramienta?

Yo argumentaría que hoy tenemos ordenadores increíblemente poderosos pero que no tenemos aplicaciones buenas para ellos.

y solo en retrospectiva, después de que tengamos mejores aplicaciones y lo llevas a operar en una maquina de diez años, dirías Caramba, la maquina era tan rápida?

Me acuerdo cuando cogieron el interfaz del Apple Mac y lo pusieron en el Apple II.

El Apple II era perfectamente capaz de operar ese tipo de interfaz, solo que no sabíamos como hacerlo en aquel tiempo.

Dado lo que sabemos y que debemos pensar — gracias a que la ley de Moore ha sido un constante, quiero decir que ha sido un progreso muy previsible en los últimos 40 años o más.

Podemos saber como los ordenadores serán en el año 2020.

Es maravilloso tener iniciativas que digan vamos a crear una educación y a educar a la gente en el mundo, porque eso es una gran fuerza por la paz.

Y podemos dar a todos en el mundo un ordenador de cien dólares o de 10 dólares en los próximos 15 años.

El segundo tema en que me enfoco es el problema ambiental porque eso va claramente poner mucha presión en este mundo.

Vamos escuchar mucho más sobre esto de Al Gore próximamente.

Lo que nosotros vemos que sigue la tendencia de la ley de Moore para impulsar una mejoría en nuestra habilidad para afrontar el problema ambiental son los nuevos recursos.

Tenemos un reto porque la población urbana está aumentando de dos a seis mil millones en este sigo durante un periodo corto.

La gente esta trasladándose para las ciudades.

Todos ellos necesitan agua potable, necesitan energía, necesitan trasportación, y queremos que desarrollen de una manera renovable.

Somos razonablemente eficientes en la industria Hemos mejorado en energía y la eficiencia de recursos, pero el sector de los consumidores, especialmente en América, es muy ineficiente.

Estos nuevos materiales nos traen innovaciones tan increíbles que hay una esperanza fuerte de que estas cosas sean rentables para poder traerlos al mercado.

Y quiero darles un ejemplo específico de un material nuevo que fue descubierto hace 15 años.

Si miramos a los nanotubos de carbono, lijima los descubrió en el año 1991, tienen unas propiedades increíbles.

Y esto es el tipo de cosa que vamos a descubrir cuando empecemos a desarrollar a la escala nano.

Su fortaleza: es casi el material mas fuerte y el mas tenso que conocemos.

Es muy, muy rígido.

Se estira muy, muy poco.

En dos dimensiones, si por ejemplo haces una tela de el, sería 30 veces más resistente que el Kevlar.

Y si haces una estructura tres dimensional, como la buckyesfera, tiene todo tipo de propiedades increíbles.

Si disparas una partícula y le haces un agujero, se reparan ellos mismos; hacen ‘zip’ y reparan el agujero en femtosegundos, lo que es …

pues, muy rápido.


(Risas)
Si le brillas una luz producen electricidad.

Por cierto, si los alumbras con una camera prenden fuego.

Si les pones electricidad, emiten luz.

Si pasas corriente a través de ellos puedes transmitir 1.000 veces más corriente que a través de un trozo de metal.

Puedes producir semiconductores de ambos tipos ‘p’ y ‘n’, lo que quiere decir que puedes hacer transistores de ellos.

Conducen calor a través su longitud pero no a través — bueno, no tienen anchura, pero no en la otra dirección si los amontonas; eso es otra propiedad de la fibra de carbón también.

Si pones partículas en ellos y se disparan por la punta son como aceleradores lineales o emisora de electrones en miniatura.

El interior de los nanotubos es tan pequeño — los más pequeños son de 0.7 nanómetros — que es básicamente un mundo quantum.

El interior de un nanotubo es un sitio extraño.

Empezamos a ver planes de negocios, y ya hemos visto algunos, que contienen el tipo de cosas de que Lisa Randall habla.

He visto un plan de negocio en que yo estuve intentando aprender más sobre la cadenas cósmicas de Witten para intentar comprender el fenómeno de que se trataba con este nano-material propuesto.

Dentro de un nanotubo, estamos realmente al limite aquí.

Lo que vemos con estos materiales nuevos y otros es que podemos hacer cosas con propiedades diferentes — más ligeros, más resistentes — y aplicar estos materiales nuevos a los problemas ambientales.

Materiales nuevos que puedan producir agua, materiales nuevos que puedan mejorar la función de las células de combustible, materiales nuevos que catalizan reacciones químicas, para reducir la contaminación por ejemplo.

Etanol — maneras nuevas de producir etanol.

Maneras nuevas de producir transporte eléctrico.

El sueño verde por completo — porque puede ser rentable.

Hemos dedicado — acabamos de generar un fondo nuevo para dedicar 100 millones de dólares a este tipo de inversión.

Creemos que el Genentech, el Compaq, el Lotus, el Sun, el Netscape, el Amazon, el Google de estos campos están aun por encontrar porque la revolución de estos materiales van impulsar estas cosas adelante.

El tercer tema en que trabajamos lo hemos anunciado la semana pasada — cuando estábamos todos en Nueva York.

Hemos recaudado 200 millones de dólares en un fondo especializado para trabajar en la biodefensa de una pandemia.

Y para darles una idea del último fondo recaudado por Kleiner ..

era un fondo de 400 millones de dólares…

entonces esto es un fondo considerable para nosotros Lo que hemos hecho en los últimos meses — bueno, hace unos meses, es que Ray Kurzweil y yo hemos escrito una editorial en el ‘New York Times’ sobre el alto peligro que supone publicar la genética del gripe del 1918.

John Doerr y Brooks y otros se preocuparon [—?

—] y empezamos a ver lo que el mundo estaba haciendo para estar preparados contra una pandemia.

Y vimos muchos huecos.

Entonces nos preguntamos,

¿podemos encontrar cosas innovadoras para cubrir estos huecos?

Y Brooks me ha que encontró tantas cosas que no puede dormir, porque existe un gran numero de tecnologías que estamos básicamente hundido en ellos.

Y los necesitamos.

Tenemos una droga antiviral que la gente habla de almacenar y que aun funciona más o menos.

Es el Tamiflu.

Pero Tamiflu — el virus es resistente.

Es resistente al Tamiflu.

Hemos descubierto que para el SIDA necesitamos unos cócteles que funcionen bien para afronta la resistencia viral — necesitamos varios antivirales.

Necesitamos mejor vigilancia.

Necesitamos redes que puedan encontrar lo que ocurre.

Necesitamos diagnósticos rápidos para poder saber si alguien tiene una cepa de la gripe que solo hemos identificado recientemente.

Tenemos que poder hacer diagnósticos rápidos.

Necesitamos antivirales y cócteles nuevos.

Necesitamos nuevas vacunas.

Vacunas que sean de amplio espectro.

Vacunas que podemos producir rápidamente.

Cócteles y más vacunas polivalentes.

Normalmente consigues una vacuna trivalente en contra de tres posibles cepas virales.

No sabemos hacia que dirección se mueven estas cosas.

Creemos que si podemos cubrir estos 10 huecos, tenemos una oportunidad de realmente reducir el riesgo de una pandemia.

Y la diferencia entre una gripe normal y una pandemia sería un factor de aproximadamente 1.000 en muertes y un impacto económico enorme.

Estamos muy entusiasmados porque creemos que podemos financiar o avanzar 10 proyectos y verlos salir a mercado en los próximos años para afrontar estos asuntos.

Si podemos usar la tecnología, afrontarnos a la educación, ayudar afrontar al medioambiente, ayudar afrontar a la pandemia,

¿realmente solucionaría eso al problema mayor de que yo he hablado en el artículo de ‘Wired’?

Me temo que la respuesta es no, porque no podemos resolver a un problema de gestión de tecnología con más tecnología.

Si dejamos libre a una cantidad ilimitada de poder, entonces una poca gente tendrá la capacidad para abusar de ello.

No podemos luchar con un desventaja de un millón a uno.

Entonces lo que necesitamos son mejores normas.

Por ejemplo, algunas cosas que podemos hacer, que serían soluciones políticos de que no se habla mucho pero que quizás se haría con el cambio de gobierno, sería usar los mercados.

Los mercados tienen una gran fuerza.

Por ejemplo, en vez de intentar pasar regulación contra los problemas, algo que probablemente no funcionaría, si pudiéramos añadirle un precio al coste del negocio, o sea el coste de una catástrofe, para que la gente que hagan cosas con costes de catástrofe más altos tengan que quitar un seguro para ese riesgo.

Entonces, si quisieras llevar un medicamento al mercado, puedes hacerlo.

Pero no tendría que ser aprobado por los reguladores; tendrías que convencer a un actuario de que sería seguro.

Si aplicas el concepto de seguro más ampliamente puedes usar una fuerza más poderosa, la fuerza de mercado, para ofrecer observaciones.

¿Como puedes mantener la ley?

Yo creo que sería un cosa buena mantener la ley.

Bueno, tendrías que mantener a la gente responsable.

La ley requiere responsabilidad.

En el día de hoy, los científicos, los tecnólogos, los empresarios, los ingenieros no tienen ninguna responsabilidad personal para las consecuencias de sus acciones.

Entonces, hay que incorporar eso en la ley.

Finalmente, pienso que tenemos que — es casi inaceptable decirlo — pero tenemos que empezar a diseñar el futuro.

No podemos escoger el futuro pero podemos dirigirlo.

Nuestra inversión para intentar prevenir una gripe epidémica esta afectando la distribución de posibles resultados.

No podremos pararlo pero la probabilidad de que se nos pase por alto es menos si nos enfocamos en ese problema.

Entonces podemos diseñar el futuro si escogemos la clase de cosas que queremos que suceda y lo que no suceda, y dirigirnos hacía un sitio menos peligroso.

El vice presidente Gore les va hablar sobre como dirigir la trayectoria climática hacía una probabilidad menor de riesgo catastrófico.

Pero sobre todo, lo que tenemos que hacer es ayudar a la gente buena, la gente en el lado defensivo, que tengan una ventaja sobre la gente que quieren abusar de las cosas.

Y para eso lo que tenemos que hacer es limitar el acceso a cierta información.

Criándose de la manera que lo hacemos, altamente valorando la libertad de expresión, esto es una cosa difícil para nosotros aceptar — para todos nosotros aceptar.

Aceptarlo es especialmente duro para los científicos quien aún se recuerdan a Galileo encerrado y quienes están aun luchando esta batalla contra la iglesia.

Pero es el precio de tener una civilización.

El precio por retener la base de leyes es limitar el acceso al gran poder desenfrenado.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/bill_joy_what_i_m_worried_about_what_i_m_excited_about/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *