El cambio climático y la acción del hombre

Problemas del medio ambiente creados por el hombre



EL HOMBRE es uno de los peores peligros para el medio ambiente.

Algunas de nuestras actividades, como la pesca y la tala   de los bosques excesivas, constituyen una amenaza para los hábitats  del mundo y, por lo tanto, para la biodiversidad (variedad de animales y   plantas).

 

El cambio climático y la acción del hombre

Liberar contaminantes como el dióxido de sulfuro, que provoca   la lluvia ácida, también daña el entorno.

Algunos de los problemas   asociados a la actividad humana excesiva pueden ser controlados mediante   la conservación del medio ambiente, es decir, la gestión racional de los recursos de la Tierra.Montañas de basura Muchos   materiales manufacturados no se descomponen fácilmente, con lo que los   recursos naturales utilizados para fabricarlos no pueden ser   reutilizados.

 

La contaminación atmosférica

LA CONTAMINACIÓN se produce cuando liberamos sustancias nocivas para el medio ambiente.

El dióxido de azufre   que desprenden numerosas industrias provoca la lluvia ácida que daña   los lagos y los bosques de coníferas de Norteamérica y de Europa.

Los   accidentes petroleros contaminan el mar y aniquilan la fauna y hábitats enteros.

Los productos químicos como los CFC destruyen la capa de ozono   de la atmósfera, que nos protege de los rayos ultravioletas causantes   del cáncer.

La mayor parte de la contaminación se produce por los   procesos industriales.

A medida que la industria crece, habría que   utilizar nuevos procesos menos perjudiciales para el entorno.Contaminación del ríoLos   productos químicos usados en la agricultura contienen metales (cobre o   mercurio) que se acumulan en los ríos y pueden envenenar a los peces.

 

Efecto invernadero

EL AUMENTO de dióxido de carbono y de metano   en la atmósfera hace que la Tierra se caliente.




Los gases absorben la   energía calorífica de la atmósfera, impidiendo que se disipe en el   espacio y, como consecuencia de ello, el planeta se calienta. El dióxido   de carbono y el metano actúan sobre la atmósfera como el cristal de un   invernadero.

Algunas actividades humanas, como quemar combustibles fósiles y   talar árboles, aumentan la proporción de dióxido de carbono en la   atmósfera.

El cambio climático provocado por el calentamiento global de   la Tierra podría tener efectos dramáticos.

Calor atrapado: El calor que libera la Tierra es retenido y el planeta se calienta.

 

La deforestacion provocada por el hombre

La superficie de la Tierra es siempre igual, cada año debe alimentar   y albergar a más personas.

Para construir casas o granjas se deforestan   grandes áreas de terreno y, con ello, se destruyen hábitats   naturales y fauna.

Estos cambios afectan la relación entre los   organismos y su entorno. La deforestación provoca la erosión del suelo y   puede originar la sequía, las inundaciones y la desertización.

Se suele hablar de la selva tropical como del pulmón de la Tierra   debido a su gran cantidad de plantas que toman dióxido de carbono y   liberan oxígeno. Sin embargo, sólo en los últimos 30 años, América   Central ha perdido el 60% de su selva. Talar y quemar los árboles puede comportar la extinción de especies y la desertización.

 

La extinción de especies de animales y plantas.

Las especies se extinguen cuando desaparecen del   planeta. Esto puede ocurrir de forma natural si el clima cambia de   repente o si otra especie más fuerte ocupa el nicho ecológico de   la primera.

Debido a la actividad humana, el número de especies que se   extinguen va en aumento.

Esto sucede a menudo cuando se matan muchos   ejemplares o cuando se destruyen sus hábitats   para construir casas u obtener tierras de cultivo.

Entre los años 1600 y   1900 se extinguió una especie cada cuatro años. En la actualidad se calcula   que es una especie cada hora.

Estas especies amenazadas de los EE.UU. pueden extinguirse en breve.BisonteCóndor de CaliforniaOso grizzly Hurón de pies negros

 

¿Que podemos hacer contra el cambio climático?

Las actividades humanas que perjudican el medio   ambiente pueden controlarse y evitarse mediante la conservación: una   gestión racional de los recursos naturales de la Tierra.

Por ejemplo,   los gobiernos pueden poner en vigor leyes para impedir la pesca excesiva   y la deforestación.

La contaminación   puede reducirse controlando el uso de pesticidas y de fertilizantes en   la agricultura.

Cada uno de nosotros podemos ayudar reciclando productos   como el papel, el vidrio, el plástico y los metales.

Se   utilizan plantas resistentes al envenenamiento por metales para   colonizar tierras con residuos mineros y reducir la erosión del suelo. Las plantas estabilizan el suelo.

 

 











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




: .