Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Caleb Chung juega con el Pleo – Charla EG 2007

Caleb Chung juega con el Pleo – Charla EG 2007

Charla «Caleb Chung juega con el Pleo» de EG 2007 en español.

Pleo el robot dinosaurio actúa como una mascota — explorando, jugando, reaccionando y aprendiendo. El inventor, Caleb Chung, habla sobre Pleo y su movida profesión como creador de juguetes en EG07, en la semana donde el Pleo se puso a la venta en tiendas por primera vez

  • Autor/a de la charla: Caleb Chung
  • Fecha de grabación: 2007-12-12
  • Fecha de publicación: 2008-09-25
  • Duración de «Caleb Chung juega con el Pleo»: 1107 segundos

 

Traducción de «Caleb Chung juega con el Pleo» en español.

Soy, o he sido, una especie de diseñador de juguetes.

Antes de ser diseñador de jueguetes, oh, era un mimo, un mimo callejero.

Supongo que por aquel entonces era un entretenedor.

Y antes de eso, era un vendedor de plata, y antes de eso — Antes de eso, con 15 años y medio, ya vivía fuera de casa, y nunca me preocupé por ir a la universidad.

Sinceramente no — Yo no le veía sentido en aquella época.

Ahora si que le veo sentido, después de aprender toda la cuántica.


(Risas)
Es muy interesante.

Bueno, yo quería enseñarles un poquito el mundo del diseño de juguetes.

por lo menos desde mi experiencia y punto de vista.

Este es un vídeo que hice cuando empecé a hacer diseño de juguetes.

Estoy en mi garaje, haciendo cosas raras.

Y entonces vas a una de esas compañías de juguetes y hay un tipo al otro lado de la mesa diciendo: «siguiente, siguiente, siguiente.» Piensas que es muy divertido, pero ellos — de todos modos, hice una pequeña cinta de vídeo que siempre enseñaba dentro.

Éste es el nombre de mi empresa, Giving Toys.

También trabajé en Mattel.

Y después de que me fuera de Mattel, empecé a hacer estas cocinas de hamburguesas.

Y entonces conseguí el permiso para fabricarlas, así que esto es un cocina-hamburguesas que — cojes crema de cacahuete, y lo pones dentro, y hace — y esto es un cocina-patatas fritas, pequeña comidita que puedes comer.

Rompí el utensilio de la pasta para hacer esto.

Y esto, creo que es una freidora de McNuggets.

Esto, esto es la freidora de McNuggets.

y esto — esta es mi hija mayor, haciendo un pastel McApple.

Y veamos, podemos hace el pastel con canela y azúcar, y te lo comes y te lo comes y te lo comes, y — ahora ella pesa unos 130 kilos.

No, es broma, ella es preciosa.

Así es como eran cuando salieron al mercado.

Y eran — como una tirada de 15 millones de dólares.

Y encima yo no tenía royalties de esto.

Lo siguiente es una compilación de cosas.

Eso era un lanzador de cohetes de espuma que no llegó a venderse.

Esto es una cabeza de goma esponjosa, sin mucho más que añadir.

Estos son algunos efectos que hice para «Wig, Rattle and Roll.» Eso era un robot de ojos saltones que se controlaba desde atrás.

Pagó las facturas de todo un mes.

Esto, es una Barbie andante — Yo dije, oh, ¡ésto es lo que hace falta! Y ellos dijeron, «bueno, es un muy buen diseño así que lo sacaremos.» Seguimos con unos robots luchadores.

Pensaba que todo el mundo querría tener uno.

Luchan, se levantan…

¿No sería genial? Entonces lo hicieron un juguete, y cayó como una piedra pesada.

Son geniales.

Esto es — estabamos haciendo pruebas de lucha con mi pequeño Pug, viendo si realmente podía agarrar cosas.

Lo hace muy bien.

Estoy utilizando pequeños conectores de teléfono para que puedan girar Es como si tuvieran lo de los tocadiscos, los niños no saben lo que son.

Este es un juguete de plastilina.

Dije — Fuí a Play-Doh y dije, miren, puedo animar esto.

Y me dijeron: «no nos hables de Play-Doh.» Y aquí, hice el Lego animado.

Pensé: «¡Esto sería genial!» Pero ya conocéis a Lego — no le lleves Legos a Lego.

Esa es la respuesta.

Ellos ya lo saben todo sobre los Lego.

Empecé, entonces, a hacer animatronics.

Me encantaban los dinosaurios.

Estaba metido en el mundo del cine, más o menos, y Nicholas Negroponte vió esto cuando yo tenía unos 12 años, y me dijeron: «No, tienes que hacer dos, y hacer que luchen.» Ya saben por — ¿porqué un niño querría un dinosaurio? Este soy yo utilizando Sol*— nuestro estudio de 3D en los años 80.

Este es David Letterman.

Pueden ver lo viejas que son estas cosas.

Este es mi primo más joven.

Era una sección del programa que se llamaba: «Juguetes peligrosos que no verás en Navidades».

Enseñamos mi primer lanzador de sierras mecáninas y también la silla con lanzallamas.

Mi carrera alcanzó un pico por esos momentos.

Y detrás se ven dibujos en cartón de la gente que no pudo venir al programa.

Este es MEK con un motor de limpiacristales.

Esto es — Antes era un actor, más o menos.

Pero no era muy bueno haciéndolo.

Pero — Este tío se llamaba Dr.

Yutz, y se dedicaba a desmontar juguetes y enseñar la mecánica.

Y pueden ver las Nintendos montados en granja haciendo cálculos.

Y en la izquierda una view master sobre el CD-ROM.

Y un tipo llamado Stan Reznikov hizo esto como episodio piloto.

Esto es — pueden ver una ventanita ahí.

Y se puede ver la cámara con una burbuja abajo.

El teclado está atado a mi muñeca.

Era muy adelantado para la época.

(Video) (Me estoy mareando…

¡Me encantan los juguetes!) Eso es todo lo que quería decir ahí: «Me encantan los juguetes.» OK, esto ha sido como el primer — el primer grupo de productos.

La mayoría no salieron a la venta.

Se suelen sacar 1 de 20, ó 1 de 30 productos.

Y de vez en cuando hacía algo como, un cepillo automático, que hace trenzas y peina, y — y ganábamos algo de dinero con eso.

Y así íbamos tirando.

Pero poco más tarde, nos fuimos de LA, y nos mudamos a Idaho, donde había en realidad mucha paz y tranquilidad.

Y empecé a trabajar en este proyecto — oh, les tengo que contar esta cosilla rápido.

En todo esto de hacer juguetes, creo que hay una relación directa con la innovación, las artes y las ciencias.

Hay algún tipo de mezcla entre esto que permite — que te permite poder innovar.

E intenté resumir esto que digo en una especie de logotipo que significa algo — al menos para mí.

Y es como si el arte y la ciencia tuvieran una especie de balance dinámico, donde creo que es donde la innovación ocurre.

Y en realidad, así es personalmente, como se me ocurren las grandes ideas.

Pero no es simplemente así como consigues el éxito empresarial.

En realidad, tienes que poner un círculo exterior, y llamarlo mercado.

Y esas 3 cosas juntas, en mi opinión, te llevan al éxito empresarial.

Pero siguiendo con lo de antes.

Esta es una pequeña que voy a contar.

Es el cuento de Furby.

Como han dicho, fui co-inventor del Furby.

Hice la criatura y su cuerpo — bueno, ya lo veran Al enseñarles esto, podrán más o menos hacerse una idea de para que sirve intentar crear formas de vida robótica, o tecnológica que contenga una conexión emocional con el usuario.

Esta es mi familia.

Esta es mi esposa, Christi, y Abby y Melissa y mi niña de 17 años, Emily, que es un saco de problemas.

Bien, aquí esta el robot de nuevo.

Me fui del mundo del cine, como ya he dicho, y dije: «Voy a hacer robots animatronics.» «Voy a hacerlo.» Siempre he tenido un gran interés en esto.

Éste mismo modelo no fue vendido, aunque puse muchísimo trabajo en él.

Éste es uno más pequeño, y se ve un pequeño torso moviendose por ahí.

Un pequeño hombrecillo andando, amplificadores electrónicos, un montón de trabajo con servomotores, un montón de cosas mecánicas.

Aquí hay otro.

Éste en realidad tiene piernas de Skeletor, creo que las lleva puestas.

Oh, un pequeño pony, muy tierno.

El motivo por el cual enseño esto es que siempre he estado interesado en pequeñas formas de vida artificiales.

Así que el reto era, trabajé para Microsoft una temporada, en el Microsoft Barney.

Y es — ya saben, un dinosaurio morado muy grande.

Y tenían montones de cosas dentro, que en mi opinión no necesitabas.

Para Microsoft era poder llenar un gran almacén lleno de estos muñecos y ver si podían venderlos.

Es un modelo de negocio muy raro comparado con el de una empresa de juguetes.

De todos modos, un amigo mío, Dave Hampton, y yo decidimos probar a ver si podíamos hacer como un organismo unicelular.

Hacer un pequeño robot utilizando las menos piezas posibles.

Y aquí tenemos nuestro pequeño motor Mabuchi de 30 centavos.

También tengo todos estos apuntes del diseño de los productos que seguramente tienen ustedes también.

Y en todos los libros — esta es la primera página de Furby, Tengo lo de arte y ciencia.

Tengo el porqué por allí, y el cómo por allá.

Intento filosofar mucho, pensar mucho sobre los proyectos.

Porque éstos no son ideas de un instante; tienes que pensar y darle muchas vueltas a estas cosas.

Bien, aquí vemos un poco de pseudo-código, y plasmando ideas de diferentes motores y cosas así.

Y originariamente, el Furby sólo tenía dos ojos y pilas abajo.

Y dijimos, bueno, habrá que alimentarlo, y necesitará hablar, y la cosa se volvía más complicada.

Y entonces tuve que ingeniármelas para ver como iba a utilizar ese motor para poder mover los ojos, mover las orejas, mover el cuerpo, y mover la boca.

Y claro, también hacerlo y todo esto al mismo tiempo.

Bueno, se me ocurrió esta especie de expresión linear con levas.

Y funcionó bastante bien.

Entonces me puse un poco más realista y empecé a dibujar todo.

Y ahí tenemos una nota arriba: «Mucha ingeniería.» Y resultó ser más que cierto.

Aquí esta mi primer dibujo detallado con todas las pequeñas piezas y un pequeño motor de gusano.

Y entonces, empecé a construirlo, y la realidad es que me levanté, empecé a cortarme el dedo, empecé a pegar cosas…

Y aquí esta mi pequeño taller.

Este es primer engranaje que hizo funcionar a Furby.

Y éste es Furbi por la mitad.

Puedes ver, el sensor de inclinamiento.

Básicamente, todo esto está hecho a partir de plástico.

Esto es la parte trasera de la cabeza con mil millones de orificios.

Y aquí estoy.

Esta terminado.

Este es mi pequeño Furby.

Creo que es un pequeño robot puesto de heroína o algo así.


(Risas)
Estan viendo que me encantan los pequeños robots.

Mi esposa dijo: «Bueno, puede que te guste a tí, pero a nadie le gustará eso.» Así que vino a ayudarme.

Ésta es mi esposa Christi, es mi musa y mi compañera para la eternidad.

Ella dibuja.

Ella es una artista.

Y empezó a hacer todos esos dibujos con sus patrones de colores y manual de color.

Y me gusta el del cigarrillo de abajo del todo.

No tuvo mucha aceptación en el test, pero me gusta.

Y ella empezó a dibujar éstas otras imágenes.

Por aquél entonces, Beanie Babies era un gran éxito, y pensamos hacer un montón de Furbys diferentes.

Aquí esta el de color rosa, con un moñito en la cabeza.

Y este — este tampoco tuvo aceptación en los test, no sé por que.

Éste es mi favorito, el Furby Demonio.

Fue uno de los mejores.

Finalmente nos centramos en este tipo de imágen, un pequeño cuerpo peludo, un pequeño personaje imaginario.

Y aquí lo tenemos, un pequeño Bushbaby — con las luces de la cabeza ahí.

Fuí a Toys ‘R’ Us, cogí un peludo de juguete, lo corté para utilizar el pelo e hice esto.

Y desde entonces, cada vez que vengo del Toys ‘R’ Us con muñecas o algo, desaparecen de mi escritorio y las esconden por la casa.

Tengo tres hijas y ellas — es como un comando del rescate de los juguetes.


(Risas)
La pequeña cuerdecita que sobresale, es simplemente un control de la boca y los ojos del Furby.

Es un pequeño control e hice un pequeño vídeo así: «Hola, me llamo Furby, y soy bueno» y entonces acercaba la mano.

Podías hacerle cosquillas, cuando ponías la mano, «ha, ha, ha, ha» y así fue como lo vendimos.

Hasbro dijo, bueno, Tiger Electronics por aquél entonces, dijo: «Sí, queremos hacer esto.

Tenemos como 13 semanas o así para la feria del jueguete, y los vamos a contratar para que hagan esto.» Y así Dave y yo nos pusimos manos a la obra.

En mayor parte yo, porque llegados a este punto, era todo mecánica.

Y tenía que enfrentarme a todo tipo de cosas que no sabía cómo hacer.

Y empecé a trabajar con Solid Works y otro grupo para llevarlo a cabo.

Y empezamos — esto fue mucho antes de que estuviera implantado lo del SLA, nada de hacer prototipos rápidamente.

No teníamos el dinero para hacerlo.

Ellos sólo me pagaban una miseria para hacer esto, así que tuve que llamar a un amigo de un amigo que estaba al mando de la planta de prototipos de GM, y tenían estudios de SLA.

Y dijo, «Bueno, sí, lo haremos.» Así que nos hicieron las carcasas, un muy buen favor.

Y los engranajes y levas los hice en Hewlett Packard.

Nos colamos el fin de semana.

Y solo teníamos el disco con los archivos.

Pero ellos tenían un sistema cerrado, para que no pudieras hacer nada con la máquina Así que lo imprimimos en transparencias y lo pegamos con cinta adhesiva a los monitores.

Y ese fin de semana hicimos esas partes.

Más o menos así es el producto final.

Parecen como pequeños Garfields.

Y ocho meses después — quizás recuerden esto, fue un caos total, total, total.

Por un tiempo estaban haciendo 2 millones de Furbys al mes.

Y acabaron vendiendo unos 40 millones en total.

Es increible cómo — no se cómo pudo suceder.

Y Hasbro hizo algo así como 1500 millones de dólares.

Y yo simplemente sólo un ápice de cada uno.

Bueno, ¿por qué hago esto? ¿Por qué intentas hacer todas estas cosas? Y es, por supuesto, por tus hijos.

Aquí está mi hija pequeña con sus Furbys.

En realidad todavía los conserva.

Entonces, como quien dice, me retiré me fui a vivir al paraíso allí en Boise River, así que — empecé otra empresa de juguetes llamada TOY Innovation e hicimos algunos proyectos con Mattel con una — en realidad, con una chica que se encuentra aquí, Ivy Ross, e hicimos Miracle Moves Baby, aparecimos en la revista Wired, y otras muchas cosas.

Entonces empecé otra empresa.

Hicimos unos dispositivos para adolescentes para que navegasen en Internet, uno de las mejor innovaciones en el CES, pero ya me relajé con el tema y dije, OK, Después de algún tiempo, tenía esta cinta del dinosaurio Y se la dí a un tipo, que se la dió a otro, y la gente empezó a querer a desarrollarlo.

Y dijeron que invertirían su tiempo.

Por lo que dije, «OK, vamos a intentar hacer el proyecto del dinosaurio.» La idea alocada era que íbamos a clonar un dinosaurio hasta el punto que nos deje la tecnología actual.

Lo hicimos lo mejor que pudimos.

E intentamos con mucho esfuerzo que saliera adelante, e intencionadamente hacer que pareciese realmente vivo.

No como un robot que parece muy artificial, sino como algo de verdad.

Escogí un Camarasaurio, porque fue el dinosaurio más abundante de los saurópodos en Norteamérica.

Y se puede encontrar fósiles enteros de este dinosaurio.

Éste es uno jóven.

Así que nos pusimos a ello.

Hay un libro llamado Walking on Eggshells, donde encontraron piel de saurópodo en la Patagonia.

Y la foto del libro, cuando le — Cuando le dije al escultor si podía copiar el patrón de piel, me dijo que podía usarla.

Muy, muy maniático.

Hay un esqueleto de Camarasaurio partido, pero su geometría es correcta.

Entonces fuí a medir toda la geometría porque me imaginé, biométrica, si lo hago más o menos bien, se moverá como en la realidad.

Aquí está el motor.

Y por este punto, otra gente empezó a ayudar con el proyecto.

Éste es un ejemplo de lo que hicimos con la calavera.

Aquí esta la calavera, este es mi dibujo.

Esta el la versión de la piel que recubre.

Éste, el mecanismo que iba dentro — como un motor de Geneva.

Aquí tenemos algunas versiones sólidas.

Algunas de las partes hechas gracias a SLA.

Éstas son unas piezas de bocetos.

Son para comprobar cosas.

Ésta es la calavera, con la misma forma que la del Camarasaurio.

Hay una foto de ojo real detrás de una lente.

Y ésta es la primera visión desarrollada donde se puede ver el interior.

Ésta es la primera versión sacada de SLA, y ya empieza a coger forma final, ya empieza a verse lo bonito que es.

Y el asunto de mezclar ciencia y arte en este trabajo multidisciplinario, es que puedes hacer un robot, y vuelves atrás y haces la forma, y vas retrocediendo y avanzando.

Los motores en las patas delanteras tuvieron que ser con forma de músculos.

Para que cupieran en la piel del Pleo.

Hubo una cantidad de trabajo enorme para que todo fuera a la perfección.

Todo el cuello y la cola son cables, así que se mueven fluida y naturalmente.

Pero aún no acaba ahí la cosa.

Tienes que darle el aspecto deseado a la piel.

Es una cosa completamente diferente, probablemente la parte más difícil.

Contratas los artistas, e intentas captar la imagen y textura del personaje.

Esto no va con los diseñadores de personajes, ¿verdad? Y todavía estamos intentando que se parezca al personaje original.

Ahora cubres todo el montaje con arcilla.

Y empiezas a moldear y esculpir.

Tuvimos la suerte de contar con un chico — que es un fanático de los dinosaurios que nos hiciera todo el moldeado, hasta la forma de los dientes y todo.

Y más moldeado, y más moldeado, y más moldeado, y más moldeado.

Y luego, cuatro años y 10 millones de dólares después, tenemos un — un pequeño Pleo.

John, ¿te importaría subirlo aquí? John Sosoka es nuestro CTO, y es el hombre que ha hecho más trabajo con nosotrs de una empresa de 40 personas.

Me gustaría agradecérselo.

Reconocer su trabajo.

Éste es John Sosoka.

(Aplauso) Gracias John, muchas gracias, ahora ponte a trabajar Muy bien —
(Risas)
— no, es muy triste, cómo —
(Risas)
— éstos son Pleos, aquí los tenéis.

Éstos — a propósito — pasan por diferentes etapas de la vida.

Cuando los compras, son bebés.

Y mientras más los tratas, más mayores se hacen, aprenden desde su experiencia y comportamiento.

Éste, en realidad esta dormido, un segundo — Pleo, despierta, Pleo, vamos.

Éste chico está escuchando mi voz.

Tiene 40 sensores por todo el cuerpo.

Tiene 7 procesadores, 14 motores, tienen — pero no les importa, ¿verdad? Simplemente son muy lindos ¿cierto? Esa es la idea, esa es la idea.

Pueden ver, hey, vamos, hey, ¿has sentido eso? Hay algo grande y ruidoso por ahí.

Hey.


(Risas)
Eso es, despierta, despierta, despierta.

Sí, son como niños, ya saben.

Tú, sí, sí.

OK, tiene hambre.

Les enseñaré qué ha estado haciendo 4 años.

Aquí, aquí, aquí.

Toma dinero, Pleo.


(Risas)
Allá va.

Esto es lo que los inversores piensan, que es sólo —
(Risas)
— bien, bien.

Son tíos muy dulces.

Y esperamos eso.

Nuestra creencia es que los humanos necesitan sentir empatía hacia las cosas para ser más humanos.

Y pensamos que podemos ayudar a eso teniendo pequeñas criaturas a las que quieras.

Éstos no son simples robots, son robots para tenerles cariño.

Cambian con el tiempo.

Pero principalmente evocan un sentimiento de cuidar.

Y tenemos — tengo una cosita por aquí.

Querría decir eso, UGOBE todavía no está.

Acabamos de abrir las puertas, y están abiertas para todo el que quiera entrar.

Hemos incluído algunas cosas que son muy útiles.

Un momento, Pleo.

Tienen — tiene USB y también ranura para tarjetas SD, es todo una arquitectura opensource.

Para que todos puedan enchufar, gracias.

Éste es John.

Cualquiera puede cambiar por completo la personalidad de Pleo.

Puede hacerlo bipolar, como alguien dijo por ahí —
(Risas)
Puedes cambiar su forma de caminar, o lo que quieras hacer con él.

Los niños también, pueden poner nuevos sonidos.

Es difícil mantener a la gente alejada de esto.

Tenemos un animador que lo ha cogido y ha metido el sonido del anuncio de Budweiser, y va por ahí diciendo «Whassup»
(Risas)
Sí — sí, le gusta esto.

Son un puñado.

Espero que os hagáis con uno.

No sé si se me olvida algo por decir, pero una última cosa que querría decir es que, si continuamos por este camino, estamos diseñando los mejores amigos de nuestros hijos.

Y hay un montón de responsabilidad social en ello.

Esto es por lo que Pleo es tan agradable y encantador.

Y sólo espero que soñemos bien.

Gracias.

(Aplauso)

https://www.ted.com/talks/caleb_chung_playtime_with_pleo_your_robotic_dinosaur_friend/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *