Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Daniel Kraft inventa una mejor manera para extraer médula ósea – Charla TED2009

Daniel Kraft inventa una mejor manera para extraer médula ósea – Charla TED2009

Charla «Daniel Kraft inventa una mejor manera para extraer médula ósea» de TED2009 en español.

Daniel Kraft enseña su recolector de médula — un nuevo dispositivo que extrae rápidamente médula ósea capaz de salvar vidas, poco dolor para el donante. Él enfatiza que las células madre encontradas en la médula ósea pueden ser usadas para tratar enfermedades terminales como el Parkinson o enfemedades coronarias.

  • Autor/a de la charla: Daniel Kraft
  • Fecha de grabación: 2009-02-06
  • Fecha de publicación: 2009-07-15
  • Duración de «Daniel Kraft inventa una mejor manera para extraer médula ósea»: 254 segundos

 

Traducción de «Daniel Kraft inventa una mejor manera para extraer médula ósea» en español.

Soy un pediatra especializado en oncología e investigo las células madre en la universidad de Stanford donde mi objetivo principal ha sido el trasplante de médula ósea.

Ahora, motivado por Jill Bolte Taylor el pasado año, no he traído un cerebro humano, pero sí he traído un litro de médula ósea.

Y la médula ósea es lo que en realidad usamos para salvarle la a decenas de miles de pacientes, la mayoría de los cuales tienen enfermedades avanzadas como leucemia y linfomas y otras muchas enfermedades.

Hace unos años, estaba haciendo mi entrenamiento de trasplantes en Stanford.

Estoy en el quirófano.

Aquí tenemos a Bob, un donante voluntario.

Estamos mandando su médula a través del país para salvarle la a un niño leucemia.

Entonces, ¿cómo extraemos esta médula ósea realmente? Pues tenemos el equipo de O.R., anestesia general, enfermeras, y otro médico enfrente mío.

Bob está en la mesa, y tomamos esta pequeña aguja, ya saben, no muy grande.

Y el modo en el que procedemos es básicamente introducirla por el tejido suave de la piel, y apretarla contra el duro hueso, hasta el cóxis — es el término médico — y succionar alrededor de 10 mililitros de médula ósea, cada vez, una jeringa.

Y dársela a la enfermera.

Ella la vacía en una lata.

Me la pasa de vuelta.

Y repetimos el proceso una y otra vez.

Unas 200 veces normalmente.

Y cuando terminamos, tengo el brazo dormido, callos en la mano.

Dejemos sólo a Bob, que tiene el trasero parecido a ésto, como queso suizo.

Entonces me puse a pensar que éste procedimiento no había cambiado en 40 años.

Y seguramente hay una forma mejor de hacerlo.

Así que me imaginé una manera mínimamente invasiva para hacerlo.

Y un nuevo instrumento que llamamos el recolector de médula.

Ésto es.

Y el recolector de médula, aquí enseñamos cómo funciona.

A nuestro paciente transparente estándar, en vez de agujerear su hueso docenas de veces, simplemente lo hacemos una vez, por delante o por detrás de la cadera.

Y tenemos un catéter flexible una punta de cable enrollado especial que se queda dentro de la parte crujiente de la médula y sigue la forma de la cadera, tal y como lo muevas.

Así que te permite succionar rápidamente, o sacar, médula ósea de calidad muy rápido a través de un solo agujero.

Podemos hacer más de una para el mismo agujero.

Sin necesidad de robots.

Y así, tan rápido, a Bob le hacemos una sola punción, anestesia local, y en calidad de paciente no ingresado.

Hice unos cuantos prototipos.

Stanford me dio una pequeña subvención.

Y fui probando lo que era capaz de hacer.

Y nuestro equipo ha desarrollado esta tecnología.

Y luego hicimos pruebas grandes animales, como los cerdos.

Y para nuestra sorpresa, encontramos no sólo que extraímos médula ósea, sino que en ella había 10 veces más actividad de células madre en la médula de nuestro recolector, que comparada con el método tradicional.

Este aparato fue aprobado por la Administración de alimentos y fármacos (FDA) el pasado año.

Aquí tenemos un paciente vivo.

Pueden ver como se curva gracias a su flexibilidad.

Aquí habrá dos pasadas, en el mismo paciente, en el mismo agujero.

Ésto lo hicimos con anestesia local, y en calidad de paciente externo.

Y obtuvimos, de nuevo, de 3 a 6 veces más células madre que con el procedimiento tradicional en el mismo paciente.

Entonces, ¿por qué debería importarles? La médula ósea es una fuente abundante de células madre.

Todos conocen las células madre embrionarias.

Tienen un gran potencial pero todavía no se investiga clínicamente con ellas.

Las células madre están por todo nuestro cuerpo, incluyendo las que fabrican sangre en nuestra médula ósea.

Las cuales hemos estado utilizando como terapia de células madre desde hace más de 40 años.

En la década ha habido un gran crecimiento del uso de células madre de médula ósea para tratar otras enfermedades del paciente, como enfermedades coronarias, enfermedades vasculares, ortopédicas, para la regeneración de tejido, incluso en neurología para tratar el Parkinson, y la diabetes.

Acabamos de sacarlo, vamos a comercializar este año la versión 2.0 del recolector de médula.

Espero que este invento extraiga muchas células madre.

Lo que significa mejores resultados.

Puede convencer a más gente para hacerse donante de médula ósea y salvar vidas.

Tambíen les permitiría guardar sus propias células madre, cuando son jóvenes y saludables, para utilizarlas en el futuro, en caso de necesitarlas.

Y por último — aquí tenemos una foto de nuestros trasplantados de médula ósea que se reúnen cada año en Stanford.

Espero que esta tecnología nos permita tener más de estos sobrevivientes en el futuro.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/daniel_kraft_a_better_way_to_harvest_bone_marrow/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *