Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Jonathan Drori: los hermosos trucos de las flores – Charla TEDSalon London Spring 2011

Jonathan Drori: los hermosos trucos de las flores – Charla TEDSalon London Spring 2011

Charla «Jonathan Drori: los hermosos trucos de las flores» de TEDSalon London Spring 2011 en español.

En esta arrobadora charla, Jonathan Drori muestra las espectaculares formas de florecer del más de cuarto de millón de especies de plantas, que han evolucionado para atraer a insectos que propaguen su polen: produciendo «pistas de aterrizaje» que atraen a los insectos, brillando bajo luz ultravioleta, diseñando trampas bien complejas y hasta a ciertos insectos en celo.

  • Autor/a de la charla: Jonathan Drori
  • Fecha de grabación: 2011-05-18
  • Fecha de publicación: 2011-07-06
  • Duración de «Jonathan Drori: los hermosos trucos de las flores»: 828 segundos

 

Traducción de «Jonathan Drori: los hermosos trucos de las flores» en español.

¿Saben ustedes cuántas especies de plantas con flores hay?

Hay un cuarto de millón.

Al menos esas son las que conocemos.

Un cuarto de millón de plantas que florecen.

Las flores son bien problemáticas.

Para una planta es realmente difícil producirlas.

Requieren enormes cantidades de energía y muchísimos recursos.

¿Por qué tomarse tanto trabajo?

La respuesta es, como en tantos otros casos en la vida, el sexo.

Sé qué se les ocurre al mirar estas imágenes.

La razón por la que la reproducción sexual es tan importante…

las plantas tienen muchas formas de reproducirse.

Pueden hacerlo por esquejes; pueden tener sexo con ellas mismas; pueden autopolinizarse.

Pero es que necesitan dispersar sus genes para mezclarlos con otros, y así producir su adaptación a los nichos ambientales.

Así se logra la adaptación.

Ahora bien; la forma en la que las plantas transmiten esa información es a través del polen.

Algunos pueden ya haber visto algunas de estas fotos antes.

Siempre digo que en todo hogar debería haber un microscopio electrónico para poder verlas.

Hay tantas clases diferentes de polen como plantas que dan flores.

Esto es bien útil en investigaciones forenses, entre otras cosas.

Todo ese polen que nos produce fiebre de heno viene de plantas que utilizan el viento para diseminar su polen.

Un proceso bastante ineficiente que nos llega hasta las narices.

Se necesita echar cantidades y cantidades, confiando en que las células sexuales, las masculinas, que están dentro del polen, de alguna manera lleguen casualmente a otras flores.

Así, todos los tipos de pastos, o sea, los cereales y la mayoría de los árboles, producen polen transportado por el viento.

Pero la mayoría de las especies en realidad usan insectos para ello.

Esta es una forma más inteligente, ya que así no necesitan producir tanto polen.

Los insectos y otras especies pueden tomar el polen y transportarlo directamente a donde haga falta.

Conocemos bien, obviamente, la relación que hay entre insectos y plantas.

Es una relación simbiótica, sean moscas, aves o abejas, todas obtienen algo a cambio; generalmente la ganancia es el néctar.

A veces, esta simbiosis ha producido adaptaciones maravillosas; la esfinge colibrí es una bellísima adaptación.

La planta obtiene algo y la esfinge colibrí distribuye el polen por otros lugares.

Las plantas han evolucionado para crear pequeñas pistas de aterrizaje por todas partes para las abejas que han perdido su rumbo.

Hay marcas en muchas plantas que lucen como otros insectos.

Estas son las anteras de un lirio, muy astutas; cuando un insecto incauto le llega, la antera se voltea y lo golpea por detrás con una gran carga de polen que el insecto se lleva luego a otra planta.

Esta es una orquídea que parece como si tuviera mandíbulas.

En cierta forma, las tiene; hacen que el insecto se arrastre para salir y quede recubierto de polen que se lleva a otra parte.

Hay por lo menos 20.000 especies de orquídeas diferentes; extraordinarias, maravillosamente distintas.

Se ingenian toda clase de trucos.

Tienen que tratar de atraer a los polinizadores para que hagan su trabajo.

Esta se llama orquídea de Darwin, porque la estudió él mismo e hizo una fantástica predicción cuando la vio.

Se puede ver que tiene un tubo bien largo para el néctar que baja desde la flor.

Básicamente, el insecto tendrá…

(estamos en medio de la flor) tendrá que introducir su pequeña trompa dentro hasta abajo por el tubo del néctar para poder conseguirlo.

Al ver esta flor, Darwin dijo: «Me imagino que algo ha coevolucionado con esto».

Y así fue.

Ahí está el insecto.

Normalmente esto como que se enrolla, pero en su forma erecta se ve así.

Se puede pensar que el néctar es algo muy valioso para la planta y muy costoso de producir, y que atrae a muchos polinizadores.

Entonces, al igual que con el sexo humano, la gente comienza a engañar.

Podrían decir: «Tengo néctar.

¿Quieres venir y tomarlo?

«.

Esta es una planta…

Esta planta enamora a los insectos en Sudáfrica.

Por eso han evolucionado con una trompa larga para poder extraer el néctar del fondo.

Y aquí está la imitación.

Esta planta está simulando a la anterior.

Aquí, una mosca de trompa larga que no consiguió nada de néctar de la que fingía.

La imitación no produce ningún néctar.

Creyó que obtendría algo.

No solo la mosca no pudo sacar néctar de la simuladora, sino que…

si miran con cuidado, al frente en la cabeza, se ve que lleva algo de polen que ahora va a transmitir a otra planta, si no fuera por algún botánico que llegue y la ponga en una tarjeta azul como esta.


(Risas)
El engaño continúa por todo el reino vegetal.

Esta flor, con sus puntos negros…

puede que nos parezcan simplemente puntos negros, pero puedo decir que a un insecto masculino de cierta especie esto le parece más bien como dos hembras que están listas y calientes.


(Risas)
Y así el insecto llega, se posa y se zambulle en el polen, naturalmente, para llevarlo a otras plantas…

Si miran la foto del microscopio electrónico, como el que debería haber en todas las casas, pueden ver que se forma como un patrón ahí tridimensional.

Así, probablemente el insecto se siente muy bien ahí y se ve muy bien.

Estas imágenes son de un microscopio electrónico.

Aquí hay una orquídea simulando ser un insecto.

Se pueden ver las diferentes partes de su estructura con colores distintos y texturas diversas a la vista.

Tiene texturas bien distintas para que el insecto las perciba.

Aquí se ve una imitación por evolución; una superficie brillante metálica como las de ciertos escarabajos.

Bajo el microscopio electrónico se ve esa superficie, bien distinta de las otras que hemos visto.

Algunas veces toda la planta se parece a un insecto, inclusive para nosotros.

Esta luce como algún tipo de animal o bestia que vuela.

Algo magnífico, maravilloso.

Esta es bien interesante.

Se llama obsidiana.

A veces pienso que es «insidiosa».

Para ciertas especies de abejas se parece a otra abeja muy agresiva y va y le da en la muchas, muchas veces tratando de mandarla lejos y mientras tanto se cubre toda de polen.

Veamos otro caso.

Esta planta se parece a otra orquídea que tiene un gran depósito de alimento para los insectos.

Pero esta no tiene nada para ellos.

Es un engaño doble; ¡fabuloso!
(Risas)
Aquí vemos un ylang-ylang, un componente de muchos perfumes.

En verdad, hace poco vi a alguien que lo llevaba.

Pero las flores no necesitan ser tan llamativas.

Ellas emiten combinaciones de aromas para los insectos que las quieran.

Esta no huele muy bien.

Es una flor que en verdad huele muy mal; está hecha, ha evolucionado para parecer carne de cadáver.

A las moscas les encanta.

Llegan volando y la polinizan.

Este, el Helicodiceros, también es llamada yaro tragamoscas.

Yo no sé cómo huele un caballo muerto, pero esta, muy probablemente huele así.

Verdaderamente horrible.

Los moscardones azules no pueden evitarlo.

Llegan volando y se introducen hasta el fondo.

Dejan ahí sus huevos pensando que es un bonito cadáver, sin darse cuenta de que ahí no hay alimento para los huevos; se les mueren.

Pero entre tanto, la planta se beneficia porque las cerdas las dejan ir, las moscas desaparecen y se van a polinizar a la próxima flor.

Fantástico.

Esta es un Arum, Arum maculatum, también conocida como aro o yaro tragamoscas.

Tomé esta foto la semana pasada en Dorset.

Se calienta como unos 15º por encima del medio ambiente.

Sorprendente.

Mirando hacia adentro se ve esta especie de barrera detrás de la espiga…

el calor atrae a las moscas…

que emite sustancias, como pequeños mosquitos…

y quedan atrapadas ahí abajo en el recipiente.

Se toman el fabuloso néctar y quedan pegajosas.

Por la noche se recubren de polen con que las han bañado; y las cerdas que vimos antes, como que se marchitan y liberan los mosquitos, todos cubiertos de polen.

Algo fabuloso.

Si esto les parece maravilloso, el siguiente es uno de mis favoritos.

Este es un Philodendron selloum.

Cualquier brasileño conoce esta planta.

Esto es lo más sorprendente.

Esta especie de mide como 30 cm.

Hace algo que nunca he visto hacer a ninguna otra planta: cuando florece (ahí está la espiga en el medio), durante unos dos días metaboliza de igual manera que los mamíferos.

En lugar de tomar almidón, que es el alimento de las plantas, usa algo semejante a una grasa parda para quemarla a un ritmo tal que consume la grasa, la metaboliza, como al ritmo de un gatito.

Eso es el doble de la energía que produce, por peso, un colibrí.

Absolutamente increíble.

Esta hace algo absolutamente insólito.

No solo se calienta a 115ºF (como 46ºC) durante dos días, sino que se mantiene a temperatura constante.

Tiene un mecanismo termorregulador que mantiene su temperatura constante.

Ahora,

¿por qué lo hace?

, me parece oír.

¿No lo saben?

A algunos escarabajos les fascina hacer el amor a esa temperatura.

Se introducen y ahí lo hacen.


(Risas)
Entre tanto, la planta los baña en polen y luego salen a polinizar.

¡Qué cosa más extraordinaria! La mayoría de los polinizadores que conocemos son insectos, pero, por ejemplo en el trópico, muchas aves y mariposas también polinizan.

Muchas flores tropicales son rojas, simplemente porque las mariposas y los pájaros ven como nosotros, eso creemos, y pueden distinguir muy bien el color rojo.

Cuando miramos todo el espectro, las aves y nosotros vemos el rojo, el verde y el azul; eso es lo que vemos del espectro.

Pero los insectos ven el verde, el azul y el ultravioleta, varios tonos de ultravioleta.

Ahora veamos algo que sucede ahí.

«

¿No sería genial poder ver de alguna manera, esos colores?

» me parece oír.

Bien, sí que podemos.

¿Qué es lo que ven los insectos?

La semana pasada tomé estas fotografías de Cistaceaes o Helianthemum, en Dorset.

Son unas pequeñas flores amarillas, como puede verse, están por todas partes.

Así se ven bajo luz visible.

Y si eliminamos el rojo, se ven así.

La mayoría de las abejas no ven el rojo.

Ahora, si le pongo a mi cámara un filtro ultravioleta y tomo una exposición muy larga con las frecuencias precisas de luz ultravioleta, esto es lo que se obtiene.

Y eso es hacerlo bien.

No sabemos exactamente cómo ven las abejas, tal como ustedes no pueden saber qué veo yo cuando digo que esto es rojo.

No podemos saber qué sucede en otra mente humana; mucho menos en la de un insecto.

Pero el contraste puede ser algo así.

Destacándose bien sobre el fondo.

Aquí hay otra pequeña flor; gama diferente de frecuencias ultravioletas, diferentes filtros para acoplarse a los polinizadores.

Y esto puede ser lo que él vería.

Ustedes podrían pensar que todas las flores amarillas tienen esta misma propiedad.

Advierto que no dañamos ninguna flor en el proceso fotográfico; simplemente la adherimos al trípode, no la matamos…

luego, bajo luz ultravioleta, miren lo que resultó.

Este puede ser el fundamento de los bloqueadores de sol, porque su operación se basa en absorber la luz ultrvioleta.

Así que este proceso químico puede ser útil.

Finalmente, aquí una onagra que Bjorn Rorslett me envió desde Noruega.

Un diseño oculto fantástico.

Me encanta la idea de algo oculto.

Creo que eso es algo poético.

Estas fotografías tomadas con filtro ultravioleta…

el uso principal de esos filtros es para que los astrónomos tomen fotos de Venus; de las nubes de Venus.

Principalmente para eso se usan esos filtros.

Obviamente, Venus es la diosa del amor y la fertilidad, que es la misma historia de las flores.

Y así como las flores hacen grandes esfuerzos para atraer a los polinizadores, también, de alguna manera, han logrado persuadirnos para que plantemos enormes cultivos y se las regalemos a otros con ocasión de un nacimiento, o de una muerte, o especialmente en los matrimonios.

Pues, pensándolo bien, es ahí cuando se compendia la transferencia del material genético de un organismo a otro.

Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/jonathan_drori_the_beautiful_tricks_of_flowers/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *