Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Nathan Wolfe y su cacería de virus en la selva. – Charla TED2009

Nathan Wolfe y su cacería de virus en la selva. – Charla TED2009

Charla «Nathan Wolfe y su cacería de virus en la selva.» de TED2009 en español.

El cazador de virus Nathan Wolfe burla a la próxima pandemia al ir dos pasos adelante: descubriendo nuevos y mortales virus desde donde surgen (al pasar de animales a humanos, entre los cazadores de baja subsistencia en África), antes de que cobren millones de vidas.

  • Autor/a de la charla: Nathan Wolfe
  • Fecha de grabación: 2009-02-05
  • Fecha de publicación: 2009-03-26
  • Duración de «Nathan Wolfe y su cacería de virus en la selva.»: 735 segundos

 

Traducción de «Nathan Wolfe y su cacería de virus en la selva.» en español.

Cuando la mayoría pensamos en los inicios del SIDA, recordaremos los años 80.

Y en efecto, fue la década del descubrimiento del SIDA, y del virus que lo origina, el VIH.

Pero de hecho este virus saltó hacia el humano varias décadas antes, desde el chimpancé, donde el virus se originó, hacia los humanos que los cazan.

Esta foto fue tomada antes de la Gran Depresión en Brazzaville, Congo.

Entonces, habían miles de individuos, creemos, ya infectados con el VIH.

Deseo hacerles dos preguntas muy importantes.

Si este virus estaba en miles de individuos en este punto,

¿por qué fue el caso que nos tomó hasta 1984 el capaces de descubrirlo?

Bien, y más importante aún, de haber estado ahí en los años 40, 50 y 60,

¿habríamos visto esta enfermedad, habríamos entendido lo que sucedía con ella, cómo habría cambiado y totalmente transformado la naturaleza de cómo se desarrollaba esta pandemia?

De hecho, no es sólo para el VIH.

La gran mayoría de los virus provienen de los animales.

Se puede pensar en esto como una pirámide de virus emergentes de animales a poblaciones humanas.

Pero sólo en la cima de la pirámide se vuelven asuntos humanos.

Sin embargo, dedicamos el mayor tiempo de nuestra energía a enfocarnos en este nivel, intentando enfrentar lo que ya se ha adaptado por completo a los seres humanos, y que será muy difícil de encarar, como hemos visto con el VIH.

Y durante los últimos 15 años, he estado trabajando en estudiar la temprana interacción aquí, la he calificado como «parloteo viral», término creado por mi mentor Don Burke.

Esta es la idea que podemos estudiar cómo se disparan estos virus en poblaciones humanas, el movimiento de estos agentes hacia humanos, y al capturar este momento, podríamos capaces de estar en la situacion de captarlos anticipadamente Bien, esta fotografía, les mostraré algunas fotos tomadas en el campo.

Esta es de un cazador de África central.

En realidad es bastante común.

Algo que deseo que noten aquí es la sangre, vean la gran cantidad de contacto con sangre.

Esto nos pareció clave.

Es una forma de conexión muy íntima Así que para estudiar el parloteo viral, es llegar a las poblaciones quienes mantienen mucho contacto con animales salvajes.

Y hemos estado estudiando a la gente como a esta persona.

Reunimos muestras de su sangre y otros especímenes.

Observamos las enfermedades que están en animales y en humanos.

Y será ideal que esto nos permita una captación temprana, de cómo se desplazan hacia las poblaciones humanas.

Y el objetivo básico de este trabajo es no sólo salir una vez y ver a estas personas, sino implementar miles de personas en estas poblaciones a las que pudiésemos monitorear continuamente y de forma regular.

Al enfermarse, tomábamos sus especímenes.

de hecho los enrolábamos ‘- lo cual ya hicimos – para juntar especímenes de animales.

Les damos estos trozos de papel filtro.

Cuando toman muestras de animales, juntan la sangre en el papel filtro lo que nos permite identificar virus aún desconocidos, de los animales precisos, aquellos que están siendo cazados Narrador: Dentro de una región de Camerún, dos cazadores acechan a su presa.

Sus nombres son Patrice y Patee.

Están buscando animales salvajes animales del bosque con qué alimentar a sus familias.

Patrice y Patee regularmente van de cacería en el bosque cerca de sus hogares.

Colocan una serie de trampas y lazos para atrapar jabalíes, serpientes, monos, roedores, todo lo que puedan, en realidad.

Patrice y Patee han estado fuera durante horas pero no encontraron nada.

Los animales simplemente se han ido.

Nos detuvimos para beber un poco de agua.

Entonces se escucha un crujido en los arbustos.

Se acerca un grupo de cazadores.

Traen una carga tremenda.

Hay por lo menos tres virus conocidos, que se encuentran en este mono.

Nathan Wolfe: Esta especie, sí.

Y muchos más patógenos presentes en estos animales.

Estas personas están en riesgo específico, en particular si hay contacto con sangre, hay riesgo de transmisión y posiblemente de infección con nuevos virus.

Narrador: En cuanto los cazadores muestran sus presas, algo ocurre.

Nos muestran el papel filtro que han usado para juntar la sangre de los animales.

La sangre se analizará buscando virus zoonóticos, parte de un programa que el Dr.

Wolfe pasó años implementando.

Nathan Wolfe: Esto proviene de este animal de aquí, Mono de Nariz Blanca.

Quienes manejan este papel filtro, tienen al menos conocimientos básicos de educación en la salud acerca de los riesgos asociados a estas actividades, los cuales suponemos en nuestra perspectiva, les dan la habilidad de disminuir su propio riesgo, y obviamente el riesgo hacia sus familias, la villa, el país, y el mundo.

Nathan Wolfe: Bien, antes de continuar, creo importante tomar un momento para hablar de la carne silvestre.

La carne silvestre es la caza de animales salvajes

¿De acuerdo?

Pueden considerar toda clase de carne silvestre Les hablaré de esto.

Cuando sus hijos y sus nietos les hagan preguntas acerca de esta época, una de las preguntas será, es

¿cómo permitimos que algunos de nuestros parientes más cercanos, algunas de las especies más valiosas y amenazadas en nuestro planeta, se extinguieran, porque no fuimos capaces de enfrentar algunos de los problemas de pobreza en estas partes del mundo?

Cuando de hecho no es la única pregunta que harán de esto.

También preguntarán acerca de que cuando supimos que el VIH entró por este medio en la población humana, y que otras enfermedades podrían entrar igual,

¿por qué permitimos que estas conductas continuaran?

¿Por qué no encontramos otra solución a esto?

Dirán que, en regiones de profunda inestabilidad en todo el mundo, en lugares de intensa pobreza, donde las poblaciones crecen y no se tienen recursos sostenibles como estos, esto conllevará a la inseguridad alimenticia.

Pero quizá también le harán una pregunta distinta.

Es una que me parece que todos necesitamos preguntarnos, que es,

¿por qué pensamos que la responsabilidad yacía en esta persona aquí?

Este es quien, puede ver justo sobre su hombro derecho, él es quien cazó al mono de la última foto que les mostré.

Bien, observen su camisa.

Ahora observen su rostro.

La carne silvestre es una de las emergencias centrales que suceden en nuestra población actualmente, en la humanidad, en este planeta.

Pero la culpa no puede tenerla alguien así.

¿Bien?

y solucionarlo no puede sólo su responsabilidad.

No hay soluciones fáciles, lo que les digo es que ignoramos el problema a nuestro propio riesgo.

Así que en 1998, junto con mis mentores Don Burke y el Coronel Mpoudi-Ngole, íbamos a comenzar a hacer este trabajo en África Central, con cazadores en esta región del mundo.

Y mi labor, en ese entonces yo era un colaborador postdoctoral, y estaba encargado de implementarlo.

Y pensé, «Vaya, muy bien, juntaremos toda clase de especímenes, iremos a diferentes lugares.

Será maravilloso.» Ya saben, miré el mapa y elegí 17 sitios, pensé, no hay problema.


(Risas)
No es decirlo, estaba drásticamente equivocado Es un trabajo desafiante.

Por fortuna, tenía y aún tengo un equipo de colegas y colaboradores en mi propio equipo, y era la única forma de realizar este trabajo.

Nos enfrentamos a una gran variedad de retos en este trabajo.

Uno de ellos es la confianza de las personas con quienes trabajamos en el campo.

El hombre que ven al lado derecho es Paul DeLong-Minutu.

Es uno de los mejores comunicadores con quienes he tratado.

A mi llegada no hablaba nada de francés, y aún así me parecía comprender lo qué él decía.

Paul trabajó por años en la radio y televisión nacionales de Camerún, y hablaba de temas de salud.

Era un corresponsal en la salud.

Por lo que imaginamos contratarlo, pues al llegar él sería un gran comunicador.

Aunque al llegar a las villas rurales, encontramos que nadie tenía televisión, y no reconocían su rostro.

Pero cuando comenzó a hablar Y este era alguien con un increíble potencial Y este era alguien con un increíble potencial para difundir aspectos de nuestro mensaje, ya fuese acerca de la conservación de la fauna o de la prevención en la salud.

Y encontramos muchos obstáculos.

Aquí volvíamos de uno de los sitios rurales, con 200 especímenes que debían arribar al laboratorio en 48 horas.

Me agrada mostrar esta toma, se trata de Ubald Tamoufe, quien es investigador líder del sitio en Camerún.

Ubald se ríe de mí cuando muestro esta foto porque por supuesto no se ve su rostro.

Pero la razón por la que la muestro es que está por resolver el problema.


(Risas)
Y lo resolvió.

Lo hizo.

Algunas fotos de antes y después.

Este era nuestro laboratorio antes.

Así es como luce ahora.

Antes, para enviar los especímenes, debíamos tener hielo seco.

Íbamos a las cervecerías; a rogar, o robar para obtenerlo.

Ahora tenemos nuestro propio nitrógeno líquido.

Me gusta referirme a nuestro laboratorio como el sitio más frío de África Central; podría serlo.

Y en esta fotografía estoy yo, este soy yo antes.


(Risas)
Sin comentarios.

¿Qué sucedió?

Durante los 10 años de realizar este trabajo, nos hemos sorprendido mucho.

Hicimos ciertos descubrimientos.

Y encontramos que mirando en el lugar correcto, se puede en verdad monitorear el flujo de estos virus hacia poblaciones humanas.

Esto nos dió muchísima esperanza.

Encontramos una amplia gama de nuevos virus en estas personas, incluyendo virus nuevos en el mismo grupo que el VIH, así, retrovirus totalmente nuevos.

Aceptemos que, cualquier nuevo retrovirus en la población humana, debe captar nuestra atención.

Es algo que debemos vigilar.

No es algo que nos debería sorprender.

No es decir que en el pasado de haber entrado estos virus a comunidades rurales podrían haberse extinto por completo.

Ya no es así.

Se tiene acceso a zonas urbanas a traves de caminos de tala Lo crítico es que lo que sucede en África Central no permanece en África Central.

Y una vez que descubrimos que sí era posible que pudiésemos hacer el monitoreo, decidimos dirigir la investigación a iniciar la fase del esfuerzo de un monitoreo global.

A través del gran apoyo y patrocinio científicamente con Google.org y la Fundación Skoll, es que nos fue posible emprender la Iniciativa para el Pronóstico Viral Global y comenzar a trabajar en cuatro sitios en África y Asia.

No hace falta decir, que las personas en todo el mundo tienen distintas clases de contacto.

Así que no es sólo cazadores en África Central también es trabajar en mercados de animales vivos mercados de alimentos, que es precisamente el lugar de donde emergió el SARS en Asia.

Pero en realidad, este es el principio desde nuestra perspectiva.

Nuestro objetivo actual, además de movilizar estos sitios y ponerlos en marcha, es identificar nuevos partícipes pues nos parece que el esfuerzo debe extenderse quizá a 20 o más sitios por todo el mundo, a puntos cruciales ya que la idea en verdad es lanzar una red sumamente amplia, para que podamos captar esto, idealmente, antes de que lleguen a bancos de sangre, redes de contacto sexual, aviones.

Ese es nuestro objetivo.

Hubo una ocasión hace no mucho cuando el encontrar organismos desconocidos fue algo que nos produjo una gran admiración.

Tuvo el potencial para en verdad la forma en que nos veíamos, y pensábamos de nosotros mismos.

Mucha gente en el planeta ahora mismo, está desesperada, y piensan que hemos llegado al punto en que casi todo está descubierto.

Les diré algo: por favor no se desesperen.

Si un extraterrestre inteligente se encargara de escribir la enciclopedia de la vida en nuestro planeta, 27 de los 30 volúmenes estarían dedicados a bacterias y virus, dejando sólo unos pocos libros para plantas, hongos y animales, los humanos serían una nota al pie, interesante, pero al fin y al cabo una nota al pie.

Este es honestamente el período más emocionante para el estudio de formas de vida desconocidas en nuestro planeta.

Las cosas que prevalecen aquí y que ignoramos casi del todo.

Y que finalmente tenemos las herramientas que nos permiten explorar tal mundo y entender tales cosas.

Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/nathan_wolfe_the_jungle_search_for_viruses/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *