Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción – Charla TEDIndia 2009

Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción – Charla TEDIndia 2009

Charla «Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción» de TEDIndia 2009 en español.

Shaffi Mather explica por qué abandonó su primera carrera para volverse un empresario social, proporcionando transporte salvavidas con su empresa «1298 for Ambulance». Ahora tiene una nueva idea y planes para comenzar una compañía que combata la creciente corrupción empresarial en el servicio público, eliminando de a un soborno a la vez.

  • Autor/a de la charla: Shaffi Mather
  • Fecha de grabación: 2009-11-05
  • Fecha de publicación: 2009-12-21
  • Duración de «Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción»: 641 segundos

 

Traducción de «Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción» en español.

Mi enojo contra la corrupción me hizo hacer un gran cambio de carrera el año pasado, convirtiéndome en un abogado prácticante de tiempo completo.

Mis experiencias en los últimos 18 meses como abogado han sembrado en mí una nueva idea empresarial que creo en verdad vale la pena difundir.

Por eso aquí la comparto con ustedes, aunque la idea en sí está tomando forma y aún estoy escribiendo el plan de negocios.

Por supuesto, esto ayuda a que el temor de fallar ante el público disminuya a medida que la cantidad de ideas que han fallado aumenta.

He sido gran admirador de las empresas y la iniciativa empresarial desde 1993.

He explorado, experimentado, y vivido la empresa y el capitalismo hasta que mi corazón estuvo satisfecho.

Construí, junto con mis dos hermanos, la principal compañía de bienes raíces en mi ciudad natal, Kerala.

Y luego colaboré profesionalmente con dos de los más grandes empresarios de India, pero en sus empresas iniciales.

En 2003 salí del sector meramente capitalista para trabajar en el llamado sector de temas sociales.

Definitivamente no tenía ninguna gran estrategia o plan a seguir para lograr soluciones rentables, para responder a los grandes problemas públicos.

Cuando pasé por una serie fallecimientos y experiencias cercanas a la muerte en mi círculo íntimo ésto resaltó la necesidad de un servicio de respuesta de emergencia médica en India, similar al 911 de Estados Unidos.

Para lograr esto, cuatro amigos y yo, fundamos «Acceso a Ambulancias para Todos», para promover servicios de ambulancias con soporte vital en India.

Para el mundo desarrollado, no hay nada, absolutamente nada, nuevo en esta idea.

Pero mientras lo imaginábamos, teníamos tres metas clave: proporcionar servicio de ambulancias de soporte vital de clase mundial, algo totalmente autosustentable en su propio flujo de ingresos, y accesible universalmente a cualquiera que tenga una emergencia médica, sin importar la capacidad de pago.

De esto surgió el servicio «Marcar 1298 para Ambulancia», con una ambulancia en 2004, ahora cuenta con más de 100 ambulancias en 3 estados, y ha transportado más de 100.000 pacientes y víctimas desde su inicio.

El servicio es…


(Aplausos)
totalmente autosustentable por sus propios ingresos, sin acceder a fondos públicos y el modelo de subsidio cruzado realmente funciona, donde el rico paga más, el pobre paga menos, y las víctimas de accidentes tienen el servicio gratis.

El servicio respondió efectiva y eficientemente durante el desafortunado ataque terrorista de Mumbai del 26 de noviembre.

Como pueden ver en las imágenes el servicio estuvo respondiendo y rescatando víctimas en el lugar del incidente aún antes de que la policía pudiera acordonar la zona del incidente y confirmar formalmente el golpe terrorista.

Fuimos el primer equipo médico en llegar a cada zona de incidente y transportamos 125 víctimas, que salvaron la vida.


(Aplausos)
En tributo y memoria de los ataques del 26 de noviembre durante el último año hemos ayudado a ONGs de Pakistán Fundación Aman, a organizar un servicio de ambulancias autosustentable en Karachi, facilitada por la Fundación Acumén.


(Aplausos)
Este es un pequeño mensaje nuestro, a nuestra manera a los enemigos de la humanidad, del Islam, de Asia del Sur, de India y de Pakistán, que la Humanidad continuará creciendo, independientemente de esos ataques cobardes.

Desde entonces, yo he co-fundado otras dos empresas sociales.

Una es «Acceso a la Educación para Todos», estableciendo escuelas en pequeños pueblos de India.

Y la otra es «Acceso Mosha-Yug», que integra la cadena de suministro rural al fundamento de grupos de autoayuda basados en micro financiamiento.

Creo que estamos haciendo algunas cosas bien.

Porque inversores diligentes y fondos de riesgo se han con más de 7,5 millones de dólares en financiamiento.

Lo importante es que estos fondos llegaron en forma de capital, no como subvención o filantropía.

Ahora regreso a la idea de la nueva empresa social que estoy explorando.

Corrupción, soborno y falta de transparencia.

Es posible que se sorprendan al saber que ayer ocho oradores mencionaron estos términos en sus charlas.

Sobornos y corrupción tienen oferta y demanda.

La oferta se compone principalmente de negocios anti-éticos de codicia empresarial y el hombre común desventurado.

Y la demanda en su mayoría de políticos, burócratas y los que tienen poder discrecional a su disposición.

Según estimación del Banco Mundial se paga en sobornos un billón de dólares al año, empeorando una condición que ya es muy mala.

Sin embargo, si se analiza al hombre común, él o ella no despierta cada día y dice: «Mmm, veamos a quién puedo sobornar hoy».

o «Veamos a quién puedo corromper hoy».

A menudo es la limitante o situación de estar «entre la espada y la pared» en la que se encuentra el hombre común desafortunado que lo lleva a pagar un soborno.

El mundo moderno, donde el tiempo es vital, y la batalla por subsistir es inimaginablemente dura, hace que el hombre común desventurado simplemente ceda y pague el soborno para poder continuar con su vida.

Ahora déjenme hacerles otra pregunta.

Imaginen que se les pida pagar un soborno en su vida diaria para realizar algo.

¿Qué hacen?

Por supuesto pueden llamar a la policía.

¿Pero qué pasa si el departamento de policía esta inmerso en la corrupción?

Definitivamente no quieren pagar el soborno.

Pero tampoco tienen el tiempo, los recursos, la experiencia o los medios para luchar contra eso.

Desafortunadamente, muchos aquí apoyamos las políticas capitalistas y las fuerzas del mercado.

Sin embargo, las fuerzas del mercado en todo el mundo aún no han lanzado un servicio donde uno puede llamar, pagar una cuota, e iniciar demanda de soborno.

Como un servicio de cazadores de soborno, o un 1-800-No-Más-Sobornos, o un www.altoalsoborno.org o www.evitecorrupcion.org.

Tal servicio simplemente no existe.

Una imagen que me ha perseguido desde mis primeros días en los negocios es el de una anciana de más de 70 años, acosada por los burócratas en la oficina de planeamiento del pueblo.

Todo lo que ella necesitaba era permiso para construir tres escalones en su casa, desde el suelo, para facilitarle entrar y salir de la casa.

Aún así la persona a cargo simplemente no le daba el permiso esperando un soborno.

A pesar de que tocó mi conciencia entonces, no pude o no quise ir con ella para ayudarla, porque yo estaba ocupado construyendo mi compañía de bienes raíces.

Ya no quiero verme perseguido por tales imágenes.

Un grupo de nosotros hemos trabajado sobre una base experimental para hacer frente a casos individuales de demandas por soborno en servicios comunes o derechos.

Y en los 42 casos en los que hemos hecho retroceder esas demandas usando herramientas existentes y legítimas como la Ley de Derecho a la Información, video, audio, o presión social, hemos logrado obtener lo que nuestros clientes necesitan sin tener que pagar sobornos.

Y siendo el costo de estas herramientas mucho más bajo que lo que pedían de soborno.

Creo que estas herramientas que funcionaron en estos 42 casos pilotos pueden consolidarse en un proceso estándar en un tipo de ambiente de externalización de procesos empresariales, y poner a disposición en la Web un centro de llamadas y hacer franquicias con oficinas físicas, por una cuota, para servir a cualquiera que se enfrente a una solicitud de soborno.

El mercado objetivo es de lo más tentador.

Puede valer hasta un billón de dólares, lo que se paga en sobornos cada año, igual al PBI de India.

Y es un mercado completamente virgen.

Propongo explorar más esta idea, para examinar el potencial de crear un tipo de servicio con fines de lucro externo a los procesos de negocio para detener los sobornos y prevenir la corrupción.

Me doy cuenta de que la lucha por la justicia contra la corrupción nunca es fácil.

Nunca lo ha sido y nunca lo será.

En mis últimos 18 meses, como abogado, luchando contra la corrupción a pequeña y gran escala, incluyendo el perpetrado por los estafadores corporativos más grandes de India.

A través de sus obras de caridad he tenido tres casos policíacos presentados en mi contra alegando transgresión, suplantación e intimidación.

La batalla contra la corrupción hace estragos en nosotros mismos, nuestras familias, nuestros amigos, e incluso a nuestros hijos.

Sin embargo, creo que el precio que pagamos vale aferrarnos a nuestra dignidad y hacer del mundo un mejor lugar.

¿Qué nos da valor?

Como mi amigo respondió cuando se le dijo al principio del proyecto de las ambulancias que eso era una tarea imposible y los fundadores estaban locos por arriesgar sus trabajos en empresas exitosas, cito: «Por supuesto, no podemos fallar en ésta, al menos en nuestro fuero íntimo.

Porque somos unos locos, tratando de hacer algo imposible.

Y una persona loca no sabe lo que es una tarea imposible».

Gracias.


(Aplausos)
Chris Anderson: Shaffi, esa es realmente una idea comercial apasionante.

Shaffi Mather: sólo tengo que sobrevivir los días iniciales en los que no me eliminaron.


(Risas)
CA:

¿Qué tienes en mente?

Digo, danos una idea de los números…

un soborno típico y una tarifa normal.

Quiero decir,

¿qué tienes en mente?

SM: Déjame…

déjame darte un ejemplo.

Alguien que había solicitado el pasaporte.

El oficial estaba sentado y exigía unas 3.000 rupias en sobornos.

Y él no quería pagar.

Así que usamos la Ley de Derecho a la Información que es igual a la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos contra los oficiales en este caso en particular.

Y en los 42 casos mientras los perseguíamos hubo tres tipos de reacciones.

Un grupo de personas decía: «Oh, permítanme garantizárselos y huir de eso».

Algunas personas regresaban y decían: «Oh, me quieren arruinar.

Déjenme que les muestre lo que puedo hacer».

Y nos enfrentaban.

Así uno da el paso siguiente, o usa la próxima herramienta disponible en lo que está organizando y él cede.

A la tercera vez, en los 42 casos, logramos éxito.

CA: Pero si es un soborno de 3.000 rupias, 70 dólares,

¿qué monto tienen que cobrar para que el negocio funcione?

SM: Bueno, en realidad el costo que incurrimos fue menos de 200 rupias.

Así que realmente funcionó.

CA: Ese es un negocio de alto margen bruto.

Me gusta.


(Risas)
SM: En realidad no quería responder esto en el escenario de TED.

CA: Muy bien, estas son cifras provisionales, no se garantiza precios.

Si puedes sacar esto adelante vas a ser un héroe mundial.

Quiero decir, esto podría ser enorme.

Muchas gracias por compartir esta idea en TED.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/shaffi_mather_a_new_way_to_fight_corruption/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *