Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Ursus Wehrli ordena el arte – Charla TED2006

Ursus Wehrli ordena el arte – Charla TED2006

Charla «Ursus Wehrli ordena el arte» de TED2006 en español.

Ursus Wehrli comparte su visión de una forma más limpia, organizada y ordenada de arte: al descomponer las pinturas de maestros modernos en sus componentes básicos, ordenados por color y tamaño.

  • Autor/a de la charla: Ursus Wehrli
  • Fecha de grabación: 2006-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-11-13
  • Duración de «Ursus Wehrli ordena el arte»: 957 segundos

 

Traducción de «Ursus Wehrli ordena el arte» en español.

Mi nombre es Ursus Wehrli y hoy me gustaría hablarles de mi proyecto, «Ordenando el Arte» (o Tidying Up Art).

Primero,

¿alguien tiene alguna pregunta?

de mi proyecto, «Ordenando el Arte» (o Tidying Up Art).

Primero,

¿alguien tiene alguna pregunta?

Primero tengo que contarles que no soy de por aquí.

Soy de un área cultural completamente distinta,

¿quizás se dieron cuenta?

Es decir, miren, estoy usando corbata.

Y segundo, estoy un poquito nervioso porque estoy hablando en una lengua extranjera y quiero disculparme de antemano por cualquier error que cometa.

Soy de Suiza, y espero que no piensen que lo que estoy hablando aquí es alemán de Suiza.

Así es como suena cuando los suizos tratamos de hablar el norteamericano.

es alemán de Suiza.

Así es como suena cuando los suizos tratamos de hablar inglés de EE.UU.

Pero no se preocupen, no tengo problemas con el inglés como tal.

Quiero decir que no es mi problema, después de todo es su lengua.


(Risas)
Yo estoy bien.

Después de está charla en TED simplemente puedo regresar a Suiza pero ustedes tienen que seguir hablando así para siempre.


(Risas)
Entonces los organizadores me pidieron que leyera de mi libro.

Se llama «Ordenando el Arte» y es, como pueden ver, más o menos un libro de imágenes.

Así que si lo leyera terminaría muy rápido.

Pero como estoy aquí en TED decidí dar la charla de una manera más moderna, tomando el espíritu de TED, e hice unas láminas para ustedes.

Me gustaría mostrarlas para compartirlas con ustedes…


(Risas)
En realidad logré hacer unas fotos más grandes que son aún mejores.


(Risas)
En realidad logré hacer unas fotos más grandes que son aún mejores.

Entonces Ordenando el Arte, debo contarles que es un término relativamente nuevo.

No lo deben conocer aún.

Quiero decir es un hobby con el cual me he estado entreteniendo por los últimos años y todo comenzó con esta pintura del artista estadounidense Donald Baechler que tenía colgada en casa.

La tenía que ver todos los días y después de un tiempo ya no podía soportar más el desorden que este tipo tenía que ver todo el día.

Sí, como que me daba pena él.

Y me parecía que se debía sentir terrible mirando día tras día esos cuadrados rojos y desorganizados.

Y me parecía que se debía sentir terrible mirando día tras día esos cuadrados rojos y desorganizados.

Así que decidí ayudarle un poquito y ordené algo las cosas poniendo los bloques cuidadosamente uno encima del otro.


(Risas)
Sí.

Y creo que ahora se ve menos triste.

Y fue grandioso.

Después de esta experiencia, comencé a mirar más detalladamente el arte moderno.

Y me di cuenta que el mundo del arte moderno realmente está todo patas para arriba.

el arte moderno.

Y me di cuenta que el mundo del arte moderno realmente está todo patas para arriba.

Y les puedo mostrar un ejemplo muy bueno.

En realidad es uno muy simple pero es muy útil para comenzar.

Es una pintura de Paul Klee.

Y como claramente podemos ver aquí es una confusión de colores.


(Risas)
Sí.

El artista realmente no parece saber donde poner los distintos colores.

Las distintas formas de los diversos elementos de la pintura…

está todo sin estructura.

Las distintas formas de los diversos elementos de la pintura…

está todo sin estructura.

No sabemos si quizás el Señor Klee estaba apurado, quiero decir…


(Risas)
Quizás se le estaba yendo el avión o algo así.

Podemos ver que empezó con naranjo y luego se le acabó el naranjo y aquí podemos ver que decidió tomarse un cuadrado de descanso.

Y me gustaría mostrarles mi versión ordenada de esta pintura.


(Risas)
Así podemos ver lo que apenas se notaba en el original: 17 cuadrados rojos y naranjas yuxtapuestos con sólo dos cuadrados verdes.

Sí, así está mucho mejor.

Así que así es ordenar para principiantes.

Les quería mostrar una pintura que tiene un poco más de complejidad.


(Risas)

¿Qué se puede decir?

Que desastre.


(Risas)

¿Qué se puede decir?

Que desastre.

Quiero decir, parece que todo hubiera sido tirado al azar por la pintura.

Si mi pieza se hubiera parecido a esto mi madre me hubiera castigado sin salir por 3 días.

Si mi pieza se hubiera parecido a esto mi madre me hubiera castigado sin salir por 3 días.

Así que me gustaría…

me gustaría reintroducirle algo de estructura a esa pintura.

Y eso sí es ordenar de modo más avanzado.


(Aplausos)
Sí, tienen razón.

A veces la gente aplaude pero en realidad eso pasa más en Suiza.


(Risas)
Nosotros los suizos somos famosos por nuestros chocolates y quesos.

Nuestros trenes funcionan a la hora.

Sólo somos felices cuando las cosas están ordenadas.

Pero para seguir les mostraré un buen ejemplo de esto.

Esta es una pintura de Joan Miró.

Y sí, podemos ver que el artista dibujo unas líneas y formas y las tiró al azar en un fondo amarillo.

Y sí, es el tipo de cosas que dibujas mientras hablas por teléfono.


(Risas)
Y esta es mí…


(Risas)
Pueden ver que toda esta cosa ocupa mucho menos espacio.

Es más económica y también más eficiente.

Con este método Miró podría haber ahorrado suficiente tela para otra pintura.

Pero puedo ver en sus caras que aún están un poco escépticos.

Para que puedan darse cuenta de cuán en serio me tomo esto traje todas las patentes, las especificaciones para algunas de estas obras, ya que he patentado mis métodos de trabajo en el Eidgenössische Amt für Geistiges Eigentum de Berna, Suiza.


(Risas)
Voy a citar la especificación: «Laut den Kunstprüfer Dr.

Albrecht…» No he terminado aún.

«Laut den Kunstprüfer Dr.

Albrecht Götz von Ohlenhusen wird die Verfahrensweise rechtlich geschützt welche die Kuns durch spezifisch aufgeräumte Regelmässigkeiten des allgemeinen Formenschatzes neue Wirkungen zu erzielen möglich wird.» Sí, bueno, podía haber traducido eso pero aún así no hubieran entendido nada.

Ni yo estoy seguro que significa pero igual suena bien.

Simplemente me di cuenta que es muy importante el modo como uno le presenta nuevas ideas a la gente y por eso es que a veces se necesitan patentes.

Me gustaría hacerles una pequeña prueba.

Están todos sentados ordenadamente aquí esta mañana.

Así que les voy a pedir que levanten su mano derecha.

Sí.

La mano derecha es con la que escribimos, excepto los zurdos.

Y ahora, contaré hasta tres.

Todavía se ven muy ordenados.

Ahora contaré hasta 3 y a la cuenta de 3 quiero que todos le den la mano a la persona sentada detrás.

¿Bien?

Ahora contaré hasta 3 y a la cuenta de 3 quiero que todos le den la mano a la persona sentada detrás.

¿Bien?

Uno, dos, tres.


(Risas)
Pueden ver que ese es un buen ejemplo: incluso un comportamiento ordenado y sistemático puede llevar a veces al caos absoluto.

Y también podemos ver eso en la próxima pintura.

Es una pintura de la artista de Saint Phalle.

Y en el original no queda claro, en mi opinión, que se supone que representa esta mezcla de colores y formas.

Pero en la versión ordenada queda clarísimo que es una mujer bronceada jugando voleibol.


(Risas)
Sí, es una…

esta de acá está mucho mejor.

Es una pintura de Keith Haring.


(Risas)
Creo que no importa.

Entonces esta pintura ni siquiera tiene un nombre apropiado.

Se llama «Sin Nombre» y creo que eso le va.

Y en la versión ordenada tenemos como una tienda de piezas de repuesto de Keith Haring.


(Risas)
Aquí estamos viendo a Keith Haring de manera estadística.

Se puede ver claramente, ustedes pueden ver que hay 25 elementos verde claro Se puede ver claramente, ustedes pueden ver que hay 25 elementos verde claro de los cuales uno es circular.

O, por ejemplo, aquí tenemos 27 cuadrados rosados y sólo una curva rosada.

Para mí eso es interesante.

Uno podría extender este tipo de análisis estadístico a toda la obra de Haring para así establecer el período en que el artista prefería los círculos verde claros o los cuadrados rosados.

Hasta el mismo artista se beneficiaria de este tipo de procedimiento para estimar cuantos tarros de pintura pueda necesitar en el futuro.


(Risas)
Obviamente uno también puede generar combinaciones.

Por ejemplo, entre los círculos de Keith Haring y los puntos de Kandinsky.

Pueden agregarle los cuadrados de Paul Klee.

Al final, terminan con una lista que pueden organizar.

Y después lo categorizan, lo archivan en un archivador, lo guardan en la oficina y pueden vivir de ello.


(Risas)
Sí, hablo por experiencia propia.


(Risas)
En realidad, nosotros los artistas somos un poco más estructurados.

No somos tan malos.

Este es Jasper Johns.

Aquí podemos ver que estaba practicando con su regla.


(Risas)
Pero creo que aún así le serviría un poco más de disciplina.

Y creo que toda esta cosa queda mejor si la haces así.


(Risas)
Y aquí, este es uno de mis favoritos.

Ordenar a Rene Magritte, eso es realmente entretenido.

Quiero decir, hay un…


(Risas)
Me han preguntado qué me inspiró a embarcarme en esto.

Se remonta a una época en que vivía siempre en hoteles.

Y una vez tuve la oportunidad de quedarme en un hotel de de 5 estrellas.

Y ahí tenían este pequeño cartel…

todos los días ponía esta ficha afuera de la puerta que leía: Y ahí tenían este pequeño cartel…

todos los días ponía esta ficha afuera de la puerta que leía: «Por favor ordenar la pieza».

No sé si los tendrán por acá.

Y entonces, no sólo ordenaban mi pieza una vez al día, sino que la ordenaban 3 veces al día.

Así que después de unos días decidí entretenerme un poco y en la mañana antes de salir tiraba unas cosas por ahí en la pieza.

Como libros, ropa, cepillo de dientes, etc…

Me encantaba.

Para cuando volvía todo se había devuelto ordenadamente a su lugar.

Pero una mañana colgué la misma ficha en una pintura de Vincent Van Gogh.


(Risas)
Y debo decir que la pieza no había sido ordenada desde 1888.

Cuando volví la pieza se veía así.


(Risas)
Sí, por lo menos ahora se puede pasar la aspiradora.


(Risas)
Sí, por lo menos ahora se puede pasar la aspiradora.


(Risas)
OK, veo que siempre hay personas que reaccionan ante una u otra pintura cuando aún no ha sido correctamente ordenada.

Entonces les puedo hacer una pequeña prueba.

Esta es una pintura de René Magritte y me gustaría que internamente (es decir, en su cabeza) la ordenaran.

Entonces posiblemente algunos de ustedes terminen con algo como esto.


(Risas)

¿Sí?

En realidad yo lo prefiero de esta manera.

Algunos lo dejarían como de manzanas.

Pero es un muy buen ejemplo de que todo el esfuerzo es más un trabajo manual que involucra el largo proceso de cortar los varios trozos y pegarlos devuelta en orden.

Y no se hace en una computadora, como mucha gente piensa, sino quedaría algo como esto.


(Risas)
Así que he podido ordenar las pinturas que había querido ordenar desde hace mucho tiempo atrás.

Este es un muy buen ejemplo: Tomemos a Jackson Pollock.

Es ¡oh, no! esa es un tarea muy difícil.

Pero después de un tiempo, decidí ordenarlo completamente y devolver la pintura a las latas.


(Risas)
O puedes empezar a ver el arte tridimensional.

Aquí vemos la Copa de Cuero de Meret Oppenheim.

Y aquí la traje devuelta a su estado original.


(Risas)
Pero sí, es grandioso, e incluso se puede ir más allá…

O para ustedes que saben de arte tenemos el movimiento puntillista, O para ustedes que saben de arte tenemos el movimiento puntillista, donde las pinturas se descomponen en puntos y pixeles y después…

este tipo de cosas son ideales para ordenar.


(Risas)
Una vez me dediqué a ordenar la obra de Georges Seurat, inventor del puntillismo, y junté todos los puntos.

Y ahora están todos aquí.


(Risas)
Si quieren pueden contarlos después.


(Risas)
Si quieren pueden contarlos después.

Saben, eso es lo fantástico de la idea de ordenar el arte: es nueva.

No hay una tradición existente.

No hay textos o por lo menos no los hay aún.

Quiero decir, es el «futuro que crearemos».


(Risas)
Pero para terminar me gustaría mostrarles una última pintura.

Esta es la plaza del pueblo de Pieter Bruegel.

Así se ve cuando envías a todo el mundo de vuelta a casa.


(Risas)
Sí, quizás se pregunten:

¿Dónde se fue toda la gente del viejo Bruegel?

Por supuesto, aún no se van.

Están todos aquí.


(Risas)
Simplemente los apilé.


(Risas)
Simplemente los apilé.


(Risas)
Y de hecho, como que ya he terminado.

Para los que quieran ver más mi libro esta en la librería abajo.

Les puedo firmar con el nombre del artista que quieran.


(Risas)
Pero antes de partir les quería mostrar lo que estoy haciendo ahora; es un campo relacionado a mi método de ordenar el arte.

Estoy trabajando en algo similar.

Y he comenzado a llevar el orden a las banderas.

Está es mi nueva propuesta para la bandera de Gran Bretaña.


(Risas)
Y quizás antes que me vaya…

Sí, creo que después que vean esto de todas maneras tendré que irme.


(Risas)
Sí, esa fue complicada.

No encontraba una manera para ordenarla correctamente así que simplemente decidí simplificarla un poco.


(Risas)
Muchas gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/ursus_wehrli_tidying_up_art/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *