Saltar al contenido
Deberes escolares » Literatura » Poesía » A Apolo, siguiendo a Dafne de Francisco de Quevedo

A Apolo, siguiendo a Dafne de Francisco de Quevedo

A Apolo, siguiendo a Dafne de Francisco de Quevedo

 

Bermejazo Platero de las cumbres
A cuya luz se espulga la canalla:
La ninfa Dafne, que se afufa y calla,
Si la quieres gozar, y no alumbres.
Si quieres ahorrar de pesadumbres,
del Cielo, trata de compralla:
En confites gastó Marte la malla,
Y la espada en pasteles y en azumbres.
Volvióse en Júpiter severo,
Levantóse las faldas la doncella
Por recogerle en lluvia de dinero.
Astucia fue de alguna Dueña Estrella,
Que de Estrella sin Dueña no lo infiero:
Febo, pues eres Sol, sírvete de ella.

 

Añade tus comentarios sobre A Apolo, siguiendo a Dafne de Francisco de Quevedo  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «A Apolo, siguiendo a Dafne», figuras literarias que se utilizan en «A Apolo, siguiendo a Dafne», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre A Apolo, siguiendo a Dafne de Francisco de Quevedo  y todo lo que desees aportar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.