Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Jae Rhim Lee: Mi traje de hongo para entierros – Charla TEDGlobal 2011

Jae Rhim Lee: Mi traje de hongo para entierros – Charla TEDGlobal 2011

Charla «Jae Rhim Lee: Mi traje de hongo para entierros» de TEDGlobal 2011 en español.

Esta es una impactante provocación de la artista Jae Rhim Lee. ¿Podemos comprometer nuestros cuerpos a lograr un planeta más limpio y ecológico, incluso después de la muerte? Por supuesto… usando un traje mortuorio especial sembrado con hongos que se alimentan de contaminación. Sí, esta puede ser la TEDTalk más extraña que hayas visto…

  • Autor/a de la charla: Jae Rhim Lee
  • Fecha de grabación: 2011-07-14
  • Fecha de publicación: 2011-10-14
  • Duración de «Jae Rhim Lee: Mi traje de hongo para entierros»: 450 segundos

 

Traducción de «Jae Rhim Lee: Mi traje de hongo para entierros» en español.

Estoy aquí para explicar por qué estoy usando este pijama de ninja.

Pero me gustaría hablar primero de las toxinas ambientales de nuestros cuerpos.

Algunos deben conocer el químico Bisfenol A, BPA.

Es un endurecedor de materiales y estrógeno sintético que se encuentra en las etiquetas de los alimentos enlatados y en algunos plásticos.

El BPA imita las propias hormonas del cuerpo y provoca problemas neurológicos y reproductivos.

Está en todos lados.

Un estudio reciente encontró BPA en el 93% de los mayores de 6 años.

Pero es sólo un químico.

El Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos dice que tenemos 219 contaminantes tóxicos en el cuerpo, y esto incluye conservantes, pesticidas y metales pesados como plomo y mercurio.

Para mí, esto significa tres cosas.

Primero, no hay que carne.

Segundo, somos responsables y víctimas de nuestra propia contaminación.

Y tercero, nuestros cuerpos son filtros y almacenes para las toxinas ambientales.

Ahora bien,

¿qué sucede con estas toxinas cuando morimos?

La respuesta rápida es: vuelven al medio ambiente, de alguna u otra manera, para continuar el ciclo de toxicidad.

Nuestras prácticas funerarias actuales empeoran aún más la situación.

Si te creman, todas las toxinas mencionadas son liberadas en la atmósfera.

Y esto incluye 2.300 kilos de mercurio de nuestros empastes dentales cada año.

Y en un funeral estadounidense tradicional, un cuerpo sin vida se cubre con rellenos y cosméticos para que parezca que está vivo.

Luego se lo bombea con formaldehído tóxico para retrasar la descomposición, una práctica que causa problemas respiratorios y cáncer al personal de las funerarias.

Por tratar de conservar nuestros cuerpos sin vida, negamos la muerte, envenenamos a los vivos, y dañamos al medio ambiente.

Los funerales verdes o naturales, que no usan embalsamiento, son un paso en la dirección correcta, pero no tratan las toxinas que existen en nuestro cuerpo.

Creo que hay una mejor solución.

Soy artista, y me gustaría ofrecer una propuesta modesta en la intersección del arte, la ciencia y la cultura.

El proyecto Entierro Infinity, un sistema de entierro alternativo que usa hongos para descomponer y limpiar toxinas en cadáveres.

Entierro Infinity empezó hace unos años con la fantasía de crear el hongo Infinity, un nuevo hongo híbrido para descomponer cuerpos, limpiar toxinas y nutrientes a las raíces de las plantas, dejando abono limpio.

Pero aprendí que es casi imposible crear un nuevo hongo híbrido.

También aprendí que algunos de nuestros hongos más sabrosos pueden limpiar las toxinas ambientales de la tierra.

Entonces pensé que tal vez podía entrenar un ejército de hongos que limpian toxinas comestibles para mi cuerpo.

Actualmente, estoy juntando lo que libero o desprendo: pelo, piel y uñas; con esto alimento a estos hongos comestibles.

A medida que crecen, elijo los más rendidores para convertirse en hongos Infinity.

Es un proceso de crianza selectivo para la vida después de la muerte.

Entonces cuando yo muera, los hongos Infinity reconocerán mi cuerpo y se lo podrán comer.

Bien, para algunos esto puede ser muy, muy alocado.


(Risas)
Sólo un poco.

Me doy cuenta de que este no es el tipo de relación que normalmente aspiramos a tener con nuestra comida.

Queremos comer (no ser comidos) por ella.

Pero al ver crecer a los hongos y digerir mi cuerpo, me imagino al hongo Infinity como un símbolo de una nueva manera de pensar la muerte y la relación entre mi cuerpo y el medio ambiente.

Para mí, cultivar el hongo Infinity es más que un experimento científico o jardinería o criar una mascota, es un paso hacia la aceptación del de que algún día voy a morir y deteriorarme.

También es un paso hacia la responsabilidad de mi propio peso en el planeta.

Cultivar un hongo también es parte de una práctica mayor de cultivar organismos descomponedores llamada decompicultura, un concepto desarrollado por un entomólogo, Timothy Myles.

El hongo Infinity es un subconjunto de la decompicultura al que llamo decompicultura corporal y remedio de toxinas, el cultivo de organismos que descomponen y limpian toxinas en los cuerpos.

Ahora voy a hablar de este pijama ninja.

Una vez finalizado, integrar los hongos Infinity en algunos objetos.

Primero, un traje mortuorio con esporas de hongos, el «traje mortuorio de hongos».


(Risas)
Estoy usando el segundo prototipo de este traje mortuorio.

Está cubierto con un alambrado de crochet incrustado con esporas de hongos.

El diseño dendrítico que ven imita el crecimiento del micelio de hongos que es equivalente a las raíces de las plantas.

También estoy creando un kit de decompicultura, un cóctel de cápsulas que contienen esporas de hongos Infinity y otros elementos que aceleran la descomposición y el remedio de toxinas.

Estas cápsulas están incrustadas en una jalea rica en nutrientes, una especie de segunda piel, que se disuelve rápidamente y se convierte en papilla para los hongos en crecimiento.

Tengo pensado terminar el hongo y el kit de decompicultura en los próximos dos años, y luego me gustaría empezar a probarlos, primero con carne vencida y luego con humanos.

Y, créase o no, algunas personas han ofrecido donar su cuerpo al proyecto para ser comidas por los hongos.


(Risas)
Lo que aprendí hablando con esta gente es que compartimos el deseo de entender y aceptar la muerte y de minimizar el impacto de nuestra muerte en el ambiente.

Quería cultivar esta perspectiva como a los hongos, por eso creé la Sociedad de Decompicultura, un grupo de personas llamadas «decompinautas» que exploran activamente sus opciones post mortem, buscan aceptar la muerte y cultivan organismos descomponedores como el hongo Infinity.

La Sociedad de Decompicultura comparte la visión de un cambio cultural, de nuestra actual cultura de negación de la muerte y preservación del cuerpo a una de decompicultura, una aceptación radical de la muerte y la descomposición.

Aceptar la muerte significa aceptar que somos seres físicos íntimamente conectados con el ambiente, como lo confirma la investigación sobre toxinas ambientales.

Y como dice el dicho: «polvo eres y en polvo te convertirás».

Y una vez que comprendemos que estamos conectados con el medio ambiente, vemos que la supervivencia de nuestra especie depende de la supervivencia del planeta.

Creo que este es el comienzo de una verdadera responsabilidad ambiental.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/jae_rhim_lee_my_mushroom_burial_suit/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *