Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Simon Lewis: No des la conciencia por sentada – Charla INK Conference

Simon Lewis: No des la conciencia por sentada – Charla INK Conference

Charla «Simon Lewis: No des la conciencia por sentada» de INK Conference en español.

Luego de un catastrófico accidente automovilístico que lo dejó en coma, Simon Lewis encontró caminos para su recuperación – más allá de toda expectativa. En la Conferencia INK cuenta cómo está historia remarcable lo llevó a pensar sobre todas las amenazas a la conciencia, y cómo superarlas.

  • Autor/a de la charla: Simon Lewis
  • Fecha de grabación: 2010-12-01
  • Fecha de publicación: 2011-07-07
  • Duración de «Simon Lewis: No des la conciencia por sentada»: 1337 segundos

 

Traducción de «Simon Lewis: No des la conciencia por sentada» en español.

Hubo un tiempo en mi vida en el que todo parecía perfecto.

Dondequiera que fuera, me sentía en casa.

Con quien me encontrara, sentía que lo conocía desde siempre.

Y quiero contarles cómo llegué a ese lugar y qué aprendí una vez que lo dejé.

Aquí es donde empieza.

Y evoca una pregunta existencial, que es, si estoy teniendo esta experiencia de completa conexión y total conciencia, ¿por qué no soy visible en la fotografía y dónde sucede este tiempo y lugar? Esto es en Los Ángeles, California, donde vivo.

Esta es una foto de la policía.

Ese es mi auto.

Estamos a 1 km de uno de los hospitales más grandes de Los Ángeles llamado Cedars-Sinai.

Y la situación es que unos paramédicos en un auto yendo a sus hogares después del trabajo se encontraron con un accidente e informaron a la policía que no había sobrevivientes dentro del auto; que el conductor murió; que yo estoy muerto.

Y la policía está esperando que lleguen los bomberos para desmantelar el vehículo y así extraer el cuerpo del conductor.

Y cuando lo logran, encuentran que detrás del vidrio, me encuentran y mi cráneo está aplastado y mis clavículas aplastadas, todo menos dos de mis costillas, mi pelvis y ambos brazos.

Todo está quebrado pero aún hay pulso.

Y me llevan a ese hospital cercano, Cedars-Sinai, donde esa noche recibo, por mi hemorragia interna, 45 unidades de sangre, lo que significa el reemplazo total de toda mi sangre, antes de que pudieran detener la pérdida.

Me ponen en terapia intensiva, tengo un ataque cardíaco y mi cerebro cae en coma.

Ahora, los comas se miden en una escala de 15 a 3.

15 es coma medio.

3 es el más profundo.

Y si observan, verán que hay sólo una forma de llegar a 3.

Básicamente, no hay signos vitales desde afuera.

Pasé más de un mes en un coma 3 Glasgow, y es dentro de este profundo grado de coma, al borde entre la vida y la muerte, que estoy experimentando la conexión total y completa conciencia del espacio interior.

Mi familia que mira desde afuera, está tratando de entender una pregunta existencial diferente: ¿cuán lejos será posible llegar desde la mente comatosa potencial que vemos a una mente real que simplemente defino como el funcionamiento del cerebro que aún persiste dentro de mi cabeza? Ahora pongo esto en un contexto más amplio; quiero que imaginen que son alienígenas eternos, que observan la Tierra desde el espacio y su programa favorito en la TV intergaláctica satelital es el canal Tierra; su programa favorito es el Show Humano.

La razón por la que creo que sería tan interesante para Uds es porque la conciencia es muy interesante, muy impredecible y muy frágil.

Así es como empezamos.

Todos empezamos en el bajo de Awash en Etiopía.

El show empezó con efectos especiales tremendos, porque hubo cambios climáticos catastróficos cuyo paralelismo resulta interesante hoy en día.

Debido a la inclinación de la Tierra sobre su eje, y a esos cambios climáticos catastróficos, debimos descubrir cómo encontrar mejor comida y aprender -ahí está Lucy, donde todo empezó- debimos aprender a romper los huesos de los animales, a usar herramientas para ello, nutrirnos de la médula, y así hacer crecer más nuestros cerebros.

Así hicimos crecer nuestra conciencia en respuesta a esta amenaza global.

Ahora, podemos seguir observando cómo la conciencia evolucionó al punto que aquí en India, en Madhya Pradesh, se encuentra una de las dos obras en piedra más antiguas.

Es una cúpula cuya creación demandó de 40 a 50 mil golpes de piedra y es la primera forma de arte conocida en el planeta.

La razón por la que esto nos conecta con la conciencia hoy es que todavía la primera forma que dibujamos de niños es un círculo.

Y la siguiente cosa que hacemos es poner un punto en el medio del círculo.

Creamos un ojo y el ojo evoluciona a través de toda nuestra historia.

Existe el dios Horus, que simboliza prosperidad, sabiduría y salud.

Y eso llega directo al presente con el billete de dólar estadounidense que tiene el ojo de la providencia.

Así que viendo todo eso desde el espacio ustedes piensan que entendimos que el más escaso recurso en el planeta azul es nuestra conciencia.

Porque es la primera cosa que dibujamos; nos rodeamos de imágenes alusivas; es probablemente la imagen más común del planeta.

Pero no.

Damos por sentado nuestra conciencia.

Cuando era productor en Los Ángeles nunca pensé en esto ni un segundo.

Hasta que la perdí nunca pensé en ella.

Y lo que aprendí, a partir de entonces y durante mi recuperación, es que la conciencia pende de un hilo en este planeta como nunca antes.

Sólo algunos ejemplos.

Me siento honrado de estar aquí, de hablar hoy en India, porque India se distingue tristemente por ser la capital mundial en traumatismo craneal.

Esa estadística es muy triste.

No hay una brecha más drástica y repentina entre mente potencial y real que un traumatismo craneal severo.

Cada incidente puede significar hasta una década de rehabilitación, lo que implica que India, a menos que cambie, está acumulando una de mil años de rehabilitación.

Lo que uno ve en los Estados Unidos es un traumatismo cada 20 segundos (esto es un millón y medio por año); infarto cada 40 segundos; Alzheimer, cada 70 segundos alguien sucumbe a esta enfermedad.

Todas estas representan brechas entre mentes potenciales y mentes reales.

Y aquí hay algunas de las otras categorías, si miran todo el planeta.

La Organización Mundial de la Salud dice que la depresión es la enfermedad número uno en la Tierra en términos de los años vividos con discapacidad.

Encontramos que la segunda fuente de discapacidad es la depresión en el grupo etario de 15 a 44.

Nuestros chicos se están deprimiendo a una velocidad alarmante.

Descubrí durante mi recuperación que la tercera causa principal de muerte en adolescentes es el suicidio.

Si observan algunos de estos otros ítems…

conmociones cerebrales.

La mitad de las asistencias en las guardias a adolescentes son por conmociones.

Si hablamos de migraña, el 40% de la población sufre episodios de dolor de cabeza.

Un 15% sufre migrañas que los incapacitan por completo durante días.

Todo esto está derivando — la adicción a las computadoras, sólo para cubrir esto, la cosa más frecuente que hacemos es usar aparatos digitales.

El adolescente promedio envía 3.300 textos cada [mes].

Estamos hablando de una sociedad que se está recluyendo en la depresión y la disociación mientras estamos enfrentando, potencialmente, la próxima gran catástrofe de cambio climático.

Así que lo que deberían preguntarse, viendo el Show es: ¿vamos a confrontar y abordar la catástrofe del cambio climático que puede asolarnos expandiendo nuestra conciencia? ¿O vamos a continuar recluyéndonos? Y eso puede que los lleve a ver un día un episodio del centro médico Cedars-Sinai y a considerar la diferencia entre mente potencial y real.

Esta es una representación de electroencefalogramas (EEG) que registra 156 canales de información.

No es mi EEG del Cedars; es el EEG de Uds esta noche y anoche.

Es lo que hacen nuestras mentes cada noche para digerir el día y para prepararse para pasar de la mente potencial cuando dormimos a la mente real cuando despertamos a la mañana siguiente.

Así es como estaba cuando regresé del hospital luego de casi 4 meses.

Esta forma de herradura que pueden ver en mi cráneo es donde me operaron y entraron a mi cerebro para hacer las cirugías necesarias para salvarme la vida.

Pero si miran dentro del ojo de la conciencia, ese ojo solo que pueden ver, estoy mirando para abajo, pero déjenme decirles cómo me sentía en ese momento.

No me sentía vacío; sentía todo simultáneamente.

Me sentía vacío y lleno, caliente y frío, eufórico y deprimido.

Porque el cerebro es la primera computadora cuántica totalmente funcional del mundo.

Puede ocupar múltiples estados al mismo tiempo.

Y con todos los reguladores internos de mi cerebro dañados sentía todo simultáneamente.

Pero giremos y obsérvenme de frente.

Este es un avance acelerado al momento en el que fui dado de alta por el sistema de salud.

Miren esos ojos.

Yo no puedo enfocar esos ojos.

No puedo seguir una línea de texto en un libro.

Pero el sistema me dio el alta porque, como mi familia comenzó a descubrir, no hay una concepción de largo plazo en el sistema de salud.

El daño neurológico, 10 años de rehabilitación, requieren un enfoque de largo plazo.

Pero observemos por detrás de mis ojos.

Este es un escáner SPECT que usa rayos gamma para mapear funciones dentro del cerebro en 3D.

Hace falta un laboratorio para verlo en 3D, pero en 2D creo que pueden ver la hermosa simetría e iluminación del funcionamiento de una mente normal.

Este es mi cerebro.

Esa es la consecuencia de más de un tercio del lado derecho de mi cerebro dañado por el derrame.

Entonces mi familia, a medida que avanzamos y descubrieron que el sistema de salud nos había abandonado, tuvo que tratar de encontrar soluciones y respuestas.

Y durante ese proceso -llevó muchos años- uno de los doctores dijo que mi recuperación, mi grado de avance, partiendo del grado de traumatismo craneal que había sufrido era un milagro.

Y ahí fue cuando comencé a escribir un libro porque yo no creía que fuera milagroso.

Pensaba que había elementos milagrosos pero también pensaba que no estaba bien que uno tuviera que pelear y buscar respuestas cuando esto es una pandemia en nuestra sociedad.

Así que desde la experiencia de mi recuperación, quiero compartir cuatro aspectos particulares.

Los llamo las cuatro C de la conciencia que me ayudaron a desarrollar mi mente potencial y transformarla en la mente real con la que trabajo cada día.

La primera C es entrenamiento Cognitivo.

Al contrario que los vidrios rotos de mi auto, la plasticidad del cerebro significa que siempre hay una chance con el tratamiento de entrenar al cerebro para poder recobrar y elevar el nivel de entendimiento y conciencia.

La plasticidad significa que siempre hay esperanza para nuestra razón; esperanza en nuestra capacidad de reconstruir la función.

De hecho, la mente puede redefinirse, y esto fue demostrado por dos especialistas llamados Hagen y Silva en los años 70.

La perspectiva global es que hasta un 30% de los chicos en edad escolar tienen dificultades de aprendizaje que no se pueden autocorregir.

Pero con el tratamiento pueden ser detectadas y corregidas para evitar el fracaso académico.

Pero descubrí que es casi imposible encontrar a alguien que provea ese tratamiento o cuidado.

Esto es lo que me dio mi neuropsicólogo cuando finalmente encontré a alguien que lo aplicara.

No soy doctor, así que no entraré en detalles.

Hablemos sólo del C.I.

de escala completa.

El C.I.

de escala completa es el procesamiento mental, cuán rápido uno puede adquirir información retenerla y utilizarla; esto es esencial para el éxito en la vida hoy.

Y pueden ver aquí que hay 3 columnas.

Inestable; allí es donde estoy en coma.

Y luego avanzo lentamente al punto de obtener 79 lo cual está justo debajo del promedio.

En el sistema de salud si tocas el promedio ya estás listo.

Ahí fue cuando fui dado de alta del sistema.

¿Qué significa realmente un C.I.

promedio? Significa que cuando me dieron 2 horas y media para hacer el test que cualquiera aquí haría en 50 minutos, yo obtuve una F.

Esto es un nivel muy, muy bajo como para ser expulsado del sistema de salud.

Luego comencé con el entrenamiento cognitivo.

Y déjenme mostrarles lo que pasó en la columna de la derecha cuando hice mi entrenamiento cognitivo durante un tiempo.

Esto no debería suceder.

Se espera que el C.I.

se estabilice y solidifique a los 8 años de edad.

Ahora el Diario de la Asociación Nacional de Médicos hizo una revisión clínica de mis reportes, muy inusual.

No soy un doctor.

No tengo ninguna formación médica.

Pero ellos percibieron las evidencias de que había información importante y de valor en el libro y comentaron esto cuando le dieron una revisión total entre colegas.

Pero hicieron una pregunta.

Dijeron: ¿se puede replicar? Fue una pregunta sensata.

Porque mis escritos hablaban sólo de cómo encontré soluciones que funcionaron para mí.

La respuesta es: sí y, por primera vez, es un placer para mí poder contarles dos ejemplos.

Aquí un caso, lo que fueron logrando a medida que hicieron el entrenamiento cognitivo a los 7 y 11 años.

Y aquí otra persona en, digamos, la secundaria y la universidad.

Esta persona es particularmente interesante.

No voy a entrar en detalles pero tenía aún un problema neurológico.

Esa persona podía identificarse como alguien con dificultades de aprendizaje.

Con ayuda llegó a la universidad y tuvo una vida plena en términos de sus oportunidades.

Segundo aspecto: todavía tengo terribles dolores de cabeza.

Dos elementos que me sirvieron en esto fueron, primero, que el 90% del dolor de cabeza y cuello se debe a un desequilibrio muscoesquelético.

El sistema cráneo-mandibular es crucial en esto.

Y cuando lo sufrí y encontré soluciones esta es la interrelación con el desorden termomandibular y los dientes.

Hasta un 30% de la población tiene un desorden, desorden o disfunción, en la mandíbula que afecta al cuerpo entero.

Fui afortunado de encontrar un dentista que aplicó todo este universo de tecnología que están por ver para determinar que si reposicionaba mi mandíbula, los dolores de cabeza se resolverían bastante, pero que entonces mis dientes no estaban en el lugar apropiado.

Sostuvo la mandíbula en la posición correcta mientras que con ortodoncia puso mis dientes en correcta alineación.

Así que mis dientes mantienen mi mandíbula en la posición correcta.

Esto afectó a todo mi cuerpo.

Eso suena muy, muy raro, y bastante arriesgado de afirmar: ¿Cómo puede la mandíbula afectar al cuerpo entero? Dejénme señalar algo: si les pido mañana que se pongan un grano de arena entre los dientes y salgan a dar una larga caminata, ¿cuánto podrían durar sin tener que remover ese grano de arena, ese pequeño desajuste? Tengan presente que no hay nervios en los dientes.

Por eso este esquema antes y después parece igual; es difícil de ver la diferencia.

Ahora intenten poner unos granos de arena entre sus dientes y ver la diferencia.

Yo todavía tenía migraña.

El siguiente tema que resolví fue que, si el 90% del dolor de cabeza y cuello es causado por un desequilibrio, el otro 10 %, en gran medida -descartando aneurismas, cáncer cerebral y temas hormonales- es la circulación.

Imaginen la sangre fluyendo por el cuerpo -me lo enseñaron en el centro médico de la UCLA- vean un sistema cerrado.

Hay una gran cañería con sangre fluyendo por ella.

Y en torno a esa cañería están los nervios absorviendo los nutrientes de la sangre.

Es básicamente eso.

Si uno presiona uno de los caños en un sistema cerrado, se hincha algún otro lugar.

Si ese otro lugar donde se hincha está dentro del nervio más grande del cuerpo, el cerebro, uno tiene una migraña vascular.

Este es un nivel de dolor que es sólo comprensible por otras personas que sufren migrañas vasculares.

Con esta tecnología tenemos este mapeo en 3D.

Esta es una resonancia magnética volumétrica.

Con esta tecnología los especialistas del Centro Médico de la UCLA pudieron identificar dónde estaba ocurriendo esa compresión en la cañería.

Un cirujano vascular removió la mayoría de las obstrucciones en ambos lados de mi cuerpo.

Y en los meses y años siguientes sentí el retorno del fluir neurológico de la vida.

La Comunicación, la siguiente C, es esencial.

Toda la conciencia tiene que ver con la comunicación.

Y aquí, afortunadamente, una de las clientas de mi padre tenía al marido que trabajaba en la Fundación Alfred Mann para Investigación Científica.

Alfred Mann es un físico e innovador brillante que está fascinado con cerrar las brechas de la conciencia, sea restituyendo la audición a los sordos, la visión a los ciegos o el movimiento a los paralizados.

Y hoy voy a darles sólo un ejemplo del movimiento a los paralizados.

Traje conmigo, desde California del Sur, el dispositivo FM.

Es lo que tengo en la mano.

Pesa menos de un gramo.

Así que 2 de ellos implantados en el cuerpo pesarían menos que un centavo.

Cinco de ellos aún pesarían menos que una moneda de 1 rupia.

¿En qué parte del cuerpo va? Se ha simulado y testeado para que dure en el cuerpo libre de corrosión más de 80 años.

Así que se inserta y se queda ahí.

Aquí están los lugares de implantación.

El concepto para el que están trabajando -y tienen prototipos que funcionan- es que los ubicamos en todos los puntos motores del cuerpo donde se necesitan.

La unidad principal va dentro de cerebro.

Un dispositivo FM en la corteza del cerebro, la corteza motora, enviará señales en tiempo real a los puntos motores en los músculos relevantes para que la persona pueda mover el brazo, por ejemplo, en tiempo real si ha perdido control de su brazo.

Y otros dispositivos FM implantados en las yemas de los dedos, cuando tocan una superficie, enviarán un mensaje a la corteza sensorial del cerebro para que la persona sienta que tocó algo.

¿Es esto ciencia ficción? No.

Porque yo mismo estoy usando la primera aplicación de esta tecnología.

No puedo controlar mi pie derecho.

Un equipo de radio está controlando cada paso que doy.

Y un sensor levanta mi pie cada vez que camino.

Y para terminar, quiero compartirles la razón personal por la que esto es tan importante para mí y cambió la dirección de mi vida.

En mi coma, una de las presencias que percibí fue alguien que sentí como un protector.

Y cuando salí del coma, reconocí a mi familia, pero no recordaba mi propio pasado.

Gradualmente, recordé que el protector era mi mujer.

Y le dije bajito la buena noticia a través de mi mandíbula rota, sellada con cables, a mi enfermera.

Y a la mañana siguiente, mi madre vino a explicarme que yo no había estado siempre en esa cama y habitación; que había estado trabajando en cine y televisión y que había sufrido un accidente y que, sí, estaba casado, pero que Marcy había muerto instantáneamente en el accidente.

Y que durante mi coma ella había sido enterrada en su pueblo natal: Phoenix.

Ahora en los años oscuros que pasaron luego, tuve que descubrir qué me quedaba si todo lo que hacía especial mi presente se había ido.

Y a medida que descubrí estas amenazas a la conciencia y cómo están circundando el mundo y limitando las vidas de cada día más personas, descubrí lo que realmente me quedaba.

Creo que podemos superar las amenazas a nuestra conciencia, que el Show puede seguir en el aire durante el próximo milenio.

Creo que todos podemos elevarnos y brillar.

Muchas gracias.

Aplausos Lakshmi Pratury: Quédate un segundo más.

Quédate aquí un segundo.

(Aplausos) Sabes, cuando escuché a Simon -por favor siéntense, sólo quiero hablar con él un segundo- cuando leí su libro fui a L.A.

para conocerlo.

Y ahí estaba yo sentada en un restaurante esperando a que el hombre llegara que obviamente estaría con alguna dificultad…

no sé lo que tenía en mi mente.

Y él estaba caminando a mi alrededor.

No esperaba que la persona que estaba por conocer fuera él.

Y entonces nos encontramos y hablamos, y yo pensaba: él no parece alguien que se hizo de la nada.

Y entonces me quedé fascinada por el papel que jugó la tecnología en tu recuperación.

Y tenemos su libro afuera en la librería.

Lo que me fascinó es el detalle minuscioso con el que lo ha escrito: cada hospital donde ha estado, cada tratamiento que tuvo, cada casi pérdida que tuvo, y cómo accidentalmente se topó con las innovaciones.

Y creo que este detalle se le escapó a la gente.

Cuéntanos un poco sobre lo que llevas en tu pierna.

Simon Lewis: Sabía cuando ensayaba esto que no habría tiempo para mostrarlo.

Bueno, es esto.

Este es el dispositivo de control.

Y esto registra cada paso que he dado durante, oh, 5 ó 6 años, ya.

Y si hago así, probablemente el micrófono lo tome.

Ese pequeño chirrido seguido por otros 2, es que ahora está encendido.

Cuando presiono nuevamente, hace 3 chirridos.

Eso significará que está activo y listo para usarse.

Es mi amigo.

Digo, lo cargo todas las noches.

Y funciona.

Funciona.

Y lo que me encantaría agregar porque no tuve tiempo…

¿Qué es lo que hace? Bueno, les mostraré aquí mismo.

Esto de aquí abajo, si la cámara puede tomarlo, es una pequeña antena.

debajo de mi talón hay un sensor que detecta cuando mi pie se eleva del piso; se lo denomina elevación de talón.

Esto parapadea todo el tiempo.

Lo dejaré afuera así pueden verlo.

Pero está parpadeando todo el tiempo.

Está enviando señales en tiempo real.

Y si uno camina más rápido, si camino más rápido, detecta lo que se llama el intervalo de tiempo que es el intervalo entre cada elevación de talón.

Y acelera la cantidad y el nivel de estimulación.

Las otras cosas en las que trabajaron -no tuve tiempo de decir esto en la charla- es en recuperar la función auditiva en miles de personas sordas.

Podría contarles la historia: ésta iba a ser una tecnología abandonada, pero Alfred Mann conoció al doctor que se estaba por retirar, el Dr.

Schindler.

Y él se iba a retirar -toda la tecnología se iba a perder, porque ninguna compañía productora de médicina quería tomarlo porque era un asunto pequeño.

Pero hay millones de personas sordas en el mundo, y el implante coclear le ha dado audición a miles de personas sordas hasta ahora.

Funciona.

Y la otra cosa es que están trabajando en retinas artificiales para los ciegos.

Y esto, esta es la regeneración implantable.

Porque lo que no dije en mi charla es que esto es en realidad exoesquelético.

Debo dejar claro eso.

Porque la primera generación es exoesquelética, se envuelve sobre la pierna, alrededor del miembro afectado.

Debo decirles, son fantásticos -hay 100 personas que trabajan en ese edificio: ingenieros, científicos, y otros miembros del equipo- todo el tiempo.

Alfred Mann ha concebido esta fundación para avanzar en esta investigación porque vio que no habría forma de que los inversores se involucraran en así.

La audiencia es muy pequeña.

Uds pensarán que hay mucha gente paralítica en el mundo, pero la audiencia es demasiado pequeña, y la cantidad de investigación, el tiempo que lleva, las autorizaciones del ente gubernamental, el tiempo de retorno de la inversión es muy largo como para interesar a los inversores.

Así que él vio una y se involucró.

Es un hombre notable.

Ha hecho mucha ciencia de avanzada.

LP: Cuando tengan una oportunidad, pasen algún tiempo con Simon.

Gracias.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/simon_lewis_don_t_take_consciousness_for_granted/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *