El POP ART



INTRODUCCIÓN al ARTE POP

Desde el principio los pintores pop han mostrado interés en dejar fuera las abstracciones y continuar en el figurativismo popular de Hopper, para hacer más palpable esta segunda realidad que los medios trataban de transmitir y vender.

Las pinturas de Warhol de personajes famosos, deformados por la adición de sus propias variaciones cromáticas, no son más que la reinterpretación de la nueva iconografía social representada por las estrellas de cine y de rock.

La frialdad de expresión de los collages publicitarios de Rosenquist y las pinturas eróticas de Wesselman, cercanas a las pinturas de Schwitters, hacen una imitación burlesca de la nueva cultura de la publicidad gráfica.

Paradójicamente, las obras de estos artistas en ningún momento se entendieron en un plano que no fuera meramente estético y, criticado por hacer un arte eminentemente comercial, lo cierto es que tuvieron éxito y fueron valoradas en el mercado mundial debido al impacto subliminal de su trabajo.

En cuanto al pop británico, los artistas realizaron exposiciones en las que sus pinturas, que eran verdaderas muestras de la vida cotidiana inglesa, reflejaban cierta nostalgia por las tradiciones y, en un sentido más crítico e irónico, casi en tono de humor, hacían una imitación de los hábitos consumistas de la sociedad en forma de verdadero horror vacuii [horror al vacío] de objetos y aparatos.

Los collages del pintor Hamilton eran una grotesca reproducción del arte publicitario de los tiempos modernos.

 

Pop Art
Pop Art

 

Origen del POP ART

El arte pop surgió en las ciudades de Londres y Nueva York como la expresión de un grupo de artistas que buscaban valorar la cultura popular. Para ello, utilizaron tanto recursos publicitarios como otros medios de comunicación.

Los cómics, los carteles publicitarios, los elementos de consumo diario y la nueva iconografía, representada por las estrellas de cine, televisión y rock, se convirtieron en el tema central de esta nueva corriente, no sin cierta ironía crítica.

Las actividades de estos grupos comenzaron en Londres alrededor de 1961 en forma de conferencias en las que tanto artistas como críticos de cine, escritores y sociólogos discutieron el efecto de los nuevos productos de la cultura popular originados por los medios de comunicación de masas, especialmente la televisión y el cine.

Desde Inglaterra el movimiento se trasladó a los Estados Unidos, donde finalmente consolidó sus principios estéticos como una nueva corriente artística.




Tal vez sea necesario explicar que en los Estados Unidos, además de las acciones de los grupos londinenses, los artistas de la capa pop tienen como referencia, desde 1950, los llamados happenings y ambientes.

Estos eventos eran una especie de instalación en la que se utilizaban todas las disciplinas artísticas para crear espacios lúdicos de duración efímera, que, como afirmaba su creador, John Cage, más que obras de arte eran acciones que se manifestaban como parte de la vida misma.

Sin embargo, el arte pop americano se manifestó con una estética figurativa renovada, y sus obras, a diferencia de esas instalaciones, tenían un carácter duradero.

Es el caso de la obra pictórica de Andy Warhol o de los cuadros de historietas de Lichtenstein, sin olvidar ciertas instalaciones de Beuys que están presentes en los más importantes museos de arte contemporáneo y que valen tanto como los cuadros de los grandes maestros del siglo pasado.

 

ESCULTURA POP

En la primera fase del arte pop, la escultura no era muy frecuente y se manifestaba más dentro de los parámetros introducidos por el dadaísmo: objetos fuera de contexto, organizados en collages inusuales.

Más tarde, algunos artistas se interesaron en acentuar sus efectos, como Oldenburg, con sus representaciones de alimentos en yeso y sus monumentales objetos de uso cotidiano, o sus controvertidas e ingeniosas esculturas blandas.

Tampoco faltaron las instalaciones de tipo happening de Beuys, en cuyas instalaciones casi absurdas se podía reconocer una crítica a los academicismos modernos, o las esculturas figurativas de tipo ambiental de Segal de la misma naturaleza.

Otro artista pop que se dedicó a esta disciplina fue Lichtenstein, pero sus obras se mantuvieron dentro de un contexto abstraccionista-realista, en muchos casos más cercano a las obras de sus colegas británicos.

 

Cine POP

Los orígenes del cine pop se encuentran en el cine pop independiente, que surgió en la década de 1950 como respuesta a la estética y los métodos de filmación de Hollywood.

Estas vanguardias en el campo del cine rompieron con el sistema establecido de creación, producción y publicidad de Hollywood, tratando de revalorizar a los artistas en un mercado en el que los productores tenían primacía sobre los directores, aun cuando sólo entendieran de finanzas.

Underground es la palabra clave para entender el cine pop, no en su traducción literal de underground u oculto, sino como una cualidad totalmente crítica y anticonvencional, que lo define.

Las características de este nuevo cine eran la ausencia total de referencia a la filmografía clásica, en un intento de redefinirlo como un arte independiente de la televisión y el teatro. Este es el caso de las películas de cámara fija de Andy Warhol, que duran más de ocho horas y tienen una narración inalámbrica.

Agrupados y patrocinados por la Asociación de Cineastas, cineastas como los hermanos Mekas, Ron Rice o Kean Jacobs pudieron filmar independientemente de las leyes de distribución y censura.

En cuanto a la fotografía, fue ampliamente utilizada por los artistas pop porque era el único método que permitía la reproducción de eventos artísticos como sucesos y ambientes. La exposición de fotos fue considerada un evento artístico.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*