Esquilo y la tragedia Griega

 




 



Esquilo nació en Eleusis el año 524 a. de J.C.

Combatió en la famosa batalla de Maratón y falleció a los 68 años de edad, es decir, el año 456 a. de J.C.

Prometeo
Prometeo

 

Fue él mismo quien compuso su epitafio:

Este monumento cubre a Esquilo, hijo de Euforión. Nacido ateniense, murió en las ubérrimas llanuras de Gela. El tan famoso bosque de Maratón y el medo, de largos cabellos, dirán si fue va­liente.

 

 

El fuego de los dioses

¿Habéis oído hablar alguna vez de Prometeo, que se atrevió nada menos que a robar el fuego divino para entregárselo a los hombres?

Zeus, el padre de los dioses, se irritó muchísimo y, para castigarlo dispuso que Prometeo fuera encadenado a una roca del Cáucaso.

Acudieron a consolarlo las ninfas oceánidas, e incluso el mismo Océano, que pretendía suplicar clemencia en su nombre a Zeus.

Prometeo, conocedor del carácter inflexible y cruel del padre de los inmortales, lo hace desistir.

Océano se aleja y poco después llega lo, la hija de Inaco, que explica a Prometeo sus propias desventuras.




-¡Para qué vivir! -suspira.
Pero ¿por qué no me arrojo de esta escarpada roca, de modo que me estrelle contra el suelo y descanse de todas mis penas? ¡Mejor es morir de una vez que padecer malamente por todos los días de mi vida!

-Mal podrías tú soportar mi desgracia -responde Prometeo-.

¡A mí el destino no me deja morir! Por lo menos, la muerte significaría el fin de mis sufrimientos, mientras Zeus no caiga de la tiranía.

-Pero ¿es posible que Zeus pueda caer alguna vez de su trono?

 

Prometeo explica entonces que llegará un día en que Zeus será destronado por uno de sus hijos, Hermes, enviado por Zeus, desciende hasta Prometeo y amenaza con fulminarlo con un rayo si no le aclara de inmediato el enigma.

Al negarse, Prometeo es fulminado por un rayo y desaparece en las entrañas de una roca…

Éste es el argumento de la tragedia Prometeo encadenado, del gran Esquilo, a quien se le considera como el padre de la tragedia griega.

Otras de su obras son la trilogía La Orestíada y tres tragedias, pertenecientes a otros tantos trípticos: Los siete contra Tebas, Las suplicantes y Los persas.

Existen noticias de que llegó a escribir más de ochenta obras teatrales, pero ninguna de ellas se ha conservado hasta nuestros días.

En todas sus tragedias el destino último del hombre constituye la principal preocupación.

Solemnes e impresionantes, las obras de Esquilo encierran un alto valor no sólo dramático, sino también poético.

 

 

 




Esto que tambien te pueden interesar






Puedes escribir tus opiniones y comentarios con tu cuenta de Facebook o directamente en la parte inferior de la página.





Te ha resultado útil o interesante


Por favor valora
"Esquilo y la tragedia Griega"


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.





Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*