A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR de Luis de Góngora



A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR de Luis de Góngora

 

Verso ajeno:

Ardiendo en aguas muertas llamas vivas

GLOSA

En tenebrosa noche, en mar airado
Al través diera un marinero ciego,
De dulce voz y de homicida ruego,
De sirena mortal lisonjeado,

Si el fervoroso celador cuidado
Del grande Ignacio no ofreciera luego
(Farol divino) su encendido fuego
A los cristales de un estanque helado.

Trueca las velas el perdido
Y escollos juzga que en el mar se lavan
Las voces que en la arena oye lascivas;

Besa el puerto, altamente conducido
De las que, Norte suyo, estaban
Ardiendo en aguas muertas llamas vivas.




 

Añade tus comentarios sobre A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR de Luis de Góngora  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR», figuras literarias que se utilizan en «A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre A LA RIGUROSA ACCIÓN CON QUE SAN IGNACIO REDUJO UN PECADOR de Luis de Góngora  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .