El sistema endocrino



El sistema endocrino es un conjunto de glándulas ampliamente distribuido que segregan hormonas a la sangre para controlar el funcionamiento de los órganos en otras partes del cuerpo.

Las glándulas endocrinas están compuestas por grupos de células secretoras asociadas a pequeños vasos sanguíneos.

Las hormonas que producen son normalmente complejos compuestos orgánicos que pueden tener un efecto intenso en el órgano diana, incluso a bajas concentraciones.

A diferencia del sistema nervioso, el sistema endocrino ejerce su efecto durante largo tiempo, controlando procesos como el crecimiento o el desarrollo sexual.

Las glándulas endocrinas no tienen conductos y segregan sus productos directamente al torrente circulatorio.

Las glándulas que liberan productos a través de conductos (como las glándulas salivares) se denominan glándulas exocrinas.

sistema endocrino
sistema endocrino

 

La glándula pineal

La glándula pineal es una pequeña masa de células nerviosas situada en el encéfalo medio.

Segrega la hormona melatonina, que se considera que controla los ritmos biológicos diarios del cuerpo humano.

La glándula pineal
La glándula pineal

 

La secreción de la melatonina se inhibe si los ojos se exponen a una luz intensa.

La glándula pineal también segrega una sustancia llamada serotonina.

Ésta inhibe la actividad, posiblemente contrarrestando los efectos de la norepinefrina (un neurotransmisor liberado por el sistema nervioso simpático).

 

Hipotálamo

El hipotálamo está también situado en el encéfalo.

Su función más importante es la de actuar como centro de control del sistema nervioso autónomo, regulando funciones como el equilibrio de agua y sales, la temperatura, el sueño, la agresión y la actividad sexual.

Hipotálamo
Hipotálamo

Sin embargo, también actúa como una glándula endocrina, produciendo una sustancia llamada hormona liberadora (releasing hormone), que estimula la glándula pituitaria.

El hipotálamo ejerce un control hormonal y nervioso sobre la glándula pituitaria.

 

La glándula pituitaria

Es la glándula endocrina más importante del cuerpo y se la denomina a veces glándula maestra.

La pituitaria es una glándula en forma de guisante suspendida del hipotálamo por un tallo de fibras nerviosas.

En la imagen superior se puede ver su localización.

Produce como mínimo nueve hormonas, muchas de las cuales controlan otras glándulas endocrinas que afectan el crecimiento, el desarrollo sexual, la tasa metabólica, el ciclo sexual y una gama de otras funciones.

 

La glándula tiroides

La glándula tiroides produce las hormonas tiroideas, que aumentan la tasa metabólica del cuerpo, acelerando toda la actividad bioquímica y haciendo subir la temperatura corporal y el ritmo cardíaco.

La secreción de las hormonas tiroideas se incrementa en respuesta a la hormona estimuladora del tiroides, la cual es liberada por la glándula pituitaria.

Al mismo tiempo, las hormonas tiroideas anulan la producción de la hormona estimuladora del tiroides.

Este mecanismo de feedback negativo evita la secreción excesiva de hormonas tiroideas.

La glándula tiroides también produce una hormona denominada calcitonina, que controla los niveles de calcio en la sangre.




 

tiroides y paratiroides
Tiroides y Paratiroides

Glándulas paratiroides

Las glándulas paratiroides son pequeñas glándulas situadas al lado del tiroides.

Fabrican la hormona paratiroidea, la cual, junto con la calcitonina, controla el nivel de calcio en la sangre.

El nivel de calcio en la sangre requiere una regulación constante, ya que incluso pequeñas variaciones de los valores normales pueden deteriorar la función muscular y nerviosa.

Cuando los niveles de calcio en la sangre disminuyen, las glándulas paratiroides incrementan la liberación de hormona.

Esto provoca que los huesos liberen más calcio a la sangre, los intestinos absorban más alimento y los riñones conserven calcio. Estas acciones restauran rápidamente el nivel de calcio en la sangre.

 

Las glándulas adrenales

Las glándulas adrenales están situadas en la parte superior de los riñones y producen más de 50 hormonas.

Una de las más importantes es la epinefrina, que prepara al cuerpo para la acción en momentos de tensión (la respuesta alternativa de lucha o huida).

Las glándulas adrenales están controladas por el sistema nervioso simpático, el cual libera en los músculos sustancias químicas similares a la epinefrina.

También produce hormonas esteroides como el cortisol, que mantiene la presión sanguínea y los niveles de azúcar en sangre en valores normales.

 

El páncreas

El páncreas contiene unas masas de células de tejido endocrino llamadas islotes de Langerhans que segregan dos tipos de hormonas a la sangre: la insulina y el glucagón. La insulina estimula la recogida de glucosa de la sangre por el hígado y las células musculares, provocando una disminución del nivel de glucosa en sangre.

Cuando hay niveles de glucosa en sangre muy bajos, el páncreas libera glucagón.

Ello estimula la producción de glucosa por las células del tejido adiposo y la conversión del glucógeno del hígado en glucosa.

Como resultado de esto, el nivel de glucosa en sangre aumenta. En algunas personas, el páncreas no puede producir suficiente insulina, lo que provoca una enfermedad llamada diabetes mellitus.

El páncreas también fabrica enzimas digestivas, las cuales segrega al intestino delgado a través de unos conductos. Por consiguiente, actúa al mismo tiempo como una glándula endocrina y exocrina.

 

Los ovarios

Los ovarios sólo se hallan en las mujeres.

Su función principal es la fabricación de los óvulos durante el ciclo sexual.

Sin embargo, también elaboran las hormonas sexuales femeninas: el estrógeno y la progesterona.

El estrógeno estimula el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios durante la pubertad, como por ejemplo el crecimiento de los senos y el ensanchamiento de la pelvis.

Ambas hormonas desempeñan un importante papel en el control del ciclo sexual mensual de las mujeres adultas.

La producción de las hormonas sexuales por los ovarios está controlada mediante mecanismos de feedback en los que participan otras glándulas endocrinas, como la glándula pituitaria.

 

Los testículos

Los testículos sólo se hallan en hombres.

Fabrican la hormona sexual masculina, la testosterona, que estimula el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios durante la pubertad.

En los hombres adultos, la testosterona estimula la fabricación de espermatozoides y se cree que tiene también influencia sobre la conducta.

 

 











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*