Los árboles más grandes del mundo

 




 



 

Los árboles, que son vegetales leñosos  que suelen desarrollar alturas que generalmente superan los quince, veinte y hasta treinta metros.

Los menos elevados miden aproximadamente cinco metros, pero ciertas especies se han constituido en verdaderos colosos vegetales.

Tal es el caso del Eucaliptus Amigdalina, que puede alcanzar 150 metros de altura, con un diámetro de 10 metros; es decir, que es el ser viviente más grande de la Tierra.

Se pueden extraer de él hasta 10.000 metros cúbicos de madera.

Los gigantes de la flora terrestre son los eucaliptos, las secoyas y los baobabes.

 

LOS EUCALIPTOS

El eucalipto es el ser viviente más grande de la Tierra.
Frecuentemente sobrepasa los 150 metros de altura, con un diámetro de 1 O metros.

Los eucaliptos son plantas dicotiledóneas de la familia de las mirtáceas.

Originarias de Australia, se cultivan sin embargo en todos los países cálidos y templados y fueron introducidas en las zonas mediterráneas en el año 1869.

Crecen con rapidez extraordinaria, y en su país de origen alcanzan dimensiones gigantescas; su altura media es de 80 metros, pero llegan, como en la especie Eucaliptus amigdalina, a los 130 ó 150 metros y 10 metros de diámetro; es, evidentemente, el mayor árbol del mundo.

El nombre de eucalipto deriva del griego y significa “eu”: bien, y “calipto”: cubro, protejo, y se refiere al fruto, que es una pequeña cápsula provista de una cubierta que se quita como un sombrero.

La madera, es dura y resistente, se utiliza en construcciones y, en muchos paises, en el entibado de minas y para la calefacción.

También se aprovecha por su celulosa.

Las hojas, pequeñas y delgadas, se disponen en sentido vertical y orientan sus haces de Este a Oeste para evitar de este modo la luz directa del Sol durante las horas más cálidas, presentando a los rayos solares del mediodía el borde en vez del limbo.

El eucalipto sanea las regiones más pantanosas y con esa finalidad se ha plantado en algunas zonas de África.

Las cortezas de ciertas especies son ricas en taninos y se utilizan para el curtido de pieles.
De las hojas se extrae el eucalipto o cineol, que posee propiedades desinfectantes y se emplea frecuentemente en productos cosméticos y de farmacia.

Bosque de Eucaliptus Amigdalina
Bosque de Eucaliptus Amigdalina

 

LAS SECOYAS

También las secoyas o sequoias son de extraordinaria altura.
La especie Sequoia gigante puede alcanzar una altura de más de 100 metros y un diámetro superior a los 8m.
Además, presenta otra particularidad digna de destacar: son los seres más viejos de la Tierra, ya que tienen una edad superior a los 3.000 años.
Crecen en América del Norte, en California.

Su nombre deriva del gran jefe de los aborígenes cheroqueses, Se­quoyah o Secoyah.

Las secoyas son plantas coníferas. Sus hojas son muy pequeñas y lineares. El fruto es una piña que encierra numerosas semillas.
Su corteza es muy gruesa, con profundas grietas de color rojizo.
Su madera constituye la parte más importante de los lignitos, carbones fósiles que son utilizados como uno de los mejores combustibles.

Las gigantescas secoyas del parque de Yosemite, en los Estados Unidos. Esta especie vegetal presenta otra particularidad digna de destacar: su longevidad, pues muchas de ellas tienen una vida de varios milenios.




Secuoya gigante
Secuoya gigante

 

LOS BAOBAB

El baobab (Adansonia digitata), de la familia de las “bombáceas”, crece en las sabanas africanas.

Es un árbol enorme, pero no muy alto en proporción al grosor de su tronco, que puede alcanzar los 25 metros de circunferencia, y sus ramas horizontales se extienden de 16 a 20 metros.

Tiene flores blancas y frutos capsulares carnosos.

La madera del tronco es blanda y esponjosa y absorbe gran cantidad de agua, que constituye una útil reserva para la planta.

La corteza se usa en la fabricación de papel y tela.

Este árbol produce frutos de varios kilogramos de peso, con una pulpa harinosa que tiene un sabor ácido agradable y es comestible.

Se le llama también “pan de los monos”, por la predilección que sienten estos animales por el fruto.
Los indígenas pulverizan las hojas y mezclan el polvo, llamado “lalo”, con sus alimentos.

Un coloso vegetal: la “Sequoia gigantea”.
Por lo general se eleva a una altura superior a los cien metros y alcanza un diámetro de ocho metros.

baobab
baobab

 

 

Otros arboles grandes a tener en cuenta.

El abeto, árbol de la familia de las coníferas, alcanza diversas alturas según la especie y el clima.
El Abeto común, de 50 metros, tiene tronco alto y recto, corteza blanquecina, copa cónica de ramas horizontales y frutos en piñas casi cilíndricas y empinadas.
Crece en parajes frescos y elevados y forma bosques en los Pirineos, en los Alpes y en otras regiones de Europa.
El Abeto nóbilis, de 70 metros de altura, es uno de los abetos más hermosos.

Abunda en Oregón y California, Estados Unidos, formando grandes bosques, y se ha aclimatado en Alemania.
El Abeto magnifica, de California, alcanza una altura de 60 metros; en cambio, el Abeto webbiana, del Himalaya, sólo tiene una altura de 20 a
25 metros y 1 metro de diámetro.

Pero los hay todavía más bajos; son las variedades Nana y Orientalis, que no pasan de 7 a 8 metros.

Otra conífera, la araucaria, puede alcanzar alturas de 50 metros, según las variedades. Existen veinte es­pecies diseminadas en América, Oceanía y Nueva . Guínea, algunas de las cuales presentan curiosas for­
mas de candelabros.

El roble y el cedro sobrepasan, a veces, los 40 metros.

El primero tiene tronco grueso, grandes ramas tortuosas y hojas caducas o persistentes, casi dentadas.
Su madera es dura, compacta, de color pardo-amarillento y muy apreciada en construcción. Crece con lentitud y vive siglos.

Algunas variedades miden solamente de 20 a 25 metros. El cedro es un árbol de las pináceas, de gran tamaño e irregularmente
ramificado, con copa cónica.
El Cedrus libani, de 40 metros, es de tronco grueso y derecho, hojas persistentes casi punzantes y su fruto es el cédride.
La madera, de color más claro que la caoba, es aromática, compacta y de gran duración.
Algunas especies, como los alerces, caobas, hayas, cocos, chopos, arces, fresnos y otras, suelen medir 30 metros; el castaño, hasta 35, en tanto que el olmo, el abedul y la palmera, en su máximo crecimiento, no sobrepasan los 20 metros.

 

 




Esto que tambien te pueden interesar






Puedes escribir tus opiniones y comentarios con tu cuenta de Facebook o directamente en la parte inferior de la página.





Te ha resultado útil o interesante


Por favor valora
"Los árboles más grandes del mundo"


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.





1 Comment

  1. Es genial saber la mano poderosa del Creador de estos árbooooles. No logro imaginar cuán grande es El.
    Me ha resultado muy beneficioso para el conocimiento cultural.

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*