Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Alex Tabarrok discute cómo las ideas superan las crisis – Charla TED2009

Alex Tabarrok discute cómo las ideas superan las crisis – Charla TED2009

Charla «Alex Tabarrok discute cómo las ideas superan las crisis» de TED2009 en español.

La «ciencia lúgubre» brilla en esta optimista charla, cuando el economista Alex Tabarrok plantea que el libre comercio y la globalización están transformando nuestro mundo otrora dividido en una comunidad de intercambio de ideas más saludable, feliz y próspera de lo que nadie pudo haber previsto.

  • Autor/a de la charla: Alex Tabarrok
  • Fecha de grabación: 2009-02-07
  • Fecha de publicación: 2009-04-27
  • Duración de «Alex Tabarrok discute cómo las ideas superan las crisis»: 873 segundos

 

Traducción de «Alex Tabarrok discute cómo las ideas superan las crisis» en español.

La primera mitad del Siglo XX fue un desastre absoluto para la un cataclismo.

Tuvimos la Primera Guerra Mundial, la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial, y el ascenso de las naciones comunistas.

Y cada una de estas fuerzas separó al mundo, lo desgarró, lo dividió.

Y se construyeron barreras, barreras políticas, barreras comerciales, barreras de transporte, barreras de comunicación, cortinas de hierro, que dividieron a la gente y a las naciones.

Fue solamente en la segunda mitad del Siglo XX que comenzamos a sacarnos a nosotros mismos de este abismo.

Las barreras comerciales comenzaron a caer.

He aquí algunos datos sobre aranceles: empezando en un 40 por ciento, y disminuyendo a menos de 5 por ciento.

Globalizamos el mundo.

¿Y qué significa esto?

Quiere decir que expandimos la cooperación más allá de las fronteras nacionales.

Hicimos del mundo un lugar más cooperativo.

Cayeron las barreras del transporte En 1950 la embarcación promedio llevaba entre 5,000 y 10,000 toneladas de mercancía.

Hoy en día un barco contenedor puede transportar 150,000 toneladas.

Puede ser manejado con una pequeña tripulación, y descargado más rápido que nunca antes.

Las barreras de comunicación, no tengo ni que contarles, piensen en la Internet, han venido cayendo.

Y por supuesto las paredes de hierro, las barreras políticas han venido cayendo.

Y todo ésto ha sido maravilloso para el mundo.

El comercio ha crecido.

Miren algunos datos.

En 1990 las exportaciones de China a los Estados Unidos: 15 mil millones de dólares.

En 2007 sobrepasaban los 300 mil millones de dólares.

Y quizás lo más notable es que a principios del Siglo XXI por primera vez en la historia moderna, el crecimiento económico se extendió a todas partes del mundo.

Así que en China, que ya he mencionado, a partir de 1978, por los tiempos en que muere Mao, el crecimiento: 10 por ciento anual.

Año tras año, absolutamente increíble.

Nunca antes en la historia de la tanta gente había salido de una pobreza tan grande como sucedió en China.

China es el programa de lucha contra la pobreza más grande del mundo en las últimas tres décadas.

India comenzó un poco más tarde, pero en 1990 empezó a experimentar un crecimiento tremendo.

El ingreso promedio en ese momento era menos de 1,000 dólares por año.

Pero en los 18 años subsiguientes se ha triplicado.

Un crecimiento de seis por ciento anual.

Absolutamente increíble.

Ahora veamos África, África subsahariana.

Africa subsahariana ha sido la región del mundo que más ha evadido el crecimiento.

Y podemos ver la tragedia de África en las primeras barras de este gráfico.

El crecimiento era negativo.

La gente se hacía más pobre incluso que sus padres, y en algunos casos hasta que sus abuelos.

Pero al final del Siglo XX principios del Siglo XXI, comenzamos a ver crecimiento en África.

Y yo creo, como verán, que hay razones para estar optimistas.

Porque me parece que lo mejor aún está por venir.

¿Por qué digo esto?

En la vanguardia hoy día las nuevas ideas son las fuerzas motrices del crecimiento.

Con eso me refiero a productos para los cuales los costos de investigación y desarrollo son muy altos y los costos de manufactura son bajos.

Hoy más que nunca son ideas vanguardistas como éstas las que impulsan el desarrollo.

Pero las ideas tienen una característica grandiosa.

Me parece que Thomas Jefferson lo expresó muy bien.

Jefferson dijo, «Aquel que recibe una idea de mí, recibe instrucción sin disminuir la mía.

Del mismo modo que quien enciende su vela con la llama de la mía recibe luz sin dejarme en la oscuridad.

O dicho de otra manera, una manzana alimenta a un hombre.

pero una idea puede al mundo.

Sé que esto no es nada nuevo para ustedes aquí en TED.

Este es prácticamente el modelo de TED.

Lo que sí es nuevo es que el papel de las ideas como motores del crecimiento va a ser aún mayor que en cualquier otro momento en la historia.

Es por esta razón que el comercio y la globalización son aún más importantes, más poderosos de lo que fueron en el pasado y van a acelerar el crecimiento económico más que nunca antes.

Y para explicar el por qué de esto, tengo una pregunta.

Supongamos que existen dos enfermedades.

Una es rara, la otra es común.

Y ambas tienen efectos igualmente severos cuando no son sometidas a tratamiento.

Si ustedes tuvieran que elegir,

¿cuál preferirían tener?

¿La enfermedad rara o la común?

La común, por supuesto.

Eso es absolutamente correcto.

¿Por qué?

Porque hay más medicamentos contra las enfermedades comunes que contra las enfermedades raras.

La razón para esto son los incentivos.

Cuesta lo mismo producir un nuevo medicamento, independientemente de que el mismo pueda ser usado para tratar a 1,000 personas 100,000 personas, o un millón de personas.

Pero las ganancias son mucho mayores si el medicamento puede tratar a un millón de personas.

Por lo tanto los incentivos son mucho mayores para producir medicamentos que pueden ser usados para tratar a más personas.

Dicho de otra manera, los mercados grandes salvan vidas.

En este caso se cumple aquello de que «desgracia compartida, menos sentida».

Ahora piensen en lo siguiente: si China y la India fueran tan ricos como Estados Unidos el mercado para las drogas contra el cáncer sería ocho veces más grande.

Y bueno, aún no estamos ahí, pero nos estamos acercando.

Y según otros países se vuelvan más ricos la demanda para estos medicamentos aumentará tremendamente.

Y como consecuencia los incentivos para la investigación y el desarrollo de medicamentos crecerán, lo cual beneficia a todo el mundo.

Mientras más grandes los mercados, mayor el incentivo para producir todo tipo de ideas.

Ya sean programas informáticos, un chip para un ordenador, o un nuevo diseño.

Para la gente de Hollywood que está en la audiencia esto explica por qué las películas de acción tienen presupuestos más grandes que las comedias.

Es porque las películas de acción se traducen más fácilmente a otros idiomas y otras culturas.

Por tanto el mercado para esas películas es mayor.

La gente está más dispuesta a invertir, y los presupuestos son mayores.

Bueno.

Entonces si mercados más grandes aumentan los incentivos para producir nuevas ideas,

¿cómo maximizamos esos incentivos?

Creando un mercado mundial, globalizando el mundo.

A mí me gusta verlo de este modo: se supone que las ideas deben ser compartidas de modo que una idea puede servir a un mercado mundial.

Una idea, un mundo, un mercado.

¿Y de qué otro modo podemos crear nuevas ideas?

Esa es una razón.

Globalizando, comerciando.

¿De qué otra manera podemos generar nuevas ideas?

Bueno, si tenemos más creadores de ideas.

Y los creadores de ideas están en todas partes y en todos los oficios.

Artistas, innovadores; muchas de las personas que han pasado por este escenario.

Me voy a concentrar en los científicos y los ingenieros porque tengo datos acerca de eso, y me manejo mejor con datos.

Hoy en día menos de un décimo de un 1 por ciento de la población del mundo está compuesto por científicos e ingenieros.


(Risas)
Estados Unidos ha sido un líder en ideas.

Una elevada proporción de esos científicos e ingenieros están en Estados Unidos.

Pero Estados Unidos está perdiendo ese liderato.

Y yo me siento agradecido por eso.

Es positivo que esto esté sucediendo.

Es afortunado que estemos perdiendo nuestro liderato en la generación de ideas Ya que por mucho tiempo, Estados Unidos y un puñado de otros países desarrollados, han cargado con el peso De Investigación y Desarrollo.

Pero consideremos lo siguiente: si el mundo como un todo fuese tan próspero como lo es hoy día Estados Unidos habría en el mundo más de cinco veces la cantidad de científicos e ingenieros contribuyendo ideas que benefician a todos, que todos comparten.

Pienso en el gran matemático Ramanujan.

¿Cuántos Ramanujans hay en este momento en India trabajando precariamente en los campos, apenas alimentándose ellos mismos, cuando pudiesen estar alimentando al mundo?

Y bueno, aún no estamos ahí.

Pero llegaremos ahí en este mismo siglo.

La verdadera tragedia del último siglo ha sido esta: si pensamos en la población mundial como una super-computadora, un inmenso procesador compuesto por muchos otros procesadores interconectados, entonces la gran tragedia ha sido que miles de millones de nuestros procesadores han estado desconectados.

Pero en este siglo China se está conectando.

India se está conectando.

África se está conectando.

En este siglo tendremos un Einstein africano.

He aquí algunos datos.

Esto es China.

En 1996 había menos de un millón de estudiantes universitarios en China cada año.

En 2006 eran más de cinco millones.

Piensen en lo que esto significa.

Esto significa que todos nos beneficiamos cuando otro país se enriquece.

No deberíamos temer el que otro países prosperen.

Es algo que debería alegrarnos — una China próspera, una India próspera, una África próspera.

Necesitamos una mayor demanda de ideas, esos mercados grandes de los que hablaba hace un rato, y una mayor oferta de ideas para el mundo.

Creo que ahora ustedes ven algunas de las razones por las que me siento optimista.

La globalización está incrementando la demanda de ideas, los incentivos para la creación de ideas.

La inversión en educación está aumentando la oferta de nuevas ideas.

De hecho si nos fijamos en la historia mundial podemos ver algunas razones para estar optimistas.

Desde los inicios de la hasta 1500, cero crecimiento económico, nada.

Entre 1500 y 1800, quizás un mínimo de crecimiento económico.

Pero menos en un siglo de lo que esperaríamos ver en todo un año hoy día.

En los 1900s quizás uno por ciento.

En el Siglo XX quizás un poco más de dos por ciento.

En el Siglo XXI, fácilmente podríamos estar viendo 3.3 por ciento o más.

Incluso a ese en 2100, el producto per cápita en el mundo será de 200,000 dólares.

Esa cifra no se refiere a los Estados Unidos; allí será de más de un millón.

Estamos hablando del producto per cápita del mundo: 200,000 dólares.

Eso no está tan lejos.

Nosotros no estaremos allí para verlo.

Pero algunos de nuestros nietos probablemente sí lo estén.

Y debo decir que me parece que esa es una predicción bastante moderada.

De hecho, en términos Kurzweilianos es una predicción pesimista.

en términos Kurzweilianos yo sería el Ih-oh del crecimiento económico.


(Risas)
Pues bien,

¿y los problemas?

¿Y si nos encontramos con una gran depresión?

Bueno, vamos a ver.

Examinemos la Gran Depresión.

Aquí está el producto per cápita.

de 1900 a 1929.

Ahora imaginemos que somos economistas en 1929, tratando de predecir el crecimiento económico futuro de Estados Unidos sin saber que la economía está a punto de caer a un precipicio.

Sin saber que estamos a las puertas del desastre económico más grande del Siglo XX.

¿Cuál hubiese sido nuestra predicción?

Si hubiésemos basado nuestra predicción, nuestro pronóstico en la evolución del producto entre 1900 y 1929 hubiésemos esperado algo como esto.

Si hubiésemos sido un poco más optimistas, por ejemplo si hubiésemos basado nuestra predicción en los dinámicos años 20, hubiésemos esperado algo como esto.

Pero,

¿qué pasó en realidad?

Caímos al precipicio, pero luego logramos salir.

De hecho, durante la segunda mitad del Siglo XX el crecimiento fue mayor de lo que cualquiera hubiese esperado basándose en la primera mitad del Siglo XX.

Es decir que el crecimiento puede incluso lo que parece ser una Gran Depresión.

Bien.

¿Qué más?

Petróleo.

Petróleo.

El petróleo es un tema importante.

Cuando estaba preparando mis notas el petróleo estaba a 140 dólares el barril.

Entonces la gente comenzó a preguntarse, «

¿Será que China se está tomando mi batido»
(Risas)
Y eso tiene algo de verdad en el sentido de que el petróleo es un recurso agotable.

Y un crecimiento acelerado aumenta la demanda del mismo.

Pero creo que no tengo que decirle a esta audiencia que un mayor precio del petróleo no es necesariamente algo negativo.

Es más, como todos sabemos, es la energía, no el petróleo en sí, lo que realmente importa.

Y mayores precios del petróleo implican mayores incentivos para invertir en Investigación y Desarrollo de fuentes de energía.

Esto es evidente al examinar los datos.

Según suben los precios del petróleo, también lo hacen las patentes en energía.

El mundo está mucho mejor preparado para enfrentar un incremento en el precio del petróleo, hoy, más que nunca antes gracias a este efecto del que vengo hablando.

Una idea, un mundo, un mercado.

Así que me siento optimista sobre el futuro siempre que nos apeguemos a estos principios: continuar globalizando los mercados mundiales, continuar extendiendo la cooperación más allá de las fronteras nacionales, y continuar invirtiendo en educación.

Y bien, Estados Unidos tiene un papel particularmente importante en esto — mantener nuestro sistema educativo globalizado, abierto a estudiantes de todo el mundo — porque nuestro sistema educativo es la vela a la que estudiantes de otras partes del mundo vienen a encender las suyas.

Recordemos lo que dijo Jefferson.

Jefferson dijo, «Cuando otros vienen a encender sus velas con las nuestras, ellos reciben luz sin dejarnos a oscuras» Pero Jefferson no estaba del todo en lo cierto.

Porque en realidad, cuando otros encienden sus velas con las nuestras, hay el doble de luz disponible para todos.

Mi visión es una visión optimista.

Divulguemos las ideas.

Propaguemos la luz.

Gracias.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/alex_tabarrok_how_ideas_trump_crises/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *