Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Billy Graham habla de tecnología, fe y sufrimiento – Charla TED1998

Billy Graham habla de tecnología, fe y sufrimiento – Charla TED1998

Charla «Billy Graham habla de tecnología, fe y sufrimiento» de TED1998 en español.

En su charla en TED en 1998, el Reverendo Billy Graham se maravilla del poder de la tecnología para mejorar las vidas y cambiar el mundo — pero anuncia que el fin de la maldad, el sufrimiento y la muerte sólo vendrá cuando el mundo acepte a Cristo. Una charla legendaria del los archivos de TED.

  • Autor/a de la charla: Billy Graham
  • Fecha de grabación: 1998-02-02
  • Fecha de publicación: 2008-07-16
  • Duración de «Billy Graham habla de tecnología, fe y sufrimiento»: 1580 segundos

 

Traducción de «Billy Graham habla de tecnología, fe y sufrimiento» en español.

Cómo clérigo, ustedes podrán imaginarse cómo me siento fuera de lugar.

Me siento como pez fuera del agua, o tal vez como buho fuera del aire.

(Risa) Estaba predicando en San José hace algún tiempo y mi amigo Mark Kvamme, quién me relacionó con esta conferencia, trajo varios gerentes y líderes de algunas de las compañias aquí en Silicon Valley a tener un desayuno conmigo, o yo con ellos.

Y fui estimulado.

Y tuve un — fue una experiencia que abrio mis ojos el escucharles hablar acerca de el mundo que está por venir a través de la tecnología y la ciencia.

Sé que estamos cerca del final de esta conferencia, y algunos de ustedes puede que se pregunten por qué tienen un conferencista del área de la religión.

Richard les puede responder, porque él tomó esa decisión.

Pero hace unos años estaba en un elevador en Philadelphia, bajando.

Iba a dar un discurso en un hotel.

Y en ese elevador un hombre dijo, «Escuché que Billy Graham se está hospedando en este hotel.» Y otro hombre miró hacia mí y dijo, «Si, helo aquí.

Está en el elevador con nosotros.» Y ese hombre me miró de arriba hacia abajo como por 10 segundos, y dijo, «¡Oh, que anti-clímax!» (Risa) Espero — que ustedes no sientan que estos pocos momentos conmigo no sean — sea un anti-clímax después de todas estas tremendas charlas que han escuchado, y discursos, que he tradado de escuchar a todos ellos.

Pero estaba en un avión en el Este hace unos años, y el hombre que estaba sentado al otro lado del pasillo era el alcalde de Charlotte, Carolina del Norte.

Su nombre era John Belk.

Algunos de ustedes probablemente lo conocen.

Y ahí estaba un hombre borracho, y él se levantó de su asiento dos o tres veces, y estaba perturbando a todo el mundo con lo que el trataba de hacer, y él le daba palmadas a las azafatas y las pellizcaba cuando pasaban a su lado, y todo el mundo estaba disgustado con él.

Y finalmente, John Belk dijo, «¿Sabe quién está sentado aqui?» Y el hombre dijo, «No, ¿quién? Él dijo, «es Billy Graham, el predicador.» Él dijo, «¡No me digas!» Y se volvió a mi, y dijo, «¡Póngala ahi!» Él dijo, «Sus sermones ciertamente me han ayudado.» (Risa) Y supongo que eso es cierto con miles de personas.

(Risa) Sé que así como ustedes han estado echándole un vistazo al futuro, y así como hemos escuchado de algo de esto en esta noche me gustaría vivir en esa época y ver como va a ser.

Pero no lo haré, porque tengo 80 años; este es mi octogésimo año, y se que mi tiempo es breve.

en el momento tengo flebitis en las dos piernas, y esa es la razón por la cual tuve que recibir un poco de ayuda en subir aca, porque tengo Parkinson además de eso, y otros problemas de los que no hablaré (Risa) Pero esta no es la primera vez que hemos tenido una revolución tecnológica.

Hemos tenido otras.

Y hay una de la que quiero hablar en una generación, la nación del pueblo de Israel tuvo un cambio dramático y tremendo que les hizo un gran poder en el Cercano Oriente Un hombre del nombre de David llegó al trono, y el Rey David se convirtió en uno de los grandes líderes de su generación Él era un hombre de tremendo liderazgo.

Tenía el favor de Dios con él.

Él era un talentoso, filósofo, escritor, soldado, con estrategias en batalla y conflicto que personas estudian aún en la actualidad.

Pero cerca de dos siglos antes de David, los Hititas habían descubierto el secreto de fundir y procesar el hierro, y lentamente, esa habilidad se difundió.

Pero ellos no permitían a los Israelitas verla o tenerla.

Pero David cambió todo eso, y el introdujo la Edad de Hierro a Israel.

Y la Biblia dice que David hizo grandes depósitos de hierro, y que los arqueólogos han encontrado, que en Palestina de hoy en día, hay evidencias de esa generación Ahora, en lugar de toscas herramientas hechas de palos y piedras, Israel ahora tenía arados de hierro hoces y azadones, y armas militares.

Y en el curso de una generación, Israel cambió completamente.

La introducción del hierro, de alguna manera tuvo un impacto casi como el que el micro-chip ha tenido en nuestra generación y David descubrió que había problemas que la tecnología no podía resolver Aún había muchos problemas que restaban Y aún están dentro de nosotros y ustedes no los han resuelto, y no he escuchado a nadie hablar de aquello.

¿Cómo resolvemos esos tres problemas que me gustaría mencionar? El primero que David vio fue la maldad humana.

¿De dónde viene? ¿Cómo la resolvemos? Una y otra vez en los Salmos, del que Gladstone dijo que era el mejor libro en el mundo, David describe las maldades de la raza humana.

Y aún dice, «Él restaura mi alma.» ¿Alguna vez han pensado en la contradicción que somos? Por un lado, podemos probar los más profundos secretos del universo y dramáticamente empujar las fronteras de la tecnología, así como esta conferencia vivamente lo demuestra.

Hemos visto bajo el mar, tres millas hacia abajo, o galaxias cientos de billones de años hacia el futuro.

Pero de otro lado, hay algo que está mal.

Nuestros acorazados, nuestros soldados, ahora están en una frontera casi listos para ir a la guerra con Irak.

Ahora, ¿qué causa esto? ¿Porqué tenemos estas guerras en toda generación, y en todo lugar del mundo? ¿Y revoluciones? No podemos llevarnos bien con otras personas, incluso entre nuestras propias familias.

Nos encontramos entre la paralizadora de hábitos auto-destructivos que no podemos romper.

Racismo e injusticia y violencia barren nuestro mundo, trayendo una trágica cosecha de dolor y muerte.

Incluso el más sofisticado entre nosotros se ve impotente de romper éste ciclo.

Me gustaría ver a Oracle asumir esto.

O cualquier otros genios tecnológicos trabajar en esto.

¿Cómo cambiamos al hombre para que no mienta y haga trampa, y que nuestros diarios no estén llenos de historias de fraude en los negocios o en el trabajo o en deportes o en lo que sea? La Biblia dice que el problema está dentro de nosotros, en nuestros corazones y nuestras almas.

Nuestro problema es que estamos separados de nuestro Creador, al que llamamos Dios, y necesitamos que nuestras almas sean restauradas, algo que sólo Dios puede hacer.

Jesús dijo, «Del corazón vienen los malos pensamientos, asesinatos, inmoralidad sexual, robos, falsos testimonios, calumnias.» El filósofo británico Bertrand Russell no fue un hombre religioso pero él dijo, «Es en nuestros corazones donde el mal habita, y es de nuestros corazones de donde necesita ser arrancado.» Albert Einstein — Estaba hablando a alguien — cuando daba un discurso en Princeton, y conocí al Sr.

Einstein.

Él no tuvo un doctorado, porque decía que nadie estaba calificado para darle uno.

(Risa) Pero él hizo esta declaración.

Él dijo, «es más fácil desnaturalizar el plutonio que desnaturalizar el espíritu malvado del hombre.» Y muchos de ustedes, estoy seguro, han pensado de eso y han tratado de resolverlo.

Ustedes han visto personas tomando avances tecnológicos beneficiosos, como el Internet, del que hemos escuchado esta noche y lo convierten en algo que corrompe.

Han visto personas geniales componer virus de computadoras que echan abajo sistemas completos.

La bomba en la ciudad de Oklahoma fue simple tecnología, usada de manera horrible.

El problema no es la tecnología.

El problema es la persona que la usa.

el Rey David dijo que él conocía las profundidades de su propia alma.

Él no podía liberarse de sus problemas personales y sus maldades personales que incluían asesinato y adulterio.

Sin embargo, David buscó el perdón de Dios, y dijo, «Tu puedes restaurar mi alma.» Ustedes ven, la Biblia enseña que somos más que un cuerpo y una mente.

Somos un alma.

Y hay algo dentro de nosotros que va más allá de nuestro entendimiento.

Esa es la parte de nosotros que anhela a Dios, o algo más de lo que encontramos en la tecnología.

Su alma es esa parte de ustedes que anhela encontrar a la vida, y que busca por algo más allá de esta vida.

Es la parte de ti que verdaderamente anhela a Dios.

Encuentro que jóvenes alrededor del mundo están buscando algo.

No saben qué es.

Hablo en diferentes universidades, y tengo muchas sesiones de preguntas y respuestas y — ya sea en Cambridge o Harvard u Oxford — He hablado en todas esas universidades.

Voy a Harvard en unos tres o cuatro — no, es como en unos 2 meses, para dar una conferencia.

Y me serán preguntadas las mismas cosas que me fueron preguntadas las últimas veces que he estado allá.

Y serán estas pocas preguntas: ¿De dónde vengo? ¿Porqué estoy acá? ¿Hacia dónde voy? ¿En qué consiste la vida? ¿Porqué estoy aca? Aún si no tienen creencias religiosas, hay tiempos donde ustedes se preguntan si hay algo más.

Thomas Edison también dijo, «Cuando ven todo lo que pasa en el mundo de la ciencia, y en la manera en que el universo trabaja, no puedes negar que hay un capitán en el puente de mando.» recuerdo una vez, Me senté al lado de la Sra.

Gorbachev en una cena en la Casa Banca.

Fuí al Embajador Dobrynin, a quien conozco muy bien, y estuve en Rusia muchas veces bajo los Comunistas, y me dieron maravillosa libertad que no esperaba.

Y conocía al Sr.

Dobrynin muy bien, y dije, «me sentaré al lado de la Sra.

Gorvachev esta noche.

De qué debería hablarle?» Y me sorprendió con su respuesta.

Él dijo, «Háblele de religión y filosofía.

En eso es lo que ella realmente está interesada.» Estaba un poco sorprendido, pero esa noche de eso fue de lo que hablamos, y fué una conversación muy interesante, y luego ella dijo, «Sabes, soy atea, pero sé que hay algo allá arriba más alto que nosotros.» El problema que el Rey David se dió cuenta que no podía resolver fue el problema del sufrimiento humano.

El libro mas antiguo en ser escrito fue el de Job, y él dijo, «Como las chispas se levantan para volar por el aire, así el hombre nace para la aflicción.» Si, ciertamente, la ciencia ha hecho mucho para evitar ciertos tipos de sufrimiento humano pero soy — en unos meses tendré 80 años.

Admito que estoy muy agradecido por todos los avances médicos que me han mantenido en una relativa buena salud todos estos años.

Mis médicos en la Clínica Mayo me recomendaron no tomar el viaje hacia acá para esta — para estar aquí.

No he dado una charla en unos cuatro meses.

Y cuando dan charlas tanto como yo, tres o cuatro veces al día, se oxidan.

Esa es la razón por la que uso este podio y usando estas notas.

cada vez que me ven en la televisión o en algún otro lado, estoy improvisando.

No estoy leyendo.

Nunca leo un discurso.

Nunca leo una charla, un discurso o una conferencia.

Yo improviso.

Pero esta noche he traído algunas notas en caso que comienze a olvidar, que a veces lo hago, tenga algo a lo que pueda recurrir.

Pero incluso aquí entre nosotros, más — en la sociedad más avanzada en el mundo, tenemos pobreza.

Tenemos familias que se auto-destruyen, amigos que nos traicionan.

Inaguantables presiones psicológicas están encima de nosotros.

Nunca he conocido a alguien en el mundo que no haya tenido un problema o una preocupación.

¿Porqué sufrimos? Es una pregunta antigua que no hemos respondido.

Sin embargo, David una y otra vez dijo que se volvería hacia Dios.

Él dijo, «El Señor es mi pastor.» El último problema que David supo que no podía resolver fue la muerte.

Muchos comentadores han dicho que la muerte es el tema prohibido de nuestra generación.

La mayoría de las personas viven como si nunca fueran a morir.

La tecnología proyecta el mito del control sobre nuestra mortalidad.

Vemos personas en nuestras pantallas.

Marilyn Monroe es igual de hermosa en la pantalla a como lo era en persona, y nuestra — muchas personas jóvenes piensan que ella aún vive.

No saben que está muerta.

O Clark Gable o quien quiera que sea.

Las viejas estrellas.

Vuelven a la vida.

Y ellas — ellas con grandiosas en la pantalla así como lo eran en persona.

Pero la muerte es inevitable.

Hablé hace algún tiempo a una sesión conjunta del Congreso, el año pasado.

Y estabamos reunidos en esa sala, la sala de la estatua — unos 300 de ellos estaban ahi.

Y dije, «Hay una cosa que tenemos en común en esta sala, todos nosotros, ya seamos Republicanos o Democratas, o quien sea.» Dije, «Todos vamos a morir.» Y eso tenemos en común con todos esos grandes hombres del pasado que nos están viendo.

Y usualmente es dificil para los jóvenes entender eso.

Es difícil para ellos entender que van a morir.

Como escribió el antiguo escritor de Eclesiastés, él dijo, hay todo tipo de actividades bajo el cielo.

Hay tiempo de nacer, y hay tiempo de morir.

He estado en el lecho de muerte de muchas personas famosas a quienes ustedes conocerían.

He hablado con ellas.

he visto en esos momentos agonizantes cuando estaban asusutados de la muerte.

Sin embargo, unos pocos años antes, la muerte nunca se les cruzó por la cabeza.

Hablé con una mujer la semana pasada quien su padre fue un doctor famoso.

Ella dijo que él nunca pensó en Dios, nunca habló de Dios, no creyó en Dios.

Era ateo.

Pero ella dijo, que cuando se acercaba su muerte, un dia se sentó en un lado de su cama, y le pidió a la enfermera si podía ver al capellán.

Y dijo por primera vez en su vida pensaría en lo inevitable, y en Dios.

¿Había un Dios? Hace unos pocos años, un estudiante me preguntó, «¿Cuál es la mayor sorpresa en su vida?» Y dije, la mayor sorpresa en mi vida es la brevedad de la vida.

Se pasa rápido.

Pero no tiene que ser de esa manera.

Werner von Braun, luego de la Segunda Guerra Mundial concluyó: «Ciencia y religión no son antagonistas.

Por el contrario, son hermanas.» Lo puso de una manera personal.

Conocí al Dr.

von Braun muy bien.

Y dijo, «Hablando por mí mismo, sólo puedo decir que la grandeza del cosmos sirve sólo para confirmar la creencia en la certeza de un creador.» También dijo, «En nuestra búsqueda de Dios, he llegado a creer que la vida de Jesucristo debería ser el enfoque de nuestros esfuerzos e inspiración.

La realidad de su vida y su resurrección es la esperanza de la humanidad.» He dado bastantes conferencias en Alemania y en Francia, y en diferentes partes del mundo — he tenido el privilegio de hablar en 105 países.

Y una vez fui invitado a visitar al Canciller Adenauer quién es considerado algo así como el fundador de la Alemania moderna desde la guerra.

Y una vez — y él me dijo, dijo, «Joven,» dijo, «Cree en la resurrección de Jesucristo?» Y dije, «Sí señor, sí creo.» Él dijo, «Yo también.» Él dijo, «Cuando me retire, usaré mi tiempo escribiendo un libro acerca de porqué Jesucristo resucitó, y por qué es importante creer eso.» En una de sus obras de teatro, Alexander Solzhenitsyn representa a un hombre muriendo, quién dice a los que estan alrededor de su cama, «El momento en que es terrible sentir arrepentimiento es cuando uno está muriendo.» ¿Cómo uno puede vivir a fin que uno no sienta arrepentimiento cuando uno está muriendo? Blaise Pascal hizo la misma pregunta en Francia del siglo 17.

Pascal ha sido llamado el arquitecto de la civilización moderna.

Era un científico brillante en las fronteras de las matemáticas, incluso cuando era adolescente.

Es visto por muchos como el fundador de la teoría de la probabilidad, y el creador del primer modelo de computadora.

Y por supuesto todos ustedes son familiares con el lenguaje de computadoras que tiene su nombre.

Pascal exploró en profundidad nuestos dilemas humanos de maldad, sufrimiento y muerte.

Él estaba asombrado con el fenómeno que hemos estado viendo: que la gente puede alcanzar alturas extraordinarias en ciencia, artes e inventiva humana, sin embargo también está llena de ira, hipocresía, y tiene — y odio a sí misma.

Pascal nos vio como una notable combinación de genialidad y auto-engaño.

El 23 de de 1654, Pascal tuvo una profunda experiencia religiosa.

Escribió en su diario estas palabras: «Me sujeto, absolutamente, a Jesucristo mi Redentor.» Un historiador francés dijo, dos siglos después, «Rara vez un intelecto tan poderoso se ha sometido con tanta humildad a la autoridad de Jesucristo.» Pascal no sólo llegó a creer que el amor y la gracia de Dios nos podría regresar a la armonía, pero también creía que sus propios pecados y fallas podían ser perdonados, y que cuando el moriría, iría a un lugar llamado Cielo.

Él lo experimentó en una manera que fue más allá que observación científica y razón.

Fué él el que redactó las palabras bien conocidas, «El corazón tiene sus razones las cuales la razón no conoce.» Igual de famosa es la Apuesta de Pascal.

Esencialmente él dice: «Si apuestas en Dios, y te abres a Su amor, nada pierdes incluso si estás equivocado.

Pero si en cambio apuestas que no hay Dios, luego puedes perder todo, en esta vida y en la venidera.» Para Pascal, el conocimiento scientífico palidecía junto al conocimiento de Dios.

El conocimiento de Dios iba más allá que cualquier cosa que hubiera cuzado su mente.

Él estaba listo para Verlo cara a cara cuando murió a la edad de 39.

El rey David vivió hasta los 70 — un largo tiempo en su época.

Sin embargo, él también tuvo que encarar la muerte, y escribió estas palabras: «Aunque camine por el valle de sombra de muerte, no temeré a mal alguno, porque estás conmigo.» Esta fué la respuesta de David a tres dilemas de maldad, sufrimiento y muerte.

Puede ser de ustedes tambien, así como busquen al Dios viviente y le permitan llevar sus vidas y darles esperanza para el futuro, Cuando tenía 17 años, nací y fui criado en una granja de Carolina del Norte Ordeñaba vacas todas las mañanas, y tenía que ordeñar las mismas vacas en la tarde cuando regresaba a casa de la escuela.

y había 20 de ellas que tenía — de las que era responsable, y trabajé en la granja y traté de mantenerme al ritmo con mis estudios.

No tuve buenas calificaciones en la secundaria.

Tampoco en la universidad, hasta que algo sucedió en mi corazón.

Un día, fui enfrentado cara a cara con Cristo.

Él dijo, «Soy el camino, la verdad y la vida.» Lo pueden imaginar? «Soy la verdad.

Soy la encarnación de toda verdad.» Él era un mentiroso.

O estaba loco.

O era quien Él afirmaba ser.

¿Cuál era Él? Tuve que tomar esa desición.

No podía probarlo.

No podía llevarlo al laboratorio y experimentar con eso Pero por fe dije, creo en Él, y Él vino a mi corazón y cambió mi vida.

Y ahora estoy listo, cuando escuche ese llamado, para ir a la presencia de Dios.

Gracias, y que Dios los bendiga a todos.

(Aplauso) Gracias por el privilegio.

Fué maravilloso.

Richard Wurman: Lo hiciste.

Gracias [poco claro] (Aplauso)

https://www.ted.com/talks/billy_graham_on_technology_and_faith/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *