Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » El arte subterráneo de Miru Kim – Charla EG 2008

El arte subterráneo de Miru Kim – Charla EG 2008

Charla «El arte subterráneo de Miru Kim» de EG 2008 en español.

Durante la EG Conference 2008, la artista Miru Kim habla sobre su trabajo. Kim explora ruinas industriales subterráneas de Nueva York y allí toma fotografías de sí misma, desnuda – para centrar la atención en estos espacios enormes, peligrosos y ocultos.

  • Autor/a de la charla: Miru Kim
  • Fecha de grabación: 2008-12-12
  • Fecha de publicación: 2009-02-26
  • Duración de «El arte subterráneo de Miru Kim»: 870 segundos

 

Traducción de «El arte subterráneo de Miru Kim» en español.

Me crié en Seúl, Corea, y me mudé a Nueva York en 1999 para ir a la Universidad.

Estaba estudiando medicina y quería cirujana, porque me interesaba la anatomía y me llamaba la atención disecar animales.

A la vez, me enamoré de Nueva York.

Comencé a darme cuenta de que podía ver a la ciudad como a un organismo viviente.

Quería disecarla y estudiar sus capas ocultas.

La manera de hacerlo, para mí, fue a través de medios artísticos.

Así, decidí hacer una maestría en bellas artes en vez de en medicina y durante el postgrado me interesé por las criaturas que moran en los rincones de la ciudad.

En Nueva York, las ratas son parte del viaje diario al trabajo.

La mayoría de la gente las ignora o les tiene miedo.

Pero a mí me empezaron a gustar porque habitan en los límites de la sociedad.

Y si bien se las usa en laboratorios para promover la vida humana, también se las considera una peste.

Las empecé a buscar por la ciudad y a intentar fotografiarlas.

Un día, en el metro, estaba tomando fotos de los rieles esperando ver alguna rata y un hombre se acercó y me dijo: “No puedes tomar fotografías aquí.

Los del metro confiscarán tu cámara.” Me sorprendió bastante y pensé: “Bueno, entonces, seguiré a las ratas”.

Luego, comencé a adentrarme en los túneles y descubrí que había una dimensión completamente nueva de la ciudad que nunca había visto antes y la mayoría de la gente no ve.

Por aquel tiempo, conocí individuos como yo, que se autodenominan exploradores urbanos, aventureros, espeleólogos, historiadores de guerrilla, etc.

Fui recibida por esta red suelta, basada en Internet, de gente que regularmente explora ruinas urbanas como estaciones de metro abandonadas, túneles, alcantarillas, acueductos, fábricas, hospitales, astilleros y otros.

Al tomar fotografías en estos lugares, sentí que hacía falta algo más en las imágenes.

Sólo documentar estas estructuras que estaban por demolidas no me era suficiente.

Entonces, quise un personaje ficticio o un animal que habitara estos espacios subterráneos y la manera más simple de hacerlo, en ese momento, fue posar yo misma.

Decidí no usar ropa porque quería que la figura no tuviera implicaciones culturales ni referencias temporales.

Quería una manera simple de un cuerpo viviente habitando esos espacios deteriorados, ruinosos.

Esta fue tomada en la fábrica de azúcar Riviera en Red Hook, Brooklyn.

Es un lote vacío de 2,4 hectáreas esperando un centro comercial frente al nuevo Ikea.

Este espacio me es muy preciado porque es el primer complejo industrial masivo que encontré por mi cuenta que estuviera abandonado.

Tuve miedo, la primera vez que entré, porque escuché perros ladrando y pensé que eran perros guardianes.

Pero eran perros callejeros que vivían allí y quedaba al lado del agua, así que habían cisnes y patos nadando alrededor y árboles creciendo por doquier y abejas anidando en barriles de azúcar.

La naturaleza había recobrado el complejo por completo.

Y, de alguna manera, quise que la figura humana de la foto fuera parte de la naturaleza.

Cuando me sentí cómoda en el espacio, fue como estar en un parque de diversiones.

Me trepé a tanques y salté de una viga expuesta a otra como si hubiera retrocedido en el tiempo y vuelto a una niña.

Esta fue tomada en el viejo acueducto Croton, el cual proveyó a Nueva York de agua potable por primera vez.

La construcción comenzó en 1837.

Duró unos cinco años.

Fue abandonado con la inauguración de los nuevos acueductos Croton en 1890.

Al entrar en un espacio como este, se accede directamente al pasado porque se mantienen intactos por décadas.

Me encanta sentir el aura de un lugar con tanta historia.

En vez de ver reproducciones en casa, sientes de verdad los ladrillos colocados a mano y te cuelas por entre las grietas angostas y te mojas y te embarras y caminas por un túnel oscuro con una linterna.

Este es un túnel debajo del parque Riverside.

Fue construido en los ‘30s por Robert Moses.

Los murales fueron hechos por un artista de graffiti para conmemorar los cientos de personas indigentes que fueron trasladados del túnel en 1991 cuando fue reabierto para los trenes.

Da mucha paz caminar por este túnel.

No hay nadie alrededor y se escuchan niños jugando en el parque de arriba, ajenos por completo a lo que hay debajo.

Cuando estaba yendo seguido a estos lugares, sentía mucha ansiedad y aislamiento porque estaba en una etapa solitaria de mi vida y decidí titular mi serie “ en la Ciudad Desnuda”, aludiendo a Charles Baudelaire.

La “Ciudad Desnuda” es un apodo de Nueva York, y el “Rencor” materializa la melancolía e inercia que resultan del sentirme alienada en un contexto urbano.

Este es el mismo túnel.

Se ven los rayos de sol que vienen de la ventilación y los trenes acercándose.

Este es un túnel abandonado en Hell’s Kitchen.

Yo estaba sola, preparándome, y un hombre indigente se me acercó.

Yo estaba básicamente invadiendo su vivienda.

Tuve miedo al principio, pero le expliqué con calma que estaba realizando un proyecto artístico y no pareció molestarle.

Entonces, activé el disparador automático de mi cámara y corrí ida y vuelta.

Y cuando terminé, me ofreció su camisa para limpiarme los pies y amablemente me acompañó hasta la salida.

Debe haber sido un día muy inusual para él.


(Risas)
Lo que me llamó la atención, después de esto, fue que un espacio así contiene tantos recuerdos eliminados de la ciudad.

Para mí, ese hombre representó en verdad un elemento del inconsciente de la ciudad.

Me dijo fue abusado en la superficie y que solía estar en Riker’s Island, y finalmente encontró paz y tranquilidad en este espacio.

El túnel fue construido para la prosperidad de la ciudad, pero es ahora un santuario para marginales, completamente olvidados en la vida diaria del habitante urbano promedio.

Esto es debajo de mi alma mater, Universidad de Columbia.

Los túneles son famosos por haber sido usados durante el desarrollo del Proyecto Manhattan.

Este túnel en particular es interesante porque muestra los cimientos originales del Asilo Mental Bloomingdale, el cual fue demolido en 1890 cuando Columbia se mudó aquí.

Esta es la Colonia Granja de Nueva York, la cual fue un hogar para pobres en Staten Island entre las décadas de 1890 y 1930.

La mayoría de mis fotos son de lugares que han estado abandonados por décadas pero esta es una excepción.

Este hospital de niños cerró en 1997; está ubicado en Newark.

Cuando estuve ahí hace tres años, las ventanas estaban rotas y las paredes descascarándose, pero todo fue dejado en su lugar tal como estaba, Se ven la mesa de autopsia, bandejas de la morgue, máquinas de rayos X y hasta instrumentos usados, los cuales se ven sobre la mesa de autopsia.

Tras explorar edificios abandonados recientemente, sentí que todo puede caer en ruinas rápidamente: tu hogar, tu oficina, un centro comercial, una iglesia… cualquier estructura hecha por el hombre a tu alrededor.

Recordé cuán frágil es sentido de la seguridad y cuan vulnerable realmente es la gente.

Me encanta viajar, y Berlín se ha convertido en una de mis ciudades favoritas.

Está llena de historia y llena de búnkeres subterráneos y ruinas de la guerra.

Esta fue tomada debajo de un hogar para indigentes construido en 1885 para albergar 1100 personas.

Vi la estructura desde el tren y me bajé en la próxima estación y conocí gente ahí que me dio acceso a su sótano estilo catacumba, el cual fue usado para almacenar municiones durante la guerra y también, en su momento, para esconder refugiados judíos.

Esto es en las catacumbas de París.

Las exploré ampliamente por las zonas restringidas y me enamoré inmediatamente.

Hay más de 300 km de túneles y más o menos sólo 1,6 km está abierta al público como museo.

Los primeros túneles datan del 60 a.C.

Fueron consistentemente excavados como canteras de piedra caliza y para el siglo XVIII, los derrumbes en algunas de las canteras implicaban riesgos de seguridad entonces el gobierno ordenó reforzar las canteras existentes y cavó nuevos túneles de observación para monitorear y hacer mapas de todo el lugar.

Como pueden ver, el sistema es muy complejo y amplio.

Es muy peligroso perderse allí.

Y al mismo tiempo, había un problema en la ciudad de sobrepoblación de cementerios.

Entonces, los huesos fueron mudados de los cementerios a las canteras, convirtiéndolos en catacumbas.

Los restos de más de seis millones de personas se encuentran allí, algunos de más de 1300 años.

Esta fue tomada debajo del cementerio de Montparnasse Donde la mayoría de los osarios se encuentran.

También hay cables de teléfono de los ‘50s y muchos búnkeres de la Segunda Guerra Mundial.

Este es un búnker alemán.

Cerca hay un búnker francés y el sistema de túneles completo es tan complejo que las dos partes nunca se encontraron.

Los túneles son famosos por haber sido usados por la Resistencia, sobre la cual escribió Victor Hugo en Los Miserables.

Y vi muchos graffitis del 1800, como éste.

Tras explorar el mundo subterráneo de París, decidí salir a la superficie y trepé a un monumento gótico que se encuentra en medio de París.

Esta es la Torre de Santiago.

Fue construida a principios del siglo XIV.

No recomiendo sentarse sobre una gárgola en pleno enero, desnudo.

No fue muy cómodo.

Y todo este tiempo, nunca vi ni una rata en ninguno de estos lugares, hasta recientemente, cuando estuve en las alcantarillas de Londres.

Este fue probablemente el lugar más difícil de explorar.

Tuve que usar una máscara de gas debido a los gases tóxicos, supongo que salvo por esta foto.

Y cuando llegan las mareas de desperdicios suena como si una tormenta se aproximara.

Esta es un fotograma de un filme en el cual trabajé recientemente, Puerta Ciega.

Me he interesado más en capturar movimiento y textura.

Y la película de 16mm en blanco y negro le da una atmósfera diferente.

Y este es el primer proyecto teatral en el que trabajé.

Adapté y produje “El Sueño” de August Strindberg y fue presentado el septiembre pasado una sola vez en el túnel de Atlantic Avenue en Brooklyn, considerado el túnel ferroviario bajo tierra más antiguo del mundo, construido en 1844.

He estado tendiendo hacia proyectos más colaborativos como este, últimamente.

Pero cuando puedo aún trabajo en mis series.

El último lugar que visité fueron las ruinas mayas de Copán, Honduras.

Esta fue tomada dentro de un túnel arqueológico en el templo principal.

Me gusta hacer más que simplemente explorar estos espacios.

Siento una obligación de animar y humanizar los espacios continuamente para preservar sus recuerdos de manera creativa antes de que se pierdan para siempre.

Gracias.

https://www.ted.com/talks/miru_kim_my_underground_art_explorations/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *