Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Milagro médico en el Everest – Charla TEDMED 2009

Milagro médico en el Everest – Charla TEDMED 2009

Charla «Milagro médico en el Everest» de TEDMED 2009 en español.

Cuando sucedió el peor desastre en toda la de la escalada del Monte Everest, Ken Kamler era el único doctor en la montaña. En TEDMED, él comparte la increíble historia de la batalla de los escaladores en contra de condiciones extremas, y usa la tecnología de imágenes cerebrales para mostrar el milagro médico de un hombre que sobrevivió aproximadamente 36 horas enterrado en la nieve.

  • Autor/a de la charla: Ken Kamler
  • Fecha de grabación: 2009-10-10
  • Fecha de publicación: 2010-03-18
  • Duración de «Milagro médico en el Everest»: 1249 segundos

 

Traducción de «Milagro médico en el Everest» en español.

Bien.

Hemos escuchado a muchas personas en esta conferencia hablar acerca del poder de la mente humana.

Y lo que me gustaría hacer hoy, es darles un ejemplo vívido, de cómo ese poder se puede desencadenar cuando una persona está en una situación de supervivencia, cómo la voluntad de sobrevivir puede desencadenarlo en las personas.

Este es un incidente que ocurrió en el Monte Everest, Fue el peor desastre en la del Everest.

Y cuando ocurrió, yo era el único doctor en la montaña.

Así que, los guiaré, y veremos cómo es cuando alguien realmente se entrega a la tarea de sobrevivir.

Bueno.

Este es el Monte Everest.

Tiene una altura de 8850 metros.

He estado 6 veces, en 4 trabajé con la National Geographic, haciendo mediciones de placas tectónicas.

También estuve dos veces con la NASA haciendo dispositivos de detección remota.

Fue durante mi cuarto viaje al Everest que un cometa pasó por encima de la montaña.

El Hyakutake.

Los sherpas en ese momento nos dijeron que era un muy mal presagio, y debimos haberlos escuchado.

El Everest es un ambiente extremo.

En el pico hay solo un tercio del oxígeno del nivel del mar.

Cerca del pico, las temperaturas pueden llegar a 40 grados bajo cero.

Puede haber vientos de 32 a 64 km/hora.

Es un factor de viento frío, más bajo que un día de verano en Marte.

Recuerdo una vez que, estando cerca del pico, busqué dentro de mi chaqueta mi botella de agua.

Dentro de mi chaqueta, descubrí que el agua estaba congelada.

Eso les puede dar una idea de cuán severas pueden ser las cosas en el pico.

Esta ruta nos lleva al Everest.

Empieza en el campamento base, a 5334 metros.

El campamento I está 610 metros más arriba.

El campamento II está otros 610 metros más arriba lo que se llama Western Cwm.

El campamento III está en la base de Lhotse, la cuarta montaña más alta del mundo, pero el Everest la hace ver pequeña.

y el campamento IV es el más alto.

Está 914 metros abajo del pico.

Esta es una vista del campamento base.

Esta es desde un glaciar a 5334 metros.

Es el punto más alto al que puedes llevar los Yaks antes de descargar.

Esto es lo que descargaron para mí.

Tenía 4 yaks cargados de suministros médicos, que fueron tirados en una carpa.

y aquí estoy tratando de organizar las cosas.

Esta fue nuestra expedición.

Fue una expedición de la National Geographic, pero organizada por The Explorers Club.

Había otras 3 expediciones en la montaña, un grupo estadounidense, otro de Nueva Zelanda, y el grupo IMAX.

Y después de 2 meses de preparación, armamos nuestros campamentos en la montaña.

esta es una vista de la cascada congelada, los primeros 610 metros del recorrido desde el campamento base.

Esta es una foto de la cascada congelada.

Es un cascada, pero está congelada, pero se mueve muy despacio, y en realidad cambia todos los días.

Ahí, eres como un ratón en un laberinto; no puedes siquiera ver por encima.

Esto es cerca de la cima de la cascada.

La escalas durante la noche cuando está congelada.

Así es menos posible que te caiga encima.

Unos escaladores llegando su cima justo con la puesta del sol.

Este soy yo cruzando una grieta.

Cruzamos con escaleras de aluminio y cuerdas de seguridad.

Esta es otra grieta.

Unas son de 10 pisos de profundidad o más, y uno de mis escaladores dice que una razón por la que escalamos de noche es porque si miramos hacia abajo de lo que estamos escalando nunca lo haríamos.

Bueno.

Este es el campamento I.

Es la primera llanura que puedes alcanzar, después de llegar al tope de la cascada.

Y de aquí subimos al campamento II, el cual es como la parte delantera.

Unos escaladores en la cara de Lhotse, la montaña que da hacia el campamento III.

Están amarrados con cuerdas fijas.

Una caída aquí, si no estuvieras amarrado, sería de 1524 metros.

Una foto tomada desde el campamento III.

Pueden ver la cara de Lhotse a lo lejos.

Tiene un ángulo aproximado de 45 grados.

Toma 2 días escalarla, así que pones el campamento a mitad del camino.

Si notan, el pico del Everest es negro.

No hay hielo cubriéndolo.

Y es porque el Everest es tan alto, que está en las corrientes de aire, y los vientos constantemente limpian la superficie, así que la nieve no logra acumularse.

Lo que parece una nube atrás del borde del pico, es realmente nieve que el viento sopla desde el pico.

La subida del campamento III al IV, subiendo a través de las nubes.

Y este es en el campamento IV.

Una vez llegas al campamento IV, tienes tal vez 24 horas para decidir si subirás o no el pico.

Todos usan tanques de oxígeno, tus suministros son limitados, y si tienes que subir o bajar, tienes que tomar esa decisión muy rápido.

Esta es una foto de Rob Hall, líder de la expedición de Nueva Zelanda.

La radio que luego usó para llamar a su esposa, luego les contaré más de esto.

Algunos escaladores esperando subir al pico.

Están en el campamento IV, pueden ver al viento soplar en el pico.

Este no es un buen clima para subir, por lo que los escaladores esperan, confiando que los vientos se calmen.

Y los vientos se calman en la noche.

Todo se calma.

No hay viento para nada.

Parece un buen momento para subir al pico.

Aquí unos escaladores comenzando a subir lo que se conoce como la cara triangular.

Es la primera parte de la subida.

Se hace en la noche, porque es menos empinada que la siguiente, y ganas horas de luz si lo haces en la noche.

Eso es lo que sucedió.

Los escaladores llegaron al borde sudeste.

Esta es una vista del borde sudeste.

El pico está en primer plano.

Desde aquí, son como 457 metros en un ángulo de 30 grados para llegar al pico.

Pero lo que sucedió ese año fue que el viento inesperadamente creció.

Comenzó una tormenta que nadie anticipaba.

Aquí pueden ver algunos vientos fuertes soplando nieve desde el pico.

Y había unos escaladores en ese borde del pico.

Esta es una foto mía en esa área tomada un año antes, y pueden ver que tengo un máscara de oxígeno puesta con una bolsa reservorio.

Tengo una manguera de oxígeno conectada.

Pueden ver en ese escalador, tenemos 2 tanques en la parte de atrás, tanques de titanio, muy livianos.

Y no estamos cargando nada más, Eso es todo lo que tienes, estás muy expuesto en el borde del pico Bien.

Esta es una foto tomada en el borde del pico.

Esta es en camino al pico, en el puente de 457 metros.

Todos los escaladores están subiendo sin cuerdas, y es porque, hacia cualquier lado, la caída es tan vertical, que si estuvieras amarrado a alguien, lo arrastraría contigo.

Cada persona sube individualmente.

Y no es para nada un camino recto.

Es muy difícil de subir, y siempre existe el riesgo de caer hacia cualquier lado.

Si caes hacia la izquierda, caerás 2438 metros en Nepal.

Si caes a tu derecha, 3658 metros en Tíbet.

Así que probablemente es mejor caer en el Tíbet porque vivirás un poco más.


(Risas)
Pero igual, será tu última caída en la vida.

Esos escaladores estaban cerca del pico, a lo largo del borde que ven allí, y yo estaba abajo en el campamento III.

Mi expedición estaba abajo en el campamento III, mientras ellos estaban arriba en medio de la tormenta.

La tormenta era tan que tuvimos que acostarnos completamente vestidos, y totalmente equipados, en el piso de la carpa para evitar que el viento se llevara la carpa.

Ha sido uno de los peores ventarrones que he visto.

y esos escaladores estaban allá en el borde mucho más arriba, 610 metros más arriba, y expuestos completamente a la intemperie.

Estábamos en comunicación por radio con algunos de ellos.

Esta es una vista a lo largo del borde del pico.

Escuchamos por radio, que Rob Hall, estaba allá, en el momento de la tormenta con Doug Hansen.

Escuchamos que Rob estaba bien, pero Doug estaba muy débil para bajar.

Estaba muy agotado, y Rob se quedaría con él.

También recibimos la mala noticia de que durante la tormenta Beck Weathers, otro escalador, había colapsado y había muerto en la nieve.

Aún había 18 escaladores más de los que no sabíamos su condición.

Estaban perdidos.

Había mucha confusión en la montaña.

Todas las historias eran confusas.

Muchas se contradecían.

Realmente no teníamos idea de lo que estaba sucediendo.

Solo estábamos agachados cubriéndonos en nuestras carpas en el campamento III.

Nuestros 2 escaladores más fuertes, Todd Burleson y Pete Athans, decidieron subir y tratar de rescatar a los que pudieran incluso con esa tormenta.

Trataron de enviar un mensaje por radio a Rob Hall, que era un escalador muy fuerte, estancado con otro escalador más débil cerca del pico.

Yo esperaba que le dirían a Rob, «Aguanta, ya vamos».

Pero lo que dijeron fue, «Deja a Doug y baja tú.

No hay esperanza de salvarlo, en este momento trata de salvarte tú».

Rob recibió el mensaje, pero su respuesta fue, «Ambos estamos escuchando».

Todd y Pete subieron hasta el borde, aquí, y era un completo caos allá arriba, Pero hicieron lo que pudieron para estabilizar a las personas.

Les di sugerencias desde el campamento III, y bajamos a los escaladores que pudieran bajar por ellos mismos.

Los que no, decidimos dejarlos en el campamento IV.

Los escaladores venían bajando por esta ruta, Esta es tomada del campamento III, era donde yo estaba.

Y todos llegaban a mí para que los revisara y viera que podía hacer por ellos, lo cual no era mucho porque el campamento III es una pequeña área en el hielo en el medio de un ángulo de 45 grados.

Escasamente puedes pararte afuera de la carpa.

Es realmente frio.

Está a 7315 metros.

Las únicas provisiones que tenía a esa altitud eran 2 bolsas plásticas con jeringas cargadas de analgésicos y esteroides.

Así que, a medida que los escaladores llegaban, los examinaba para ver si estaban o no en condiciones de seguir bajando.

Los que no estaban muy lúcidos o que no coordinaban bien, les aplicaba una inyección de esteroides para darles un tiempo de lucidez y coordinación, de tal manera que pudieran seguir bajando la montaña.

Era tan complejo trabajar allá arriba, que a veces les inyecté a través de la ropa Era muy difícil manejarlo de otra forma.

Mientras los cuidaba, recibimos más noticias de Rob Hall.

No había forma de subir hasta donde estaba y rescatarlo.

Llamó para que estaba solo.

Aparentemente, Doug había muerto en la montaña.

Pero ahora Rob estaba muy débil para bajar por sí mismo, y con toda la fuerza del viento a esa altura, estaba más allá del rescate y él lo sabía.

En ese momento nos pidió que llamáramos a su esposa, Él tenía un radio, Su esposa estaba en Nueva Zelanda, con 7 meses de embarazo de su primer hijo.

Rob nos pidió que lo comunicáramos con ella.

Eso hicimos.

Rob y su esposa tuvieron su última conversación.

Escogieron el nombre de su bebé, y Rob se desconectó, esa fue la última vez que lo escuchamos.

Yo me enfrentaba a cuidar muchos enfermos, a 7315 metros, lo que era casi imposible.

Así que, lo que hicimos fue bajar a las víctimas hasta los 6400 metros, donde era más fácil tratarlos.

Este era mi equipo médico.

Es una caja con suministros médicos.

Esto fue lo que llevé a la montaña.

Tenía más suministros abajo, los que pedí que me subieran al campamento.

Así lucía el campamento.

Los sobrevivientes llegaban uno a uno.

Algunos con hipotermia, otros con partes congeladas, algunos las dos.

Lo que hicimos fue tratar de calentarlos lo mejor que pudimos, darles oxígeno y tratar de revivirlos, lo que es difícil a 6400 metros, y en una carpa helada, Esta es una congelación severa de pies, congelación severa de nariz.

Este escalador estaba cegado por la nieve.

Mientras cuidaba de estos escaladores, tuvimos un experiencia asombrosa, De la nada, Beck Weathers, a quién ya dábamos por muerto, entró tambaleando a la carpa como una momia, entró a la carpa, Yo lo esperaba incoherente, pero de hecho, entró y me dijo, «Hola Ken.

¿Dónde puedo sentarme?

«.

Y luego dijo, «

¿Aceptas mi de salud?

«.


(Risas)
De verdad lo dijo.


(Risas)
Estaba completamente lúcido, pero severamente congelado.

Pueden ver su mano completamente blanca, y su cara, su nariz, están quemadas, Primero, se pone blanco, y cuando está completamente necrosado, se pone negro y luego se cae.

Es la última etapa, como una cicatriz.

Así que, mientras estaba cuidando de Beck, nos contó lo que había sucedido allá arriba.

Nos dijo que se había perdido en la tormenta, colapsó en la nieve, y se quedó ahí sin poder moverse.

Algunos escaladores pasaban y lo veían, y les escuchaba decir «Está muerto».

Pero Beck no estaba muerto; él los escuchaba, pero no se podía mover.

Estaba en un estado como catatónico, en que estaba consciente de lo que sucedía, pero no podía siquiera parpadear para indicar que estaba vivo.

Así que, los escaladores pasaban de largo, y Beck estuvo tirado por un día, una noche, y otro día, en la nieve.

Y luego se dijo a sí mismo, «No quiero morir.

tengo una familia a la que quiero volver».

Y el pensar en su familia, sus hijos y su esposa, generaron suficiente energía, suficiente motivación en él, que realmente se levantó Después de estar en la nieve tanto tiempo, se levantó y encontró el camino de regreso al campamento.

Beck me contó esta muy calmadamente, pero yo estaba totalmente asombrado.

No podía imaginarme una persona tirada en la nieve todo ese periodo de tiempo y luego levantarse.

Aparentemente reversó una hipotermia irreversible.

Y solo puedo tratar de especular cómo lo hizo.

Así que,

¿qué tal si a Beck lo conectáramos a un escanógrafo SPECT, algo que puede medir las funciones del cerebro?

En términos sencillos, las tres partes del cerebro: el lóbulo frontal, donde se enfoca la atención y concentración, el lóbulo temporal, donde se forman imágenes y se mantienen los recuerdos, y la parte posterior del cerebro, que contiene el cerebelo, que controla los movimientos; y el tronco encefálico, donde se tienen las funciones básicas de mantenimiento como el latido cardiaco y la respiración.

Cortemos el cerebro por aquí, e imaginen que Beck está conectado al escanógrafo SPECT.

Este mide el flujo dinámico sanguíneo, y así el flujo de energía en el cerebro.

Aquí tienen la corteza prefrontal coloreada de rojo.

Este es un escan bien distribuido.

Tienen la sección del medio, donde el lóbulo temporal podría estar, aquí, y la parte posterior, donde están las funciones de mantenimiento.

Este es aproximadamente un escan normal, que muestra la energía distribuida equilibradamente.

Ahora, ven esta y pueden ver cómo los lóbulos frontales están más coloreados.

Esto pudo ser lo que Beck experimentó cuando se dio cuenta de que estaba en peligro.

Puso toda su atención en salir del problema.

Estas partes del cerebro están calmadas.

No está pensando en su familia o alguien más en este momento, y está trabajando fuertemente.

Está tratando de mover sus músculos y salir de esto.

Bien.

Pero, está perdiendo por aquí.

Está quedándose sin energía.

Está demasiado frío.

No puede mantener su calor metabólico.

Y ven, no hay más rojo aquí.

Su cerebro se está aquietando.

Aquí colapsa en la nieve.

Todo está calmado.

Hay muy poco rojo alrededor.

Beck se está apagando.

Está muriendo.

Vamos al próximo escan, pero, en el caso de Beck, pueden ver que la parte media del cerebro, se está iluminando de nuevo, Está empezando a pensar en su familia.

Está empezando a tener imágenes que lo están motivando a levantarse.

Está desarrollando energía en esa área a través de pensamientos.

Y así es como usa esos pensamientos y los convierte en acción.

Esta parte del cerebro es llamada corteza singular anterior.

Es un área en la que muchos de los neurocientíficos creen que se centra la voluntad.

Aquí se toman las decisiones, se desarrolla el querer hacer.

Y, pueden ver, cómo la energía fluye desde la parte media del cerebro, donde consigue las imágenes de su familia, en esta área, esto es lo que motiva su deseo.

Se está poniendo más cada vez hasta el punto en que realmente se convierte en un factor motivante.

Él va a desarrollar suficiente energía en ésta área, después de un día, una noche y otro día, para realmente motivarse a levantarse.

Y pueden observar aquí, comienza a recibir más energía en su lóbulo frontal.

Está comenzando a enfocarse.

Se puede concentrar ahora, Está pensando qué puede hacer para sobrevivir, Esta energía ha sido transmitida hacia la parte frontal de su cerebro, y se aquí, pero está usando esa energía para pensar qué tiene que hacer para mantenerse vivo, Y luego, esta energía se está distribuyendo alrededor de sus áreas de pensamiento.

No está pensando en su familia, está motivándose a sí mismo.

Esta es la parte posterior, donde sus músculos empezarán a moverse, y se estará moviendo poco a poco.

Sus pulmones y corazón empezarán mejorar.

Así que, esto es lo que puedo especular que pudo haber sucedido si hubiéramos podido tomar una escanografía SPECT a Beck durante su épica travesía de supervivencia.

Aquí estoy cuidando a Beck a 6400 metros, sentí que lo que estaba haciendo era nada comparado con lo que él había por sí mismo.

Esto muestra lo que el poder de la mente puede hacer.

Él estaba muy enfermo al igual que otros.

Por suerte, pudimos hacer que un helicóptero, rescatara estos hombres.

Un helicóptero subió a 6400 metros es el helicóptero que ha subido más alto en una misión de rescate en la historia.

Pudo aterrizar en la nieve, tomar a Beck y otros sobrevivientes, uno a uno, y llevarlos a una clínica en Katmandú, antes de que nosotros regresáramos al campamento base.

Esto es en el campamento base, en uno de los campamentos, donde algunos de los escaladores se perdieron.

Tuvimos un ceremonia allí unos días después.

Estos son sherpas prendiendo fuego a ramas de junípero Ellos piensan que el humo del junípero es sagrado.

Y los escaladores se pararon alrededor en las rocas altas y hablaron sobre los escaladores perdidos cerca del pico, mirando hacia la montaña, realmente, para hablarles directamente.

Fueron 5 los escaladores perdidos allí.

Este era Scott Fischer, Rob Hall, Andy Harris, Doug Hansen, y Yasuko Namba.

Y otro escalador que pudo haber muerto allí, pero que no lo hizo, y ese es Beck Weathers.

Sobrevivió porque fue capaz de generar esa voluntad increíble, que fue capaz de usar el poder de su mente para sobrevivir.

Estas son banderas tibetanas.

Estos sherpas creen que si escribes oraciones en las banderas, el mensaje llegará a los dioses, y ese año, el mensaje de Beck recibió respuesta.

Gracias
(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/ken_kamler_medical_miracle_on_everest/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *