La lengua humana

 




 



Lengua y musculatura palatina.

En la mucosa lingual existe un surco en forma de V en cuyo vértice se localiza el foramen ciego que divide la lengua en dos tercios anteriores y un tercio posterior.

La mucosa de los dos tercios anteriores está tapizada por papilas filiformes(lasmásnumerosas),fungiformes y foliáceas. Paralelamente al surco terminal se encuentran las papilas caliciformes en número entre 9 y 12, con sus glándulas de von Ebner.

Las cuatro cualidades básicas del sentido del gusto se reparten de la siguiente forma en la mucosa lingual: los estímulos dulces se recogen sobre todo en la punta de la lengua, los ácidos en el borde lateral, los amargos en la parte posterior (incluido la V lingual) y los salados en el borde lateral de la lengua, entre la punta de la misma y la zona para el sabor ácido, solapándose entre ambas.

La lengua humana
La lengua humana

La musculatura de la lengua

La musculatura de la lengua está formada por dos grupos de músculos:




• Musculatura extrínseca: hiogloso, estilogloso, geniogloso y palatogloso, que conectan la lengua con hioides, proceso estiloides, mandíbula y paladar, respectivamente.

• Musculatura intrínseca: orientada en los planos vertical, longitudinal y transversal, en dos masas separadas en la línea media por un tracto fibroso.

 

Sensibilidad de la lengua

Sensibilidad gustativa de la lengua. Todos estos músculos están inervados por el n. hipogloso (XII par craneal), salvo el palatogloso que lo está por el X par craneal.

El músculo palatogloso es el que forma el pilar anterior de las fauces, mientras que el palatofaríngeo forma el pilar posterior. Otros músculos palatinos son el uvular, el elevador del paladar y el tensor del velo del paladar.

Todos los músculos palatinos son inervados por el X par craneal a excepción del tensor del paladar, inervado por el nervio trigémino (V par craneal).




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




: .