Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Nina Jablonski rompe la ilusión del color de piel – Charla TED2009

Nina Jablonski rompe la ilusión del color de piel – Charla TED2009

Charla «Nina Jablonski rompe la ilusión del color de piel» de TED2009 en español.

Nina Jablonski dice que los diferentes colores de piel son simplemente la adaptación de nuestros cuerpos a variados climas y niveles de exposición UV. Charles Darwin estaba en desacuerdo con esta teoría, pero ella explica que fué porque él no tuvo acceso a la NASA.

  • Autor/a de la charla: Nina Jablonski
  • Fecha de grabación: 2009-02-05
  • Fecha de publicación: 2009-07-17
  • Duración de «Nina Jablonski rompe la ilusión del color de piel»: 888 segundos

 

Traducción de «Nina Jablonski rompe la ilusión del color de piel» en español.

Interesantemente, Charles Darwin nació como un hombre de pigmentación muy leve, en un mundo con pigmentación de moderada a oscura.

Durante su vida, Darwin tuvo grandes privilegios.

Vivió en un hogar bastante adinerado.

Fue criado por padres que lo apoyaron mucho.

Y cuando estaba en sus 20 se embarcó en un extraordinario viaje en la nave Beagle.

Y durante viaje, vio cosas extraordinarias.

Una enorme diversidad de plantas, animales y humanos.

Y las observaciones que hizo en esa travesía épica, eventualmente fueron destiladas en su maravilloso libro, Sobre el Origen de las Especies, publicado hace 150 años.

Ahora, lo más interesante y hasta cierto punto, lo más infame sobre El Origen de Las Especies, es que le dedica únicamente una linea a la evolución humana.

Se arrojará luz sobre el origen del hombre y su historia.

No fue sino hasta mucho después, mucho más tarde, que Darwin realmente habló y escribió sobre los humanos.

Durante sus años de viajar en el Beagle, y de escuchar los recuentos de exploradores y naturalistas, él sabía que el color de la piel era una de las formas más importantes en que la gente variaba.

Y él estaba interesado en el patrón del color de la piel.

Sabía que los pueblos de pigmentos oscuros se encontraban cerca del ecuador.

Los pueblos de pigmentos claros, como él mismo, se encontraban mas cerca de los polos.

¿Y qué pensó él de todo esto? Pues no escribió nada de esto en el Origen de las Especies.

Pero mucho después, en 1871, sí tuvo algo que decir sobre eso.

Y fue muy curioso.

Decía, «De todas las diferencias entre las razas de hombres, el color de la piel es la más conspícua y una de las más marcadas».

Y continuó diciendo, «Estas diferencias no coinciden con diferencias correspondientes en el clima».

Él había viajado por todas partes.

Había visto gente de diferentes colores viviendo en diferentes lugares.

Y aún así rechazaba la idea de que la pigmentación de la piel humana estuviera relacionada al clima.

Si tan solo Darwin viviera hoy.

Si tan solo Darwin tuviera a la NASA.

Una de las cosas maravillosas que hace la es que coloca una variedad de satélites que detectan todo tipo de cosas interesantes sobre nuestro ambiente.

Y por muchas décadas ya ha habido una serie de satélites TOMS que recogieron datos sobre la radiación de la superficie de la tierra Estos datos del satélite TOMS 7, muestran el promedio anual de radiación ultravioleta en la superficie terrestre.

Las areas rosadas y rojas, muy calientes son las partes del mundo que reciben la mayor cantidad de rayos UV al año.

Los colores más frios, azules, verdes, amarillos y finalmente grises, indican áreas de radiación UV mucho menor.

Lo significativo de la historia de la pigmentación humana es cuánto del hemisferio Norte está en esta zonas frías grises.

Esto tiene muchas implicaciones para nuestro entendimiento de la evolución de la pigmentación de la piel.

Y lo que Darwin no pudo apreciar, o tal vez no quiso apreciar en aquél entonces, es que había una relación fundamental entre la intensidad de la radiación ultravioleta y la pigmentación de la piel.

Y que la propia pigmentación de la piel era un producto de la evolución.

Así que cuando vemos un mapa del color de piel, y color de piel predicho, como lo conocemos hoy en día, lo que vemos es una hermosa degradación desde las pigmentaciones más oscuras en el ecuador, a las más claras hacia los polos.

Lo más importante es que los primeros humanos evolucionaron en entornos de alto UV, en el África ecuatorial.

Los primeros miembros de nuestro lineaje, los genus Homo, tenían pigmentación oscura.

Y todos compartimos esta increíble de haber sido originalmente de pigmentación oscura, hace entre dos millones y uno y medio de años.

¿Qué sucedió en nuestra historia? Primero veamos al relación de la radiación UV con la superficie terrestre.

En los primeros días de nuestra evolución, viendo el ecuador, fuimos bombardeados con altos niveles de radiación.

La UVC, el tipo más energético, fue repelida por la atmósfera terrestre.

Pero los UVB y UVA especialmente, entraban sin problemas.

La UVB resulta ser increiblemente importante.

Es muy destructiva.

Pero también cataliza la producción de vitamina D en la piel.

La vitamina D es una molécula que necesitamos para nuestros huesos fuertes, la salud del sistema inmune, y muchas otras funciones importantes de nuestros cuerpos.

Así que, al vivir en el ecuador, tuvimos mucha radiación ultravioleta y la melanina, este compuesto polimeroso antiguo, maravilloso y complejo en nuestra piel, funcionó como un excelente protector natural.

Este polímero es sorprendente porque está presente en muchos organismos diferentes.

La melanina, en varias formas, probablemente ha estado en la Tierra mil millones de años.

Y ha sido reclutada una y otra vez por la evolución, como a menudo sucede.

¿Por qué cambiarla si funciona? Entonces la melanina fue reclutada, en nuestro linaje, especificamente en nuestros ancestros evolucionando en África, para ser un protector solar natural.

Donde protegía el cuerpo de las degradaciones por radiación UV, la destrucción o daño del ADN, y la descomposición de una molécula muy importante llamada folato, que ayuda a impulsar la producción, y la reproducción celular en el cuerpo.

Es fascinante.

Evolucionamos este maravilloso y protector recubrimiento de melanina.

Pero entonces nos mudamos.

y los humanos se dispersaron, no una sino dos veces.

Mudanzas importantes, fuera de nuestro hogar ecuatorial, de África a otras partes del viejo mundo, y más recientemente, en el Nuevo Mundo.

Cuando los humanos se dispersaron a estas latitudes, ¿Qué enfrentaron? las condiciones eran bastante más frias, pero también menos intensas con respecto a los rayos UV.

Así que si estamos en el hemisferio Norte, observen lo que pasa con la radiación UV.

Aún recibimos una dosis de UVA.

Pero toda la UVB, o casi toda, se disipa en el espesor de la atmósfera.

En invierno, cuando esquíes en los Alpes, puede que experimentes radiación UV.

Pero toda es UVA, y esa UVA no tiene ninguna habilidad significativa de producir vitamina D en tu piel.

Así que la gente que habitaba ambientes del hemisferio Norte, fue despojada del potencial para hacer vitamina D en su piel, la mayoría de año.

Esto tuvo consecuencias tremendas para la evolución de la pigmentación de la piel.

Lo que sucedió fue que, para asegurar la salud y bienestar, estos linajes de gente que se dispersaron en el hemisferio Norte, perdieron su pigmentación.

Hubo selección para la evolución de la piel pigmentada.

Aquí comenzamos a ver la evolución del hermoso arcoiris sepia que ahora caracteriza a toda la humanidad.

La piel pigmentada no evolucionó sólo una vez, ni dos, sino probablemente tres veces.

No sólo en los humanos modernos, sino también en uno de nuestros ancestros distantes, los Neandertales.

Una muestra muy notable del poder de la evolución.

Los humanos han estado moviéndose por mucho tiempo.

Y sólo en los últimos 5000 años, a mayor velocidad, sobre mayores distancias.

Aquí están algunos de los movimientos más grandes de gente, movimientos voluntarios, en los últimos 5000 años.

Observen algunas de las grandes transgreciones latitudinales.

Gente de areas de alta radiación UV yendo a zonas de baja radiación, y viceversa.

No todos estos desplazamientos fueron voluntarios.

Entre 1520 y 1867, 12 millones y medio de personas fueron desplazados de zonas de alta radiación a zonas de baja radiación, en el tráfico de esclavos trasatlántico.

Esto tuvo muchas y desagradables consecuencias sociales.

Pero también tuvo consecuencias dañinas para la salud de la gente.

¿Y qué? Hemos estado en desplazamiento.

Somos tan astutos que podemos superar todos estos aparentes impedimentos biológicos.

Bueno, muchas veces desconocemos el hecho de que vivimos en ambientes en los que nuestra piel está pobremente adaptada.

Algunos de nosotros con piel pigmentada vivimos en zona de alta radiación UV.

Algunos con piel oscuramente pigmentada vivimos en zonas de baja radiación.

Esto tiene consecuencias tremendas para nuestra salud.

Debemos, si somos de pigmentación leve, ser cuidadosos con el cancer de piel, y la destrucción del folato en nuestros cuerpos, debido al mucho sol.

Epidemiólogos y doctores han sido muy buenos en hablarnos sobre cómo proteger nuestra piel.

Lo que no han hecho tan bien en instruir a la gente, es sobre el problema de la gente de pigmentación oscura viviendo en áreas de alta latitud, o trabajando en interiores todo el tiempo.

Porque el problema ahí es igual de severo.

Pero es más siniestro.

Porque la deficiencia de Vitamina D, debido a la falta de radiación ultravioleta B, es un gran problema.

La deficiencia de Vitamina D actua sigilosamente, y causa muchos problemas de salud en los huesos, a la depresión gradual del sistema inmune, o pérdida de funciones inmunes, y probablemente algunos problemas de estado de ánimo y salud, su salud mental.

Entonces tenemos, en la pigmentación de piel, un maravilloso producto de la evolución, que aún tiene consecuencias para nosotros hoy día.

Y las consecuencias sociales, ya sabemos, son increiblemente profundas.

Vivimos en un mundo donde tenemos gente de pigmentación clara y oscura viviendo al unos cerca de otros.

Pero a menudo entran en proximidad como resultado de interacciones sociales injustas.

¿Cómo podemos superar esto? ¿Cómo comenzamos a entenderlo? La evolución nos ayuda.

200 años después del nacimiento de Darwin, tenemos el primer presidente de los EE.UU.

moderadamente pigmentado.

(Aplausos) ¡Cuán genial es eso! (Aplausos) Este hombre es significativo por muchas razones.

Pero tenemos que pensar en cómo se compara, en materia de su pigmentación, con otra gente en la Tierra.

Él, como una entre muchas poblaciones urbanas y mixtas, es muy emblematico de un parentezco mixto, una pigmentación mixta.

Y el se asemeja, cercanamente, a gente con moderada pigmentación que vive en Africa del Sur, o el Sureste asiático.

Esta gente tiene un tremendo potencial para broncearse, desarrollar más pigmentos en su piel, como resultado de la exposición al sol.

También corren el riesgo de la deficiencia de Vitamina D, si tienen trabajos de oficina, como él.

Así que deseémosle muy buena salud, y conciencia de su propia pigmentación.

Ahora, lo maravilloso de la evolución de la pigmentación de piel humana, y el fenómeno de la pigmentación, es que es la demostración, la evidencia, de la evolución por selección natural, en nuestro propio cuerpo.

Cuano la gente pregunta «¿Cuál es la evidencia de la evolución?» No es necesaio pensar en ejemplos exóticos, o fósiles.

Basta con ver tu propia piel.

Darwin, pienso, hubera apreciado esto, aunque haya despreciado la importancia del clima en la evolución de la pigmentación, durante su vida.

Pienso que si pudiera ver la evidencia que tenemos hoy día, la entendería.

La apreciaría.

Y principalmente, la enseñaría.

Ustedes pueden enseñarla.

Pueden tocarla.

Pueden entenderla.

Sácenla de esta sala.

Tomen su color de piel, y celébrenlo.

Hagan correr la voz.

Tienen la evolución de la historia de nuestra especie, una parte, escrita en la piel.

Entiéndanla.

Aprécienla.

Celébrenla.

Salgan.

¿No es hermoso? ¿No es maravilloso? Ustedes son el producto de la evolución.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/nina_jablonski_skin_color_is_an_illusion/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *