Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Paul Romer: ¿La primera ciudad bajo estatuto del mundo? – Charla TED2011

Paul Romer: ¿La primera ciudad bajo estatuto del mundo? – Charla TED2011

Charla «Paul Romer: ¿La primera ciudad estatuto del mundo?» de TED2011 en español.

En el 2009, Paul Romer dio a conocer la idea de una «ciudad estatuto»; un nuevo tipo de ciudad con reglas que impulsen la democracia y el comercio. Este año, en TED2011, cuenta la historia de cómo podría llegar a existir una de estas ciudades en Honduras… gracias a un poquito de ayuda de su charla TEDTalk anterior.

  • Autor/a de la charla: Paul Romer
  • Fecha de grabación: 2011-03-03
  • Fecha de publicación: 2011-06-09
  • Duración de «Paul Romer: ¿La primera ciudad estatuto del mundo?»: 553 segundos

 

Traducción de «Paul Romer: ¿La primera ciudad estatuto del mundo?» en español.

En el año 2007 decidí que teníamos que reconsiderar cómo pensamos acerca del desarrollo económico.

Nuestro nuevo objetivo debería ser que cuando cada familia piense dónde quiere ir a vivir y trabajar, tenga la posibilidad de elegir entre al menos un puñado de ciudades diferentes que estén compitiendo para atraer a nuevos residentes.

Bueno, en este momento estamos lejos de ese objetivo.

Hay miles de millones de personas en países en desarrollo que no cuentan con una sola ciudad dispuesta a recibirlos.

Pero lo sorprendente de las ciudades es que valen mucho más que su costo de construcción.

Así que fácilmente podríamos entregarle al mundo decenas, quizás cientos, de nuevas ciudades.

Bueno, esto les puede sonar absurdo si nunca han pensado acerca de nuevas ciudades.

Pero simplemente reemplácenlas por edificios de apartamentos.

Imaginen que la mitad de los que quisieran vivir en apartamentos ya fueran propietarios y que a la otra mitad aún le faltara para lograrlo.

Podrían tratar de aumentar la capacidad haciendo ampliaciones en todos los edificios existentes.

Pero ustedes saben que el problema que enfrentarían es que esos edificios y las áreas que los rodean tienen normas para evitar las molestias y las distracciones de la construcción.

Así que sería muy difícil hacer todas esas ampliaciones.

Pero podrían ir a un lugar totalmente nuevo, construir un edificio de apartamentos totalmente nuevo, siempre y cuando las normas de ese lugar faciliten la construcción en vez de ponerle trabas.

Así que propuse que los gobiernos creasen nuevas zonas de reforma suficientemente grandes para contener ciudades y les di un nombre: ciudades estatuto.

Más tarde me enteré de que más o menos al mismo tiempo, Javier y Octavio estaban pensando en el desafío de reformar Honduras.

Sabían que cada año alrededor de 75 000 hondureños saldrían de su país para ir a los Estados Unidos, y querían preguntar qué podían hacer para asegurarse de que esas personas pudieran quedarse y hacer esas mismas cosas en Honduras.

Y en un momento dado, Javier le dijo a Octavio: «

¿Qué pasaría si tomáramos terrenos despoblados; y simplemente se los diéramos a una embajada –darle un poco a la embajada de EE.UU., otro a la de Canadá– y así, si la gente quiere ir a trabajar las normas de Canadá o las de Estados Unidos, puede ir a buscar trabajo, hacer sus vidas en esos terrenos de las embajadas, sin tener que ir a Canadá o a los EE.UU.

para hacerlo?

» En el verano del 2009 Honduras pasó por una crisis constitucional desgarradora.

En las siguientes elecciones regulares, Pepe Lobo se impuso avasalladoramente con una plataforma en la cual prometía reformas y al mismo tiempo reconciliación.

Le pidió a Octavio que fuera su jefe de gabinete.

Mientras tanto, yo me estaba preparando para dar una charla en TEDGlobal.

A través de un proceso de perfeccionamiento, ensayo y error y una gran cantidad de pruebas con usuarios, traté de reducir este concepto de ciudades estatuto a sus ideas más esenciales.

El primer punto fue la importancia de las normas, como esas normas que dicen que no se puede ir y molestar a todos los actuales residentes de apartamentos.

Prestamos mucha atención a las nuevas tecnologías, pero se necesita tanto de tecnologías como de normas para progresar.

Y usualmente son las normas las que nos impiden avanzar.

En el otoño del 2010, un amigo de Guatemala le envió a Octavio un enlace con el TEDTalk.

Se lo mostró a Javier.

Ellos me llamaron.

Me dijeron: «Presentémosle esto a los líderes de nuestro país.» Así que en diciembre nos reunimos en Miami, en una sala de conferencias de un hotel.

Traté de explicarles este punto acerca de lo valiosas que son las ciudades, mucho más valiosas que su costo monetario.

Y usé esta imagen que muestra el valor de los terrenos en un lugar como Nueva York.

Fíjense; terrenos que, en algunos casos, valen miles de dólares por metro cuadrado.

Pero era una discusión bastante abstracta y en algún momento, cuando hubo una pausa, Octavio dijo: «Paul, tal vez podríamos ver el video de la charla TEDTalk.»
(Risas)
Y la charla describía en términos muy simples que una ciudad estatuto es un lugar donde se comienza con terrenos despoblados, un estatuto que especifica las reglas que se aplicarán allí y una opción para que las personas puedan elegir si quieren ir o no a vivir bajo esas normas.

Así que el presidente de Honduras me llamó, y me dijo que teníamos que hacer este proyecto, esto es importante, este podría ser el camino para que nuestro país avance.

Me pidió que fuera a Tegucigalpa y hablara de nuevo el 4 y 5 de enero.

Así que presenté otra charla llena de datos, la cual incluía una imagen como esta, que trataba de explicar que para generarle mucho valor a una ciudad, esta tiene que ser muy grande.

Esta es una foto de Denver y la línea blanca es el nuevo aeropuerto que se construyó en Denver.

Solo este aeropuerto cubre más de 100 kilómetros cuadrados.

Así que estaba tratando de convencer a los hondureños de que para construir una nueva ciudad, hay que empezar con un sitio que mida por lo menos 1 000 kilómetros cuadrados.

Eso es más de 100 000 hectáreas.

Todo el mundo aplaudió cortésmente.

Los rostros del público estaban muy serios y atentos.

El líder del congreso se acercó a la plataforma y dijo: «Profesor Romer, muchas gracias por su charla, pero tal vez podríamos ver el video de la charla TEDTalk.

Lo tengo aquí en mi computador.» Así que me senté y mostraron el TEDTalk.

Y este explicaba lo esencial; que una nueva ciudad puede ofrecer nuevas opciones para la gente.

Habría una opción de una ciudad a la que podrían ir que podría estar en Honduras, en vez de cientos de kilómetros de distancia hacia el Norte.

Y también incluiría nuevas opciones para los líderes.

Porque los líderes del gobierno de Honduras necesitarían ayuda de países asociados, podrían beneficiarse de los países asociados que les ayudarían a establecer y hacer cumplir las normas del estatuto, para que todos pudieran confiar en que el estatuto efectivamente se cumpla.

Y lo que el presidente Lobo pensó fue que esa garantía de ejecución que yo estaba considerando como una manera de atraer a los inversionistas extranjeros para que construyeran la ciudad podría ser igual de importante para todos los partidos en Honduras que habían sufrido durante tantos años por el temor y la desconfianza.

Fuimos y vimos un sitio.

Esta foto es de allí.

Podría abarcar fácilmente unos mil kilómetros cuadrados.

Y poco después, el 19 de enero, votaron en el Congreso para enmendar su Constitución y agregar una disposición constitucional que permitiera crear estas regiones especiales de desarrollo.

En un país que acababa de pasar por esta crisis dolorosa, la votación en el Congreso a favor de esta enmienda constitucional fue de 124 a uno.

Todos los partidos, todas las facciones en la sociedad, la respaldaron.

Para incluirse en la Constitución, se tiene que aprobar dos veces en el Congreso.

El 17 de febrero se aprobó otra vez en otra votación, de 114 a uno.

Inmediatamente después de la votación, del 21 al 24 de febrero, una delegación de unos 30 hondureños fue a los dos lugares en el mundo que están más interesados ​​en participar en la construcción de ciudades.

Uno de ellos es Corea del Sur.

Esta es una foto de un nuevo gran centro de la ciudad que se está construyendo en Corea del Sur; es más grande que el centro de Boston.

Todo lo que se ve allí se construyó en cuatro años, después de que pasaron cuatro años consiguiendo los permisos.

El otro país interesado en la construcción de ciudades es Singapur.

De hecho, ya han construido dos ciudades en China y se están preparando para una tercera.

Y si piensan sobre esto de modo práctico, este es el punto donde estamos.

Ellos tienen un sitio, y ya están pensando en un sitio para la segunda ciudad.

Están preparando un sistema legal que permitiría que los administradores vinieran, y a la vez permitiría operar bajo un sistema jurídico externo.

Un país ya se ha comprometido a permitir que su Corte Suprema sea el tribunal de última instancia para este nuevo sistema judicial.

Hay urbanistas y constructores de ciudades que están muy interesados en el proyecto.

Incluso pueden conseguir algo de financiamiento.

Pero la única cosa que sabemos que ya han resuelto es que tienen un buen número de habitantes.

Hay muchas empresas que quisieran instalarse en las Américas, especialmente en un lugar con una de libre comercio, y hay mucha gente a la que le gustaría ir a vivir allí.

En el mundo hay 700 millones de personas que dicen que les gustaría cambiarse inmediatamente a otro lugar.

Hay un millón al año que sale de América Latina para ir a los Estados Unidos.

Muchos de ellos son padres que tienen que dejar atrás a su familia para ir a conseguir un trabajo; a veces son madres solteras que tienen que ganar el dinero para tan solo comer o comprar ropa.

Lamentablemente, a veces incluso hay niños que están tratando de reunirse con sus padres que no han visto, en algunos casos, en una década.

Entonces,

¿qué les parece pensar en la construcción de una nueva ciudad en Honduras?

¿O construir una docena de estas, o un centenar de estas por todo el mundo?

¿Qué les parece pensar en insistir para que las familias puedan elegir entre varias ciudades que están compitiendo para atraer a nuevos residentes?

Esta es una idea que vale la pena difundir.

Y mis amigos hondureños me pidieron que dijera: «Gracias TED».


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/paul_romer_the_world_s_first_charter_city/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *