Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Peter Ward sobre las extinciones en masa – Charla TED2008

Peter Ward sobre las extinciones en masa – Charla TED2008

Charla «Peter Ward sobre las extinciones en masa» de TED2008 en español.

Los impactos de asteroides centran toda la atención, pero el autor de la «Hipótesis de Medea», Peter Ward, argumenta que la mayoría de las extinciones en masa fueron causadas por humildes bacterias. El culpable, un veneno llamado sulfuro de hidrógeno, puede tener una aplicación interesante en medicina.

  • Autor/a de la charla: Peter Ward
  • Fecha de grabación: 2008-02-27
  • Fecha de publicación: 2009-01-27
  • Duración de «Peter Ward sobre las extinciones en masa»: 1181 segundos

 

Traducción de «Peter Ward sobre las extinciones en masa» en español.

Me gustaría empezar con esta película bella de cuando era niño.

Me encantan las películas de ciencia ficción.

Aquí está: «Regreso a la Tierra».

Confía en Hollywood para que salga bien.

Dos años y medio de producción.


(Risas)
Me refiero a que, incluso los creacionistas nos conceden seis mil años, pero Hollywood va más allá.

Y en esta película, vemos lo que creemos que está en el espacio exterior: platillos voladores y extraterrestres.

Cada mundo tiene un extraterrestre y cada mundo extraterrestre tiene un platillo volador, y se mueven a gran velocidad.

Extraterrestres.

Bueno, mi amigo Don Brownlee y yo finalmente llegamos al punto en el que nos cansamos de encender la tele y ver las naves espaciales y a los extraterrestres cada noche, y tratamos de escribir un argumento en contra y publicar realmente qué se necesita para que una Tierra sea habitable, para que un planeta sea una Tierra, para tener un lugar donde puedas probablemente tener no solo vida, sino complejidad, lo cual requiere una evolución enorme y por lo tanto unas condiciones constantes.

En el 2000 escribimos «Rare Earth».

En el 2003, preguntamos no pensemos dónde están las Tierras en el espacio, sino

¿cuánto tiempo la Tierra ha sido Tierra?

Si regresan a dos mil millones de años atrás, ya no están en un planeta semejante a la Tierra.

Lo que llamamos un planeta semejante a la Tierra es en realidad un período de tiempo muy corto.

Bueno, «Rare Earth» me enseñó muchísimo sobre conocer al público.

Justo después, me invitaron a una convención sobre ciencia ficción, y con gran entré.

David Brin me iba a contradecir en esto, y, al entrar, una multitud comenzó a abuchearme ostensiblemente.

Una niña vino y me dijo: «Mi papá dice que eres el demonio».

No puedes quitarle a la gente sus extraterrestres y pretender ser amigo de todo el mundo.

Bien, la segunda parte de eso, poco después…

y estaba hablando con Paul Allen; lo vi en la audiencia, y le di una copia de «Rare Earth».

Y Jill Tarter estaba allí, se volvió hacia mí, y me miró como esa chica en «El Exorcista».

Era, «¡me quema, me quema!» porque SETI no quiere oír esto.

SETI quiere que haya algo allí fuera.

Realmente aplaudo los esfuerzos de SETI, pero aún no hemos escuchado nada.

Realmente pienso que tenemos que empezar a pensar sobre qué es un buen planeta y qué no lo es.

Bien, añado esta diapositiva porque me indica que, incluso si SETI escucha algo,

¿podemos averiguar qué es lo que han dicho?

Porque pasé esta diapositiva por las dos inteligencias mayores de la Tierra, de Mac a PC, y ni siquiera puede poner las letras correctamente…


(Risas)

¿entonces cómo vamos a hablarle a los extraterrestres?

Si ellos están a 50 años luz, y si los llamamos, y tú bla, bla, bla, bla, y 50 años después regresa y dicen,

¿pueden repetir?

Me refiero a que, aquí lo tenemos.

El nuestro es un buen planeta porque puede albergar agua.

Marte es un mal planeta, pero es suficientemente bueno como para ir allá y vivir en su superficie si estamos protegidos.

Pero Venus en muy malo, el peor planeta.

A pesar de ser semejante a la Tierra, e incluso al principio de su historia pudo haber albergado vida semejante a la de la Tierra, pronto sucumbió a un efecto invernadero galopante…

una superficie de 800 grados centígrados…

a causa del aumento del dióxido de carbono.

Bien, sabemos por la Astrobiología que podemos predecir qué es lo va a pasar a nuestro planeta en concreto.

Ahora estamos en el mejor momento de la existencia, de al menos la vida en el planeta Tierra, tras la primera horrible era microbiana.

En la explosión cámbrica, la vida emergió de los pantanos, surgió la complejidad, y por lo que podemos decir, estamos a mitad de camino.

Tenemos tanto tiempo para que los animales existan en este planeta como tiempo llevan aquí, hasta que alcancemos la segunda era microbiana.

Y eso pasará, paradójicamente…

todo lo que escuchan acerca del calentamiento global…

cuando lleguemos a CO2 a 10 partes por millón, ya no vamos a tener plantas que puedan realizar alguna fotosíntesis y detrás van los animales.

Después tenemos probablemente siete mil millones de años.

El Sol incrementa su intensidad, su luminosidad, y finalmente, en torno a 12 mil millones de años después de su origen, la Tierra es consumida por un gran Sol, y esto es lo que queda.

Un planeta como el nuestro tiene una vida y una edad y la Tierra está en su mejor momento.

Pero hay dos destinos para todo,

¿cierto?

Muchos de ustedes van a morir de vejez, pero algunos de ustedes, de una manera horrible, van a morir en un accidente.

Y ese es el destino de un planeta, también.

La Tierra…

si tenemos suerte…

la impacta el cometa Hale-Bopp o es devastada por una supernova cercana en los próximos siete mil millones de años…

estaremos bien.

Pero,

¿qué me dicen de una muerte accidental?

Bien, los paleontólogos en los últimos 200 años han estado haciendo un seguimiento a la muerte.

Es extraño…

ni siquiera se pensaba en la extinción como concepto hasta que el barón Cuvier en Francia encontró este primer mastodonte.

No pudo compararlo con ningún en el planeta, y dijo, ¡Ajá! Está extinguido.

Y poco después, el registro de fósiles comenzó a ofrecer una muy buena idea sobre cuántas plantas y animales había habido desde que la vida compleja realmente comenzó a dejar un registro fósil muy interesante.

En ese complejo registro de fósiles ha habido tiempos en los que muchas de las cosas parecían morir muy rápido y los geólogos pioneros las llamaron «extinciones en masa».

A lo largo del tiempo se pensaba que era o un acto de Dios o quizás un cambio de clima largo y lento, y eso realmente cambió en 1980, en este afloramiento rocoso cerca de Gubbio, donde Walter Álvarez, tratando de averiguar cuál era la diferencia de tiempo entre estas rocas blancas, que guardaban criaturas del período cretácico, y las rocas rosas de arriba, que mantenían fósiles terciarios.

¿Cuánto tiempo se tardó en ir de un sistema al siguiente?

Lo que encontraron fue algo inesperado.

Encontraron en esta brecha, en medio, una capa de arcilla muy fina, y esa capa de arcilla, esta capa roja muy fina de aquí, está llena de iridio.

Y no solo iridio: está llena de esférulas vidriosas, y está llena de granos de cuarzo que han sido sometidos a enormes presiones: cuarzo de choque.

Bien, en esta diapositiva lo blanco es tiza y esta tiza ha sido depositada en un océano tibio.

La tiza misma esta compuesta de plancton que ha caído de la superficie del mar al fondo marítimo, Así que el 90% del sedimento aquí es el esqueleto de seres vivos, y entonces tienes esa capa roja de un milímetro de ancho, y luego roca negra.

Y la roca negra es el sedimento en el fondo del mar a falta de plancton.

Esto es lo que ocurre en una catástrofe de asteroides, porque eso es lo que fue esto, por supuesto.

Esto es el famoso K-T.

Un cuerpo de 10 kilómetros impactó en el planeta.

El impacto depositó esta fina capa por todo el planeta, y los dinosaurios murieron súbitamente, murieron estas hermosas amonitas, Leconteiceras aquí, y Celaeceras por acá y mucho más.

Quiero decir, debe ser cierto, porque hemos tenido dos películas taquilleras de Hollywood desde entonces, y este paradigma, desde 1980 hasta aproximadamente el 2000, cambió totalmente la opinión de los geólogos sobre las catástrofes.

Antes de eso, predominaba el paradigma del uniformismo: para cada cosa ocurrida en el planeta, en el pasado, hay procesos hoy en día que lo explicarán.

Pero no hemos sido testigos de un gran impacto de asteroides, por lo tanto esto es un tipo de nuevo catastrofismo, y llevó cerca de 20 años que el mundo científico finalmente hiciera frente a este hecho: sí, fuimos impactados; y sí, los efectos de ese impacto causaron una enorme extinción en masa.

Bien, hay cinco extinciones en masa enormes en los últimos 500 millones de años, llamadas las Cinco Grandes.

Se extienden desde hace 450 millones de años hasta la última, la K-T, número cuatro, pero la más grande de todas fue la P, o la extinción pérmica, a veces llamada la madre de todas las extinciones en masa.

Y cada una de éstas ha sido considerada posteriormente como impacto de cuerpos mayores.

¿Pero es esto cierto?

La más reciente, la pérmica, se consideró un impacto a causa de esta bella estructura en la derecha.

Este es un buckminsterfulereno, una molécula de carbono 60, porque parece uno de esos detestables domos geodésicos de mis amados finales de los sesenta.

Son llamadas «buckyesferas».

Con esta evidencia se sugirió que al final del Pérmico, hace 250 millones de años, nos impactó un cometa.

Y al impactar el cometa, la presión produce las buckyesferas, y captura pedacitos del cometa.

Helio-3: muy raro en la superficie de la Tierra, muy común en el espacio.

¿Pero es cierto?

En 1990, tras trabajar en la extinción K-T durante diez años, me fui a Sudáfrica para empezar a trabajar dos veces al año en el gran desierto Karoo.

Tuve la suerte de ver el cambio de esa Sudáfrica a la nueva Sudáfrica mientras iba año tras año.

Y trabajé en esta extinción pérmica, acampando cerca de este cementerio Boer durante meses.

Los fósiles son extraordinarios.

Saben, estás viendo a tus ancestros más antiguos.

Estos son reptiles semejantes a los mamíferos.

Son culturalmente invisibles.

No hacemos películas de ellos.

Éste es un gorgonopsido, o un gorgonops.

Éste en un cráneo de 18 centímetros de largo de un animal que medía probablemente 2 o 2 metros y medio, extendido como un lagarto, probablemente tenía una cabeza como la de un león.

Éste es el carnívoro mayor, el T-Rex de su tiempo.

Pero hay muchas cosas.

Éste es mi pobre hijo, Patrick.


(Risas)
Esto se llama abuso infantil paleontológico.

Quédate quieto, tú eres la escala.


(Risas)
Había cosas grandes entonces.

Cincuenta y cinco especies de reptiles semejante a los mamíferos.

Definitivamente, había comenzado la era de los mamíferos 250 millones de años atrás…

…y luego ocurrió una catástrofe.

Lo que viene después es la era de los dinosaurios.

Todo fue un error; no debió haber pasado, pero pasó.

Ahora, afortunadamente, este thrinaxodon, del tamaño de un huevo de zorzal de aquí esto es un cráneo que he descubierto justo antes de hacer esta foto…

un boli como escala, es bastante chiquito…

esto es en el Triásico Inferior, después del fin de la extinción en masa Pueden ver las órbitas y los dientecitos en la parte frontal.

De no haber sobrevivido, yo no estaría dando esta charla.

Si no hubieran sobrevivido, no estaríamos aquí; no hay mamíferos.

Así de pequeña es la diferencia: una especie sobrevive.

Bien,

¿podemos decir algo acerca del patrón de quién sobrevive y quién no?

Es una especie de final a esos 10 años de trabajo.

Lo que marca la diferencia…

la línea roja es la extinción en masa.

Pero tenemos sobrevivientes y cosas que consiguen salir adelante y resulta que salen adelante sobre todo los de sangre fría.

Los animales de sangre caliente reciben un gran golpe en este momento.

Los sobrevivientes que sí salen adelante dan lugar a este mundo de criaturas semejantes a los cocodrilos.

Todavía no hay dinosaurios; solo este lugar lento, saurio, escamoso, desagradable, pantanoso con un par de mamíferos chiquitos que se esconden en la periferia.

Y allí se esconderían durante 160 millones de años, hasta que fueron liberados por ese asteroide K-T.

¿Si no fue un impacto, entonces qué fue?

Para el qué, pienso, hay que regresar una y otra vez, al mundo Precámbrico, esa primera era microbiana, y los microbios continúan allí.

Nos odian por ser animales.

En realidad quieren que vuelva de nuevo su mundo.

Lo han intentado una y otra vez.

Esto me sugiere que la vida que causa estas extinciones en masa, porque lo hizo, es inherentemente anti-Gaia.

Esta idea de Gaia, que la vida mejora el mundo…

¿alguien que haya estado en una autopista un viernes por la tarde en Los Ángeles cree en la Teoría de Gaia?

No.

Entonces, supongo que hay una alternativa, y que la vida en realidad trata de producir su propio fin…

no conscientemente, pero lo hace.

Esta es el arma, parece, es la que lo hizo en los últimos 500 millones de años.

Hay microbios que, a través de su metabolismo, producen sulfuro de hidrógeno en grandes cantidades.

El sulfuro de hidrógeno es mortal para nosotros los humanos.

Una pequeña cantidad de 200 partes por millón es letal.

Sólo hay que ir al Mar Negro y a algunos otros lugares…

algunos lagos…

acercarse y encontrarán que el agua se torna púrpura.

Se vuelve púrpura por la presencia de numerosos microbios que necesitan luz solar y sulfuro de hidrógeno, podemos detectar su presencia hoy…

los podemos ver…

pero también podemos detectar su presencia en el pasado.

Los últimos tres años han visto un enorme avance en un nuevo campo.

Yo estoy casi extinguido…

soy un paleontólogo que colecciona fósiles.

Pero la nueva ola de paleontólogos…

mis estudiantes de postgrado, coleccionan biomarcadores.

Recogen el sedimento, extraen el petróleo del sedimento y de eso pueden producir compuestos que resultan ser muy específicos respecto a grupos microbianos concretos.

Los lípidos son muy resistentes, por eso pueden preservarse en sedimento y duran los cientos de millones de años necesarios, hasta ser extraídos y decirnos quién estuvo allí.

Y sabemos quién estuvo allí.

Al final del Pérmico, en muchos de estos límites de extinciones en masa, encontramos esto: isoremieratenos.

Es muy específico.

Solo ocurre si la superficie del océano no tiene oxígeno, y está totalmente saturada con sulfuro de hidrógeno…

suficiente, por ejemplo, para separarse de la solución.

Esto llevó a Lee Kump, y otros de Penn State y mi grupo, a proponer lo que llamo la hipótesis de Kump: muchas de las extinciones en masa fueron causadas por la reducción de oxígeno, aumento del CO2.

Y el peor efecto del calentamiento global resulta ser el sulfuro de hidrógeno producido en los océanos.

Bueno,

¿cuál es la fuente de esto?

En este caso, la fuente una y otra vez ha sido los basaltos de inundación.

Esta es una vista de la Tierra ahora, si extraemos mucho de ella.

Parecen bombas de hidrógeno; en realidad, los efectos son aún peores.

Esto es cuando el material del fondo de la Tierra sube a la superficie, se extiende por toda la superficie del planeta.

Bien, no es la lava lo que aniquila todo, es el dióxido de carbono que la acompaña.

No son Volvos; son volcanes.

Pero el dióxido de carbono es el dióxido de carbono.

Estos son los nuevos datos que Rob Berner, de Yale, y yo hemos recopilado y lo que tratamos de hacer ahora es rastrear la cantidad de dióxido de carbono en el registro mineral completo…

y podemos hacerlo a partir de diferentes métodos…

y poner todas las líneas rojas aquí, cuando éstas, a las que llamo extinciones en masa de efecto invernadero, tuvieron lugar.

Hay dos cosas aquí que me resultan muy evidentes, estas extinciones tienen lugar cuando el CO2 está aumentando.

pero lo segundo que aparece aquí: la Tierra nunca ha estado cubierta de hielo cuando hemos tenidos mil partes por millón de CO2.

Estamos a 380 y subiendo.

Deberemos llegar a mil en tres siglos a lo sumo, pero mi amigo David Battisti en Seattle dice que será en cien años.

Por lo tanto, adiós a los casquetes de hielo, y hola a la subida de 70 metros del nivel del mar.

Yo vivo en una casa con vistas al mar ahora; voy a tener una casa a la orilla del mar pronto.

Bien,

¿cuál es la consecuencia?

Los océanos probablemente se volverán púrpura.

Y pensamos que ésta es la razón de que la complejidad tardara tanto en ocurrir en el planeta Tierra.

Tuvimos estos océanos de sulfuro de hidrógeno durante muchísimo tiempo.

Evitaron la existencia de vida compleja.

Sabemos que el sulfuro de hidrógeno está erupcionando actualmente en algunos lugares del planeta.

Añado esta diapositiva…

éste soy yo, hace dos meses…

e inserto esta diapositiva porque aparece mi animal favorito, el nautilus emperador.

Está en el planeta desde el surgimiento de los animales, hace 500 millones de años.

Este es un experimento de rastreo y, si algún submarinista quiere implicarse, este es uno de los proyectos más interesantes que ha habido, esto es fuera de la Gran Barrera de Coral.

Y mientras hablamos ahora, estos nautilus nos están mostrando su comportamiento.

Pero la verdad es que de vez en cuando los submarinistas podemos tener dificultades, así que voy a hacer un pequeño experimento mental.

Éste es un gran tiburón blanco que se comió alguna de mis trampas.

Tiramos de él, aquí está.

Luego, está allí conmigo por la noche, así que estoy nadando y se lleva mi pierna.

Estoy a 80 millas de la orilla,

¿qué me va a pasar?

Pues me muero.

Cinco años atrás, esto es lo que espero que me pase: me llevan de nuevo al bote, me dan una máscara de gas.

80 partes por millón de hidrógeno de sulfuro.

Luego me sumergen en un estanque frío.

Me enfrían 15 grados y me llevan a cuidados intensivos.

Y pude hacerlo porque los mamíferos hemos pasado por una serie de episodios relacionados con el sulfuro de hidrógeno y nuestros cuerpos se han adaptado.

Y ahora podemos usar esto como lo que creo será un gran avance médico.

Él es Mark Roth.

Ha sido financiado por DARPA.

Intentó encontrar una forma de salvar a los soldados estadounidenses heridos en la guerra.

Desangra unos cerdos.

Pone en 80 partes por millón sulfuro de hidrógeno…

lo mismo que sobrevivió a esas extinciones en masa anteriores…

y transforma un mamífero en un reptil.

«Pienso que estamos viendo en esta respuesta el resultado de mamíferos y reptiles que han sido sometidos una serie de exposiciones al H2S».

Recibí este correo electrónico suyo hace dos años.

Decía «Creo que tengo una respuesta para alguna de tus preguntas».

Ha hecho un experimento con ratones durante cuatro horas, a veces seis, y estos son los nuevos datos que me envió de camino hacia aquí.

En la parte superior, el registro de la temperatura de un ratón que se ha sometido al test las líneas de puntos, las temperaturas.

Entonces, la temperatura comienza a 25 centígrados, y sigue bajando, sigue bajando.

Seis horas después, la temperatura sube.

Ahora, al mismo ratón se le han dado 80 partes por millón de sulfuro de hidrógeno en este gráfico de línea continua, y observen lo que le pasa a su temperatura.

Su temperatura baja.

Baja a 15 grados centígrados desde 35, y sale de esto perfectamente bien.

Ésta es una manera en la que podemos llevar a la gente a cuidados intensivos.

Es como llevar un paciente a temperaturas bien bajas hasta llegar a cuidados intensivos.

Bien, todos ustedes están pensando, vale,

¿y el tejido cerebral?

Y este es uno de los más grandes desafíos que veremos.

Tienes un accidente.

hay dos opciones: morir o tomar el sulfuro de hidrógeno y, digamos, el 75% de ti se salva, mentalmente.

¿Qué harías?

¿Tenemos todos un botoncito que dice, «Dejadme morir»?

Este es el futuro, y pienso que va a ser una revolución.

Vamos a salvar vidas, pero va a haber un costo para hacerlo.

La nueva perspectiva sobre las extinciones en masa es, sí, fuimos impactados, y, sí, tenemos que pensar a largo plazo, porque vamos a ser impactados nuevamente.

Pero hay un peligro mucho peor delante de nosotros.

Podemos regresar fácilmente al mundo de sulfuro de hidrógeno.

Dennos unos cuantos milenios…

y los humanos deberíamos durar esos pocos milenios…

¿pasará nuevamente?

Si continuamos, pasará de nuevo.

¿Cuántos de nosotros volamos hasta aquí?

¿Cuántos de nosotros ha agotado su cuota de Kyoto simplemente con volar este año?

¿Cuántos de nosotros la hemos excedido?

Sí, yo sin duda la he excedido.

Tenemos un gran problema que afrontar como especie.

Tenemos que derrotarlo.

Quiero poder regresar a este arrecife.

Gracias.


(Aplausos)
Chris Anderson: Solo tengo una pregunta para ti, Peter.

Si te estoy entendiendo bien,

¿lo que estás diciendo aquí es que tenemos en nuestros propios cuerpos una respuesta bioquímica al sulfuro de hidrógeno que en tu opinión prueba que han habido extinciones en masa anteriores debido al cambio climático?

Peter Ward: Sí, cada una de nuestras células puede producir minúsculas cantidades de sulfuro de hidrógeno en importantes.

Esto es lo que Roth ha descubierto.

Por lo tanto, lo que estamos viendo ahora:

¿deja una señal?

¿Deja una señal en el o en las plantas?

Volvemos al registro fósil y podríamos tratar de detectar cuántas han ocurrido en el pasado.

CA: Es al mismo tiempo una técnica médica increíble, pero también aterradora…

PW: Bendición y maldición.

https://www.ted.com/talks/peter_ward_a_theory_of_earth_s_mass_extinctions/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *