Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Robert Hammond: Construyendo un parque en el cielo. – Charla TED2011

Robert Hammond: Construyendo un parque en el cielo. – Charla TED2011

Charla «Robert Hammond: Construyendo un parque en el cielo.» de TED2011 en español.

New York planeaba tirar abajo la High Line, una vía férrea en altura en Manhattan, cuando Robert Hammond y unos amigos sugirieron: ¿por qué no hacerla un parque? Nos comparte cómo sucedió en esta de activismo cultural local.

  • Autor/a de la charla: Robert Hammond
  • Fecha de grabación: 2011-03-03
  • Fecha de publicación: 2011-06-30
  • Duración de «Robert Hammond: Construyendo un parque en el cielo.»: 341 segundos

 

Traducción de «Robert Hammond: Construyendo un parque en el cielo.» en español.

La High Line es una vieja línea de tren en altura que va por el medio de Manhattan más de 2 kilómetros.

En un principio fue una línea de carga que iba por la 10ma avenida.

Y se hizo conocida como la «Avenida de la Muerte» porque tanta gente era arrollada por los trenes, que la línea contrató a un hombre a caballo para que fuera adelante, y se hizo conocido como el «Cowboy del West Side».

Pero aún con un cowboy, más o menos una por mes moría atropellada.

Entonces la elevaron.

La hicieron a 10 metros de altura, por el medio de la ciudad.

Pero con el crecimiento del transporte por carretera se usaba cada vez menos.

Y en 1980 pasó el último tren.

Un tren cargado con pavos congelados, dicen, el día de Acción de Gracias proveniente de los mataderos públicos de Nueva York.

Y luego quedó abandonada.

Yo vivo en el barrio, y por primera vez leí sobre esto en el New York Times, en un artículo que decía que iba a ser demolida.

Y supuse que alguien estaba trabajando para preservarla o salvarla y que podía colaborar, pero vi que nadie estaba haciendo nada.

Fui a mi primera reunión de Concejo Comunal, nunca antes había ido a una, y me senté junto a otro hombre llamado Joshua David, que es un escritor de viajes.

Y al final de la reunión nos dimos cuenta que éramos las únicas dos personas algo interesadas en el proyecto.

La mayoría quería tirarla abajo.

Así que intercambiamos tarjetas, y nos estuvimos llamando y decidimos comenzar esta organización, Amigos de la High Line.

El objetivo al principio era sólo salvarla de la demolición, pero luego también quisimos pensar qué podíamos hacer con ella.

Y lo primero que me atrajo o me interesó, fue esta vista desde la calle, que es esta estructura de acero, medio oxidada, esta reliquia industrial.

Pero cuando subí, eran más de 2 kilómetros de flores silvestres corriendo por el medio mismo de Manhattan con vistas al Empire States, a la Estatua de la Libertad y al río Hudson.

Y ahí fue que empezamos realmente; la idea se unificó, hagamos de esto un parque, y dejemos que esté un poco inspirado por este paisaje silvestre.

En ese momento, hubo mucha oposición.

El alcalde Giuliani quería tirarlo abajo.

Voy a obviar del relato un montón de demandas y mucho compromiso de la comunidad.

El alcalde Bloomberg subió y nos brindó mucho apoyo pero aún debíamos demostrar el beneficio económico.

Esto fue luego del 11-S; la ciudad pasaba momentos difíciles.

Entonces encargamos un estudio de factibilidad económica para tratar de demostrar el caso.

Y resultó que teníamos mal los números.

Pensábamos que costaría 100 millones de dólares construirla.

Hasta ahora ha costado 150 millones.

Y el argumento principal era, esto va a sentido económico para la ciudad.

Entonces dijimos: en un período de 20 años, el beneficio para la ciudad por el aumento del valor de las propiedades y el aumento de los impuestos sería de alrededor de 250 millones.

Fue suficiente.

Realmente hizo que la ciudad lo aprobara.

Resultó que estábamos equivocados en eso.

Ahora la gente estima que ha creado alrededor de 500 millones de dólares, o creará de 500 millones de dólares, en ingresos fiscales para la ciudad.

Hicimos una competencia de diseño, seleccionamos un equipo de diseño.

Trabajamos con ellos para crear realmente un diseño que estuviera inspirado en ese paisaje silvestre.

Hay tres secciones.

Abrimos la primer sección en el 2009.

Tuvo más éxito de lo esperado.

El año pasado tuvimos de 2 millones de personas, unas 10 veces más de lo que estimamos.

Este es uno de mis espacios favoritos en la sección uno.

Es este anfiteatro sobre la 10ma Avenida.

Y la primer sección termina en la calle 20 ahora.

La otra cosa, ha generado, obviamente, mucho valor económico; ha inspirado también, creo, mucha de la gran arquitectura.

Hay un punto, uno puede pararse aquí y ver edificios de Frank Gehry, Jean Nouvel, Shigeru Ban, Neil Denari.

El Whitney se muda al centro y está construyendo su museo justo en la base de la High Line.

Esto fue diseñado por Renzo Piano y van a abrir camino en mayo.

Ya hemos comenzado la construcción en la sección dos.

Este es uno de los aspectos entre mis favoritos, este paso elevado donde uno está a 2,5 metros por encima de la High line, pasando a través de un dosel de árboles.

La High Line solía estar cubierta de carteles, entonces le dimos un giro divertido en el cual, en vez de avisos publicitarios, van a mostrar personas en vistas de la ciudad.

Esto fue instalado el mes pasado.

Y luego la última sección iba a ir alrededor de las estaciones, que es el lugar más grande no edificado en Manhattan.

La ciudad ha planificado, para bien o para mal, un desarrollo de 1,1 millón de metros cuadrados circunvalados por la High Line.

Pero lo que realmente, creo, hace a la High Line especial es la gente.

Y, honestamente, aunque me encantan los diseños que estábamos haciendo siempre temía que no me fueran a gustar porque me había enamorado de ese paisaje silvestre — y ¿cómo puede recrearse esa magia? Pero descubrí que tiene que ver con la gente y con el que ésta le da lo que, para mí, la hace tan especial.

Sólo un ejemplo rápido: me di cuenta en cuanto abrimos que estaba toda esta gente tomada de la mano en la High Line.

Y reflexioné, los neoyorquinos no se toman de las manos, simplemente no hacemos eso en público.

Pero lo hacen en la High Line, y creo que ese es el poder que puede un espacio público para transformar la forma en que la gente experimenta su ciudad e interactúa con los demás.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/robert_hammond_building_a_park_in_the_sky/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *