Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Roger Ebert: reconstruyendo mi voz – Charla TED2011

Roger Ebert: reconstruyendo mi voz – Charla TED2011

Charla «Roger Ebert: reconstruyendo mi voz» de TED2011 en español.

Cuando el crítico de cine, Roger Ebert, perdió la mandíbula inferior, perdió también la habilidad de comer y de hablar. Pero no perdió la voz. En una charla conmovedora en TED2011 Ebert, su esposa Chaz, con sus amigos Dean Ornish y John Hunter se reúnen para contar su extraordinaria historia.

  • Autor/a de la charla: Roger Ebert
  • Fecha de grabación: 2011-03-04
  • Fecha de publicación: 2011-04-13
  • Duración de «Roger Ebert: reconstruyendo mi voz»: 1169 segundos

 

Traducción de «Roger Ebert: reconstruyendo mi voz» en español.

Estas son palabras mías pero no es mi voz.

Este es Alex, la mejor voz de computador que he encontrado, parte del equipo corriente de cualquier Macintosh.

En toda mi vida jamás me había detenido a pensar en mi habilidad de hablar.

Era como respirar.

En esos días yo vivía en la ignorancia bendita.

Después que las cirugías de cáncer me dejaron sin posibilidad de hablar, comer o beber, me vi obligado a entrar a este mundo virtual en el que un computador hace parte de mis funciones vitales.

Durante varios días hemos disfrutado oyendo a conferencistas brillantes y elocuentes, aquí en TED.

Yo solía hablar así.

Tal vez no era tan inteligente, pero al menos igual de locuaz.

Quiero dedicar esta charla a la acción misma de hablar y a cómo el hablar o no hablar está tan unido inevitablemente a la propia identidad como para forzar el nacimiento de una nueva persona cuando se la quitan.

Pero he visto que escuchar la voz computarizada durante algún tiempo, puede ser monótono.

Así que he decidido reclutar a algunos de mis amigos de TED para que lean en voz alta, mis palabras.

Empiezo con mi esposa, Chaz, Chaz Ebert: «Fue Chaz quien estuvo a mi lado en todos esos intentos por reconstruir mi mandíbula y restituir mi habilidad de hablar.

Al entrar a la primera cirugía por una recurrencia de cáncer salival en 2006, yo esperaba salir del hospital a tiempo para mi programa de crítica de cine, «Ebert y Roper van al cine».

Había pregrabado suficientes episodios que lo sostuvieran seis semanas, para la cirugía y la recuperación.

Los doctores tomaron parte del peroné de la pierna y algo de tejido de la para armar una nueva mandíbula.

La lengua, la laringe y las cuerdas vocales estaban bien, no habían sido afectadas».


(Risas)

(Risas)
«Era optimista, todo andaba bien.

La primera cirugía fue un éxito.

Me miré al espejo y me veía muy bien.

Dos semanas después, estaba listo para regresar a casa.

Estaba usando el iPod, sonaba la canción de Leonard Cohen «Soy Tu Hombre» dedicada a mis médicos y enfermeras.

De empecé a sangrar descontroladamente.

Se había roto la arteria carótida.

Gracias a Dios todavía estaba en la habitación del hospital y los doctores estaban ahí mismo.

Chaz me dijo que si la canción no hubiese durado tanto, podría haber estado en el auto, en camino a casa, y habría muerto ahí mismo.

Así que, gracias, Leonard Cohen, por salvarme la vida».


(Aplausos)
«Hubo una segunda cirugía — que resistió 5 o 6 días y luego se deshizo.

Luego un tercer intento que me recompuso bastante bien, hasta que falló.

Un médico brasileño me dijo que nunca había visto a nadie sobrevivir una ruptura de carótida.

Cuando salí del hospital, después de un año de hospitalización, había tenido 7 roturas de la arteria carótida.

No hubo un día en especial en que alguien me hubiera dicho que nunca volvería a hablar; era más o menos obvio.

La palabra humana es una ingeniosa manipulación de la respiración dentro de la cámara de sonido que es la boca, con el sistema respiratorio.

Se necesita poder contener y manipular la respiración para conformar sonidos.

Por tanto, el sistema debe ser esencialmente hermético a fin de capturar el aire.

Como había perdido la mandíbula, ya no podía sellarla, y por tanto la lengua y todo el resto del aparato vocal había quedado inutilizable».

Dean Ornish: «Al principio y por un buen tiempo, escribía mensajes en libretas.

Después ensayé la escritura de palabras en el portátil usando la voz que traía.

Esto era más rápido y así nadie tendría que leer mi escritura.

Ensayé varias voces de computador, que hay en línea, y varios meses tuve acento británico que Chaz llamaba, su Señoría Lawrence».


(Risas)
«Era lo más claro que encontré.

Entonces Apple lanzó la voz ‘Alex’ que era la mejor que había escuchado.

Sabía cosas como la diferencia entre una exclamación y una interrogación.

Cuando veía un punto, sabía cómo hacer que la frase sonara como terminada, en lugar de quedarse por allá arriba.

Existen toda clase de programas html que se pueden usar para controlar el ritmo y la inflexión de las voces computarizadas, y los he probado.

Para mí, todos tienen un problema fundamental: son muy lentos.

Si me encuentro en medio de una conversación, necesito digitar rápido y llegar al momento preciso.

La gente no tiene tiempo o paciencia para esperar que toque esas teclas para cada palabra o cada frase.

¿Qué valor le damos a nuestra propia voz?

¿Cómo nos afecta lo que somos como personas?

Si la gente oye a Alex pronunciar mis palabras,

¿sienten una desconexión?

¿Se crea así una separación o distancia entre las personas?

¿Cómo me sentía sin poder hablar?

Me sentía, y todavía lo siento así, muy apartado de la corriente humana.

Me siento muy incómodo cuando no tengo el portátil.

Aún así me doy cuenta que la gente tiene muy poca paciencia con mis dificultades al hablar.

Entonces Chaz sugirió buscar un compañía que hiciera una voz a mi medida usando mi voz del programa de TV de 30 años.

Al principio me opuse.

Pensaba que sería horrible oír mi propia voz saliendo de un computador.

Siempre había algo reconfortante con una voz que no era la mía.

Pero al fin decidí ensayarlo.

Así, contactamos una empresa en Escocia que creaba voces de computador personalizadas.

Nunca antes habían hecho una a partir de material pregrabado Todas sus voces eran hechas por un locutor que grababa palabras en una cabina.

Pero aceptaron ensayarlo.

Les envié entonces muchas horas de grabación de mi voz, incluyendo varias pistas sonoras de comentarios que yo había hecho para películas en DVD.

Y sonaba como si fuera yo.

De verdad.

Había una razón para ello; era yo.

Pero no era tan sencillo.

Las cintas de mi programa de TV no resultaron muy útiles porque había muchas otras clases de audio involucradas — como bandas sonoras de películas, o Gene Siskel discutiendo conmigo».


(Risas)
«Y mis palabras a menudo tenían un énfasis especial que no se ajustaba bien en una frase.

Ahora oirán un ejemplo de esa voz.

Son unos pocos comentarios que grabé para usar cuando con Chaz aparecimos en el programa de Oprah Winfrey.

Y ahí está la voz que llamamos Roger junior o Roger 2.0″ Roger 2.0: «Oprah, no puedo expresar lo maravilloso que es estar de nuevo en tu programa.

Hemos hablado por largo tiempo, y ahora aquí estamos de nuevo.

Esta es la primera versión de mi voz computarizada.

Todavía hay que mejorarla, pero al menos suena como si fuera mía y no como HAL 9000.

Cuando la oí por primera vez, sentí que la columna se me helaba.

Al escribir cualquier cosa, la voz dirá lo que yo haya escrito.

Si leo algo, lo leerá con mi voz.

Estas palabras las escribí con anticipación, pues pensé que no sería muy emocionante sentarse ahí para verme escribir.

La voz fue creada por una compañía en Escocia llamada CereProc.

Me hace sentir bien que muchas de las palabras que están oyendo fueron pronunciadas cuando comentaba ‘Casablanca’ y ‘Ciudadano Kane’.

Es la primera voz creada por ellos para una persona.

Hay muchas voces, muy buenas, disponibles para computadores, pero todas suenan como ajenas, mientras que ésta suena como mía.

Me propongo usarla en TV, radio y en internet.

Las personas que necesitan una voz, deben saber que la mayoría de los computadores vienen con sistemas de voz incorporados.

Muchos ciegos los usan para leer páginas de la red.

Debo decir que desde primer curso, me decían que yo hablaba mucho y todavía puedo hacerlo».


(Risas)
Roger Ebert: «Como pueden oír, suena como si fuera yo pero las palabras saltan.

No es un flujo natural.

Esa buena gente en Escocia está tratando de mejorar mi voz y soy optimista.

Pero hasta ahora, la voz Alex de Apple es lo mejor que he oído.

Abrí un blog para esto y llegó un comentario del actor que hizo la voz de Alex.

Decía que ha grabado interminables horas con varias entonaciones para usarlas con esa voz.

Se necesita una muestra bien grande.

John Hunter: «Toda mi vida fui una máquina parlante.

Ahora ya dije mis últimas palabras, y ni siquiera me acuerdo bien cuáles fueron.

Me siento como el héroe de la historia de Harlan Ellison Titulada ‘No tengo boca y debo gritar’.

El miércoles, David Christian nos explicaba que la raza humana representa un breve instante en la vida del Universo.

Durante la mayor parte de sus millones y miles de millones de años no hubo ninguna vida en la Tierra.

La mayor parte del tiempo en que ha habido vida en la Tierra, no había vida inteligente.

Sólo después que aprendimos a pasar el conocimiento de una generación a la siguiente, la civilización se hizo posible.

En términos cosmológicos, eso ocurrió hace 10 minutos.

Finalmente llegó la herramienta más avanzada y misteriosa de la Humanidad, el computador.

Eso sucedió prácticamente durante mi vida.

Algunos de los famosos primeros computadores se construyeron en mi pueblo, Urbana, el lugar de nacimiento de HAL 9000.

Cuando oí la extraordinaria charla de Salman Khan, el miércoles, sobre la página de la Academia Khan que le enseña cientos de materias a estudiantes de todo el mundo, tuve una retrospección.

Era como 1960.

Como reportero de un diario local, todavía en la escuela secundaria, me enviaron al laboratorio de computación de la Universidad de Illinois para entrevistar a los creadores de algo llamado PLATO.

Por sus iniciales en inglés, Lógica Programada para Operaciones Automáticas de Enseñanza.

Era un sistema de instrucción asistido por computador, que en esa época se corría en un computador llamado ILLIAC.

Los programadores decían que podía ayudar a los estudiantes en su aprendizaje.

Dudo que entonces, hace 50 años, soñaran acaso lo que ha logrado Salman Khan.

Pero ese no es el punto.

El punto es que PLATO apareció hace 50 años, un instante en el tiempo.

Continuó evolucionando y funcionando de una forma u otra en computadores cada vez más sofisticados hasta hace solo cinco años.

Aprendí en Wikipedia que, comenzando con su humilde origen, PLATO se crearon foros, carteleras de mensajes, pruebas en línea correos electrónicos, salas de chat, lenguajes gráficos, mensajería instantánea, pantallas compartidas y juegos con varios participantes.

«Como el primer buscador de la red también fue desarrollado en Urbana, parece que mi pueblo en el sur de Illinois, vio nacer buena parte del universo virtual en línea que hoy ocupamos.

Pero a mí no me mandó aquí la Cámara de Comercio»
(Risas)
«Estoy aquí para comunicar.

Todo esto ha sucedido durante mi vida.

Comencé a escribir en el computador en los años 70 cuando se instaló el primer sistema Atech en el Chicago Sun Times.

Hice cola en Radio Shack para comprar uno de los primeros Modelo 100.

Y cuando le dije a la gente de la sala de prensa de los premios de la Academia que debían instalar líneas telefónicas para conectarse a Internet, no sabían de qué les estaba hablando.

Cuando compré mi primer portátil, era un Rainbow de DEC.

¿Alguien los recuerda?


(Aplausos)
«El Sun Times me envió al festival de de Cannes con un computador portátil del tamaño de una maleta se llamaba ‘Porteram Telebubble’.

Me uní a Compuserve cuando tenían menos afiliados que los seguidores que hoy tengo en Twitter».


(Risas)
CE: «Todo esto sucedió en un parpadeo.

No podemos imaginar lo que sucederá ahora.

Soy increíblemente afortunado por vivir en este momento de la historia.

En verdad, soy afortunado por vivir en esta historia, simplemente, porque sin inteligencia y sin memoria no habría historia.

Por miles de millones de años, el Universo ha evolucionado sin anunciarlo, en absoluto.

Ahora vivimos en la era de Internet, que parece estar creando una nueva forma de conciencia.

Y por esto, puedo comunicarme mejor que nunca.

Nacimos en una caja del tiempo y del espacio.

Utilizamos palabras y comunicaciones para salir de ella y llegar a los demás.

Para mí, Internet comenzó como una herramienta útil y ahora dependo de ella para mi existencia diaria real.

No puedo hablar, sino solo escribir rápido.

Las voces computarizadas a veces no son muy sofisticadas.

pero con mi computador puedo comunicarme más ampliamente que nunca antes.

Siento como si mi blog, mi correo electrónico, Twitter y Facebook me sirvieran de sustituto para las conversaciones cotidianas.

No son mejores pero sí son lo mejor a mi alcance.

Me permiten hablar.

No todos tienen la paciencia de mi esposa Chaz.

Pero en línea todo el mundo habla a la misma velocidad.

Toda esta aventura ha sido una experiencia de aprendizaje.

Cada vez que fallaba una cirugía quedaba con menos carne y menos hueso.

Ahora no queda nada de mi mandíbula.

Al extraer tejidos de la espalda, de ambos lados, las cirugías me dejaron con dolor de y redujeron mi capacidad de caminar fácilmente.

Irónicamente, mis piernas están bien y es la la que me dificulta caminar.

Ustedes me ven hoy; parezco como el Fantasma de la Ópera».

No señor.


(Risas)

(Aplausos)
«Es muy humano que al ver a alguien como yo supongan que he perdido parte de mis encantos.

La gente —»
(Aplausos)
«La gente me habla fuertemente —» Lo siento.

Discúlpenme.


(Aplausos)
«La gente me habla fuerte y lentamente.

A veces suponen que soy sordo.

Algunas personas no quieren hacer contacto visual».

Créanme, no quiso decir eso — Bueno, me limitaré a leer.


(Risas)
Nunca pongan a sus esposas a leer algo así.


(Risas)
«Es humano apartar la vista de las enfermedades.

No disfrutamos recordar nuestra frágil mortalidad.

Por eso es que escribir en Internet se ha convertido en mi salvavidas.

Mis capacidades de pensar y escribir no han sido afectadas.

Y en la red, encuentro expresión con mi voz verdadera.

He conocido muchas personas discapacitadas que se comunican de esta manera.

Uno de mis amigos de Twitter solo puede digitar con los pies.

Uno de los blogs más cómicos de la red lo escribe un amigo mío es ‘Sabihondo Lisiado´ [Smartass Cripple, NT].


(Risas)
«Búsquenlo en Google y les hará reír.

Todos ellos nos están diciendo, de una forma u otra, que hay más de lo que ves a simple vista.

Pero no he venido aquí a quejarme.

Tengo mucho para sentirme aliviado y feliz.

Por ahora parece que ya no tengo cáncer.

Escribo mejor que nunca.

Soy productivo.

Si estuviera en esta misma condición en cualquier otro momento unos pocos instantes cosmológicos antes, estaría aislado como un ermitaño.

Estaría atrapado en mi propia cabeza.

Por el ímpetu del conocimiento humano, gracias a la revolución digital, tengo una voz, y no necesito gritar».

RE: «Un momento.

Tengo algo que añadir.

Un tipo va al psiquiatra.

Éste le dice, ‘Usted está loco’.

El tipo le contesta, ‘Quisiera una segunda opinión’.

El psiquiatra añade, ‘Bien, usted es horrible’.


(Risas)
Ustedes conocen la prueba de la inteligencia artificial — el test de Turing.

Un árbitro humano tiene una conversación con otro humano y con un computador.

Si el árbitro no puede diferenciar entre uno y otro, la máquina ha pasado la prueba.

Ahora propongo una prueba para voces de computador — el Test de Ebert.

Si el computador puede contar un chiste bien con el mismo ritmo y entrega de Henry Youngman, esa es la voz que yo quisiera.


(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/roger_ebert_remaking_my_voice/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *