Llamar para entrar en la habitación

Mi madre entra en mi habitación sin llamar

 




 



A partir de los 11 o 12 años, se hace necesario tener nuestro propio territorio, a resguardo de las miradas de los demás.

Eso conlleva, además, la necesidad de independencia y el deseo de estar solo sin estar aislado.

Madre e hija
Madre e hija

También tú vives a menudo las intrusiones como una molesta vigilancia: es, pues, legítimo pedir que llamen a la puerta antes de entrar, como tú lo haces, sin duda, a la puerta de la habitación de tus padres.




En todos los hogares hay que concienciar a los padres de que los niños y niñas que eran antes sus hijos estan dejando de serlo.

Las normas de la casa deben ser claras y SIEMPRE deben llamar los padres antes de entrar en la habitación del hijo o hija.

Los adolescentes necesitan un espacio de privacidad y nunca se debe invadir la habitación de un adolescente sin permiso.

¿Os ocurre esto? Comentar vuestra situación abajo.




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



2 Comments

  1. mi consejo es que hables muy seriamente con tu madre. Pero es un adolescente y tienes derecho a tener una intimidad. Si derecho, aunque vivas en casa y tus padres deben entender, y respetar, que en ocasiones quieras estar solo.Háblale sinceramente de intimidad y hacerles ver que es imprescindible para ti que llaman a la puerta antes de entrar.

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




: .