Linus Pauling: el químico pacifista



Linus Carl Pauling (o Linus Pauling) nació en Portland, Oregón (EE.UU.), en 1901 y asistió al Oregon State College y al California Institute of Technology, Pasadena (EE.UU.).

En la década de 1920 pasó una temporada en Europa, donde conoció a destacados científicos como Niels Bohr y Erwin Schrödinger y se le despertó el interés por la teoría cuántica.

Fue profesor ayudante en el California Institute of Technology desde 1927, y profesor desde 1931.

De 1936 a 1958 fue director de los laboratorios de química Gates and Crellin y durante la II Guerra Mundial trabajó para la Oficina de desarrollo e investigación científica del gobierno estadounidense.

Pauling contribuyó en gran medida a la comprensión de la estructura de las moléculas y fue galardonado con el premio Nobel de química en 1954 por su trabajo sobre la naturaleza del enlace químico.

Pauling también hizo campaña a favor del tratado para la prohibición de las pruebas nucleares y fue galardonado con el premio Nobel de la paz en 1962, convirtiéndose en una de las pocas personas que ostentan dos premios de esa categoría.

Ocupó diversos cargos académicos durante la década de 1960 y en 1969 fue profesor de química en la universidad de Stanford (EE.UU). Su último puesto fue el de director del Linus Pauling Institute of Science and Medicine de California. Linus Pauling murió en 1994.

Linus Pauling
Linus Pauling

Linus Carl Pauling y su trabajo por la paz

Durante la década de 1950 se preocupó por los peligros de las explosiones radiactivas e hizo campaña contra las pruebas de las armas nucleares.

En 1958 publicó sus opiniones en su libro No más guerras y en el mismo año organizó una protesta contra las pruebas nucleares que fue firmada por más de 11.000 científicos de todo el mundo.

Aunque le fue otorgado el Nobel de la paz en 1962, no se entregó hasta 1963, el año en que se firmó el tratado de prohibición de pruebas.

Durante los años 60 se dedicó a los temas pacifistas y trabajó en el Centro para el Estudio de las Instituciones Democráticas, en Santa Bárbara, California.




 

 

Avances científicos de Linus Carl Pauling

Pauling fue un pensador original, capaz de combinar un extraordinario volumen de conocimiento con una gran habilidad para la intuición creativa.

Su incansable cuestionamiento de la ortodoxia, junto con su determinación para mostrar sus opiniones alternativas iluminó toda su actividad, ya fuera trabajo científico o labor para la paz.

 

Enlaces químicos

El mayor trabajo de Pauling estaba relacionado con la estructura de las moléculas y, en particular, con los enlaces químicos que las mantenían unidas.

Aplicando los principios de la mecánica cuántica, combinados con experimentación sofisticada, fue construyendo gradualmente la mayoría de nuestra moderna concepción de los enlaces químicos.

Resumió sus conclusiones en La naturaleza del enlace químico (1939).

 

Estructuras helicoidales

En la década de 1940 Pauling empezó a observar el modo en que los enlaces químicos pueden afectar a la química y la fisiología de los organismos vivos.

Al trabajar principalemente en las proteínas que se encontraban en la sangre, estableció la importancia de los enlaces de hidrógeno en las proteínas y concluyó que algunas de ellas tenían estructuras helicoidales.

Ésta fue una pista importante para Francis Crick y James Watson, quienes demostraron finalmente en 1953 que el ADN, la molécula que contenía el código genético en los organismos vivos, tenía una estructura de doble hélice.

 

Aportaciones a la medicina

Pauling amplió su trabajo sobre la sangre demostrando que la anemia por células falciformes, una enfermedad hereditaria a menudo mortal, está causada por un defecto genético en la formación de la hemoglobina.

Otra de sus famosas aportaciones a la medicina es más polémica: en 1971 publicó La vitamina C y el resfriado común, donde exponía el valor terapéutico de grandes dosis de vitamina C (ácido ascórbico).

La mayoría de los científicos no creyeron en la idea pero la investigación de los últimos años ha demostrado que el ácido ascórbico ayuda a prevenir la enfermedad en las células causadas por radicales libres, confirmando algunas bases científicas de la teoría de Pauling.

 











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*