Alternativas al capitalismo

 




 



¿Existe alguna alternativa al capitalismo?

Alternativas al capitalismo
Alternativas al capitalismo

Hoy en día, en tiempos de crisis, mucha gente cuestiona el sistema en el que estamos inmersos. El capitalismo. Desde luego algunos males históricos del capitalismo, como la infracción, la pobreza en medio de la riqueza y las crisis profundas, por ejemplo, la gran depresión, o la crisis por la que estamos pasando actualmente, son inherentes a la mala conducta del dinero, por lo que su abolición tendría ciertos aspectos positivos, aunque se producirían daños sociales en medida a un mayor.




Desde el punto de vista teórico, el capitalismo viene dado por el intercambio través del dinero, por lo que la pregunta sería ¿existe alguna alternativa al dinero?  o ¿tendremos siempre necesidad de dinero?

Yo creo que prescindir de él supondría lo mismo que atar una cadena con una bola de plomo al tobillo de una persona. Podríamos andar, pasear y sobrevivir, pero con grandes impedimentos. Por eso creo que sí mañana a volviésemos la moneda, en una semana tendremos que inventar algo para sustituirla.

Y vosotros ¿qué opináis? ¿Se podría vivir sin dinero? ¿Creéis que alguna alternativa?

 




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



6 Comments

  1. El capitalismo es un sistema podrido, injusto y lleno de fisuras. Ahí decenas de alternativas al capitalismo, lo único que pasa es que no se hacen públicas.
    A los medios de comunicación no les interesa hablar de ellas, ya que son parte del sistema capitalista, hasta los más de izquierdas.

    No estoy hablando de un comunismo trasnochado, estoy hablando de sistemas cooperativos, de repartos equitativos de las riquezas, de la vuelta al aprovechamiento de las tierras y respeto a la naturaleza, de energías limpias y renovables en contra del petróleo que mueve el mundo, de la nacionalización de cualquier recurso importante para los países, de sistemas políticos basados en democracias directas y reales.

    Es decir, hablo de un sistema donde lo importante sean las personas, no el dinero. Lo importante sea la felicidad y la vida, no las mercancías y los capitales.

    Me gustaría pensar en esta sociedad no harían falta los políticos, o, al menos, no como los que nos gobiernan hoy en día a las órdenes de los mercados.

    Otra sociedad es posible. Claro que si. Lo que no quieren es que la gente lo vea porque se les acabaría el chollo.

    • Estoy completamente de acuerdo contigo. El sistema capitalista no puede ser, de ninguna forma, el futuro. Para los que dicen que no hay alternativas y que el capitalismo nunca caerá, me gustaría recordarles que todos los sistemas que ha habido hasta este han acabado cayendo. Seguro que los reyes de Francia no pensaban que acabarían en la guillotina. Necesitamos una revolución ya.

  2. Hoy por hoy es muy difícil encontrar una alternativa creíble al capitalismo. Yo creo que el sistema tiene algunos pequeños errores, pero el sistema capitalista es el único sistema válido que puede existir, y un modelo de convivencia que le da 1000 vueltas a cualquier otra alternativa utópica como las que proponen algunos.

  3. A partir de la desintegración del bloque comunista en la década de 1990, el capitalismo se ha afianzado económica e ideológicamente, dado que no existe un modelo económico alternativo. Ya se venía gestando un proceso de concentración del capital en grandes empresas que se fusionaban y la influencia de las multinacionales.

    La aplicación de las nuevas tecnologías y la globalización del mercado y de la producción han supuesto una importante reducción de costes, ya que parte de los procesos productivos se han trasladado a los países del Tercer Mundo, donde los salarios son más bajos que en los países ya industrializados.
    En la década de 1990, las tesis del neoliberalismo a ultranza, propugnado por los economistas de la escuela de Chicago, confirmaron el triunfo total y absoluto del capitalismo.

    Sin embargo, el modelo capitalista actual se enfrenta a graves desequilibrios, tanto en los países desarrollados como en los subdesarrollados.

    En los primeros no se ha conseguido el pleno empleo y se ha ahondado más la brecha que separa las economías de los países industrializados y los países en vías de desarrollo.

    Hoy por hoy no hay alternativa posible, pero tenemos que buscarla ya!!!!

  4. Otra alternativa es El socialismo, que no es un cuerpo doctrinal definido ni puede identificarse con un sistema político determinado.
    Por ello, más que de socialismo habría que hablar de socialismos. Bajo este término se incluye a personas, organizaciones, proyectos políticos, procesos y realizaciones muy dispares, a menudo enfrentados entre sí.

    Generalmente, el socialismo se ha identificado con el movimiento obrero y con los partidos políticos y sindicatos en los que, a partir del s. XIX, se ha encuadrado el proletariado industrial. Pero durante el s. XX surgieron dos corrientes políticas que progresivamente adoptaron orientaciones divergentes plasmadas, por una parte, en los regímenes comunistas que siguieron el modelo soviético, y por otra parte, en la socialdemocracia de los países occidentales. Ante esta bifurcación, el término socialismo tendió a identificarse con la socialdemocracia revisionista, en oposición al comunismo más ortodoxo.

  5. El capitalismo es el sistema económico de producción y distribución de bienes o servicios, basado en tres ejes fundamentales: la propiedad privada, la división del trabajo y el comercio.

    Históricamente, el primer autor que utilizó sistemáticamente el término capitalismo fue K. Marx, principal referente del comunismo, la alternativa al capitalismo

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*