Trastorno de angustia en niños y adolescentes

 




 



Trastorno de angustia  en niños y adolescentes (trastorno de pánico) (TA)

El diagnóstico del trastorno de angustia, con o sin agorafobia, no se a realizado en la población infantil y adolescente hasta la pasada década.

 

Una crisis de angustia es la aparición aislada y temporal de miedo o malestar de carácter intenso, que se acompaña de síntomas somáticos y cognoscitivos.

Se inicia de forma brusca y sus síntomas son:




  • Palpitaciones, sacudidas o elevación de la frecuencia cardiaca.
  • Sudoración, temblores o sacudidas.
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Sensación de atragantarse.
  • Opresión o malestar torácico
  • Nauseas o malestar abdominal
  • Inestabilidad, mareo de desmayo
  • Desrealización o depersonalización
  • Miedo a perder el control o volverse loco.
  • Miedo a morir
  • Parestesias
  • Escalofríos o sofocaciones.

 

Tres tipos de crisis: inesperadas, situacionales, más o menos relacionadas con una situación.

El diagnóstico requiere la presencia de crisis de angustia inesperadas.

La existencia de ataques de pánico espontáneos y trastorno de angustia en niños y adolescentes se ha convertido actualmente en un motivo de controversia.

 

Los niños que sufren este trastorno a menudo son remitidos inicialmente a pediatras o médicos y solo secundariamente a psiquiatras y psicólogos infantiles.




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*